Diabetes mellitus

12 diciembre 2013

Inhibidores de la DPP-4 e insuficiencia cardíaca: estar vigilantes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 17:07

MELBOURNE, Australia. Los pacientes con diabetes tipo 2 en riesgo o que hayan padecido de insuficiencia cardíaca no están imposibilitados de recibir tratamiento con inhibidores de la DPP-4, de acuerdo al criterio de expertos en el Congreso Mundial de Diabetes, realizado recientemente en Melbourne, Australia. Deben ser controlados estrechamente durante los primeros 6 meses del tratamiento, ya que de acuerdo a los resultados del ensayo denominado SAVOR-TIMI 53 indican que los casos de insuficiencia cardíaca ocurren durante los primeros 6 meses del tratamiento, con el empleo de saxagliptina(Onglyza, Bristol-Myers Squibb/AstraZeneca). Posteriormente la diferencia en la hospitalización por insuficiencia cardíaca entre los que utilizaban saxagliptina o placebo no resultaron significativas, según Itamar Raz del hospital de la universidad de Hadassah, Jerusalén, Israel, que presentó el informe en el congreso. Raz es el principal investigador del ensayo.Él dijo a los asistentes que él cree que el encontrar  un riesgo levemente creciente para insuficiencia cardíaca con saxagliptina es probablemente verdadero y que es probablemente un efecto de clase, porque la tendencia hacia un aumento en la hospitalización para insuficiencia cardíaca también fue observada en la investigación de resultados cardiovasculares con alogliptina contra el estándar del cuidado en pacientes con  diabetes tipo 2  y síndrome coronario agudo (EXAMINAR) que evaluaron  otro inhibidor de la DPP-4 , alogliptina (Takeda). Pero el mecanismo no se conoce, ya que no encuentran ninuna evidencia de un efecto directo de la saxagliptina sobre el miocardio. El estudio con otro inhibidor DPP-4, vildagliptina (Galvus, Novartis) de VIVIDD, durante un año, no demostró un aumento en la ocurrencia de insuficiencia cardíaca  en los pacientes que fueron tratados con la droga, pero presentaron un aumento en la presión sistólica y diastólica. “puede ser que sea  que tienen cierta clase de efecto sobre el corazón, pero realmente no tenemos una explicación,” comentó Raz. Y desafortunadamente no hay datos de ecocardiografía de SAVOR-TIMI 53 ni de EXAMINAR que aclaren el tipo de insuficiencia cardíaca que ha ocurrido. Hay que esperar los resultados del estudio TECOS(resultados cardiovasculares con sitagliptina) de ese otro inhibidor de la DPP-4(Januvia, Merck). Una discusión adicional existió en relación con que los inhibidores de la DPP-4 incrementarían el ritmo cardíaco por acciones sobre los receptores a GLP-1 en las aurículas. Al final de la discusión se concluye que aún no sabemos lo que está ocurriendo en realidad.

Jonatán Shaw, MD, , del instituto del corazón y de la diabetes en Melbourne, comentaba : “hay muchos de incertidumbre, pero… algunos de los datos que hemos visto hoy me darían probablemente un poco más de una sensación más fuerte que esto es un efecto verdadero sobre la insuficiencia cardíaca. Pero incluso si acepté que  saxagliptina u otros inhibidores de la DPP-4  precipitan la aparición de insuficiencia cardíaca, el riesgo sigue siendo relativamente pequeño, y tengo una la impresión que sigue siendo un riesgo más pequeño que el de la hipoglicemia.”

“Hay por lo menos tanto riesgo en la adición de una sulfonilurea o de una insulina en una persona con diabetes tipo 2  e insuficiencia cardíaca”, dijo el Dr. Shaw, porque estos agentes con más probabilidad causan hipoglicemia, y aunque éste no va necesariamente a causar otros problemas cardiacos, “es sin embargo una población vulnerable , incluso si como cuando nos caemos,  el caer provocaria la fractura del cuello del fémur,” él señaló. “pienso en eso para la mayoría de los pacientes, ese riesgo es probablemente mayor que el riesgo posible de la falla cardíaca.”

Hay que estar atentos en pacientes con diabetes tipo 2, con riesgo de insuficiencia cardíaca al indicar inhibidores de la DPP-4.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus