Diabetes mellitus

30 agosto 2012

Diagnóstico y clasificación de la diabetes mellitus. ADA 2012

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 18:12

 

diabetes-care-2012

 

En el siguiente artículo de la Diabetes Care de enero de 2012 pueden encontrar una actualizada presentación del diagnóstico y clasificación de la diabetes mellitus, de acuerdo a los criterios y enfoques de la ADA(American Diabetes Association).

 

Diagnosis and Classification of Diabetes Mellitus

1.   American Diabetes Association

28 agosto 2012

Isquemia miocárdica silente en diabéticos tipo 2

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 14:12
 Dra. Yordanka Piña Rivera, Dra. Liz Odelmis Cruz Hernández, Dra. Judith Parlá Sardiñas, Dra. María Magdalena Fernández Marrero
Hospital Militar Central “Dr. Carlos J. Finlay”. La Habana, Cuba

Caracterización del control metabólico en niños y adolescentes con diabetes mellitus tipo 1

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 14:07
MSc. Dr. Pedro González Fernández,I Dr. C. Miguel Ángel Álvarez González,II Dr. C. Eduardo Cabrera Rode,III Lic. Caridad Josefina Bejerano Reyes,I Lic. Madelaime Albertine LópezI
IHospital Pediátrico Universitario “William Soler”. La Habana, Cuba.
IIInstituto Nacional de Neurología y Neurocirugía. La Habana, Cuba.
IIIInstituto Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.

Los científicos identifican nuevas regiones genéticas relacionadas con la diabetes tipo 2

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 11:15

gen-molecula

 Los científicos han identificado diez nuevas regiones del ADN relacionadas con la diabetes tipo 2, lo que lleva el número de genes y regiones genéticas asociadas con la enfermedad a más de 60.
La diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo no produce suficiente insulina y no responde efectivamente a la insulina que sí produce. Como resultado, los niveles de glucosa en sangre pueden aumentar sin control. Una diabetes sin control puede llevar a muchas complicaciones de salud, que incluyen enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular, daño nervioso y ceguera.
El equipo internacional de investigadores afirmó que sus hallazgos podrían ayudar a los expertos a desarrollar tratamientos para la afección.
“Las diez regiones genéticas que hemos mostrado están asociadas con la diabetes tipo 2 nos acercan a una comprensión biológica de la enfermedad”, apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de Oxford el investigador principal del estudio Mark McCarthy, del Centro Wellcome Trust de Genética Humana de la universidad. “Es difícil crear nuevos fármacos para la diabetes sin tener primero una comprensión de a qué procesos biológicos del cuerpo hay que dirigirse. Este trabajo nos acerca a esa meta”.
El estudio, liderado por investigadores de la Universidad de Oxford, del Instituto Broad de la Universidad de Harvard y el MIT, y de la Universidad de Michigan, investigó variaciones genéticas comunes en el ADN que podrían relacionarse con la diabetes tipo 2.
Los investigadores examinaron el ADN de casi 35,000 personas que tenían diabetes tipo 2 y de aproximadamente 115,000 personas sin la enfermedad, y hallaron las nuevas regiones genéticas en que cambios en el ADN podían relacionarse con el riesgo de diabetes de las personas. Dos de esas regiones mostraron efectos distintos dependiendo del sexo. Una se asoció con un mayor riesgo en los hombres, mientras que la otra se asoció con un aumento del riesgo en las mujeres.
En el estudio, también emergió un patrón en el tipo de genes relacionados con la diabetes tipo 2.
“Al observar las más o menos 60 regiones en conjunto podemos buscar características del tipo de gen que influye sobre el riesgo de diabetes tipo 2″, señaló McCarthy. “Vemos genes que tienen que ver con el control del proceso del crecimiento, la división y el envejecimiento celulares, sobre todo los que están activos en el páncreas, donde se produce la insulina. Vemos genes que tienen que ver con las vías a través de las cuales las células grasas del cuerpo pueden influir sobre los procesos biológicas en otras partes del organismo. Y vemos un conjunto de gentes del factor de transcripción, genes que ayudan a controlar qué otros genes se activan”.
Los autores del estudio dijeron que siguen su investigación sobre los cambios genéticos que subyacen a la diabetes tipo 2, haciendo una secuenciación completa del ADN de los pacientes.
“No solo podremos buscar las señales que no hemos detectado hasta ahora, sino que también podremos determinar qué cambio individual del ADN es responsable”, planteó McCarthy. “Estos estudios de secuenciación del genoma realmente nos ayudarán a avanzar hacia una comprensión biológica más completa de la diabetes”.
El estudio aparece en la edición en línea del 12 de agosto de la revista Nature Genetics.
Mary Elizabeth Dallas
LUNES, 13 de agosto (HealthDay News)
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Oxford, news release, Aug. 12, 2012
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128249.html

Estudio reactiva debate sobre controvertida “cura” para diabetes tipo 1

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 11:09

inyeccion-insulina

NUEVA YORK (Reuters) – Una controvertida cura experimental para la diabetes tipo 1, mediante el uso de una vacuna contra la tuberculosis (TB) inventada hace un siglo, parece extinguir temporalmente la enfermedad, según un estudio sobre un puñado de pacientes dirigido por una científica muy criticada por sus colegas.
No hay garantía de que los resultados de este ensayo en estadio inicial, publicado recién en la revista PLoS One, se mantendrán en estudios más amplios, actualmente bajo realización.
Otros investigadores especializados en diabetes criticaron el estudio por ir más allá de la evidencia en sus declaraciones sobre cuál era la causa de los efectos observados.
No obstante, si los hallazgos efectivamente se mantienen, implicarían que la vacuna genérica bacillus Calmette-Guerin (BCG), en uso desde 1921, puede regenerar células segregadoras de insulina en el páncreas, cuya pérdida produce la diabetes.
“Creemos que estamos observando evidencia inicial de efectividad”, dijo la investigadora experta en inmunología Denise Faustman, del Hospital General de Massachusetts, quien dirigió el estudio. “Esta vacuna simple y económica ataca la autoinmunidad subyacente en la diabetes tipo 1″, agregó. Esa autoinmunidad, por la que el sistema inmunológico actúa sobre las propias células en lugar de los invasores, destruye las células productoras de insulina en el páncreas conocidas como células de los islotes. Como resultado, los pacientes tienen que inyectarse regularmente insulina para controlar su nivel de  glucosa en sangre.
También conocida como diabetes juvenil, la enfermedad afecta a millones de personas en el mundo. Según la ex Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil (JDRF), unos 3 millones de estadounidenses padecen la condición y 30.000, en su mayoría adultos, son diagnosticados anualmente, que se considera incurable.
“Hallamos que incluso bajas dosis de la vacuna podían revertir transitoriamente la diabetes tipo 1, y esto sucedió en pacientes que habían tenido la enfermedad por 15 años”, dijo Faustman. El efecto duró alrededor de una semana.
“Nuestras mediciones demostraron que morían las células T autoinmunes que destruyen a las células de los islotes, y vimos evidencia de que la producción de insulina se restauraba”, agregó la autora.
Otros especialistas en diabetes tienen sus dudas.
“Hay algo de pensamiento mágico aquí”, dijo el doctor Domenico Accilim del Centro de Diabetes Naomi Berrie de la Columbia University. La idea de que la BCG elimina las células autoinmunes “está totalmente sin probar”.
REGENERANDO LAS CÉLULAS DE LOS ISLOTES
El estudio está, sin embargo, dentro de los principales esfuerzos por curar la diabetes, dijo el inmunólogo celular Raphael Clynes, del Centro Berrie, que no participó en la investigación.
“Los colegas habían supuesto que al momento en que la diabetes se había declarado en los pacientes, todas sus células insulares se habían destruido”, dijo Clynes.
“Ahora sabemos que hay células preservadas muchos años después. La hipótesis es que, si se puede eliminar la respuesta inflamatoria autoinmune, las células de los islotes pueden regenerarse”, agregó.
La investigación de Faustman sobre ratones de laboratorio, iniciada en la década de 1990, sugería que una manera de lograrlo era con un compuesto del organismo llamado factor de necrosis tumoral o TNF.
El TNF es difícil de obtener comercialmente, pero la vacuna BCG aumenta la producción de este factor en el cuerpo. Los crecientes niveles de TNF generados por la vacuna curaron la diabetes tipo 1 en ratones, según informó Faustman hace una década.
Ahora, tres pacientes con diabetes desde hacía varios años recibieron dos inyecciones de BCG, con un mes de separación. Otros tres recibieron inyecciones de solución salina, sirviendo como grupo de control con placebo.
En dos de los tres pacientes tratados con BCG, los niveles de células T atacantes de los islotes cayeron, informaron el miércoles los investigadores.
Las células autoinmune muertas ingresaron al torrente sanguíneo, un indicio de el TNF las estaba eliminando. Una medición de la producción de insulina se incrementó. Ningún paciente presentó efectos adversos. La restauración de la producción de insulina duró apenas una semana. Para el ensayo que se están reclutando cientos de pacientes, Faustman planea brindar dosis de BCG subsecuentes.
Por Sharon Begley
Reuters Health
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128129.html

Avanafil: nuevo inhibidor de la 5-fosfodiesterasa

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:59

pareja-besandose1

Acaba de ser publicado los resultados del empleo del avanafil, un nuevo inhibidor de la 5-fosfodiesterasa para el manejo de la disfunción eréctil. Fue realizado un estudio multicéntrico, a doble ciego contra placebo, en 390 hombres con disfunción eréctil y diabetes mellitus. Se emplearon dosis de 100 mg(n=129) y 200 mg(n=131) o placebo(n=130). Se evaluó Indice Internacional de Función Eréctil y la posibilidad de completar penetración. Los resultados fueron favorables en forma significativa para ambas dosis del fármaco. Los eventos adversos más frecuentes reportados fueron:cefalea, nasofaringitis, flushing y congestión sinusal. El avanafil resultó seguro y fue efectivo entre 15 minutos después de su ingestión y hasta 6 horas posterior a esta toma. Los eventos adversos fueron similares a los informados con otros inhibidores de la 5-fosfodiesterasa.

Avanafil for the Treatment of Erectile Dysfunction: A Multicenter, Randomized, Double-Blind Study in Men With Diabetes Mellitus. Mayo Clin Proc. 2012 Jul 31. (Original) PMID: 22857780

23 agosto 2012

Las yemas de huevo son tan malas para las arterias como fumar, según un estudio

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 7:02

gordo-comiendo-dulce

 Ya sean hervidas, revueltas o fritas, las yemas de huevo, ricas en colesterol, pueden endurecer las arterias casi tanto como fumar, sugiere un estudio reciente.
“Las personas en riesgo de enfermedad vascular no deben comer yemas de huevo”, plantea el autor líder del estudio, el Dr. David Spence, profesor de neurología de la Universidad Occidental en Londres, Ontario, Canadá.
El colesterol que se encuentra en el núcleo amarillo del huevo puede obstruir incluso la arteria carótida que va al cerebro, lo que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), apuntó.
“La placa carótida aumenta marcadamente con la edad, así que las únicas personas que pueden comer yemas de huevo con impunidad son las que saben que morirán jóvenes debido a una causa aparte de la enfermedad vascular”, comentó Spence.
El informe aparece en la edición en línea de este mes de la revista Atherosclerosis.
Para el estudio, el equipo de Spence recolectó datos sobre más de 1,200 hombres y mujeres que participaban en una iniciativa que buscaba controlar la enfermedad cardiaca.
Primero, los investigadores usaron ultrasonido para determinar la cantidad de placa en las arterias de cada paciente. Entonces, preguntaron a los pacientes sobre el tabaquismo, la frecuencia con que comían huevos, otros factores del estilo de vida y sobre cualquier fármaco que tomaran.
Aunque los niveles de placa arterial aumentaban con la edad, tanto fumar como comer yemas de huevo aceleró la formación de placa en los vasos sanguíneos, hallaron los investigadores. El consumo regular de yemas de huevo aceleró los depósitos de placa en las arterias a una tasa que equivalía a alrededor de dos tercios de la tasa observada en el tabaquismo, señaló Spence.
Las personas que comían tres o más yemas por semana tenían un aumento significativo en la placa en comparación con las personas que comían dos o menos yemas por semana, halló el equipo. Spence aseguró que esto tiene sentido, ya que apenas “una yema de huevo supera la ingesta diaria recomendada de colesterol”.
Una experta que no estuvo vinculada con el estudio se mostró de acuerdo. Según Samantha Heller, coordinadora de nutrición clínica del Centro para la Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut, “se sabe que la cantidad de colesterol en muchas yemas de huevo supera los 200 miligramos al día recomendados para las personas con factores de riesgo de enfermedad cardiovascular”.
Los autores del estudio anotaron que el efecto de las yemas de huevo sobre la placa era independiente del sexo, los niveles de colesterol, la presión arterial, el tabaquismo, el peso y la diabetes de una persona.
En una declaración, la Junta Americana del Huevo (American Egg Board) dijo que los hallazgos provienen de “un estudio observacional que solo puede sugerir relaciones potenciales, no determinar conclusiones causales reales”.
La Junta del Huevo también anotó en la declaración que “los sujetos del estudio con mayores ingestas de huevo también tendían a ser fumadores empedernidos, y apenas un pequeño porcentaje de la población consumía más de cinco huevos por semana, lo que significa que las conclusiones se basaron en un pequeño número de sujetos”.
El Dr. Gregg Fonarow, vocero de la American Heart Association y profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que la evidencia a favor y en contra del consumo de yemas de huevo ha ido de un extremo al otro durante décadas.
“Que el consumo dietario de huevo se asocie con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular ha sido controversial, y estudios anteriores han sido inconsistentes”, señaló Fonarow. Dijo que, hasta que haya más estudios, el tema aún no ha quedado cerrado.
Ahora mismo, señaló Fonarow, “la American Heart Association recomienda que para mantener la salud cardiaca y cerebral se coma una variedad de alimentos nutritivos de todos los grupos alimentarios, con un énfasis en verduras, frutas, productos de grano integral y productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, además de comer pescado por lo menos dos veces por semana”.
Pero Heller enfatizó que el colesterol se oculta en muchos alimentos, entre ellos la carne y el queso, y las comidas preparadas con huevos, como los productos horneados.
Se preguntó si el estudio podría estarse dirigiendo a las yemas de huevo, y obviando algunas de estas otras fuentes de colesterol.
“La mayoría de alimentos animales contienen grasa saturada, lo que aumenta la inflamación interna y el colesterol en suero [sangre]”, anotó Heller. “El estudio no toma en cuenta otros alimentos que contienen colesterol, grasa saturada o yemas de huevo. Quizás las personas que comen muchos huevos también los combinan con otros alimentos menos sanos, como el queso y las salchichas”.
La Junta del Huevo se mostró de acuerdo. “El estudio no controló los hábitos de ejercicio, la circunferencia de la cintura, la ingesta de grasas saturadas, el alcohol o los alimentos comúnmente consumidos junto a los huevos, como las carnes y otros platos ricos en grasas”, comentó en una declaración.
Por otro lado, las claras de huevo siguen siendo una excelente fuente de proteína y una gran alternativa al huevo completo, apuntó Heller.
“Aunque algunas personas se quejan de que las claras de huevo no saben tan bien como el huevo entero, añadir verduras como espinacas, cebollas u hongos, hierbas y un poquito de cúrcuma para que el huevo quede amarillo (en esto, lo visual parece hacer una diferencia) puede crear una comida deliciosa y sana”, planteó Heller.
La investigación sugiere que una dieta más basada en plantas (lo que significa comer menos huevos, quesos, carnes rojas y procesadas, y más verduras, legumbres, frutos secos y frutas) podría mejorar los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular como el colesterol, la presión arterial y los triglicéridos, añadió.
MIÉRCOLES, 15 de agosto (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128337.html

22 agosto 2012

Observan niveles altos de BPA en personas con arterias obstruidas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 20:03
biberones-de-plastico
Por primera vez, los investigadores han descubierto evidencia de que una sustancia química hallada en una amplia variedad de productos plásticos de uso cotidiano podría relacionarse con el riesgo de obstrucción arterial, y por tanto de enfermedad cardiaca, entre los que se halla que tienen niveles elevados de la sustancia en la orina.
El hallazgo profundiza inquietudes anteriores sobre el bisfenol A (BPA), que se usa en la fabricación de recipientes para comidas y bebidas, y en otros artículos comunes del hogar. Los resultados del nuevo estudio se basan en un análisis de datos sobre casi 600 hombres y mujeres que participaron en un estudio sobre la enfermedad de la arteria coronaria en Reino Unido.
“Nuestro más reciente estudio fortalece un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que el BPA podría añadir a los factores de riesgo conocidos de la enfermedad cardiaca”, señalaron en un comunicado de prensa del Colegio de Medicina y Odontología de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, el autor del estudio David Melzer, profesor de epidemiología y salud pública del colegio, y colegas.
Melzer y colegas publicaron sus hallazgos en la edición del 15 de agosto de la revista PLoS ONE.
Para explorar el impacto potencial de la sustancia sobre la enfermedad cardiaca, el equipo de investigación dividió a los participantes del estudio en tres grupos, según su estatus de obstrucción arterial: los que tenían enfermedad grave de la arteria coronaria (385 pacientes), los que tenían enfermedad moderada (86 pacientes), y los que no tenían señales de enfermedad de la arteria coronaria (120 pacientes).
Entonces, los investigadores midieron los niveles de BPA hallados en la orina de cada paciente.
La referencia cruzada de la obstrucción arterial con los niveles urinarios de BPA reveló que los que tenían enfermedad grave de la arteria coronaria tenían niveles urinarios de BPA “significativamente” más altos.
“Estos resultados son importantes porque nos dan una mejor comprensión sobre los mecanismos subyacentes de la asociación entre el BPA y la enfermedad cardiaca”, apuntó en el comunicado de prensa Tamara Galloway, toxicóloga principal del estudio.
Sin embargo, aunque el estudio descubrió una asociación entre la obstrucción arterial y los niveles de BPA en la orina, no probó una relación causal.
Los autores del estudio anotaron en el comunicado de prensa que una investigación publicada por el Colegio de Medicina y Odontología Península en 2008 hizo que muchos países prohibieran el BPA en la fabricación de biberones y otros artículos relacionados con la alimentación, basándose en la sugerencia de que la sustancia podría plantear un riesgo cardiaco específico a los bebés.
Además, otras investigaciones del mismo equipo han sugerido que la exposición al BPA podría afectar los niveles de testosterona en los hombres.
Alan Mozes
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: Peninsula College of Medicine and Dentistry, news release, Aug. 15, 2012
HealthDay
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128344.html

Casi la mitad de los pacientes de diabetes tipo 2 reportan dolor

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:59
Casi 50 % de los pacientes de diabetes tipo 2 afirman que sufren de dolor agudo y crónico, y alrededor de una cuarta parte sufren de una amplia variedad de síntomas, lo que incluye daño nervioso, fatiga y depresión, indica un estudio reciente.
 
Como resultado, un tratamiento especializado, conocido como atención paliativa, que se enfoca en aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida, debería ser una parte normal de la gestión de la diabetes, sugieren los investigadores.
 
“Los adultos que viven con diabetes tipo 2 sufren de tasas increíblemente altas de síntomas de dolor y que no son dolor, a niveles similares que los pacientes que viven con cáncer”, aseguró en un comunicado de prensa emitido conjuntamente por el Centro Médico de la VA de San Francisco, la Universidad de California en San Francisco y Kaiser Permanente la autora líder del estudio, la Dra. Rebecca Sudore, médica de plantilla del centro médico y profesora asociada de la universidad.
 
“La atención paliativa ya ha comenzado a integrarse en la atención ofrecida a los pacientes de cáncer, insuficiencia cardiaca e insuficiencia renal”, añadió Sudore. “Nuestros resultados resaltan la necesidad de ampliar la gestión de la diabetes para que también incluya el modelo de atención paliativa”.
 
Para llevar a cabo el estudio, investigadores del Centro Médico VA de San Francisco, la Universidad de California en San Francisco y la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California, examinaron más de 13,000 adultos con diabetes tipo 2 de 30 a 75 años de edad.
 
Además del dolor crónico, la fatiga y la depresión, alrededor de uno de cada cuatro pacientes reportó neuropatía, que se caracteriza por hormigueo o entumecimiento en las manos, piernas o pies; problemas para dormir; e inestabilidad física o emocional, reportó el estudio. Los investigadores también hallaron tasas altas de falta de aliento, náuseas y estreñimiento.
 
Aunque esos síntomas ocurrían en pacientes de todas las edades, los investigadores dijeron que eran más comunes hacia el final de la vida.
 
“El campo de la diabetes se ha enfocado, y con razón, en reducir la glucemia, la presión arterial y los niveles de colesterol de los pacientes, en un intento de evitar complicaciones como la enfermedad cardiovascular, la insuficiencia cardiaca, las amputaciones y la ceguera”, señaló en el comunicado de prensa conjunto Andrew Karter, científico principal de investigación del Kaiser.
 
“Sin embargo, nuestras observaciones proveen una importante alarma para que los médicos no esperen hasta las últimas etapas de la diabetes para enfocarse en estos resultados reportados por los pacientes, sino que consideren una atención paliativa temprana como parte de la gestión usual de la enfermedad crónica”, planteó Karter.
El estudio aparece en la edición en línea del 3 de agosto de la revista Journal of General Internal Medicine.
 
Casi 26 millones de estadounidenses (o más del 8 por ciento de la población de EE. UU.) sufren de diabetes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La mayoría tienen la forma tipo 2 de la enfermedad, que se asocia con la obesidad y un estilo de vida sedentario. Esas personas no producen suficiente insulina ni usan la insulina de forma adecuada. La insulina es una hormona necesaria para transformas la comida en energía. Con el tiempo, el daño provocado por la diabetes tipo 2 puede llevar a enfermedades graves y a la muerte.
 
FUENTE: San Francisco VA Medical Center, University of California, San Francisco and Kaiser Permanente, news release, Aug. 7, 2012

Un estudio halla que el grupo sanguíneo podría aumentar el riesgo cardiaco

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:55

 El grupo sanguíneo podría influir sobre la salud cardiaca. Los grupos A, B y AB aumentan ligeramente las probabilidades de enfermedad cardiaca, sugiere un estudio reciente.
Sin embargo, esa predisposición genética se puede contrarrestar al vivir un estilo de vida sano que incluya una dieta equilibrada, ejercicio y una presión arterial, un colesterol y un peso bien controlados, señalan los expertos.
“Nuestros datos sugieren la importancia de saber el grupo sanguíneo como un indicador de la susceptibilidad a la enfermedad cardiovascular”, comentó el investigador líder, el Dr. Lu Qi, profesor asistente del departamento de nutrición de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston.
“Aunque seguimos recomendando un estilo de vida sano a todo el mundo, los que tienen los grupos de alto riesgo quizás deban prestar más atención a la reducción del riesgo”, añadió.
El informe aparece en la edición del 14 de agosto de la revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology. Aunque halló una asociación entre el grupo sanguíneo y un mayor riesgo de enfermedad cardiaca, no se determinó una relación causal.
Para el estudio, el equipo de Qi recolectó datos sobre más de 60,000 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras, y más de 17,000 personas del Estudio de seguimiento de profesionales de salud. Los participantes, que tenían de 30 a 75 años, recibieron seguimiento durante más de 20 años.
Los investigadores hallaron que las personas del grupo AB, el grupo sanguíneo menos común, tenían un aumento de 23 por ciento en el riesgo de enfermedad cardiaca, en comparación con las personas del grupo sanguíneo O. El aumento en el riesgo fue de once por ciento para las personas en el grupo B, y de 5 por ciento para las del grupo A.
Alrededor del 7 por ciento de los estadounidenses tienen el grupo AB, mientras que más o menos 43 por ciento tienen el grupo O, el grupo sanguíneo más común, anotaron los investigadores.
Para aislar la contribución del grupo sanguíneo al riesgo de enfermedad cardiaca, el grupo de Qi tomó en cuenta factores como la dieta, la edad, el peso, el sexo, la raza, el tabaquismo, la menopausia y los antecedentes médicos.
Los participantes del estudio eran sobre todo blancos, así que no se sabe si estos hallazgos aplican a otros grupos raciales, apuntó Qi. También se desconocen los motivos del aumento en el riesgo asociado con ciertos grupos sanguíneos.
Sin embargo, hay evidencia que sugiere que el grupo A se asocia con niveles más altos de lipoproteína de baja densidad (LDL), el llamado colesterol malo, apuntaron los investigadores.
El grupo O también podría contener un factor que ayude a la sangre a fluir y evite la coagulación, dijeron.
El Dr. Gregg Fonarow, vocero de la American Heart Association y profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, no se mostró sorprendido de los hallazgos.
“Estudios anteriores han reportado que hay una relación entre los grupos sanguíneos que no son O y un mayor riesgo de enfermedad de las arterias coronarias”, comentó.
El grupo sanguíneo podría relacionarse con el riesgo cardiovascular de varias formas, planteó. Los factores claves involucrados en la coagulación son más altos en los individuos que no son del grupo O, y también se ha mostrado que los niveles de colesterol varían según el grupo sanguíneo. Las respuestas inflamatoria e inmune también podrían variar según grupo sanguíneo, apuntó Fonarow.
“Sin embargo, los riesgos asociados con los grupos aparte del O son modestos, y la edad, la presión arterial, los niveles de colesterol, fumar, la diabetes y otros factores de riesgo tradicionales imparten un riesgo mucho mayor, por lo que deben seguir siendo el foco clave de la detección y la prevención del riesgo cardiovascular”, enfatizó.
MARTES, 14 de agosto (HealthDay News) —
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_128295.html

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus