Diabetes mellitus

18 septiembre 2013

Omega-3 y riesgo de eventos cardiovasculares mayores Revisión sistemática y metaanálisis publicado en JAMA.

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:13

Contexto: Existe considerable controversia respecto a la asociación de ácidos grasos omega-3 poliinsaturados (PUFAs) y resultados finales de eventos cardiovasculares mayores.

Objetivo: Evaluar el papel de los suplementos omega-3 en los principales resultados cardiovasculares.

ORÍGEN DE DATOS:

Selección de los estudios: Ensayos clínicos aleatorios que evaluaron el efecto de ácidos grasos omega-3 en la mortalidad por todas las causas, muerte cardíaca, muerte súbita, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.

Extracción de datos: Se extrajo información descriptiva y cuantitativa, estimaciones de riesgos absolutos y relativos (RR) fueron resumidos bajo un modelo de efectos aleatorios. La heterogeneidad se evaluó mediante la estadística Q e I2.

Análisis de subgrupos se realizaron para detectar la presencia de cegamiento, ajustes preventivos, pacientes con desfibrilador automático implantable y se realizó análisis de metarregresión para las dosis de ácidos grasos omega-3. Un nivel de significación estadística de .0063 se asumió después del ajuste para comparaciones múltiples.

Síntesis de datos: De las 3.635 citas recuperadas, 20 estudios con 68.680 pacientes fueron incluidos, reportando 7.044 muertes, 3.993 muertes cardiacas, 1.150 muertes súbitas, 1.837 infartos de miocardio y 1.490 accidentes cerebrovasculares.

No se encontró asociación estadísticamente significativa con la mortalidad por todas las causas (RR 0,96, IC 95%, 0,91 a 1,02; reducción de riesgos [DR] -0,004, IC 95%, -0,01 a 0,02), muerte cardiaca (RR 0,91, IC 95 %, 0,85 a 0,98; DR, -0,01, IC 95%, -0,02 a 0,00), muerte súbita (RR 0,87, IC 95%, 0,75 a 1,01; DR, -0,003, IC 95%, -0,012 a 0,006 ), infarto de miocardio (RR 0,89, IC 95%, 0,76 a 1,04; DR, -0,002, IC 95%, -0,007 a 0.002) y accidente cerebrovascular (RR 1,05, IC 95%, 0,93 a 1,18; DR, 0,001 IC 95%, -0,002 a 0,004) cuando todos los estudios de suplementos fueron considerados.

Conclusión: En general, los suplementos de omega-3 PUFA no se asociaron con una menor riesgo de mortalidad por cualquier causa, muerte cardíaca, muerte súbita, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular basados en medidas relativas y absolutas de asociación.

Traducción colaborativa: Rizos EC , Ntzani EE , Bika E , Kostapanos MS , Elisaf MS

JAMA : the journal of the American Medical Association

ENLACES » Pubmed , Sitio web del Publicador

Este artículo incluye 20 Estudios primarios

Traducción realizada por Geriatría Clínica Actualizada (www.doctorgallegos.com). Esta traducción ha sido producida por colaboradores de Epistemonikos

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=80696

El sueño aumenta la producción de células de sustento del cerebro

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:07

La mielina como material aislante en las proyecciones de las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal está implicada en este proceso

El sueño aumenta la reproducción de las células que participan en la formación de mielina, según un estudio realizado en un modelo experimental, cuyos resultados publica la revista ‘Journal of Neuroscience’. Los hallazgos podrían abrir a la puerta a nuevos puntos de vista sobre el papel del sueño en la reparación y el crecimiento del cerebro.

Los científicos han sabido durante años que muchos genes se activan durante el sueño y se apagan en los períodos de vigilia. Sin embargo, no estaba claro cómo el sueño afecta a los tipos de células específicas, tales como los oligodendrocitos, que producen la mielina en el cerebro sano y responden a una lesión. Al igual que el aislamiento alrededor de un cable eléctrico, la mielina permite a los impulsos eléctricos moverse rápidamente de una célula a la siguiente.

En el estudio actual, Chiara Cirelli y sus colegas de la Universidad de Wisconsin, en Madison, Estados Unidos, midieron la actividad genética en oligodendrocitos de modelos experimentales que durmieron o fueron obligados a permanecer despiertos. El equipo encontró que los genes que promueven la formación de la mielina se activan durante el sueño y, por contra, los implicados en la muerte celular y la respuesta al estrés celular se encendieron cuando los animales permanecieron despiertos.

“Estos resultados apuntan a cómo el sueño o la falta de sueño puede reparar o dañar el cerebro”, afirmó Mehdi Tafti, que estudia el sueño en la Universidad de Lausanne, en Suiza, pero no participó en este estudio.

Un análisis adicional reveló que la reproducción de las células precursoras de oligodendrocitos (OPC), las células que se convierten en los oligodendrocitos, se duplican durante el sueño, especialmente durante el movimiento rápido de los ojos (una fase del sueño denominada REM).

“Durante mucho tiempo, los investigadores del sueño se centraron en cómo la actividad de las células nerviosas es diferente cuando los animales están despiertos frente a cuando están dormidos -subraya Cirelli-. Ahora está claro que la manera en que otras células de apoyo en el sistema nervioso funcionan también cambia dependiendo en gran medida de si el animal está dormido o despierto”.

Además, Cirelli especula con que los resultados sugieren que la pérdida extrema y/o crónica de sueño podría agravar algunos de los síntomas de la esclerosis múltiple (EM), una enfermedad que daña la mielina. De esta forma, señaló que los experimentos futuros pueden examinar si existe o no una relación entre los patrones de sueño y la gravedad de los síntomas de la EM.

http://www.elmedicointeractivo.com/noticias/internacional/121389/el-sueno-aumenta-la-produccion-de-celulas-de-sustento-del-cerebro

05/09/2013 – E.P.

La diabetes, nueva entre las diez principales causas de muerte en el mundo, de las que sale la tuberculosis

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:04

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado su listado de las diez principales causas de muerte en el mundo, entre las que se mantienen varias enfermedades no transmisibles como las patologías coronarias, los accidentes cerebrovasculares, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). . .La diabetes aparece por primera vez en este ‘top ten’, del que sale la tuberculosis.

Este organismo de Naciones Unidas ha utilizado datos de 2011, año en que estiman que murieron en todo el mundo 55 millones de personas. Las enfermedades no transmisibles son responsables de dos de cada tres fallecimientos, más que hace diez años, cuando representaban el 60 por ciento de todas las muertes.

La primera causa de muerte siguen siendo las enfermedades cardiovasculares, que mataron a casi 17 millones de personas y representaron tres de cada diez fallecimientos. De ellos, unos 7 millones lo hicieron por una cardiopatía isquémica y 6,22 millones debido a un accidente cerebrovascular.

A ambas dolencias le siguen las infecciones de vías respiratorias inferiores (causantes de 3,2 millones de muertes), la EPOC (3 millones), enfermedades diarreicas (1,9 millones), el VIH/sida (1,6 millones), los cánceres de tráquea, bronquios o pulmón (1,5 millones), la diabetes mellitus (1,4 millones), los accidentes de tráfico (1,3 millones) y los nacimientos prematuros o el bajo peso al nacer (1,2 millones).

Precisamente la OMS destaca como de este ‘top ten’ sale la tuberculosis, que no obstante sigue entre las quince principales causas de muerte.

Países ricos y pobres: la causa de muerte cambia

El informe destaca que las causas de muerte pueden variar entre países de altos y bajos ingresos. Así, mientras que en los países ricos las enfermedades no transmisibles representan el 87 por ciento de todas las muertes, en los países de bajos ingresos apenas representan el 36 por ciento, y ganan protagonismo enfermedades como el VIH/sida, las enfermedades diarreicas, la malaria o la tuberculosis, con un tercio de todas las muertes en estos países. También hay diferencias en la edad de los fallecidos.

Muertes infantiles

Las complicaciones derivadas de un parto prematuro y la asfixia y las lesiones al nacer también se encuentran entre las principales causas de muerte. La OMS pone de relieve que de los 6,9 millones de niños que murieron antes de cumplir los cinco años en 2011, casi todos fueran de países de bajos y medianos ingresos. Además de las complicaciones al nacer, la neumonía o las enfermedades diarreicas, la malaria siguen siendo una importante causa de muerte a estas edades, especialmente en África subsahariana.

El tabaco sigue estando detrás de muchas muertes

La OMS destaca cómo el consumo de tabaco sigue siendo la principal causa de muchas enfermedades mortales, como la enfermedad cardiovascular, la EPOC o el cáncer de pulmón.  En total, el tabaco es responsable de la muerte de 1 de cada 10 adultos en todo el mundo, y la causa oculta de muchas enfermedades mortales.

También la OMS muestra su preocupación por el elevado porcentaje de muertes por accidente o lesión (9% del total). De todos ellos, los accidentes de tráfico siguen siendo la causa más frecuente, con casi 3.500 vidas perdidas cada día, unos 700 más que en el año 2000.

Fuente: Europa Press

6 septiembre 2013

Una sencilla prueba podría detectar el riesgo de demencia en los mayores diabéticos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:33

Unos investigadores han creado un sencillo sistema de calificación que podría predecir el riesgo de demencia en los adultos mayores que sufren de diabetes tipo 2.

El sistema, que califica a los pacientes según su edad, problemas de salud y nivel educativo, podría ayudar a los médicos a vigilar de cerca a los pacientes de diabetes con el mayor riesgo de demencia, y a iniciar un tratamiento temprano si resulta necesario, aseguraron la Dra. Rachel Whitmer y colegas de la División de Investigación del Kaiser Permanente de California.

Los investigadores crearon el sistema de calificación examinando datos de casi 30,000 pacientes que tenían a partir de 60 años de edad y que sufrían de diabetes tipo 2. Casi uno de cada cinco (el 17 por ciento) de los pacientes contrajeron demencia en el transcurso de una década.

Los investigadores identificaron 45 factores de riesgo de la demencia, y usaron unos sofisticados métodos estadísticos para analizar los expedientes médicos de los pacientes e identificar los factores de riesgo que predecían el inicio de la demencia con la mayor potencia.

Determinaron que la edad, el nivel educativo y seis complicaciones de salud relacionadas con la diabetes (un evento metabólico agudo, las enfermedades microvasculares, el pie diabético, las enfermedades cerebrovasculares, las enfermedades cardiacas y la depresión) eran los predictores más importantes de la demencia.

Los investigadores incorporaron esos factores a un sistema de puntos fácil de usar, que ubica a los pacientes en una de 14 categorías. La puntuación más baja (-1) indica el menor riesgo de demencia, y las puntuaciones más altas (entre 12 y 19) indican el mayor riesgo.

Los pacientes con las puntuaciones más altas tenían 37 veces más probabilidades de contraer demencia en un plazo de 10 años que los que tenían las puntuaciones más bajas, y los pacientes con las puntuaciones más altas contrajeron demencia con más rapidez que los que tenían las puntuaciones más bajas, según un artículo que aparece en la edición en línea del 20 de agosto de la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Entonces, los investigadores evaluaron el sistema de calificación en otro grupo de pacientes mayores con diabetes tipo 2, y hallaron que predecía el riesgo de desarrollar demencia con precisión.

Se han desarrollado sistemas de calificación para predecir el riesgo de demencia en otros grupos de pacientes, pero este es el primero para predecir el riesgo de demencia entre los diabéticos, afirmaron los investigadores.

“Desafortunadamente, hay una crisis tanto de diabetes tipo 2 como de demencia, y el vínculo entre esas dos enfermedades augura una posible crisis de salud pública”, advirtió Whitmer en un comunicado de prensa de la revista.

“En general, las calificaciones de riesgo podrían ser útiles para la identificación de los individuos que deberían ser monitorizados por los síntomas de la enfermedad, para la selección de individuos en alto riesgo para los ensayos clínicos, para dirigir las intervenciones preventivas a los que están en el mayor riesgo y para evaluar la efectividad de una intervención a fin de reducir el riesgo de enfermedad futura”, escribió en un editorial acompañante la Dra. Anna-Maija Tolppanen, de la Universidad del Este de Finlandia.

“[Este nuevo sistema de calificación] podría resultar útil para los médicos para este primer propósito, pero en la actualidad no contamos con datos de ensayos clínicos sobre intervenciones efectivas para prevenir la demencia”, lamentó Tolppanen.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_139958.htm

En la diabetes tipo 2, el estómago podría ‘saborear’ el azúcar de forma distinta

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:29

El modo en que el intestino “saborea” los alimentos dulces podría ser defectuoso en las personas con diabetes tipo 2, lo que lleva a problemas con la absorción de la glucosa (azúcar), según un nuevo estudio.

Este es el primer hallazgo sobre los “receptores del sabor dulce” en el intestino y podría ser importante para una serie de problemas de salud y alimenticios que sufren los pacientes de diabetes, según los investigadores de la Universidad de Adelaida en Australia.

Explicaron que el sabor que se produce en la boca no es la única manera en que el cuerpo detecta el sabor dulce.

“Cuando hablamos del ‘sabor dulce’, la mayoría de la gente piensa en el sabor de los alimentos dulces en nuestra lengua, pero los científicos han descubierto que hay receptores del sabor dulce en varios lugares del cuerpo humano. Estamos empezando ahora a comprender la importancia de los receptores del sabor dulce en el intestino humano y lo que significa para los que padecen de diabetes tipo 2″, afirmó en un comunicado de prensa de la universidad Richard Young, investigador postdoctoral principal del laboratorio de investigación neurointestinal.

El estudio contó con 14 personas adultas sanas y con 13 que padecían de diabetes tipo 2.

Young halló que el control de los receptores del sabor dulce en el intestino de los adultos sanos permitía a sus cuerpos regular la absorción de glucosa 30 minutos después de que los receptores detectaran la glucosa. Sin embargo, las personas con diabetes tipo 2 presentaban anomalías que resultaban en una absorción más rápida de la glucosa, según el estudio publicado en una edición reciente de la revista Diabetes.

“Cuando los receptores del sabor dulce del intestino detectan la glucosa, desencadenan una respuesta que podría regular el modo en que el intestino absorbe la glucosa. Nuestros estudios muestran que en los pacientes con diabetes, la glucosa es absorbida más rápidamente y en mayores cantidades que en las personas adultas sanas”, señaló Young.

“Esto muestra que la diabetes no es solo un trastorno del páncreas y de la insulina: el intestino juega un papel más importante de lo que los investigadores han creído hasta ahora”, afirmó. “Esto es así porque la propia gestión que hace el cuerpo de la absorción de la glucosa podría basarse en la acción de los receptores del sabor dulce, y estos parecen estar controlados de forma anómala en las personas con diabetes tipo 2″.

Es necesario que se realicen más investigaciones para conocer mejor estos mecanismos de los intestinos, señaló Young.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of Adelaide, news release, Aug. 23, 2013

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_140170.html

« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus