Diabetes mellitus

4 abril 2016

Una dieta con muy bajas calorías puede desencadenar la remisión de la diabetes de tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 18:36

La diabetes de tipo 2 puede ser reversible mediante una dieta con muy bajas calorías durante ocho semanas y el control minucioso del peso corporal hasta por seis meses, muestra una nueva investigación.
Los hallazgos fueron publicados el 21 de marzo de 2016 en la versión electrónica de Diabetes Carepor la Dra. Sarah Steven de Newcastle University, Reino Unido, y sus colaboradores.
“Cuando se establece el diagnóstico, a todas las personas se les debe decir que la diabetes de tipo 2 puede ser reversible mediante una reducción de peso sustancial. En las personas con diabetes de tipo 2 que se sienten mal por su pérdida de la salud, hay una forma genuina de resolverlo. No es una opción fácil, pero hay que considerarla, planificarla y comentarla muy bien con el cónyuge o la pareja”, dijo a Medscape Medical News el investigador Dr. Roy Taylor, también de Newcastle University.
En el estudio de 30 adultos con preobesidad u obesidad y diabetes de tipo 2 de seis meses a 23 años de duración, el peso disminuyó significativamente después de una dieta principalmente líquida de 600 a 700 calorías al día durante ocho semanas y 12 de los 30 individuos (40%) lograron cifras promedio de glucosa plasmática en ayunas (FPG) de menos de 126 mg/100 ml.
Después de un programa intensivo de control de peso, individualizado, durante otros seis meses más, 13 de 30 (43%) mantuvieron una FPG inferior a 126 mg/100 ml, mientras no recibían medicación hipoglucemiante.
“La reducción de peso considerable puede lograrse con una restricción calórica intensa como única medida. La transición desde una dieta líquida con bajas calorías hasta la alimentación normal precisa un control muy minucioso. Este enfoque de dos pasos para la reducción de peso sustancial es eficaz, a diferencia de las creencias actuales con respecto a cómo bajar de peso”, dijo el Dr. Taylor.
Sin embargo, el experto en obesidad, Dr. Arya M. Sharma, de la Universidad de Alberta, Edmonton, se muestra escéptico: “El hecho de que una dieta con bajas calorías contrarreste la diabetes es algo que hemos sabido por mucho tiempo. El aspecto clave aquí no es si la reducción de peso realmente puede contrarrestar la diabetes o lograr su remisión, sino la perdurabilidad del efecto. Por lo que respecta a los estudios de control de la obesidad, seis meses no es mucho tiempo”.
El Dr. Sharma añadió: “Es un estudio de prueba de principio que demuestra que si se reduce peso a través de la dieta, hay buenas probabilidades de que la diabetes remita. Sin embargo, al mismo tiempo, si se vuelve a aumentar de peso, la diabetes se va a reanudar”.
Proceso de dos pasos
La dieta con muy bajas calorías durante ocho semanas consistió en una fórmula líquida tres veces al día que contenía 43% de hidratos de carbono, 34% de proteínas y 19,5% de lípidos, lo que proporcionó alrededor de 624 kcal/día. A los sujetos del estudio también se les permitió consumir verduras sin almidón y se les recomendó beber al menos 2 litros de bebidas sin calorías por día y mantener sus actividades normales. Se brindó apoyo individual por vía telefónica, correo electrónico, mensajes de texto o contacto en directo.
Después de ocho semanas, se comenzaron a reinstaurar gradualmente los alimentos sólidos en cantidades para mantener el peso (alrededor de 1600 a 2000 kcal por día, aunque hubo una mayor atención al peso de las porciones de los alimentos).
Se realizaron estudios durante un mínimo de seis días después de la reanudación completa de los alimentos sólidos. Se definió la remisión de la diabetes como una FPG de menos de 126 mg/100 ml y se utilizó este nivel para definir a los que “respondieron” a la dieta con muy bajas calorías.
Durante la fase de mantenimiento del peso de seis meses, los participantes recibieron un programa individualizado estructurado que incluyó establecimiento de metas, planificación de acciones e identificación de obstáculos, con revisiones mensuales.
Los sujetos con concentraciones de glucosa en ayunas de más de 180 mg/100 ml en dos ocasiones recibieron medicación hipoglucemiante. Sólo un paciente se excluyó después que deliberadamente no alcanzó el objetivo de reducción mínima de peso de 3,8%, por lo que quedaron 29 en la muestra final.
Resolución de la diabetes
Tomando en cuenta todo el grupo, el peso descendió de 98,0 kg al inicio hasta 83,8 kg durante la alimentación con muy bajas calorías (p < 0,001) y se mantuvo en 84,7 kg después de seis meses.
Los participantes que alcanzaron una FPG de menos de 126 mg/100 ml después de regresar a los alimentos sólidos para mantener el peso se consideraron como individuos con respuesta.
En los que respondieron, la FPG descendió de 160 mg/100 ml a 112 mg/100 ml (p = 0,002) en la fase de mantenimiento y permaneció constante en cerca de 111,6 mg/100 ml sin algún fármaco hipoglucemiante. En los que no respondieron, la FPG descendió de 238 mg/100 ml a 196 mg/100 ml (p = 0,016) y se mantuvo constante en 169,2 mg/100 ml.
El incremento en la FPG durante las dos semanas desde la terminación de la dieta con muy bajas calorías hasta el restablecimiento con una dieta isocalórica fue significativamente mayor en los que no respondieron, de los cuales seis reiniciaron la medicación antidiabética durante el periodo de mantenimiento de seis meses.
La HbA1c se mantuvo estable durante todo el periodo de seis meses en los dos grupos (respondedores: 5,8% a 5,9%, p = 0,540; y no respondedores: 8,0% a 7,8%, p = 0,481).
Tanto respondedores como no respondedores mantuvieron mejoras significativas en la presión arterial, los triglicéridos y las concentraciones de colesterol no de HDL después de la dieta con muy bajas calorías y mantuvieron estas concentraciones durante el periodo de mantenimiento de seis meses.
Respondedores frente a no respondedores
La reducción de peso lograda después de la dieta con muy bajas calorías fue similar entre respondedores y no respondedores (15,8% frente a 13,6%; p = 0,06) y el peso se mantuvo constante durante seis meses en los dos grupos.
Los respondedores tuvieron una duración de la diabetes más breve (3,8 frente a 9,8 años; p = 0,007) y eran más jóvenes (52,0 frente a 59,9; p = 0,032) que los no respondedores. Los respondedores también tuvieron concentraciones de glucosa en ayunas más bajas (p < 0,001) y concentraciones de insulina sérica más altas al inicio (p = 0,005) y lograron una concentración de glucosa en ayunas que se correlacionó positivamente con la duración de la diabetes (p = 0,001).
Las concentraciones plasmáticas de insulina descendieron en los dos grupos después de la dieta con muy bajas calorías y se mantuvieron estables durante toda la fase de mantenimiento de peso.
La respuesta a la insulina en la primera fase se redujo notablemente al inicio en no respondedores en comparación con respondedores (p = 0,002). La respuesta mejoró en respondedores (p = 0,03) y hubo un pequeño incremento en los no respondedores (p = 0,04). La secreción de insulina en la primera fase no se modificó durante el periodo de mantenimiento del peso en respondedores y en no respondedores.
“Las personas con una duración muy prolongada de la diabetes simplemente no recuperan las concentraciones de glucosa no diabéticas. Demostramos que esto se debió a que sus páncreas han pasado a un punto de no retorno; después de 10 o más años de diabetes sus células productoras de insulina verdaderamente resultaban insuficientes. Sin embargo, se suspende la evolución este proceso de insuficiencia durante la reducción de peso”, comentó el Dr. Taylor.
¿Pero es éste un enfoque práctico? Sólo el tiempo lo dirá
El Dr. Sharma no está en desacuerdo con los hallazgos, pero simplemente duda que sea logrables en la mayoría de las personas.
“Este no es un estudio de la vida real. Es un estudio de prueba de principio que nos recuerda que la reducción de peso puede dar por resultado la remisión de la diabetes. Lo que realmente nos señala es la necesidad de mejores tratamientos para la obesidad. Aunque este tratamiento fue eficaz en este estudio, no es el enfoque práctico para tratar la obesidad a largo plazo”.
No obstante, se están realizando por lo menos otros dos estudios en los que se utiliza un enfoque de muy bajas calorías, ambos financiados por el sistema comercial para bajar de peso Cambridge Weight Plan.
En el estudio DIRECT (Estudio clínico de remisión de la diabetes) del grupo del Dr. Taylor, se distribuirá de manera aleatoria a cerca de 150 personas obesas con diabetes de tipo 2 para recibir una dieta líquida de 800 kcal/día o tratamiento habitual durante 8 a 20 semanas, y después se reinstaurará el alimento y seguirá un periodo de observación de dos años para documentar la perdurabilidad.
En el otro estudio más extenso, llamado PREVIEW, se está investigando un método similar en más de 2000 adultos con prediabetes en ocho centros europeos. Este estudio comenzó con una dieta de 800 a 1000 kcal/día, y los que reduzcan por lo menos 8% de su peso inicial ingresarán en los programas de mantenimiento para reducir de peso. Los resultados de este estudio, financiado por una beca de la Unión Europea, se esperan para 2018.
El presente estudio fue financiado por una Beca del Centro de Investigación Biomédica de Newcastle del National Institute of Health y una beca para investigación de la Fundación para la Investigación Novo Nordisk UK. Las organizaciones financiadoras no tuvieron ninguna participación en algún aspecto del diseño o la redacción del estudio. Nestlé UK proporcionó OPTIFAST a petición pero no tuvo ninguna otra injerencia en la investigación. El Dr. Taylor ha recibido honorarios por conferencias de parte de Novartis, Novo Nordisk y Lilly, y por contribuir a dirigir un seminario de Nestlé en la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes. Los coautores no tienen ningún conflicto de interés económico que declarar. El Dr. Sharma presta sus servicios como asesor/consultor para Novo Nordisk, Takeda, Ethicon y Zafgen.
Miriam E. Tucker
31 de marzo de 2016
© 2016 Medscape © 2016 WebMD, LLC
Citar este artículo: Una dieta con muy bajas calorías puede desencadenar la remisión de la diabetes de tipo 2. Medscape. 31 de marzo de 2016.

http://espanol.medscape.com/verarticulo/5900289_2

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus