Diabetes mellitus

22 agosto 2012

Observan niveles altos de BPA en personas con arterias obstruidas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 20:03
biberones-de-plastico
Por primera vez, los investigadores han descubierto evidencia de que una sustancia química hallada en una amplia variedad de productos plásticos de uso cotidiano podría relacionarse con el riesgo de obstrucción arterial, y por tanto de enfermedad cardiaca, entre los que se halla que tienen niveles elevados de la sustancia en la orina.
El hallazgo profundiza inquietudes anteriores sobre el bisfenol A (BPA), que se usa en la fabricación de recipientes para comidas y bebidas, y en otros artículos comunes del hogar. Los resultados del nuevo estudio se basan en un análisis de datos sobre casi 600 hombres y mujeres que participaron en un estudio sobre la enfermedad de la arteria coronaria en Reino Unido.
“Nuestro más reciente estudio fortalece un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que el BPA podría añadir a los factores de riesgo conocidos de la enfermedad cardiaca”, señalaron en un comunicado de prensa del Colegio de Medicina y Odontología de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, el autor del estudio David Melzer, profesor de epidemiología y salud pública del colegio, y colegas.
Melzer y colegas publicaron sus hallazgos en la edición del 15 de agosto de la revista PLoS ONE.
Para explorar el impacto potencial de la sustancia sobre la enfermedad cardiaca, el equipo de investigación dividió a los participantes del estudio en tres grupos, según su estatus de obstrucción arterial: los que tenían enfermedad grave de la arteria coronaria (385 pacientes), los que tenían enfermedad moderada (86 pacientes), y los que no tenían señales de enfermedad de la arteria coronaria (120 pacientes).
Entonces, los investigadores midieron los niveles de BPA hallados en la orina de cada paciente.
La referencia cruzada de la obstrucción arterial con los niveles urinarios de BPA reveló que los que tenían enfermedad grave de la arteria coronaria tenían niveles urinarios de BPA “significativamente” más altos.
“Estos resultados son importantes porque nos dan una mejor comprensión sobre los mecanismos subyacentes de la asociación entre el BPA y la enfermedad cardiaca”, apuntó en el comunicado de prensa Tamara Galloway, toxicóloga principal del estudio.
Sin embargo, aunque el estudio descubrió una asociación entre la obstrucción arterial y los niveles de BPA en la orina, no probó una relación causal.
Los autores del estudio anotaron en el comunicado de prensa que una investigación publicada por el Colegio de Medicina y Odontología Península en 2008 hizo que muchos países prohibieran el BPA en la fabricación de biberones y otros artículos relacionados con la alimentación, basándose en la sugerencia de que la sustancia podría plantear un riesgo cardiaco específico a los bebés.
Además, otras investigaciones del mismo equipo han sugerido que la exposición al BPA podría afectar los niveles de testosterona en los hombres.
Alan Mozes
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: Peninsula College of Medicine and Dentistry, news release, Aug. 15, 2012
HealthDay
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128344.html

Casi la mitad de los pacientes de diabetes tipo 2 reportan dolor

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:59
Casi 50 % de los pacientes de diabetes tipo 2 afirman que sufren de dolor agudo y crónico, y alrededor de una cuarta parte sufren de una amplia variedad de síntomas, lo que incluye daño nervioso, fatiga y depresión, indica un estudio reciente.
 
Como resultado, un tratamiento especializado, conocido como atención paliativa, que se enfoca en aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida, debería ser una parte normal de la gestión de la diabetes, sugieren los investigadores.
 
“Los adultos que viven con diabetes tipo 2 sufren de tasas increíblemente altas de síntomas de dolor y que no son dolor, a niveles similares que los pacientes que viven con cáncer”, aseguró en un comunicado de prensa emitido conjuntamente por el Centro Médico de la VA de San Francisco, la Universidad de California en San Francisco y Kaiser Permanente la autora líder del estudio, la Dra. Rebecca Sudore, médica de plantilla del centro médico y profesora asociada de la universidad.
 
“La atención paliativa ya ha comenzado a integrarse en la atención ofrecida a los pacientes de cáncer, insuficiencia cardiaca e insuficiencia renal”, añadió Sudore. “Nuestros resultados resaltan la necesidad de ampliar la gestión de la diabetes para que también incluya el modelo de atención paliativa”.
 
Para llevar a cabo el estudio, investigadores del Centro Médico VA de San Francisco, la Universidad de California en San Francisco y la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California, examinaron más de 13,000 adultos con diabetes tipo 2 de 30 a 75 años de edad.
 
Además del dolor crónico, la fatiga y la depresión, alrededor de uno de cada cuatro pacientes reportó neuropatía, que se caracteriza por hormigueo o entumecimiento en las manos, piernas o pies; problemas para dormir; e inestabilidad física o emocional, reportó el estudio. Los investigadores también hallaron tasas altas de falta de aliento, náuseas y estreñimiento.
 
Aunque esos síntomas ocurrían en pacientes de todas las edades, los investigadores dijeron que eran más comunes hacia el final de la vida.
 
“El campo de la diabetes se ha enfocado, y con razón, en reducir la glucemia, la presión arterial y los niveles de colesterol de los pacientes, en un intento de evitar complicaciones como la enfermedad cardiovascular, la insuficiencia cardiaca, las amputaciones y la ceguera”, señaló en el comunicado de prensa conjunto Andrew Karter, científico principal de investigación del Kaiser.
 
“Sin embargo, nuestras observaciones proveen una importante alarma para que los médicos no esperen hasta las últimas etapas de la diabetes para enfocarse en estos resultados reportados por los pacientes, sino que consideren una atención paliativa temprana como parte de la gestión usual de la enfermedad crónica”, planteó Karter.
El estudio aparece en la edición en línea del 3 de agosto de la revista Journal of General Internal Medicine.
 
Casi 26 millones de estadounidenses (o más del 8 por ciento de la población de EE. UU.) sufren de diabetes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La mayoría tienen la forma tipo 2 de la enfermedad, que se asocia con la obesidad y un estilo de vida sedentario. Esas personas no producen suficiente insulina ni usan la insulina de forma adecuada. La insulina es una hormona necesaria para transformas la comida en energía. Con el tiempo, el daño provocado por la diabetes tipo 2 puede llevar a enfermedades graves y a la muerte.
 
FUENTE: San Francisco VA Medical Center, University of California, San Francisco and Kaiser Permanente, news release, Aug. 7, 2012

Un estudio halla que el grupo sanguíneo podría aumentar el riesgo cardiaco

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:55

 El grupo sanguíneo podría influir sobre la salud cardiaca. Los grupos A, B y AB aumentan ligeramente las probabilidades de enfermedad cardiaca, sugiere un estudio reciente.
Sin embargo, esa predisposición genética se puede contrarrestar al vivir un estilo de vida sano que incluya una dieta equilibrada, ejercicio y una presión arterial, un colesterol y un peso bien controlados, señalan los expertos.
“Nuestros datos sugieren la importancia de saber el grupo sanguíneo como un indicador de la susceptibilidad a la enfermedad cardiovascular”, comentó el investigador líder, el Dr. Lu Qi, profesor asistente del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston.
“Aunque seguimos recomendando un estilo de vida sano a todo el mundo, los que tienen los grupos de alto riesgo quizás deban prestar más atención a la reducción del riesgo”, añadió.
El informe aparece en la edición del 14 de agosto de la revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology. Aunque halló una asociación entre el grupo sanguíneo y un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, no se determinó una relación causal.
Para el estudio, el equipo de Qi recolectó datos sobre más de 60,000 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras, y más de 17,000 personas del Estudio de seguimiento de profesionales de salud. Los participantes, que tenían de 30 a 75 años, recibieron seguimiento durante más de 20 años.
Los investigadores hallaron que las personas del grupo AB, el grupo sanguíneo menos común, tenían un aumento de 23 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiaca, en comparación con las personas del grupo sanguíneo O. El aumento en el riesgo fue de once por ciento para las personas en el grupo B, y de 5 por ciento para las del grupo A.
Alrededor del 7 por ciento de los estadounidenses tienen el grupo AB, mientras que más o menos 43 por ciento tienen el grupo O, el grupo sanguíneo más común, anotaron los investigadores.
Para aislar la contribución del grupo sanguíneo al riesgo de enfermedad cardiaca, el grupo de Qi tomó en cuenta factores como la dieta, la edad, el peso, el sexo, la raza, el tabaquismo, la menopausia y los antecedentes médicos.
Los participantes del estudio eran sobre todo blancos, así que no se sabe si estos hallazgos aplican a otros grupos raciales, apuntó Qi. También se desconocen los motivos del aumento en el riesgo asociado con ciertos grupos sanguíneos.
Sin embargo, hay evidencia que sugiere que el grupo A se asocia con niveles más altos de lipoproteína de baja densidad (LDL), el llamado colesterol malo, apuntaron los investigadores.
El grupo O también podría contener un factor que ayude a la sangre a fluir y evite la coagulación, dijeron.
El Dr. Gregg Fonarow, vocero de la American Heart Association y profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, no se mostró sorprendido de los hallazgos.
“Estudios anteriores han reportado que hay una relación entre los grupos sanguíneos que no son O y un mayor riesgo de enfermedad de las arterias coronarias”, comentó.
El grupo sanguíneo podría relacionarse con el riesgo cardiovascular de varias formas, planteó. Los factores claves involucrados en la coagulación son más altos en los individuos que no son del grupo O, y también se ha mostrado que los niveles de colesterol varían según el grupo sanguíneo. Las respuestas inflamatoria e inmune también podrían variar según grupo sanguíneo, apuntó Fonarow.
“Sin embargo, los riesgos asociados con los grupos aparte del O son modestos, y la edad, la presión arterial, los niveles de colesterol, fumar, la diabetes y otros factores de riesgo tradicionales imparten un riesgo mucho mayor, por lo que deben seguir siendo el foco clave de la detección y la prevención del riesgo cardiovascular”, enfatizó.
MARTES, 14 de agosto (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128295.html

Ecuatorianos se benefician con producto cubano Heberprot-p

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:53
El producto cubano Heberprop-p, para atender afecciones derivadas de la diabetes, es recibido hoy en Ecuador con beneplácito por los resultados que reportan los pacientes de este país suramericano con tratamiento.
  Bajo el título El pie diabético puede ser tratado con otra medicina, el diario El Telégrafo describe los efectos de la aplicación de este compuesto químico para evitar la amputación de las extremidades inferiores de los afectados.
En Ecuador, el fármaco se suministra gratuitamente en los hospitales públicos de las provincias de Chimborazo, Santo Domingo, Azuay, Loja, Imbabura, Pichincha, Guayas y Manabí.
El medicamento evita complicaciones derivadas de las úlceras del pie diabético, que azota a más del seis por ciento de la población nacional, ocasiona la discapacidad y es una de las cinco afecciones más comunes en este país.
La fórmula está basada en el Factor de Crecimiento Epidérmico Humano Recombinante, Heberprot-p 75 y fue desarrollada en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba.
Se informó que la fase de estudio concluyó oficialmente aquí y en dos meses se iniciará un programa nacional entre el Ministerio de Salud Pública y la Empresa Pública de Fármacos Enfarma, para lo cual se importaron nueve mil dosis destinadas a 500 pacientes.
El siete por ciento de las muertes registradas aquí por enfermedades se produce a causa de complicaciones de la diabetes, que padecen en Ecuador unas 840 mil personas.
Según los testimonios recogidos por el rotativo, los pacientes de distintas edades agradecen el avance de la cura de su afección con el Heberprot-p, que comenzó a utilizarse aquí desde octubre del año pasado.
Los especialistas reconocen la cicatrización acelerada de las heridas y la reducción en un gran por ciento de la posibilidad de la intervención quirúrgica para amputaciones en los miembros inferiores.
Quito, 13 ago (PL)

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus