Diabetes mellitus

4 marzo 2013

Pasar demasiado tiempo sentado duplica riesgo de diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:23
Estar sentado durante periodos prolongados aumenta el riesgo de diabetes, enfermedad cardiaca y muerte, aunque se haga ejercicio de forma regular, plantea un estudio reciente.
Investigadores de Reino Unido analizaron datos de 18 estudios que incluyeron a más de 794,000 personas. Hallaron que las personas que pasan mucho tiempo sentadas durante el día tienen el doble de riesgo de diabetes, enfermedad cardiaca y muerte en comparación con las que no.
El aumento en el riesgo no se vio afectado por los niveles de ejercicio de moderado a vigoroso. Esto sugiere que aunque una persona cumpla con las directrices recomendadas de actividad física, su salud podría seguir en riesgo si está sentada mucho tiempo, señalaron los investigadores.
El estudio aparece en la edición del 14 de octubre de la revista Diabetologia. Aunque el estudio encontró una relación entre la conducta sedentaria y los riesgos de salud, no demostró que existiera una relación de causa y efecto.
“El adulto promedio pasa del 50 al 70 por ciento del tiempo sentado, así que los hallazgos del estudio tienen implicaciones abarcadoras”, señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Leicester la líder del estudio, la Dra. Emma Wilmot, investigadora del Grupo de Investigación en Diabetes de la universidad. “Simplemente al limitar el tiempo que pasamos sentados quizás podamos reducir el riesgo de diabetes, enfermedad cardiaca y muerte”.
“Nuestro estudio también mostró que las asociaciones más constantes eran entre estar sentado y la diabetes”, añadió Wilmot. “Se trata de un mensaje importante porque las personas con factores de riesgo de diabetes, como los obesos, los que tienen origen étnico surasiático o los que tienen antecedentes familiares de diabetes, podrían ayudar a reducir el riego futuro de diabetes al limitar el tiempo que pasan sentadas”.
Hay cosas que se pueden hacer por reducir el riesgo, sugirió el coautor del estudio, el profesor Stuart Biddle de la Universidad de Loughborough.
“Hay muchas formas de reducir el tiempo que pasamos sentados, como dividir los periodos largos que pasa sentado frente a la computadora en el trabajo colocando la computadora portátil encima del archivo. Podemos tener reuniones de pie, podemos caminar durante la hora del almuerzo, y podemos intentar ver menos televisión de noche al fomentar conductas menos sedentarias”, apuntó en el comunicado de prensa.
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Leicester, news release, Oct. 14, 2012
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_130300.html

Los antioxidantes no protegen de accidente cerebro-vascular y demencia

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:17

encefalo

 Los adultos mayores con una alimentación rica en antioxidantes no reducirían su riesgo de desarrollar demencia o de tener un infarto cerebrovascular (ACV), señala un nuevo estudio.
Un equipo halló que las personas que consumían gran cantidad de café, té, naranjas y vino tinto eran tan propensas a desarrollar trastornos neurológicos en los 14 años siguientes como los que evitaban los alimentos ricos en antioxidantes.
“La literatura publicada sobre los antioxidantes y la demencia es contradictoria”, dijo la autora principal del nuevo estudio, Elizabeth Devore, del Hospital de Brigham y las Mujeres, Boston.
Aunque existen pruebas de que ciertas vitaminas protegen el cerebro, dijo que se desconoce si eso se aplica a todos los antioxidantes, como las vitaminas C y E, el selenio y los flavonoides.
“Existe la idea de que todos los antioxidantes serían beneficiosos, pero al estudiar cada uno, no surge necesariamente un motivo para pensar que uno actuaría el organismo como el otro”, destacó.
El estudio incluyó 5395 holandeses de más de 55 años que en 1990 habían respondido cuestionarios sobre su consumo de 170 alimentos. El equipo de Devore siguió a esos participantes durante los siguientes 14 años, en los que a 599 se les diagnosticó demencia (484 tenían Alzheimer) y 601 tuvieron un primer ACV.
Los que más antioxidantes ingerían eran tan propensos a padecer esas enfermedades neurológicas como los participantes que rara vez los consumían. Y este patrón se mantuvo tras considerar la edad, la cantidad de comida que consumían y si fumaban, según publican los autores en Neurology.
Los estudios por imágenes del cerebro de 462 participantes no revelaron una relación entre el consumo de antioxidantes y el volumen de la materia blanca o gris.
Devore aclaró que, como el estudio se concentró sólo en los alimentos, se desconoce si los suplementos con antioxidantes influirían en el riesgo de desarrollar demencia o de tener un ACV.
El equipo escribe que es posible que algunos antioxidantes sean beneficiosos para el cerebro. “Varios estudios demostraron que un mayor consumo de vitamina E a través de los alimentos está asociado con una reducción del riesgo de demencia”, indicó Devore, quien agregó que lo mismo ocurre con el consumo de vitamina C y el riesgo de tener un ACV.
Dijo que todo esto sugiere que la población debería seguir consumiendo gran cantidad de frutas y verduras, incluidos los frutos rojos, y optar por ciertos antioxidantes.
“Quien esté preocupado por la demencia y el ACV (…) debería tratar de consumir vitamina E para reducir el riesgo de desarrollar una y vitamina C, para el otro”, remarcó.
FUENTE: Neurology, online 20 de febrero del 2013.
NUEVA YORK (Reuters Health) –
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_134373.html

« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus