Diabetes mellitus

14 agosto 2014

La FDA aprueba el Jardiance para el tratamiento de la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:38

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó hoy los comprimidos de Jardiance (empagliflozina) como complemento de una dieta balanceada y el ejercicio para mejorar control de la glucemia en adultos con diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 2 afecta a aproximadamente 26 millones de personas y representa más del 90 por ciento de los casos de diabetes diagnosticados en los Estados Unidos. Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre pueden elevar el riesgo de sufrir complicaciones graves; entre ellas, afecciones cardiacas, ceguera, y daños renales y del sistema nervioso.

“El Jardiance ofrece una alternativa de tratamiento adicional para la atención de los pacientes con diabetes tipo 2″, afirma el Dr. Curtis Rosebraugh, M.D., M.P.H., director de la Oficina de Evaluación de Medicamentos II, del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA. “Puede usarse sólo o incorporado a regímenes de tratamiento existentes para controlar los niveles de azúcar en la sangre en el manejo general de la diabetes”.

El Jardiance es un inhibidor del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2), que funciona impidiendo que los riñones reabsorban la glucosa (el azúcar de la sangre), aumentando su excreción y reduciendo su nivel en la sangre en los diabéticos con niveles altos de glucosa en la sangre. La seguridad y la eficacia del medicamento fueron evaluadas en 7 ensayos clínicos, en los cuales participaron 4,480 pacientes con diabetes tipo 2 que tomaron Jardiance. Los ensayos cruciales mostraron mejoras en los niveles de hemoglobina A1c (una medida del control del azúcar en la sangre), en comparación con el placebo.

El Jardiance se ha estudiado como una terapia independiente, así como en combinación con otras terapias para la diabetes tipo 2, que incluyen la metformina, las sulfonilureas, la pioglitazona y la insulina. El Jardiance no debe usarse para tratar a personas con diabetes tipo 1; a quienes presentan un número elevado de cetonas en la sangre o la orina (cetoacidosis diabética); ni a quienes tengan problemas renales graves, una insuficiencia renal en fase terminal o a pacientes sometidos a diálisis.

La FDA está exigiendo que se someta al Jardiance a cuatro estudios una vez que empiece a comercializarse:

-La compleción de un ensayo de consecuencias cardiovasculares ya en marcha.

-Un estudio farmacocinético-farmacodinámico pediátrico.

-Un estudio para evaluar su seguridad y eficacia pediátrica; como parte de este estudio, se evaluará su efecto sobre la salud y el desarrollo de los huesos.

-Un estudio de toxicidad en (animales) jóvenes de carácter no clínico, con una atención especial al desarrollo de los riñones y de los huesos, y al crecimiento.

El Jardiance puede ocasionar deshidratación, llevando a una caída de la presión arterial (hipotensión) que puede ocasionar mareos o desmayos y un deterioro de la función renal. Los ancianos, los pacientes con un funcionamiento renal deficiente y aquellos que toman diuréticos para tratar otras afecciones parecen ser los más susceptibles de correr este riesgo.

Los efectos secundarios más comunes del Jardiance son las infecciones del tracto urinario y las infecciones genitales en las mujeres.

El Jardiance es distribuido por Boehringer Ingelheim Pharmaceuticals, Inc., con sede en Ridgefield, Connecticut.

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos tanto veterinarios como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados al uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos dietéticos, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la regulación de los productos de tabaco.

August 1, 2014

Comunicado

http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/ComunicadosdePrensa/ucm407778.htm

Una mutación genética podría hacer que la comida sea más tentadora

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:18

Algunas personas obesas tienen una mutación genética que parece aumentar la actividad de los centros de recompensa del cerebro cuando ven la comida, informan unos investigadores.

Obtener una mejor comprensión de cómo esta mutación desencadena los sentimientos de placer y gratificación al ver alimentos con un alto contenido calórico, como el chocolate, podría ayudar a mejorar las estrategias diseñadas para evitar que se coma en exceso, sugirieron los científicos.

Más de un tercio de los adultos estadounidenses son obesos. La obesidad viene provocada normalmente por una combinación de comer demasiado, la falta de actividad física y la genética. La causa genética más común de la obesidad es una mutación del gen del receptor de la melanocortina 4 (MC4R), explicaron los investigadores británicos.

Para realizar su estudio, publicado el 30 de julio en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, los científicos compararon a 8 personas obsesas que tenían la mutación del gen MC4R con 10 personas que tenían sobrepeso u obesidad que no tenían la mutación genética, y con 8 personas que tenían un peso normal.

Mediante el uso de IRM los autores del estudio observaron cómo las fotografías de alimentos tentadores, como el pastel de chocolate, activaban los centros de recompensa de los cerebros de los participantes. Su respuesta a las fotografías de alimentos apetitosos se comparó entonces con el efecto de las imágenes de alimentos insípidos, como el arroz o el brócoli, y de objetos, como grapadoras.

Sorprendentemente los participantes que tenían la misma edad y peso reaccionaron de manera distinta a las imágenes de alimentos apetitosos, descubrieron los investigadores. Los escáneres cerebrales revelaron que las personas obesas con la mutación genética y los participantes que tenían un peso normal presentaban un aumento de la actividad similar en los centros de recompensa cerebrales. Por otra parte, los centros de recompensa de las personas obesas y con sobrepeso que no tenían la mutación genética se mostraron poco activos.

“Los centros de recompensa del cerebro se activaron cuando las personas con la mutación y las personas con un peso normal vieron imágenes de alimentos apetitosos. Pero las personas con sobrepeso sin la mutación no presentaron el mismo nivel de respuesta”, dijo la investigadora principal, la Dra. Agatha van der Klaauw, de Instituto Wellcome Trust-MRC de Ciencias Metabólicas del Hospital de Addenbrooke en Cambridge, Inglaterra, en un comunicado de prensa de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society).

“Por primera vez, vemos que la vía del MC4R participa en la respuesta el cerebro a la comida y que tiene una actividad baja en algunas personas con sobrepeso. La comprensión de esta vía podría ayudar al desarrollo de intervenciones que limiten el consumo excesivo de alimentos muy sabrosos que pueden llevar al aumento de peso”, explicó.

MIÉRCOLES, 30 de julio de 2014 (HealthDay News) —

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_147623.html

Unos niveles más altos de grasa marrón podrían reducir las probabilidades de obesidad y diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:16

adipocitos

Las personas con unos niveles más altos de grasa marrón tienen un riesgo más bajo de obesidad y diabetes, sugiere un estudio reciente.

A diferencia de la grasa blanca, que reduce la sensibilidad a la insulina, los investigadores hallaron que la grasa marrón en realidad mejora la sensibilidad a la insulina, el control del azúcar en sangre y el metabolismo que quema la grasa.

“Es una buena noticia para las personas con sobrepeso y obesas”, aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Texas Labros Sidossis, profesor de medicina interna de la división de medicina geriátrica de la Rama Médica de la universidad, en Galveston. “Es una gran noticia para las personas con resistencia a la insulina y la diabetes, y sugiere que la grasa marrón podría resultar ser un importante tejido antidiabético”.

Las investigaciones anteriores han sugerido que la grasa marrón desempeña un rol en la regulación de la temperatura corporal, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Para llevar a cabo el nuevo estudio, que aparece en una edición reciente de la revista Diabetes, los investigadores compararon el gasto de energía, el uso del azúcar en sangre y la sensibilidad a la insulina en reposo de un grupo de hombres sanos similares con unos niveles altos o bajos de grasa marrón.

Los hombres fueron expuestos a unas temperaturas normales o ligeramente frías durante cinco a ocho horas. En ese tiempo, los investigadores analizaron muestras de su sangre y su respiración para monitorizar los cambios en sus niveles de hormonas, azúcar en sangre e insulina. Los investigadores también controlaron el consumo de oxígeno en todo el cuerpo y las tasas de producción de dióxido de carbono.

También se tomaron muestras de grasa marrón y blanca. Los investigadores examinaron esas muestras para ver si había cualquier diferencia en la producción de energía de las células y la expresión genética.

Cuando se expone a unas temperaturas ligeramente frías, la grasa marrón puede fomentar el gasto de energía y quemar calorías, reveló el estudio.

“Mostramos que la exposición a un frío ligero aumentó el gasto de energía en todo el cuerpo, aumentó la eliminación de la glucosa [el azúcar en sangre] de la circulación, y mejoró la sensibilidad a la insulina en los hombres que tienen unas cantidades significativas de [grasa] marrón”, explicó Sidossis. “Estos resultados respaldan la idea de que la [grasa] marrón podría funcionar como un tejido antiobesidad y antidiabetes en los humanos”.

Aunque el estudio mostró una asociación entre los niveles de grasa marrón y una reducción en el riesgo de obesidad y diabetes, no probó causalidad.

LUNES, 28 de julio de 2014 (HealthDay News) —

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of Texas Medical Branch at Galveston, news release, July 23, 2014

HealthDay

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_147551.html

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus