Diabetes mellitus

6 diciembre 2012

Las bebidas alcohólicas añaden 100 calorías de promedio al día a la dieta de un adulto

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 15:41

copas-de-vino

 El estadounidense adulto toma 100 calorías de promedio al día con la cerveza, el vino u otras bebidas alcohólicas, de acuerdo con un estudio reciente.
No todo el mundo bebe esa cantidad habitualmente, por supuesto, pero la investigación muestra que alrededor del 30 por ciento de los hombres y del 18 por ciento de las mujeres de 20 años de edad o más consumen algún tipo de bebida alcohólica diariamente.
En promedio, sin embargo, “la gente consume menos de una bebida al día” aseguró la autora del estudio, la Dra. Samara Joy Nielsen, miembro principal del Centro Nacional de Estadísticas de la Salud (NCHS).
Muchos quizá no se den cuenta de que solo con beber un poco cada día se puede ganar peso con el tiempo, comentó.
“Las calorías de las bebidas cuentan para los adultos”, señaló Neilsen. “Nos hemos olvidado de eso, y no hemos examinado lo que las bebidas alcohólicas contribuyen al consumo de calorías en los adultos”.
Para poner las cosas en perspectiva, “una cerveza supone 150 calorías, lo mismo que un refresco”, afirmó. “Sea consciente de todas las calorías que consume al día, incluidos el café y el té, las bebidas endulzadas con azúcar y el alcohol”.
El nuevo informe detalla los patrones de consumo de bebidas alcohólicas de los adultos en EE. UU. desde 2007 hasta 2010. Los hallazgos fueron publicados en la edición de noviembre de la revista NCHS Data Brief.
Se pidió a los participantes que contaran el número de bebidas que tomaban en un periodo de 24 horas. Los hombres tenían más probabilidades de tomar cerveza y otros tipos de alcohol, y las mujeres al parecer preferían el vino.
Las 100 calorías diarias de promedio representan alrededor del 16 por ciento del total de las calorías, observaron los investigadores. No supuso ninguna sorpresa ver que los que más alcohol bebían eran los hombres de 20 a 39 años, que consumían un promedio de 174 calorías en alcohol al día.
Beber un poco no es necesariamente nocivo para la salud, y las directrices dietéticas actuales de EE. UU. sugieren que un consumo moderado de alcohol (una bebida al día para las mujeres y dos para los hombres) tiene cabida en una dieta sana.
Estos nuevos hallazgos sugieren que la mayoría de la gente se atiene a estos límites. Sin embargo, el 20 por ciento de los hombres y el 6 por ciento de las mujeres consumen más de 300 calorías de alcohol en un día en particular, más de lo especificado en las directrices dietéticas.
Para el informe, “una bebida” equivale a una porción de 12 onzas (355 mililitros) de cerveza o de una bebida a base de vino, 8 onzas (235 mililitros) de licor de malta, 5 onzas (150 mililitros) de vino de mesa y 1.5 onzas (44 mililitros) de alcohol destilado de graduación alcohólica 80.
Pero incluso 100 calorías al día pueden llevar al sobrepeso si la gente no va con cuidado, señaló una nutricionista.
Connie Diekman, directora de nutrición de la Universidad de Washington en St. Louis, aseguró que 100 calorías al día en alcohol significan 10 libras (4.5 kilos) al año si se añaden estas calorías al consumo diario normal. “Estos datos proporcionan una información importante para ayudar a que los consumidores comprendan de dónde vienen estas calorías”, añadió.
Eric Rimm, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston, estuvo de acuerdo en que el informe es “un buen recuento de lo que se bebe en la actualidad en EE. UU. y de las calorías que se derivan de esas bebidas”.
Sin embargo, añadió que medir el consumo de alcohol en un día en concreto puede que no muestre toda la realidad de los individuos. “En un día en particular en que alguien come papas fritas, éstas pueden conformar hasta el 25 por ciento del total de las calorías”, afirmó Rimm. “Pero la mayoría no come papas fritas cada día”.
JUEVES, 15 de noviembre (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Samara Joy Neilsen, Ph.D., senior service fellow, National Center for Health Statistics, Rockville, Md.; Eric Rimm, Sc.D., associate professor, medicine, Harvard Medical School, Boston; November 2012 NCHS Data Brief Connie Diekman, director, university nutrition, Washington University, St. Louis
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131422.html

Los diabéticos deben aumentar el nivel de ejercicio con cuidado

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:23
 El ejercicio desempeña un papel importante en la gestión de la diabetes, pero las personas que sufren del tipo 1 o del tipo 2 de la enfermedad deben tomar ciertas medidas de precaución antes de aumentar el nivel de actividad física, señalan los expertos.
Según el Consejo Americano del Ejercicio (American Council on Exercise), aunque el ejercicio ayuda a los diabéticos a controlar los niveles de glucemia, a veces puede provocar que esos niveles bajen peligrosamente. En casos extremo, la afección, conocida como hipoglucemia, puede resultar en pérdida del conocimiento, convulsiones, coma o muerte.
Como resultado, el consejo recomendó en un comunicado de prensa que las personas con diabetes tomen las siguientes precauciones:
-Hable con el médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicio o actividad, y asegúrese de vigilar su salud de forma regular.
-Revise la glucemia antes y después del ejercicio para determinar la forma en que el organismo responde a ciertas actividades.
-No haga ejercicio solo. Use una pulsera de identificación que informe que usted sufre de diabetes.
-Informe a sus entrenadores o profesores que tiene diabetes, de forma que puedan modificar el ejercicio y estar atentos a las señales de hipoglucemia.
-Si tiene diabetes tipo 1, tenga a mano un refrigerio ligero rico en carbohidratos por si necesita una inyección rápida de energía.
JUEVES, 1 de noviembre (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: American Council on Exercise, news release, Oct. 24, 2012
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_130962.html

Intervención educativa en diabetes mellitus

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 9:18
Intervención educativa en personas con diabetes mellitus en la provincia Granma
  Educational intervention aimed at people with diabetes mellitus in Granma province
  Dr. Eduardo Valdés Ramos, Lic. Yelanis Castillo Oliva, Lic. Yadira Cedeño Ramírez
Centro de Atención al Diabético. Bayamo. Granma, Cuba.

Las estatinas y hacer ejercicio son el mejor medio para bajar el colesterol

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:12

farmacos_280

 Las personas que hacen ejercicio y además toman estatinas para bajar los niveles altos de colesterol pueden ver reducido su riesgo de mortalidad de forma dramática, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.
“La reducción en el riesgo de muerte es independiente: lo que hacen las estatinas es independiente de lo que hace el ejercicio”, afirmó el investigador principal Peter Kokkinos, profesor del departamento de cardiología del Centro Médico de Asuntos de los Veteranos en Washington, D. C.
“Cuando se combinan los dos, se pueden obtener incluso mejores resultados”, señaló. “Si usted está tomando estatinas, su riesgo de mortalidad es alrededor del 35 por ciento más bajo que para aquellos que no las toman, pero si hace ejercicio, su riesgo de mortalidad desciende conforme su condición física mejora hasta el punto de que puede reducir en un 70 por ciento su riesgo de fallecimiento”.
Kokkinos se refiere a un ejercicio moderado con regularidad, no a grandes esfuerzos. “Andar con paso rápido treinta minutos al día, lo que no es demasiado”, aseguró.
Las estatinas son medicamentos que incluyen el Lipitor (atorvastatina), Lescol (fluvastatina), Pravachol (pravastatina), Crestor (rosuvastatina) y Zocor (simvastatina).
Hay personas que no pueden tomar estatinas por sus efectos secundarios, señaló Kokkinos. “Para esas personas, solo con el ejercicio se reduce el riesgo tanto como con las estatinas, si no más aún”, aseguró. Sin embargo, “no recomendamos que no tomen estatinas”, enfatizó.
El ejercicio somete al cuerpo a una tensión que lo fortalece, indicó Kokkinos. Proteger al cuerpo ante los factores estresantes cambiantes es una adaptación evolutiva, añadió.
“Salga del sofá y ande”, aconsejó Kokkinos. “Todo lo que necesita es andar con paso rápido unos 150 minutos a la semana”.
El informe aparece en la edición en línea del 28 de noviembre de la revista The Lancet.
Para realizar el estudio, el equipo de Kokkinos analizó los registros médicos de más de 10,000 veteranos con niveles de colesterol altos tratados en hospitales de Washington D.C. y de Palo Alto, California. 9,700 eran hombres y 343, mujeres.
Los investigadores evaluaron el nivel de forma física de los participantes a partir de los resultados de pruebas estándares de tolerancia al ejercicio, que se llevaron a cabo entre 1986 y 2011.
Hubo un menor número de fallecimientos en los participantes que tomaban estatinas y estaban en buenas condiciones físicas. Tras 10 años de seguimiento, los que contaban con un mejor estado físico tenían el menor riesgo de mortalidad, observaron los investigadores.
En realidad, estas personas en mejores condiciones físicas redujeron su riesgo de muerte en alrededor del 60 por ciento sin importar si estaban tomando o no estatinas, según el estudio.
Estas diferencias en el riesgo de mortalidad no se pudieron explicar por la edad, el peso, el grupo étnico, el historial de enfermedades cardiovasculares, los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares o por los medicamentos, aseguraron los investigadores.
De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., alrededor de 71 millones de estadounidenses tienen el colesterol alto, un factor de riesgo importante de enfermedades cardiacas, comentaron los autores.
Un experto, familiarizado con los nuevos hallazgos, advirtió que el ejercicio no es un sustituto de las estatinas en las personas con un colesterol alto. Los mejores resultados los obtienen aquellos que toman estatinas y que se encuentran en las mejores condiciones físicas, enfatizó.
“Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la causa principal de muerte y discapacidad en hombres y mujeres en Estados Unidos”, señaló el Dr. Gregg Fonarow, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y profesor de cardiología en la Universidad de California en Los Ángeles.
“Se ha demostrado en multitud de ensayos clínicos que la terapia de estatinas reduce de forma sustancial los problemas cardiovasculares y la mortalidad por cualquier causa tanto en hombres como en mujeres con riesgo de enfermedad cardiovascular”, afirmó.
Algunas personas han pensado que si realizan ejercicio con regularidad y se mantienen en forma físicamente puede que no obtengan beneficio alguno del tratamiento con estatinas y algunos médicos solo tienen en cuenta la terapia de estatinas para los pacientes que no han conseguido modificar su estilo de vida, comentó Fonarow.
Este nuevo estudio muestra que sea cual sea el nivel del estado físico, la terapia de estatinas estaba relacionada independientemente con un riesgo menor de muerte. Los mejores resultados obtenidos en 10 años fueron los de los hombres y mujeres que tomaban estatinas y que se encontraban en las mejores condiciones físicas, observó.
“Estos hallazgos refuerzan aún más la notable seguridad y efectividad clínicas en el mundo real de la terapia de estatinas para evitar y tratar las enfermedades cardiovasculares”, aseguró Fonarow.
MARTES, 27 de noviembre (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTES: Peter Kokkinos, Ph.D., professor, Veterans Affairs Medical Center, Washington, D.C.; Gregg Fonarow, M.D., spokesman, American Heart Association, and professor, cardiology, University of California, Los Angeles; Nov. 28, 2012, The Lancet, online
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131793.html

Piden que investigadores moderen sus palabras

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:07

Por Ivan Oransky
NUEVA YORK (Reuters Health) – Cuando se trata de describir hallazgos médicos, un grupo de editores de revistas de cardiología pide que los investigadores moderen sus palabras.
“Les rogamos que no se adelanten a las pruebas”, dijo el doctor Christopher Cannon, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston, e integrante del grupo de editores de revistas de cardiología que publicó una declaración esta semana.
“Está muy bien analizar los resultados y decir ‘Deberíamos estudiarlos más’, pero no es correcto asegurar ‘esto es bueno’ o ‘esto es malo’ y que los médicos empiecen a cambiar sus decisiones antes de contar con la respuesta adecuada”.
Existe una diferencia entre los estudios observacionales, que simplemente observan a un grupo de personas durante un período, y los ensayos clínicos aleatorizados, en los que al azar se le asigna a un grupo de pacientes un ingrediente activo o un placebo sin decirles cuál de los dos están utilizando.
Cannon dijo que esa diferencia se vuelve evidente en la historia de la terapia de reemplazo hormonal. Millones de mujeres la utilizaron después de que se conocieran resultados observacionales promisorios, pero preliminares, y antes de la publicación de un estudio aleatorizado clave en el 2002 que demostró que el uso de la terapia era riesgoso.
Y la historia sigue repitiéndose, sostuvo Cannon, editor jefe de Critical Pathways in Cardiology, con los supuestos efectos protectores de la vitamina E y el folato en el corazón.
Cuando Cannon compartió el borrador de la declaración con colegas, muchos dijeron “Ya lo sabemos”. Pero Cannon asegura que “cada semana aparecen estudios que sobrestiman los resultados”.
“Es algo que uno debe recordar todo el tiempo” porque son muchos más estudios observacionales que aleatorizados, que son más costosos. De todos modos, Cannon destacó el valor de los estudios observacionales.
Nunca se diseñó un estudio aleatorizado para determinar si fumar causa cáncer pulmonar, por ejemplo, porque no sería ético. Pero la prueba que aportan los ensayos observacionales, combinada con experimentos con animales, es implacable sobre la relación entre los cigarrillos y los tumores.
La clave, según opinan los autores, es usar las palabras correctas. “Redujo el riesgo” sería adecuado para un ensayo aleatorizado, mientras que “Se observó una reducción del riesgo” o “existe una asociación” sería lo adecuado para un estudio observacional.
En un artículo que publicará Clinical Cardiology, Cannon y un colega incluyen un ejemplo desenfadado.
Si “la cantidad de cigüeñas y de bebés en Escocia aumentó un 10 por ciento entre el 2010 y el 2011 (estudio observacional), no podríamos concluir que el aumento de las cigüeñas ‘causó’ el aumento de nacimientos, sino que lo más adecuado sería decir que la cantidad de cigüeñas estuvo ‘correlacionada’ o ‘asociada con’ una mayor cantidad de nacimientos”, señalaron.
Por si quedan dudas, se trata de un estudio ficticio. Pero se trata de algo serio, según sostuvo Gary Schwitzer, de HealthNewsReview.org, un sitio que analiza las noticias sobre salud y medicina. Dijo que el lenguaje que utilizan las revistas científicas puede influir en la cobertura periodística de los resultados de los estudios publicados.
“Deja la sensación de estar mirando un partido de tenis de mesa entre la investigación y la editorialización”, dijo Schwitzer a Reuters Health. “Un día estamos en un extremo, en el que el café protege de la diabetes, y la semana siguiente estamos en el otro extremo, en el que el consumo de café aumenta el riesgo de tener un infarto cerebral”.
FUENTE: European Heart Journal (y otros), online 1 de diciembre del 2012
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=78387&uid=445164&fuente=inews

¿Está asociada la diabetes con la pérdida de audición?

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:03

 Los diabéticos serían dos veces más propensos a perder audición que las personas sin diabetes, señala un nuevo estudio.
En una revisión de estudios publicados, el equipo de Japón descubrió también que ese riesgo crecía aún más en los diabéticos más jóvenes. Los especialistas advierten que este tipo de estudios no prueba que la diabetes sea la causante de un aumento de las tasas de hipoacusia.
“Definitivamente, no resuelve el asunto, sino que destaca la importancia de algo sobre lo que los pacientes deberían preguntar en la consulta”, dijo el doctor Steven Smith, de la Clínica Mayo, Rochester, Minnesota.
En el 2008, un equipo de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por su sigla en inglés) había detectado un patrón similar en una muestra de más de 11.000 personas.
Allí, los participantes diabéticos eran dos veces más propensos a tener una disminución auditiva que los participantes sin la enfermedad.
La Asociación Estadounidense de Diabetes estima que unos 16 millones de estadounidenses son diabéticos y los NIH dicen que 36 millones de estadounidenses sufren de algún grado de hipoacusia.
El aumento del azúcar en sangre que provoca la diabetes podría producir la disminución auditiva al dañar los vasos sanguíneos de los oídos, según explica el equipo de Chika Horikawa, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Niigata, Japón.
Los autores reunieron información de 13 estudios previos sobre la relación entre la diabetes y la disminución auditiva publicados entre 1977 y el 2011. Juntos, los estudios brindaron información sobre 7377 diabéticos y 12.817 no diabéticos.
El equipo halló que los diabéticos tenían 2,15 veces más riesgo que el otro grupo a tener hipoacusia. Pero al dividir la información según la edad, ese riesgo aumentaba 2,61 veces en los menores de 60 y 1,58 veces en los mayores de 60 años.
En Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, el equipo escribe que los próximos estudios deberían tener en cuenta más factores de riesgo, como la edad y el ambiente, para explicar la relación entre la diabetes y la disminución auditiva.
Aun así, Horikawa dijo por e-mail que, con estos resultados, la diabetes debería empezar a reconocerse como un factor de riesgo de la pérdida de audición.
“Asimismo, estos resultados sugieren que la pérdida de audición debería empezar a controlarse en los diabéticos a una edad más temprana que en la población sin diabetes”, dijo Horikawa, quien recordó que la pérdida auditiva también está asociada con un aumento del riesgo de depresión y demencia.
Por Andrew M.Seaman
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, online 12 de noviembre del 2012.
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=78436

Simvastatina acelera sanación de heridas en ratones de laboratorio

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:00

 Aplicar Zocor (simvastatina), un fármaco reductor del colesterol común, en la piel parece acelerar la sanación de las heridas en ratones diabéticos, muestra un estudio reciente.
Los investigadores japoneses dijeron que sus hallazgos podrían tener implicaciones significativas para los diabéticos, que con frecuencia desarrollan complicaciones graves, que incluyen la amputación, debido a una curación lenta de las heridas. También apuntaron que si el fármaco se pudiera aplicar a la piel, sin tomarse de forma oral, los pacientes podrían evitar los efectos secundarios posibles, como el daño renal.
Pero la investigación aún es preliminar, y no se sabe si los resultados observados en ratones aplican a los seres humanos. Los expertos anotan que los resultados de la investigación en animales no siempre se pueden replicar en los humanos.
Los hallazgos aparecen en la edición de diciembre de la revista American Journal of Pathology.
“Sabemos que varios factores tienen que ver con la sanación lenta de las heridas en la diabetes”, apuntó en un comunicado de prensa de la revista la investigadora líder, la Dra. Jun Asai, del departamento de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Prefectura de Kioto. Esos factores incluyen una muerte de las células más rápida, una reducción en el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos (la angiogénesis) y problemas con la formación de vasos linfáticos (linfangiogénesis), apuntaron los investigadores.
“Este estudio muestra que la simvastatina [Zocor] tópica acelera significativamente la recuperación de las heridas al aumentar tanto la angiogénesis como la linfangiogénesis”, apuntó Asai.
Para llevar a cabo el estudio, los investigadores trataron heridas de la piel de grosor completo en las espaldas de ratones diabéticos con Zocor tópico en vaselina o solo con vaselina. El tratamiento se repitió tras cuatro, siete y diez días.
El estudio reveló que tras dos semanas, las heridas tratadas con Zocor se habían sanado en más de un 90 por ciento. Las heridas tratadas solo con vaselina se habían sanado en menos de un 80 por ciento.
Los investigadores apuntaron que la diferencia más notable se observó tras una semana de tratamiento. Para el séptimo día, las heridas tratadas con simvastatina se habían curado en un 79 por ciento, mientras que las tratadas con vaselina solo habían mejorado en un 52 por ciento.
“Se trata de una estrategia sencilla que podría tener un potencial terapéutico significativo para mejorar la sanación de las cortaduras en los pacientes con problemas de microcirculación, como los diabéticos”, anotó Asai. Sin embargo, “se necesita más investigación”, concluyeron Asai y colegas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Prefectura de Kioto, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Hamamatsu, y del Centro de Investigación Científica Innovadora de Shiseido, en Yamamoto.
JUEVES, 29 de noviembre (HealthDay News) —
 
FUENTE: American Journal of Pathology, news release, Nov. 27, 2012
HealthDay
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_131840.html

La diabetes mellitus en la historia de la humanidad

Filed under: Historia — Arturo Hernández Yero @ 8:55

banting-y-best-en-lab

La diabetes mellitus parece haber sido una sentencia de muerte en la era antigua. Hipócrates no hace ninguna mención de la entidad, lo que puede indicar que se sentía que la enfermedad era incurable. Areteo intentó tratarla, pero no pudo dar un buen pronóstico, comentó que “la vida (con diabetes) es corta, desagradable y dolorosa”.
Sushruta (siglo 6 aC) identificó la diabetes y la clasificó como”Medhumeha”. Los antiguos indios identificaban como prueba de la diabetes mediante la observación de si las hormigas fueron atraídas por la orina de una persona, y llamó a la enfermedad “enfermedad de la orina dulce” (Madhumeha). Las palabras coreano, chino y japonés para la diabetes se basa en la misma ideogramas que significan “enfermedad de azúcar en la orina”.
En la Persia medieval, Avicena (980-1037) proporcionó una descripción detallada de la diabetes mellitus en ”El Canon de Medicina”, “que describe el apetito anormal y el colapso de las funciones sexuales y documentado el sabor dulce de la orina diabética.” Al igual que Areteo antes que él, Avicena reconoció la diabetes primaria y secundaria. También describió la gangrena diabética, y la diabetes tratada con una mezcla de lupino, Trigonella (alholva), y la semilla cedoaria, que produce una considerable reducción en la excreción de azúcar, un tratamiento que todavía está prescrito en los tiempos modernos. Avicena también “, describió la diabetes insípida con mucha precisión por primera vez”, aunque más tarde fue Johann Peter Frank (1745-1821) quien fue el primero en diferenciar entre la diabetes mellitus y diabetes insípida.
Aunque la diabetes ha sido reconocida desde la antigüedad, y los tratamientos con  eficacia diferentes se han conocido en varias regiones desde la Edad Media, y en la leyenda por mucho tiempo, la patogénesis de la diabetes sólo se ha entendido experimentalmente desde alrededor de 1900.  El descubrimiento de un papel para el páncreas en la diabetes es generalmente atribuida a Joseph von Mering y Oskar Minkowski , quien en 1889 encontraron que los perros cuyos  páncreas fueron  retirados desarrollaron todos los signos y síntomas de la diabetes y morían en poco tiempo.
En 1910, Sir Edward Albert Sharpey-Schafer sugiere que las personas con diabetes eran deficientes en un solo producto químico que se produce normalmente por el páncreas-propuso llamar a esta sustancia”,”la insulina, del latín”aislamiento”, que significa isla , en referencia a los islotes que producen insulina de Langerhans en el páncreas.
El papel endocrino del páncreas en el metabolismo, y de hecho la existencia de la insulina, no se aclaró hasta 1921, cuando Sir Frederick Grant Banting y Charles Herbert Best repitiron los trabajos de Von Mering y Minkowski, y fueron más allá para demostrar que se podía revertir la diabetes inducida  en los perros, dándoles un extracto de los islotes pancreáticos de Langerhans de perros sanos.
Banting, Best, y sus colegas (en especial el químico Collip) pasaron a purificar la hormona insulina de páncreas bovino en la Universidad de Toronto. Esto condujo a la disponibilidad de un eficaz tratamiento con insulina, las inyecciones y el primer paciente fue tratado en 1922. Para ello, Banting y el director del laboratorio MacLeod recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1923, ambos compartieron sus premios en metálico con otros miembros del equipo que no fueron reconocidos, en particular, y mejor Collip. Banting y Best hizo la patente disponibles sin cargo alguno y no tratar de controlar la producción comercial. La producción de insulina y la terapia se extendió rápidamente por todo el mundo, en gran parte como resultado de esta decisión. Banting se siente honrado por el Día Mundial de la Diabetes que se celebra el día de su cumpleaños, 14 de noviembre.
http://www.news-medical.net/health/History-of-Diabetes-(Spanish).aspx

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus