Diabetes mellitus

9 Abril 2013

Desarrollan insulina de aplicación oral en México

Archivado en: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 15:48
draelizabeth-carvajal-millan
CIUDAD DE MÉXICO (20/ENE/2013).- Con el propósito de facilitar la administración de la insulina en pacientes con diabetes, especialistas del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) han diseñado una matriz (cápsula) que permitirá ingerir la hormona por vía oral.
De acuerdo con la doctora Elizabeth Carvajal Millán, titular de la investigación, la cápsula es elaborada con polisacáridos (polímeros) obtenidos de la cascarilla de cereales como el trigo y el maíz.
Explicó que la matriz diseñada ha demostrado en pruebas de laboratorio resistencia a ambientes ácidos, por lo que el polisacárido protegerá a la insulina durante el trayecto en el tracto digestivo.
La intención, señaló la investigadora, es que al llegar al colon, los microorganismos endémicos degraden la cápsula y liberen la insulina, donde sería absorbida por el organismo para pasar al torrente sanguíneo.
Comentó que el tiempo que tarde en liberarse la insulina será diferente en cada caso, pues dependerá de la duración del trayecto de la cápsula  al colon; no obstante, podría hablarse de un promedio de 12 horas.
Carvajal Millán apuntó que ingerir la insulina de esta manera aumentará el apego al tratamiento entre las personas con diabetes, ya que existe cierta reticencia a administrarla constantemente a través de  la vena.
Indicó que, al ser resistente a los cambios de temperatura y de pH, la cápsula que contenga la insulina no se romperá en su trayecto por el tracto digestivo, protegiendo así la hormona hasta su llegada al colon.
La investigadora expuso que la matriz diseñada está basada en un polisacárido soluble en agua, por lo que se emplea este líquido para solubilizarlo o alguna otra sustancia compatible con la insulina. Posteriormente, se agrega una enzima que permite al polímero formar una red para contener a la hormona.
Si bien el proyecto de este Centro Público de Investigación Conacyt comenzó hace seis años, la matriz aún debe ser evaluada para conocer el tiempo de degradación y los microorganismos que intervienen en el proceso, por lo cual aún no tienen contacto con la industria farmacéutica nacional.
Cabe señalar que para la realización de este proyecto, el CIAD colabora con la Facultad de Medicina de la Universidad de Sonora, y cuenta con financiamiento del Fondo Sectorial de Investigación en Salud y Seguridad Social (SSA/IMSS/ISSSTE-CONACYT).

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Canal RSS de los comentarios de la entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Otro blog más de Art