Diabetes mellitus

18 octubre 2015

Tomar antihipertensivos en la noche puede prevenir la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:30

Expertos que realizaron una  nueva investigación informan que el momento en que se toman los antihipertensivos podría influir mucho en si se contrae o no diabetes tipo 2. En específico, los investigadores españoles hallaron que tomar los antihipertensivos a la hora de irse a la cama, en lugar de esperar hasta la mañana, podría reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2 en más de la mitad de los casos.

Las personas con hipertensión tienden a que su presión arterial no se reduzca sustancialmente durante el sueño (hipertensión nocturna durante el sueño),  lo que sí sucede en las  personas  sanas. En un estudio inicial, los investigadores encontraron que los hipertensos nocturnos tenían un riesgo más elevado de contraer diabetes tipo 2, en comparación con las personas cuya presión arterial se reducía de forma normal durante el sueño.

Un ensayo clínico de seguimiento llevado a cabo por el mismo grupo de investigadores reveló que tomar antihipertensivos justo antes de irse a la cama ayudaba a reducir la presión arterial de una persona durante el sueño, al igual que el riesgo de diabetes tipo 2.

Por cada reducción de 14 puntos en la presión arterial sistólica promedio durante el sueño de una persona, se experimentaba una reducción del 30 por ciento en el riesgo de contraer diabetes tipo 2, señaló el autor líder, el Dr. Ramón Hermida. La presión arterial sistólica es el número superior en una medida de la presión arterial.

Tras mostrar que una reducción de la presión arterial durante el sueño se asociaba con un riesgo más bajo de diabetes tipo 2, los investigadores decidieron ver si tomar una dosis diaria completa de uno o más antihipertensivos a la hora de acostarse podía reducir incluso más el riesgo de diabetes tipo 2 de una persona.

En el ensayo clínico participaron más de 2,000 personas con hipertensión y sin diabetes. Se asignaron al azar a tomar todos sus antihipertensivos a primera hora de la mañana o justo antes de irse a la cama. Durante un seguimiento promedio de seis años, 171 de los participantes contrajeron diabetes tipo 2, según el estudio.

Los voluntarios del estudio del grupo de tratamiento a la hora de acostarse experimentaron una reducción significativa en su presión arterial durante el sueño, y la hipertensión nocturna (“non-dipping”) solo ocurrió en un 32 por ciento de ese grupo, frente a un 52 por ciento de los pacientes que tomaron sus fármacos en la mañana, según los resultados del estudio.

El estudio encontró que el riesgo de contraer diabetes tipo 2 era un 57 por ciento más bajo en el grupo tratado a la hora de acostarse que en el grupo matutino, después de que los investigadores ajustaron otros factores que complicaban la ecuación.

Específicamente, las probabilidades de diabetes tipo 2 se redujeron en un 61 por ciento en las personas que tomaban un bloqueador de los receptores de la angiotensina a la hora de acostarse, en comparación con tomarlo en la mañana. Los que tomaban un inhibidor de la ECA de noche experimentaron una reducción del 69 por ciento en las probabilidades. Las personas que tomaban bloqueadores beta redujeron sus probabilidades de la enfermedad del azúcar en la sangre en un 65 por ciento cuando tomaron su medicamento de noche, reportaron los investigadores.

“Tomar los antihipertensivos a la hora de irse a dormir, en lugar de al despertarse por la mañana, mejoró el control de la presión arterial durante el sueño, y redujo de forma marcada el riesgo de diabetes [tipo 2]”, aseguró Hermida.

Unos estudios anteriores no lograron mostrar que los antihipertensivos tuvieran ningún beneficio para la prevención de la diabetes tipo 2, pero quizá esos estudios estuvieran sesgados porque se pidió a las personas que tomaran los fármacos por la mañana, planteó Bloomgarden.

“Normalmente administramos los medicamentos por la mañana, no por la noche”, dijo. “Quizá el momento ideal para el tratamiento de la presión arterial sea de noche”.

Los hallazgos de la nueva investigación aparecen en la edición en línea del 23 de septiembre de la revista Diabetologia.
________________________________________
FUENTES: Ramon Hermida, Ph.D., professor of medicine, University of Vigo, Spain; Zachary Bloomgarden, M.D., clinical professor of medicine, Mount Sinai Icahn School of Medicine, New York City; Sept. 23, 2015, Diabetologia

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus