Diabetes mellitus

28 noviembre 2013

Como reducir la acrilamida en la dieta

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 17:06

papitas-fritas

Si está tratando de bajar de peso, tal vez ya le esté pidiendo a su mesero que no le traiga esas papas fritas. Pues bien, ahora hay otro beneficio para la salud que puede aprovechar: reducir el consumo de ciertas comidas fritas también puede ayudarle a disminuir la cantidad de la acrilamida que ingiere.

Eso es bueno, ya que se ha descubierto que altos niveles de acrilamida causan cáncer en animales y, basándose en eso, los científicos creen que es probable que también cause cáncer en los seres humanos.

La química Lauren Robin, de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), explica que la acrilamida es un compuesto químico que puede formarse en algunos alimentos -principalmente en los de origen vegetal- durante los procesos de cocinado a altas temperaturas, como freír y hornear. Entre éstos están las papas, los cereales, el café, las galletas saladas o el pan, las frutas secas, y muchos otros alimentos. Según la Asociación Nacional de Productores de Alimentos (Grocery Manufacturers Association), la acrilamida está presente en el 40 por ciento de las calorías de la dieta que consume el estadounidense promedio.

Si bien la acrilamida probablemente ha existido desde que la gente ha horneado, asado, tostado o freído la comida, no es sino hasta 2002 que los científicos descubrieron por primera vez esta sustancia química en los alimentos. Desde entonces, la FDA ha venido investigando de manera activa sus efectos, así como las medidas posibles para reducir su consumo. Hoy, la FDA publica un documento preliminar que plantea estrategias prácticas para ayudar a que los productores, los fabricantes y los concesionarios del ramo alimenticio reduzcan la cantidad de acrilamida presente en los alimentos a los que se asocia con altos niveles de la sustancia química.

Además, hay varias medidas que usted y su familia pueden tomar para reducir la cantidad de acrilamida en los alimentos que consumen.

La acrilamida se forma a partir de azúcares y un aminoácido que están presentes de manera natural en los alimentos. No se forma, o se forma a niveles más bajos, en los productos lácteos, cárnicos y de pescado. Su formación ocurre cuando los alimentos se cocinan en el hogar y en restaurantes, así como cuando se producen comercialmente.

“Hablando en términos generales, la acrilamida es más probable que se acumule cuando el cocinado tiene lugar por periodos prolongados o a altas temperaturas”, explica Robin. Por lo general, no se forma acrilamida al hervir y cocer al vapor los alimento

Consejos para reducir el consumo de la acrilamida

Dada la presencia generalizada de la acrilamida en los alimentos, no es posible eliminarla por completo de nuestra dieta, afirma Robin. Y tampoco es necesario. Eliminar uno o dos alimentos de su dieta no tendría un efecto significativo sobre la exposición total que tiene a la acrilamida.

No obstante, éstas son algunas medidas que puede tomar para ayudar a reducir la cantidad de acrilamida que usted y su familia consumen:

- Freír alimentos causa la formación de acrilamida. Si fríe papas congeladas, siga las recomendaciones del fabricante en cuanto al tiempo y la temperatura, y evite cocinarlas de más, hacerlas extra crujientes o quemarlas.

- Tueste el pan hasta que adquiera un color dorado claro, en vez de uno oscuro. Evite comer las partes demasiado oscuras.

- Cocine los productos de papa rebanados, tales como papas a la francesa congeladas, hasta que adquieran un color amarillo dorado, en vez de un tono marrón oscuro. Las partes marrones tienden a contener más acrilamida.

- No guarde las papas en el refrigerador, ya que esto puede elevar la cantidad de acrilamida al cocinarlas. Manténgalas fuera del refrigerador en un lugar oscuro y fresco, tal como un armario o una alacena.

La FDA también recomienda que adopte un plan de alimentación sano, acorde con la Guía de alimentación para los estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans), que incluya:

– Comer abundantes frutas, verduras, cereales integrales y productos lácteos descremados o bajos en grasa.

– Carnes magras, aves, pescado, frijoles, huevos y nueces.

– Opte por alimentos bajos en grasas saturadas, grasas trans (que elevan su nivel de colesterol malo, con lipoproteínas de baja densidad, y disminuyen el del colesterol bueno, con lipoproteínas de alta densidad, además de que está relacionado con los infartos de miocardio), colesterol, sal y azúcares añadidos.

Este artículo está disponible en la página de Artículos para el consumidor de la FDA, en la cual se publican las últimas novedades sobre todos los productos controlados por la FDA.

14 de noviembre de 2013

http://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm375010.htm

Comer más saludablemente mejora el proceso de envejecimiento

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:55

ensladas-y-vegetales

La alimentación de una mujer a los 50 y 60 años influiría en su envejecimiento.

La mayoría de las enfermedades aparecen después de muchos años. Por eso, para Cecilia Samieri hay que prestar atención a los riesgos de salud en el curso de la vida y no sólo en la vejez.

“La mitad de la vida es un período especial. Por ejemplo, la aterosclerosis en las cardiopatías (y) las lesiones cerebrales de la demencia comienzan a evidenciarse en la mediana edad”, dijo la especialista por correo electrónico. Samieri es investigadora del INSERM de Francia y participó de un nuevo estudio publicado en Annals of Internal Medicine con un equipo del Hospital de Brigham y las Mujeres y de Facultad de Salud Pública de Harvard, Boston. El estudio incluyó a 10.670 mujeres que participaban del estudio conocido como Nurses’ Health Study, que comenzó en 1976.

En la década de 1980, tenían entre 55 y 65 años y no habían desarrollado enfermedades crónicas. Las participantes habían respondido dos cuestionarios sobre alimentación en 1984 y luego en 1986.

El equipo les asignó un puntaje de acuerdo con la similitud de sus dietas con un índice de alimentación saludable o la dieta mediterránea. Estudió cómo envejecían hasta el 2000, cuando tenían más de 70 años.

Los autores definieron “envejecimiento saludable” como la ausencia de las principales enfermedades crónicas, deterioro físico, trastornos mentales o problemas cognitivos. Esa definición se aplicaba al 11 por ciento (1.171 mujeres). El resto estaba envejeciendo normalmente.

Para evaluar la calidad de la dieta se utilizó una escala del cero (poco saludable) al 110 (más saludable). La dieta de las mujeres que envejecían saludablemente obtuvo unos 53,2 puntos, mientras que la dieta de las mujeres que envejecían normalmente recibió unos 50,6 puntos.

La escala para valorar la similitud con la dieta mediterránea era de cero a nueve: a mayor valor, una dieta más saludable. Las mujeres que envejecían saludablemente obtuvieron unos 4,5 puntos, mientras que las que lo hacían normalmente alcanzaron los 4,3 puntos.

Además, las participantes que envejecían saludablemente eran menos propensas a ser obesas o fumar y hacían más ejercicio que el otro grupo.

La hipertensión y el colesterol elevado no eran tan frecuentes como en las que envejecían normalmente.

Comer más saludablemente reducía un 34-46 por ciento el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas o deterioro en la vejez, tras considerar otros factores asociados.

Aun así, el equipo aclaró que el estudio no prueba que la dieta fuera la causa del envejecimiento saludable.

Aunque el estudio se limitó a las mujeres, Samieri consideró que la asociación podría darse en ambos sexos.

“Sabemos que una dieta equilibrada y con vegetales, similar a la mediterránea, la DASH y hasta MyPlate (de www.choosemyplate.gov), es saludable para el corazón”, dijo Joan Salge Blake, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética, pero que no participó del estudio.

Las cardiopatías son la primera causa de muerte en Estados Unidos y el sobrepeso y la obesidad elevan el riesgo cardiovascular.

“Nunca es demasiado tarde para mejorar la alimentación y el estilo de vida”, aseguró Salge Blake, quien sugirió consumir más granos integrales, frutas, verduras, lácteos descremados, carne y pollo, y por lo menos dos porciones de pescado por semana.

Shereen Jegtvig

FUENTE: Annals of Internal Medicine

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=82128&uid=445164&fuente=inews

Atención hospitalaria en la gestante con diabetes

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 16:42

Atención hospitalaria en la vigilancia obstétrica y metabólica de la gestante diabética, una experiencia de trabajo

Dra. Sarah Osorio León, Dr. Julián Barrera Sotolongo, Dr. Maikel Guzmán

Hospital General Docente Ciro Redondo García. Artemisa, Cuba.

Aflibercept en el tratamiento del edema macular diabético

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 16:37

edema-macular

Bayer ha presentado a  la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) la solicitud de una nueva indicación para aflibercept solución inyectable: el tratamiento de pacientes con Edema Macular Diabético (EMD). En Estados Unidos, Regeneron ha presentado a la Food and Drug Administration (FDA) la correspondiente solicitud de licencia para un medicamento biológico  para aflibercept en esta indicación.

“El número de pacientes con diabetes en el mundo continúa aumentando y con ello la necesidad de nuevas opciones de tratamiento. El EMD afecta a muchos pacientes, menores incluso de 50 años, y esta deficiencia visual afecta a sus tareas cotidianas, impactando  en su calidad de vida, independientemente de la edad”, afirma el Dr. Kemal Malik, Miembro del Comité Ejecutivo de Bayer HealthCare y Jefe de Desarrollo Global. “Con esta solicitud, Bayer y Regeneron esperamos poder contribuir a aliviar el impacto de esta enfermedad en un futuro.”

La solicitud de autorización de aflibercept para el tratamiento del EMD se basa en los resultados positivos de los estudios fase III VISTA-DME y VIVID-DME, que se han presentado en congresos médicos en Estados Unidos y Europa. Ambos estudios están programados para continuar hasta las 148 semanas.

Sobre el programa Fase III EMD

El programa Fase 3 EMD consiste en tres estudios doble ciego: VIVID-DME, VISTA-DME y VIVID-EAST-DME, además de un ensayo de seguridad abierto, de brazo único en pacientes japoneses (VIVID- Japan). Los tres estudios doble ciego tienen tres brazos de tratamiento, en los que los pacientes son aleatorizados para recibir, ya sea 2 mg de aflibercept al mes, 2mg de aflibercept cada dos meses (después de 5 inyecciones iniciales mensuales) o el tratamiento comparador de fotocoagulación con láser.  El objetivo principal de los tres estudios es el cambio medio en la Mejor agudeza Visual Corregida (MAVC) a las 52 semanas, respecto a los valores iniciales, según la Escala para el Tratamiento Precoz de la Retinopatía Diabética (ETDRS), una medida de la agudeza visual que se utiliza en investigación. Los estudios VIVID-DME, VISTA-DME, VIVID-EAST-DME y VIVID-Japan están en marcha.

http://www.vademecum.es/noticia-131121-bayer+presenta+la+solicitud+europea+de+aprobaci%C3%B3n+de+aflibercept+para+el+tratamiento+del+edema+macular+diab%C3%A9tico_7642

21 noviembre 2013

Factores de riesgo más importante que los niveles de colesterol

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 17:39

¿Qué dicen las nuevas guías para el tratamiento del Colesterol?

Un cambio de paradigma: las recomendaciones se centran en los factores de riesgo del paciente más que en el nivel de colesterol.

Del Sitio IntraMed

Avances en el páncreas artificial

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 17:32

pancreas-artificial-2013

Un equipo de investigadores de la Universidad de Boston y el Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, avanza a pasos firmes hacia el desarrollo de un páncreas biónico (artificial) para pacientes con diabetes tipo 1, que funcione de modo automático, casi como si fuera un órgano más del cuerpo. Steven Russell, uno de los líderes del estudio, adelantó que podría estar en el mercado dentro de sólo cuatro años.

El último estudio incluyó pruebas del aparato en adolescentes de 12 a 20 años, este mismo año, en un campamento de verano de su país. “Los participantes lograron un mejor control de su glucosa y menor cantidad de hipo e hiperglucemias (bajas o picos de azúcar en sangre), mientras participaban de todo tipo de actividades”, aseguró a la Agencia CyTA Russell, profesor del Colegio de Medicina de Harvard.

Actualmente, ya existen en Argentina bombas de insulina que se conectan las 24 horas del día al cuerpo del paciente mediante pequeñas agujas y suplen múltiples inyecciones de insulina diarias, pero deben ser manejadas manualmente. “Las personas tienen que decidir cuánta insulina necesitan y en qué momento, y solicitarle a su aparato que se la suministre. Pero luego hay muchas variables que terminan generando que la glucosa en sangre aumente o disminuya en exceso”, explicó el médico diabetólogo Daniel Abbas, miembro de la Sociedad Argentina de Diabetes y de la Sociedad Argentina de Nutrición.

En este sentido, Rusell  puntualizó que no hay manera que ajusten su insulina mientras duermen. Este es un factor muy relevante debido a que si una persona padece una hipoglucemia cuando duerme y no lo detecta, puede sufrir desmayos, lesiones y hasta un coma o la muerte. Por su lado, la glucemia elevada de manera prolongada puede afectar gravemente la salud a largo plazo.

El dispositivo en desarrollo, denominado “páncreas endocrinológico biónico bihormonal”, también se conecta al cuerpo del paciente durante las 24 horas pero, además de evitar inyecciones, prescinde de los pinchazos en el dedo para medir la glucosa por estar conectado a un equipo que la mide de manera automática. “Sensa constantemente la glucosa y administra insulina en base a la necesidades”, especifica Abbas.

“El páncreas biomédico que estamos investigando está compuesto por un sensor y un infusor. El sensor monitorea la glucemia cada 5 minutos, envía los resultados a una aplicación especial de iPhone, y transmite vía Bluetooth una orden al infusor para que aplique la hormona insulina si se precisa reducir la glucosa. Si se requiere elevarla, el aparato aplica la hormona glucagón, que sube la glucemia”, detalló Rusell, también investigador del Centro de Investigación en Diabetes del Hospital General de Massachusetts. “Entonces, el rol del paciente se limita a mantener llenas las reservas de hormonas en el páncreas, tener la batería cargada y el equipo calibrado”, añadió.

El estudio se basó en trabajos de campo anteriores realizados en centros de salud, con voluntarios de distintas franjas etarias, cantidades disímiles de ingestiones al día y diferencias de hidratos de carbono consumidos. El primero fue publicado en 2010 en “Science Translational Medicine” y el siguiente en “Diabetes Care” en 2012. En ambos se obtuvieron mejores promedios de glucosa en sangre, menos hipo e hiperglucemias, y menor tiempo transcurrido durante las bajas de glucosa (gracias a la aplicación del glucagón).

En Argentina, existe desde 2009 un sistema denominado “Paradigm VEO”,  que combina una bomba de insulina con un sensor que realiza mediciones también cada cinco minutos. Cuando los niveles de glucosa descienden en exceso, suena una alarma y deja de suministrar insulina, muy importante para evitar hipoglucemias severas. Sin embargo, no tiene la capacidad de administrar glucagón ni aplicar de manera automática la cantidad de insulina requerida cada vez que es necesario.

Russell adelantó que su equipo tiene planificado continuar realizando estudios, durante períodos cada vez más prolongados y fuera de centros de salud, para presentarlos ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). “Esperamos la aprobación para 2017″, anunció.

Según la Federación Internacional de Diabetes, más de 370 millones de personas tienen alguna forma de la enfermedad.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=82146

20 noviembre 2013

El índice de masa corporal puede predecir el riesgo de enfermedad cardiaca en pacientes diabéticos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:31

Investigadores del Intermountain Medical Center Heart Institute en colaboración con expertos de la Universidad Johns Hopkins, ambas instituciones en Estados Unidos, y los Institutos Nacionales de Salud norteamericanos, han descubierto una forma sencilla de predecir mejor el riesgo de un paciente diabético para enfermedad cardiaca: medir su índice de masa corporal (IMC).

El estudio del es parte de un trabajo mayor llamado ‘faCTor-64′, que es un estudio de referencia aleatorio y diseñado para determinar si el uso de la tomografía computarizada (TC) para la detección de la enfermedad cardiaca en los pacientes diabéticos que no tienen síntomas de la patología del corazón puede ayudar a salvar vidas.

Cuando los investigadores de Intermountain midieron la acumulación de placa arterial coronaria en los participantes del estudio, se descubrió que el IMC era importante pronóstico controlable de enfermedad cardiaca, es decir, que a mayor índice de masa corporal del paciente, mayor es su riesgo de enfermedad cardiaca, un hallazgo que presentarán sus satores en las Sesiones Científicas de 2013 de la Asociación Americana del Corazón, que se celebran en Dallas, Estados Unidos.

“Nuestro estudio muestra que hay una fuerte relación lineal entre el IMC y el volumen y la composición de la placa”, afirmó J. Brent Muhlestein, investigador principal y codirector de investigación cardiovascular en el ‘Intermountain Medical Center Heart Institute en Murray’, Utah. De esta forma, un poco de sobrepeso se asocia con más placa  mientras que la obesidad se relaciona con una gran cantidad de placa.

Los investigadores dicen que los resultados son significativos porque la enfermedad cardiaca causa alrededor del 75 por ciento de las muertes en los pacientes que tienen diabetes, pero no todos tienen factores de riesgo obvios, como tabaquismo, niveles altos de glucosa, niveles altos de colesterol o presión arterial alta. Los pacientes con factores de riesgo obvios pueden ser tratados, pero los que no los tienen, su primer indicador de enfermedad cardiaca es a menudo una insuficiencia o una hemorragia cerebral o, incluso, la muerte.

La angiografía coronaria por tomografía computarizada (ACTC) ofrece una forma nueva y menos invasiva para detectar a estos pacientes de enfermedad cardiaca.

“Es posible que en los pacientes diabéticos sin ningún síntoma de enfermedad cardiaca, su índice de masa corporal pueda utilizarse para determinar si necesitan una tomografía computarizada para la detección de la acumulación de placa, dijo Muhlestein. Así podríamos desarrollar un plan de tratamiento para los pacientes de alto riesgo”.

Los resultados del estudio también pueden cambiar la forma en la que los pacientes diabéticos son tratados. Cuando los pacientes son tratados con terapia de insulina, suelen experimentar un aumento de peso y, aunque una subida de peso no necesariamente predice enfermedad cardiaca en los no diabéticos, los hallazgos de este estudio muestran que este incremento en los diabéticos puede indicar acumulación de placa. Esto es significativo debido a que el grado de aumento de peso se puede reducir mediante el uso de otros tipos de tratamientos de la diabetes, como los medicamentos sensibilizantes de insulina.

Los resultados de este estudio no sólo ayudarán a los investigadores a entender mejor qué tratamientos disminuyen la ganancia de peso, sino que también ayudarán a los investigadores a predecir si va a desarrollar enfermedad cardiaca, lo que podrá proporcionar mejores tratamientos antidiabéticos a largo plazo para sus pacientes.

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias/internacional/123135/el-indice-de-masa-corporal-puede-predecir-el-riesgo-de-enfermedad-cardiaca-en-pacientes-diabeticos

La pubertad precoz puede estar asociada a la diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:26

Las chicas que comienzan a menstruar antes que la mayoría podrían ser más propensas a contraer diabetes tipo 2 en la adultez, sugiere un estudio reciente.

El estudio de las mujeres de ocho países europeos no confirma que la pubertad precoz provoque diabetes, pero sí apunta a una asociación.

“Durante la pubertad, el cuerpo pasa por muchos cambios”, apuntó Cathy Elks, investigadora de la unidad de epidemiología de MRC en la Universidad de Cambridge, en Inglaterra. “Nuestra investigación, y también estudios anteriores relacionados, sugieren que los factores biológicos implicados en el momento del desarrollo podrían tener un rol en la aparición de la diabetes tipo 2, a pesar del hecho de que esos procesos podrían ocurrir muchos años antes de la manifestación de un control afectado [de la glucemia]”.

Para el estudio, que aparece en la edición de noviembre de la revista Diabetes Care, Elks y sus colaboradores examinaron los expedientes médicos de más de 15,000 mujeres, y hallaron que las que comenzaron a menstruar entre los 8 y los 11 años de edad tenían un 70 por ciento más de probabilidades de contraer diabetes tipo 2 que las que comenzaron a menstruar a los 13 años, la edad promedio.

Otros estudios han mostrado que las chicas que tienen una pubertad precoz son más propensas a desarrollar obesidad, enfermedades cardiacas y algunos tipos de cáncer.

¿Podría la obesidad, que es más común entre las chicas que tienen su primer periodo temprano, tener algo que ver? Los investigadores ajustaron las estadísticas para eliminar cualquier efecto de la obesidad, y hallaron que las que comenzaron la pubertad pronto seguían teniendo un mayor riesgo de diabetes, aunque el exceso de peso con frecuencia parece desempeñar un papel en general.

“Estos hallazgos sugieren que la pubertad precoz tiene un efecto sobre el riesgo de enfermedad metabólica, mediado parcialmente por un mayor IMC [una medida de la grasa corporal según la estatura y el peso], pero también tiene algún efecto directo a través de otras vías biológicas que funcionan independientemente de la adiposidad [grasa corporal]”, comentaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).

Los casos de diabetes tipo 2 han aumentado en las últimas décadas, coincidiendo con una reducción en la edad promedio de la pubertad, señalaron los investigadores. Pero tener el primer periodo más tarde que el promedio (tras los 15 años) no confirió una mayor protección contra la diabetes tipo 2 en la adultez, apuntaron los autores.

JUEVES, 24 de octubre (HealthDay News) —

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: American Diabetes Association, news release, Oct. 24, 2013

HealthDay

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_141926.html

Bacterias y adiposidad: una combinación perfecta para la inflamación

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 12:23

El inmortalizar a los adipocitos podría parecer una mala idea para la mayoría de las personas, pero para un equipo de científicos de la Universidad de Iowa fue la forma ideal de estudiar la manera en que la interacción entre bacterias y adipocitos podría contribuir a la diabetes.

La conexión entre tejido adiposo, bacterias y diabetes es la inflamación, que es la reacción normal del organismo a la infección o la lesión. La inflamación es provechosa en pequeñas dosis controladas pero puede ser muy nociva cuando persiste y se vuelve crónica.

“La idea es que cuando los adipocitos interactúan con los agentes ambientales –en este caso, toxinas bacterianas− desencadenan entonces un proceso inflamatorio crónico”, dice Patrick Schlievert, Ph.D., profesor y director de microbiología de la Universidad de Iowa y coautor principal de un nuevo estudio publicado en PLOS ONE. “Sabemos que la inflamación crónica origina resistencia a la insulina, lo cual puede desencadenar diabetes. Así que todos estamos muy interesados en las causas fundamentales de la inflamación crónica”.

Los investigadores de la Universidad de Iowa utilizaron adipocitos inmortalizados para demostrar que las toxinas bacterianas estimulan a los adipocitos para liberar moléculas llamadas citocinas, las cuales favorecen la inflamación. Al inmortalizar a los adipocitos, el equipo de la Universidad de Iowa creó una reserva de células idénticas en división continua que son necesarias para repetir experimentos que validan los resultados, explica Al Klingelhutz, Ph.D., microbiólogo de la Universidad de Iowa y coautor principal del estudio.

Estudios previos han demostrado que una toxina llamada lipopolisacárido (LPS) producida por la bacteria E. coli, que reside en el intestino humano, estimula a los adipocitos para que produzcan citocinas proinflamatorias y se ha propuesto que esta interacción contribuye a la aparición de diabetes.

El equipo de la Universidad de Iowa se enfocó en una bacteria diferente, Staphylococcus aureus (estafilococo), que al parecer es importante en el contexto de la diabetes por dos motivos. En primer lugar, a medida que las personas aumentan de peso y luego avanzan a la diabetes son colonizadas muy intensamente por bacterias estafilocócicas. En segundo lugar, el estafilococo es el microorganismo más frecuente que se aísla en las úlceras por pie diabético, una de las complicaciones de la diabetes más frecuente y que pone en riesgo la salud.

Todas las bacterias estafilocócicas elaboran toxinas llamadas superantígenos –moléculas que alteran el sistema inmunitario−. La investigación de Schlievert previamente ha demostrado que los superantígenos producen los efectos letales de diversas infecciones por estafilococos, como el síndrome de choque tóxico, septicemia y endocarditis.

El nuevo estudio de la Universidad de Iowa muestra que los superantígenos de las bacterias estafilocócicas activan a los adipocitos para que produzcan moléculas proinflamatorias. Así mismo, el estudio reveló que los superantígenos tenían un efecto sinérgico con lipopolisacárido de E. coli y amplificaban las respuestas de citocina de los adipocitos, aumentando la inflamación, lo cual podría reforzar la probabilidad de que se presentara diabetes.

“La E. coli que reside en nuestro intestino produce LPS y cada día una pequeña cantidad de esta toxina entra en la circulación, pero en general es despejada de la misma por el hígado. Sin embargo, las personas colonizadas por bacterias estafilocócicas también están crónicamente expuestas a los superantígenos, los cuales inactivan la vía de destoxificación del lipopolisacárido”, explica Schlievert. “Esto crea una sinergia entre el lipopolisacárido «no eliminado” y el superantígeno. Lo que hacen estas dos moléculas es causar inflamación y producir ci tocina. Así que, en esencia, su presencia conjunta crea una tormenta perfecta para la inflamación”.

Los hallazgos parecen indicar que al fomentar la inflamación crónica a través de su efecto sobre los adipocitos, los superantígenos de estafilococos desempeñan un papel en la patogenia de la diabetes. Además, la inflamación crónica causada por los superantígenos también dificulta la cicatrización de las heridas en las úlceras por pie diabético. Las úlceras, que afectan a 15% a 25% de las personas con diabetes, son notoriamente difíciles de cicatrizar y a menudo pueden culminar en una amputación.

¿Por qué inmortalizar a los adipocitos?

El equipo de la Universidad de Iowa creó adipocitos inmortalizados para su investigación debido a que los adipocitos primarios (obtenidos directamente del tejido adiposo) no son muy útiles para los experimentos de laboratorio. Una vez que las células primarias se desarrollan en una placa, rápidamente dejan de dividirse y no se pueden utilizar para experimentos repetidos. En cambio, los adipocitos inmortalizados permiten repetir experimentos en múltiples ocasiones en células idénticas y garantizan resultados uniformes y reproducibles.

Klingelhutz y su equipo inmortalizaron adipocitos precursores inmaduros añadiéndoles dos genes de HPV (el virus que produce cáncer cervicouterino) junto con un gen para parte de una enzima que controla la longitud de los telómeros de las células –los fragmentos de ADN que protegen los extremos del cromosoma y evitan que se deteriore−. Estas células precursoras inmortales podrían luego «desarrollarse» en placas de Petri y diferenciarse en adipocitos normales.

“Los adipocitos inmortales representan una formidable herramienta experimental que nos permitirá investigar los mecanismos de la inflamación y valorar formas potenciales de inhibir la respuesta”, dice Klingelhutz. “Esto sería una meta en el futuro”.

Bibliografía

Bao G. Vu, Francoise A. Gourronc, David A. Bernlohr, Patrick M. Schlievert, Aloysius J. Klingelhutz. Staphylococcal Superantigens Stimulate Immortalized Human Adipocytes to Produce Chemokines. PLoS ONE, 2013; 8 (10): e77988 DOI: 10.1371/journal.pone.0077988

Fuente: Science Daily

Síndrome metabólico en la infancia y adolescencia

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 12:16

Dr. Clemente Orellana Sáenz

El Síndrome Metabólico (SM) se define como un conjunto o acumulación ocasional, sucesiva o secuencial de síntomas o síndromes  de patogenia metabólica (por ejemplo, diabetes mellitus  tipo 2, obesidad) o no (hipertensión arterial), de alteraciones protrombóticas – hipofibrinolíticas y/o proinflamatorias y de coagulación, que se encuentran interrelacionados entre si. El síndrome metabólico es un concepto clínico.No es un padecimiento. Es una herramienta pedagógica útil para el médico de primer contacto.

La prevalencia es muy elevada en la población general, el 24% en población adulta mayor de 20 años y el 40% en población mayor de 60 años.Varían de acuerdo a la zona geográfica y origen étnico de la población estudiada.En población  mayor de 20 años en zonas urbanas, la  prevalencia desde el 8%(India) hasta el 24%(EE.UU.) para varones, desde el 7% (Francia) hasta el 43% (Irán) en mujeres. Aumenta desde el 7% en las personas de 20-29 años hasta el 44% en las de 60-69 años.Hay aumento de la prevalencia de SM  en adolescentes con obesidad.

La obesidad y el sobrepeso han sido utilizados como palabras intercambiables, pero estas no son sinónimos.El sobrepeso es el incremento en el peso corporal  con estándares arbitrarios  definidos en relación a la talla.Implica una excesiva acumulación de tejido adiposo(grasa)suficiente para dañar la salud.La obesidad es el resultado de un aumento  en el tamaño o la cantidad de células de grasa en una persona.(Orellana ,2012).Casi la mitad de los niños de Norteamérica y América del Sur tienen sobrepeso u obesidad para el año 2010.(IOTF,2010). Cada año son diagnosticados 6 millones de nuevos casos de diabetes mellitus.Existe una epidemia de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes que tiene directa relación con el incremento de la obesidad en estas edades.

La diabetes mellitus tipo 2  en jóvenes se ha incrementado en proporciones epidémicas.En América Latina en el año 2011 existen 25.1 millones de personas con diabetes mellitus y para el año 2030 serán 39.9 millones con un incremento del 59%. “La diabetes es una enfermedad crónica,debilitante y costosa,que tiene graves complicaciones,conlleva grandes riesgos para las familias,los Estados Miembros y el mundo entero y plantea serias dificultades para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente,incluidos los objetivos de desarrollo del Milenio” Resolución de la ONU 61/225 de 2006 sobre Diabetes

Decálogo de hábitos alimentarios saludables:1.- Cuanta mayor variedad de alimentos exista en la dieta,mayor garantía de que la alimentación es equilibrada y de que contienen todos los nutrientes necesarios.2.- Los  cereales (pan, pasta, arroz, etc),las patatas y legumbres, deben constituir la base de la alimentación, de manera que los hidratos de carbono representen entre el 50 y 60 % de las calorías de la dieta.3.- Se recomienda que las grasas no superen el 30% de la ingesta diaria, debiendo reducirse  el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans.4.- Las proteínas deben aportar entre el 10 y el 15% de las calorías totales,debiendo combinar proteínas de orígenes animal y vegetal.5.- Se debe incrementar la ingesta diaria de frutas, verduras y hortalizas hasta alcanzar, al menos, 400 g/día. Esto es, consumir, como mínimo, 5 raciones al día de estos alimentos.6.- Moderar el consumo de productos ricos en azúcares simples, como golosinas, dulces y refrescos.7.- Reducir el consumo de sal, de toda procedencia, a menos de 5 g/día, y promover la utilización de sal yodada.8.- Beber entre uno y dos litros de agua al día.9.- Nunca prescindir de un desayuno completo, compuesto por lácteos, cereales (pan, galletas, cereales de desayuno…) y frutas, al que debería dedicarse entre 15 y 20 minutos de tiempo.10.- Involucrar a todos los miembros de la familia en las actividades relacionadas con la alimentación.(Estrategia NAOS,2006)

La prevención de la obesidad es una prioridad internacional de salud pública, dado que   la prevalencia de la obesidad y sobrepeso está elevándose en las poblaciones de niños en todo el mundo, impactando a corto y largo plazo la salud. Las estrategias de prevención de la obesidad para niños puede cambiar el comportamiento pero la eficacia en términos de prevención de la obesidad persiste pobremente entendida.  “El etiquetado de los alimentos” es un paso decisivo para combatir la epidemia de obesidad y diabetes en el Ecuador.

C_Orellana@hotmail.com

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus