Diabetes mellitus

22 agosto 2012

Un estudio halla que el grupo sanguíneo podría aumentar el riesgo cardiaco

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:55

 El grupo sanguíneo podría influir sobre la salud cardiaca. Los grupos A, B y AB aumentan ligeramente las probabilidades de enfermedad cardiaca, sugiere un estudio reciente.
Sin embargo, esa predisposición genética se puede contrarrestar al vivir un estilo de vida sano que incluya una dieta equilibrada, ejercicio y una presión arterial, un colesterol y un peso bien controlados, señalan los expertos.
“Nuestros datos sugieren la importancia de saber el grupo sanguíneo como un indicador de la susceptibilidad a la enfermedad cardiovascular”, comentó el investigador líder, el Dr. Lu Qi, profesor asistente del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston.
“Aunque seguimos recomendando un estilo de vida sano a todo el mundo, los que tienen los grupos de alto riesgo quizás deban prestar más atención a la reducción del riesgo”, añadió.
El informe aparece en la edición del 14 de agosto de la revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology. Aunque halló una asociación entre el grupo sanguíneo y un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, no se determinó una relación causal.
Para el estudio, el equipo de Qi recolectó datos sobre más de 60,000 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras, y más de 17,000 personas del Estudio de seguimiento de profesionales de salud. Los participantes, que tenían de 30 a 75 años, recibieron seguimiento durante más de 20 años.
Los investigadores hallaron que las personas del grupo AB, el grupo sanguíneo menos común, tenían un aumento de 23 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiaca, en comparación con las personas del grupo sanguíneo O. El aumento en el riesgo fue de once por ciento para las personas en el grupo B, y de 5 por ciento para las del grupo A.
Alrededor del 7 por ciento de los estadounidenses tienen el grupo AB, mientras que más o menos 43 por ciento tienen el grupo O, el grupo sanguíneo más común, anotaron los investigadores.
Para aislar la contribución del grupo sanguíneo al riesgo de enfermedad cardiaca, el grupo de Qi tomó en cuenta factores como la dieta, la edad, el peso, el sexo, la raza, el tabaquismo, la menopausia y los antecedentes médicos.
Los participantes del estudio eran sobre todo blancos, así que no se sabe si estos hallazgos aplican a otros grupos raciales, apuntó Qi. También se desconocen los motivos del aumento en el riesgo asociado con ciertos grupos sanguíneos.
Sin embargo, hay evidencia que sugiere que el grupo A se asocia con niveles más altos de lipoproteína de baja densidad (LDL), el llamado colesterol malo, apuntaron los investigadores.
El grupo O también podría contener un factor que ayude a la sangre a fluir y evite la coagulación, dijeron.
El Dr. Gregg Fonarow, vocero de la American Heart Association y profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, no se mostró sorprendido de los hallazgos.
“Estudios anteriores han reportado que hay una relación entre los grupos sanguíneos que no son O y un mayor riesgo de enfermedad de las arterias coronarias”, comentó.
El grupo sanguíneo podría relacionarse con el riesgo cardiovascular de varias formas, planteó. Los factores claves involucrados en la coagulación son más altos en los individuos que no son del grupo O, y también se ha mostrado que los niveles de colesterol varían según el grupo sanguíneo. Las respuestas inflamatoria e inmune también podrían variar según grupo sanguíneo, apuntó Fonarow.
“Sin embargo, los riesgos asociados con los grupos aparte del O son modestos, y la edad, la presión arterial, los niveles de colesterol, fumar, la diabetes y otros factores de riesgo tradicionales imparten un riesgo mucho mayor, por lo que deben seguir siendo el foco clave de la detección y la prevención del riesgo cardiovascular”, enfatizó.
MARTES, 14 de agosto (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128295.html

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus