Diabetes mellitus

20 enero 2013

El bypass gástrico laparoscópico es más seguro

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 13:23

La cirugía mínimamente invasiva para adelgazar es más segura que la intervención abierta, ya que los pacientes tienen menos complicaciones, según revela un estudio sobre más de 150.000 personas con un bypass gástrico en Estados Unidos.
Además, el equipo de la Stanford University, en California, halló que los pacientes operados laparoscópicamente abandonan el hospital antes y con costos algo más bajos que aquellos operados con la técnica abierta.
“Desde la perspectiva del cirujano, la posibilidad de ver (durante) la cirugía mejora cuando se realiza laparoscópicamente”, dijo la doctora Anita Courcoulas, profesora y cirujana especializada en estas técnicas del Centro Médico de la University of Pittsburgh, que no participó del estudio.
“Desde el punto de vista de los pacientes, sienten mucho menos dolor, pueden caminar, moverse y retomar antes a las actividades cotidianas”, agregó.
Los resultados respaldan estudios previos que habían sugerido que el procedimiento menos invasivo es más seguro, y son “importantes” porque reflejan las complicaciones y la mortalidad en el país, según agregó Courcoulas.
El equipo del doctor John Morton analizó información de las cirugías para adelgazar realizadas anualmente en 1.000 hospitales estadounidenses entre el 2005 y el 2007, y que formaban parte de la Muestra Nacional de Internaciones.
Ese registro incluía 41.000 bypass gástricos con técnica abierta y 115.000 cirugías con técnica laparoscópica.
Los autores hallaron que el 19 por ciento de los pacientes operados con la técnica abierta habían tenido por lo menos una complicación, como neumonía o necesitar una transfusión, comparado con un 12 por ciento de aquellos tratados con la técnica menos invasiva.
Uno de cada 500 obesos operados con la técnica abierta murió durante o inmediatamente después del procedimiento, comparado con uno de cada 1.000 pacientes tratados laparoscópicamente.
Además, las personas tratadas con la técnica abierta tuvieron también internaciones más prolongadas (3,5 versus 2,4 días), publica el equipo en Archives of Surgery. Y esas intervenciones fueron algo más costosas que las laparoscópicas: 35.000 versus menos de 33.000 dólares.
El registro carecía de información sobre las complicaciones en el largo plazo o cómo los pacientes con sobrepeso llegaban a la cirugía.
“Los pacientes que se someterán a una cirugía para adelgazar, en especial el bypass gástrico, deberían conversar con el cirujano sobre el enfoque a utilizar. La técnica laparoscópica debería ser de el enfoque de primera elección si fuera posible”, concluyó Courcoulas.
“Cada vez hay más consenso para sugerir primero el uso de la técnica laparoscópica”, dijo Morton, autor principal del estudio, que comentó que cerca del 90 por ciento de los bypass gástricos se realiza con laparoscopía.
En otro estudio publicado en la misma revista, los autores hallaron seis investigaciones sobre unas 16.000 personas a las que se les había extirpado el apéndice laparoscópicamente.
Los resultados revelaron que las cirugías también tuvieron menos complicaciones y muertes, e internaciones más breves, que las operaciones abiertas.
FUENTE: Archives of Surgery, 18 de junio del 2012
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_126546.html

Un grave problema sanitario mundial ¿Como mejorar la adherencia al tratamiento?

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 13:17

Este artículo enumera y revisa las estrategias disponibles y en investigación que pueden llevar a un mejor cumplimiento de los tratamientos farmacológicos por parte de los pacientes.

El cumplimiento del tratamiento farmacológico se refiere a la medida en que un paciente cumple con las recomendaciones médicas sobre un tratamiento respecto del momento, la dosis y la frecuencia en el día a día. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce dos categorías de incumplimiento: evitables (olvido, mala interpretación) y no evitables (eventos adversos graves). Con frecuencia, los pacientes no cumplen con los tratamientos farmacológicos esenciales

Cuándo no utilizar HbA1c para el diagnóstico de diabetes

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 12:57

glucometro-4

Desde enero de 2011 la OMS ha recomendado que la HbA1c se utilize para el diagnóstico de diabetes como alternativa a la determinación de glucosa normal para diagnosticar la diabetes tipo 2.  Como recordatorio se plantea para el umbral de diagnóstico para la diabetes es una HbA1c de 48  mmol/mol (6.5%).
¿Por qué cambiar para la HbA1c? Pues para empezar no es necesario que los pacientes estén hambrientos, la hemoglobina glicosilada es más estable en  su transporte al laboratorio y es un buen indicador de complicaciones futuras. Aunque los costos comunicados para la HbA1c se señalan que son más elevados que para las pruebas de glucosa previas, se ha argüido que los ahorros en tiempo invertidos por el personal y la comodidad del paciente posiblemente contrarresten estos costos. En algunos pacientes son más recomendables las otras pruebas tradicionales para el diagnóstico de la diabetes.
La HbA1c no se debiera utilizar en una serie de trastornos en que las concentraciones de glucosa pueden cambiar rápidamente o la HbA1c puede no ser representativa, tales como:
-Niños y personas jóvenes
-Embarazadas o mujeres que han tenido un parto en los últimos dos meses
-Toda persona en que se sospeche que tiene diabetes tipo 1
-Individuos con síntomas de diabetes de duración breve
-Pacientes con alto riesgo de diabetes que presentan una exacerbación aguda
-Pacientes que reciben fármacos durante menos de dos meses, tales como corticosteroides o antipsicóticos que pueden causar un incremento rápido en la glucosa
-Pacientes con VIH, con insuficiencia renal o con problemas pancreáticos
-Algunos tipos de anemia, como la anemia ferropénica grave pueden interferir con la determinación de HbA1c.
Referencias
http://www.bmj.com/content/345/bmj.e7566

El monitor de glucosa Navigator superó al resto

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 12:51

 En un nuevo estudio, el monitor continuo de glucosa Navigator (Abbott Diabetes Care) fue más preciso que Seven Plus (DexCom) o Guardian (Medtronic) en las personas con diabetes tipo 1.
El Navigator ya no está disponible en Estados Unidos, pero las otras dos marcas fueron actualizadas, lo que para uno de los autores es “una buena noticia” para los pacientes.
El doctor Steven J. Russell dijo por correo electrónico: “Hallamos que la precisión y la confiabilidad variaron significativamente entre los distintos monitores continuos de glucosa, algo que los diabéticos y los desarrolladores del páncreas biónico deberían tener en cuando al elegir uno de estos dispositivos”.
El equipo de Russell, del Hospital General de Massachusetts, Boston, comparó los tres dispositivos en tres hombres y tres mujeres de unos 52 años en promedio y con diabetes desde hacía 32 años.
En Diabetes Care, el equipo describe que a todos los pacientes se les colocaron los sensores y los transmisores, que se utilizaron simultáneamente en el centro donde se realizó la investigación en dos experimentos de control de la glucosa en sangre durante 51 horas.
En cada período hubo seis comidas. Los participantes hicieron 30 minutos de ejercicio en una bicicleta fija. Cada 15 minutos se les realizaron controles de referencia de la calidad de la glucosa en sangre y se emparejaron y compararon con los resultados de los monitores.
El Navigator fue más preciso con una diferencia media relativa agregada de todos los puntos emparejados del 11,8 por ciento. Los valores correspondientes para Seven Plus y Guardian fueron del 16,5 y el 20,3 por ciento.
La confiabilidad de los dispositivos según la razón de valores de glucosa que emitió el receptor durante el estudio con respecto de la cantidad total posible para ese período fue de casi un 100 por ciento para Navigator y Guardian, pero de un 76 por ciento para Seven Plus.
Los autores admiten que la configuración de circuito completo para el control de la glucosa en sangre hizo que los valores de glucosa se concentraran “en un rango más estrecho que el habitual que aparece con la terapia estandarizada de la diabetes tipo 1″.
Para los investigadores, “Navigator fue el más preciso de la actual generación de monitores continuos de la glucosa, seguido de Seven Plus y Guardian”. El modelo de Navigator que se probó ya no se comercializa en Estados Unidos. Abbott explicó por escrito que el retiro del mercado fue por problemas de suministro.
En nombre de Abbott Diabetes Care, Jeffrey Christensen dijo por correo electrónico que “el Sistema Navigator FreeStyle de Monitoreo Continuo de la Glucosa se discontinuó en Estados Unidos en marzo del 2012 y sigue así”.
“El sistema Navigator FreeStyle II aún no está disponible en Estados Unidos. Aun así, seguimos desarrollando nuestra siguiente generación de dispositivos con la tecnología de sensado de Navigator FreeStyle”.
Russell agregó: “Uno de los dispositivos probados (Seven Plus) fue reemplazado con una versión actualizada y el otro (Guardian) tiene una actualización que espera la aprobación de la FDA. Finalizamos una revisión de los nuevos dispositivos con el mismo enfoque y nuestro análisis preliminar sugiere que han mejorado. Esto es una buena noticia para los usuarios”.
El coautor del estudio, doctor Edward R. Damiano, de Boston University, indicó por correo electrónico que el Navigator está disponible en algunos países de Europa e Israel y que ha habido “un lanzamiento silencioso del Navigator FreeStyle II, que está disponible en Alemania”.
Por David Douglas
14 ene (Reuters) –
FUENTE: Diabetes Care, 2012.
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_133083.html

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus