Diabetes mellitus

27 septiembre 2013

Importante hallazgo puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:10

La resistencia a la insulina que sufren los pacientes de diabetes tipo dos es causada parcialmente por la falta de una proteína que la comunidad científica no había asociado previamente con la enfermedad, afirmaron investigadores canadienses.

El hallazgo del equipo del doctor Alexey Pshezhetsky, del Centro de Investigación del Hospital Universitario de Sainte-Justine, adscrito a la Universidad de Montreal, podría ayudar a prevenir bastantes casos de diabetes tipo dos, responsable del 90 % de los casos de diabetes en el mundo.

Se trata de un trastorno severo que hace que las células sean incapaces de incorporar y utilizar azúcar.

Pshezhetsky y sus colaboradores descubrieron, mediante experimentos en células y ratones, que la proteína Neu1, actuando como un interruptor, es capaz de activar y desactivar la absorción de azúcar en las células, al regular la cantidad de ácido siálico en la superficie de éstas.

Los investigadores tratan ahora de encontrar un modo de restaurar los niveles adecuados de Neu1 y su función en casos de diabetes. Si lo logran, podría bastar con activar un gen, promotor de la citada proteína, para prevenir o mitigar la diabetes tipo dos.

La cantidad de los casos diagnosticados en el mundo con esta enfermedad crece, y su incidencia aumenta de manera paralela al auge -casi epidémico- en los últimos años de la obesidad en las naciones industrializadas.

septiembre 13/2013 (PL)

Tomado del boletín de selección temática de Prensa Latina: Copyright 2013 “Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.”

Dridi L, Seyrantepe V, Fougerat A, Pan X, Bonneil E, Pshezhetsky AV. Positive regulation of insulin signaling by neuraminidase 1. Diabetes. 2013 Jul;62(7):2338-46. doi: 10.2337/db12-1825.

Bacterias resistentes a fármacos son una amenaza urgente: informe EEUU

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:06

Una gonorrea resistente a los antibióticos, un súperagente patógeno que causa diarrea y una cada vez más extendida de bacteria asesina conocida como “pesadilla” fueron clasificadas como amenazas inmediatas a la salud en Estados Unidos.

Según un nuevo reporte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), al menos 2 millones de personas en Estados Unidos desarrollan al año infecciones bacterianas graves que son resistentes a uno o más tipos de antibióticos, y al menos 23.000 mueren por esa causa.

“Organismo tras organismo estamos encontrando este constante incremento de las tasas de resistencia”, dijo el doctor Thomas Frieden, director de los CDC, en una entrevista por teléfono.

La sobremedicación de antibióticos es la causa principal de la resistencia, proporcionando a los patógenos una oportunidad para derrotar a los fármacos que deberían tratarlos.

Sólo se ha desarrollado e incorporado al mercado un puñado de antibióticos en las últimas décadas, y pocas empresas están trabajando en medicamentos para reemplazarlos.

El reporte del CDC fue pensado para reunir la mayor cantidad de información disponible sobre superpatógenos resistentes a las medicinas y cómo detener su proliferación, con la esperanza de preservar los fármacos que aún funcionan, dijo Frieden.

Estados Unidos no es el único país que ha sonado la alarma por la resistencia a los antibióticos. En marzo, el jefe de medicina de Inglaterra dijo que la resistencia a los antibióticos supone una “amenaza sanitaria catastrófica”.

El comentario lo hizo tras un informe del año pasado de la Organización Mundial de la Salud de que encontró una cepa de gonorrea que se había expandido a varios países europeos. (Por Julie Steenhuysen; Editado en español por Javier López de Lérida)

Reuters Health

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_140737.html

Una vida saludable aumenta el tamaño de los telómeros

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:03

Está demostrado que la longitud de los telómeros, unas estructuras que se localizan en los extremos de los cromosomas, se relaciona directamente con el envejecimiento, el desarrollo de ciertas enfermedades e incluso con una muerte prematura.

Ahora, un equipo de científicos del Instituto de Medicina Preventiva de la Universidad de California (EEUU) ha presentado los resultados de un estudio, publicados en la revista The Lancet, que concluyen que la introducción de hábitos de vida saludables puede modificar el tamaño de estas estructuras y, por tanto, la predisposición a padecer los achaques propios de la edad.

Al igual que un recubrimiento plástico impide que los cordones de los zapatos se deshilachen, los telómeros protegen el área terminal de los brazos cromosómicos, donde se insertan, y los mantienen estables. Así, cuanto más se acorten y debiliten estas fundas, más rápidamente morirán las células en cuyo interior se localizan.

Unos telómeros cortos sugieren un alto riesgo de sufrir un fallecimiento prematuro o desarrollar enfermedades que incluyen algunos tipos de cáncer, accidentes cardiovasculares, demencia, obesidad, osteoporosis, enfermedades infecciosas y diabetes.

Sin embargo, como afirma Dean Ornish, uno de los autores del estudio, ¨nuestros genes y telómeros indican una predisposición, pero no marcan nuestro destino¨.

¨Nuestros genes y telómeros indican una predisposición, pero no marcan nuestro destino”

Un estudio comparativo

Entre 2003 y 2007, el investigador y su equipo realizaron un ensayo comparativo en 35 hombres diagnosticados con cáncer de próstata de poca gravedad que no habían sido tratados con cirugía ni radioterapia.

Los científicos dividieron a los pacientes en dos grupos. A uno de ellos, compuesto por 10 individuos, se le pidió que ejecutara algunos cambios en su estilo de vida: consumir una dieta basada en vegetales, realizar ejercicio moderado, practicar técnicas de control de estrés (meditación o yoga) e incrementar su interacción y apoyo social. Mientras, los 25 hombres restantes no modificaron ninguno de estos patrones.

Tras los cinco años que duró el análisis, las medidas de los telómeros de los participantes mostraron la longitud de estos se había incrementado en torno a un 10% en aquellos que habían realizado modificaciones en sus hábitos. Por el contrario, en el grupo que se mantuvo inalterado estas estructuras habían reducido su tamaño alrededor de un 3%.

Además, los expertos apreciaron que en ambos grupos una relación significativa entre el grado en que habían cambiado sus vidas y el aumento de la talla de sus telómeros: cuantos más hábitos saludables habían introducido en su día a día, más habían crecido estos complejos.

Según Ornish, “las implicaciones de este pequeño estudio van más allá de los hombres con cáncer de próstata. Si validamos los resultados con otros ensayos a gran escala, estos cambios en el estilo de vida reducirán el riesgo de padecer otro tipo de enfermedades y una mortalidad prematura”, concluye.

Referencia bibliográfica:

Dean Ornish, Jue Lin, June M Chan, Elissa Epel, Colleen Kemp, Gerdi Weidner, Ruth Marlin, Steven J Frenda, Mark Jesus M Magbanua, Jennifer Daubenmier, Ivette Estay, Nancy K Hills, Nita Chainani-Wu, Peter R Carroll, Elizabeth H Blackburn. “Effect of comprehensive lifestyle changes on telomerase activity and telomere length in men with biopsy-proven low-risk prostate cancer: 5-year follow-up of a descriptive pilot study”. The Lancet, 16 de septiembre de 2013.

Fuente:

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=81597&uid=445164&fuente=inews

Estrategias para la prevención de la diabetes mellitus tipo 1

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 7:57

Revista Cubana de Salud Pública. 2013; 39(4)

Dr. Manuel Emiliano Licea Puig(I), Dra. Teresa Marqarita González Calero(II)

(I) Centro de Atención al Diabético. La Habana, Cuba.

(II) Instituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.

En defensa de una medicina natural y tradicional avalada por la ciencia

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 7:53

Revista Cubana de Salud Pública. 2013; 39(4)

Editorial

Prof. FRANCISCO ROJAS OCHOA

La metformina podría reducir el riesgo de muerte por cáncer de próstata

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 7:49

La metformina, un medicamento para la diabetes de uso muy común, podría reducir el riesgo de morir por cáncer de próstata, según una nueva investigación.

Un estudio de casi 4,000 hombres con diabetes halló que los que tomaban metformina cuando les diagnosticaron un cáncer de próstata tenían menos probabilidades de morir por el cáncer o por otras causas que los que tomaban otros medicamentos para la diabetes.

“Hemos demostrado que la metformina está asociada con una mejora de la supervivencia en los pacientes diabéticos con cáncer de próstata”, afirmó el Dr. David Margel, uro-oncólogo en el Centro Médico Rabin en Petah Tikva, Israel, que realizó la investigación cuando estaba en la Universidad de Toronto.

“Está asociada con respecto a la respuesta a la dosis”, afirmó. “Cuanto más tiempo se tomaba la metformina, menos probable era morir de cáncer de próstata o de cualquier otra causa”.

Pero todavía falta por ver si la metformina puede evitar la progresión del cáncer de próstata en las personas sin diabetes, comentan los expertos.

La diabetes y el cáncer de próstata son comunes en Estados Unidos. Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society), este año se diagnosticarán unos 239,000 nuevos casos de cáncer de próstata y más de 29,000 hombres morirán del cáncer.

La diabetes tipo 2 está descontrolada, y la metformina es el medicamento que se receta más habitualmente para el tratamiento. El año pasado se surtieron más de 61 millones de recetas de metformina en Estados Unidos. Algunas de las marcas con las que se comercializa son Glucophage y Glumetza. El medicamento, en su formas genéricas y con ciertas marcas, es relativamente barato.

Las investigaciones previas se han centrado en si la metformina podría reducir el riesgo de contraer cáncer de próstata, pero la mayoría de los estudios fueron negativos. Algunos expertos creen que el medicamento, en lugar de eso, funciona de manera que mejora la supervivencia una vez que ya ha aparecido el cáncer.

En el nuevo estudio, publicado en línea el 5 de agosto en la revista Journal of Clinical Oncology, Margel observó a más de 3,800 hombres diabéticos a partir de 67 años de edad que vivían en Ontario. Aproximadamente un tercio estaban tomando metformina al empezar el estudio. Los otros tomaban otros medicamentos para la diabetes.

Los hombres tomaron metformina durante una media de 19 meses (la mitad durante más tiempo y la otra mitad durante menos) antes de que se les diagnosticara un cáncer, y casi nueve meses después.

Durante aproximadamente cuatro años de seguimiento, Margel halló que los que tomaban metformina tenían un riesgo un 24 por ciento menor de fallecer por cáncer de próstata por cada seis meses adicionales tomando el medicamento después del diagnóstico de cáncer. La reducción del riesgo de muerte por otras causas fue inicialmente el mismo, pero se redujo con el paso del tiempo.

En ambos casos, aunque se halló una asociación entre la metformina y la supervivencia, no se estableció una relación directa de causalidad.

No se observó ninguna reducción en el riesgo de muerte de los pacientes que tomaban otros medicamentos para la diabetes.

Aunque el funcionamiento de los otros medicamentos para la diabetes consiste en aumentar la producción de insulina en el cuerpo, la metformina es un “sensibilizador de la insulina” que funciona al hacer que el cuerpo se haga más sensible a la insulina que ya produce. La insulina es necesaria para trasportar la glucosa a las células para que obtengan energía.

Algunas investigaciones sugieren que los niveles altos de insulina pueden contribuir al crecimiento del cáncer. La metformina, al no aumentar la producción de insulina en el cuerpo, podría reducir el crecimiento de las células cancerosas, según algunos expertos.

Los efectos secundarios típicos del medicamento son una diarrea leve y problemas estomacales, indicó Margel. “Normalmente remiten después de una o dos semanas”, señaló.

En su próximo estudio, los investigadores tienen planeado probar la metformina en pacientes con cáncer de próstata, pero sin diabetes. “Es muy seguro que los pacientes no diabéticos usen la metformina”, según Margel.

Los hallazgos indican que hay una necesidad de que se realice un estudio de gran tamaño en el que a hombres con cáncer de próstata en las primeras etapas de la enfermedad se les divida en grupos: uno en que se tome metformina y otro en que se tome un placebo, afirmó una experta. En un editorial acompañante de la revista, Kathryn Penney, profesora de medicina en el Hospital Brigham and Women’s en Boston, afirmó que al menos hay nueve ensayos en proceso examinando el efecto de la metformina en hombres con cáncer de próstata recurrente o en una etapa avanzada.

Pero estos ensayos actuales podrían estar empezando desde un momento en que ya es demasiado tarde, afirmó. En lugar de eso, un ensayo debería observar el efecto de la metformina en el momento del diagnóstico, cuando la enfermedad se encuentra normalmente en las primeras etapas.

“Si ese ensayo mostrara que hay un beneficio, entonces sí, los hombres que no tienen diabetes podrían empezar a tomar metformina en el momento en que les diagnostiquen un cáncer de próstata”, añadió.

FUENTES: David Margel, M.D., Ph.D., uro-oncologist, Rabin Medical Center, Petah Tikva, Israel; Kathryn Penney, Sc.D., instructor in medicine, Brigham and Women’s Hospital, Harvard Medical School, Boston; Aug. 5, 2013, Journal of Clinical Oncology.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=81182

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus