Diabetes mellitus

21 diciembre 2011

Estar gordo es una cuestión legal en Japón

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:45
Estar gordo es una cuestión legal en Japón
Preocupado por el considerable aumento de los problemas cardiovasculares, la diabetes y otras enfermedades relacionadas con el peso, el Gobierno japonés ha decidido imponer un estándar de cintura para todos los ciudadanos mayores de 40 años.
 gordo-con-cinta-en-la-cintura
En Japón, ser delgado no es sólo el precio que se paga por la moda o por ser aceptado socialmente. Es una cuestión legal.
Por eso, antes de que un “policía de la gordura” pudiera enviarla al purgatorio de la grasa, Miki Yabe, de 39 años, gerente de una gran empresa de transportes, se sometió a una dieta de choque el mes pasado.
La semana previa a tener que pasar el reconocimiento médico anual de su empresa, Yabe ingirió 21 comidas consecutivas de sopa de verduras y se machacó en el gimnasio durante 30 minutos al día corriendo y nadando.
“Es aterrador”, dice Yabe, que mide 5,3 pies (152,4 cm) y pesa 133 libras (60,32 kilos). “He cogido 2 kilos (4,5 libras) este año”.
En Japón, la nación industrializada más delgada, la gente está luchando contra la grasa para evitar el temido síndrome metabólico y cumplir con un estándar de cintura impuesto por el Gobierno.
El síndrome metabólico, conocido aquí simplemente como “metabo”, es una combinación de riesgos para la salud, incluida la flacidez del estómago, tensión arterial alta y colesterol alto, que puede conducir a enfermedades cardiovasculares y a diabetes.
Preocupados por las crecientes tasas de ambos en un país donde empieza a ser un problema, los legisladores de Japón establecieron el año pasado un tamaño máximo de la cintura para cualquier persona de 40 años o más: 85 centímetros (33,5 pulgadas) para los hombres y 90 centímetros (35,4 pulgadas) para las mujeres.
Pero Japón no es el único país preocupado por el peso de sus ciudadanos.
En Estados Unidos, los proyectos de ley de la reforma sanitaria del Senado y la Cámara han incluido la denominada “Enmienda Safeway”, que ofrece descuentos en las primas de seguros a las personas que llevan una vida más sana. La experiencia de los japoneses ofrece lecciones de hasta qué punto es complicado legislar una buena salud.
Aunque la denominada “ley metabo” de Japón tiene como objetivo ahorrar dinero en la partida de los riesgos de salud relacionados con la obesidad, no hay consenso de que esto se logrará realmente.
Los médicos y expertos en salud han dicho que los límites del contorno de la cintura chocan con las pautas recomendadas por la Federación Internacional de Diabetes de Japón.
Mientras tanto, los residentes locales han recurrido a la compra de equipos de fitness, apuntarse al gimnasio e ingerir pastillas a base de hierbas en un intento por perder peso, incluso aunque algunos doctores advierten de que ya están demasiado delgados para empezar con esto.
06:30h | David Nakamura, Tokio (Japón) | GlobalPost
http://noticias.lainformacion.com/mundo/estar-gordo-es-una-cuestion-legal-en-japon_urvcZl4hY2qhKFF3exgXA6/

Sobrepeso y obesidad: prevención y tratamiento

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:36
Un consenso de sociedades científicas establece nuevas recomendaciones nutricionales basadas en la evidencia para el exceso de peso
 obesos
¿Comer cinco comidas al día es aconsejable o no tiene trascendencia en el peso del individuo? ¿Adelgazan las dietas ricas en fibra? ¿Cuántas calorías deben consumirse por debajo de las requeridas cada día para perder peso? ¿Cuál es la mejor dieta para adelgazar? Estas son algunas de las dudas que se plantean tanto profesionales sanitarios como pacientes y la población en general. Sin embargo, a pesar de que algunas de las respuestas se repiten de forma insistente en los medios de comunicación y en boca de médicos y dietistas-nutricionistas, no todas están respaldadas por la evidencia científica. Por este motivo, con ellas ha empezado el consenso de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) sobre prevención y tratamiento del sobrepeso y la obesidad, presentado hace pocos días en el X Congreso de la SEEDO.
Factores relacionados con la obesidad
Los expertos han analizado los estudios publicados sobre la relación entre obesidad y aspectos tan variados como el tamaño de las raciones, el ambiente obesogénico, el efecto del desayuno, los aperitivos, algunos patrones alimentarios como la dieta mediterránea y las dietas vegetarianas, algunos alimentos (frutas y hortalizas, cereales integrales, azúcares, bebidas azucaradas, aceite de oliva, frutos secos, carne) y nutrientes como los hidratos de carbono y las tan famosas proteínas. Todo esto para la prevención del exceso de peso.
En el caso del tratamiento, se analiza la dieta hipocalórica equilibrada, dietas que modifican grasas frente a hidratos de carbono, dietas hiperproteicas, con sustitutos de comidas, dietas de muy bajo contenido calórico y la dieta mediterránea. Algunas de las principales recomendaciones prácticas para la prevención hacen referencia a la utilización de raciones de menor tamaño, limitar el consumo habitual de fast food y bebidas azucaradas, aumentar el consumo de fibra a partir de alimentos de origen vegetal y promover estrategias que hagan posible una disponibilidad y acceso fáciles a frutas y hortalizas.
Riesgo y prevención de sobrepeso y obesidad
La dieta mediterránea tendría un posible papel en la prevención del sobrepeso y obesidad
Pese a que se insiste en el papel del desayuno en la prevención de la ganancia de peso, las investigaciones que estudian la relación entre la omisión del desayuno en adultos y el riesgo de sobrepeso y obesidad son controvertidas e inconsistentes. Por ello, el documento no incluye ninguna recomendación en relación a esta comida. También se llega a la misma conclusión si se analiza la influencia que puede tener la frecuencia de las comidas y la variación del peso corporal.
En el caso de la dieta mediterránea, aunque los resultados son poco consistentes y las recomendaciones son precavidas, los estudios apuntan hacia un posible papel de este patrón alimentario en la prevención del sobrepeso y la obesidad. En este caso, se incluye una recomendación débil, que los autores advierten que puede variar con futuras investigaciones: una mayor adherencia a la dieta mediterránea podría prevenir el sobrepeso, la obesidad y el aumento del perímetro abdominal.
PROTEÍNAS Y PÉRDIDA DE PESO
Muchas de las dietas de moda, denominadas también dietas milagro, se basan en modificaciones dietéticas muy alejadas de las recomendaciones de las guías clínicas. Esto obliga a las sociedades científicas y agencias sanitarias a revisar la literatura científica y a emitir documentos de posicionamiento en aspectos relacionados, entre otros, con el papel de las proteínas y las dietas hiperproteicas o proteinadas en la pérdida de peso. El consenso FESNAD-SEEDO es claro al respecto: las evidencias referidas al consumo de proteínas (tanto animal como vegetal) y su efecto en la variación de peso o en la prevención de exceso de peso son insuficientes para establecer recomendaciones.
Para algunos de los alimentos ricos en proteínas, como la carne, la evidencia y la recomendación es más fuerte: el elevado consumo de carne y procesados cárnicos (tal y como sucede en nuestro entorno) podría incrementar la ganancia de peso y el perímetro abdominal, por lo que se recomienda limitar las altas ingestas con el fin de evitarlo. Por último, en el caso de las dietas hiperproteicas, se reconoce que a largo plazo (más de 12 meses, objetivo del tratamiento de la obesidad) no suponen una mayor pérdida de peso que las dietas convencionales ricas en hidratos de carbono.
Autor: Por MARIA MANERA
Fecha de publicación: 18 de noviembre de 2011

Más evidencias de que comer despacio ayuda a evitar el sobrepeso

Filed under: General — Arturo Hernández Yero @ 9:24
Las personas que comen más despacio le dan tiempo al cerebro para que procese las señales de saciedad antes de haber comido demasiado.
mujer-comiendo
Una sensación muy fuerte de hambre que nos haga comer con gran rapidez puede llevarnos a ingerir comida en exceso, ya que para cuando la sensación de hambre se ha disipado hemos consumido más alimento de lo necesario, de modo que entonces pasamos a sentirnos muy llenos. Si esta situación se repite a menudo, es más fácil llegar al sobrepeso.
Unas investigadoras de la Universidad de Rhode Island, Estados Unidos, han hecho averiguaciones adicionales sobre el papel que desempeña la velocidad al comer en relación con la cantidad de comida que se consume.
En una serie de experimentos, Kathleen Melanson, Emily Ponte y Amanda Petty verificaron primeramente que quienes comían deprisa consumían cerca de 88 gramos de alimento por minuto, quienes lo hacían a una velocidad media consumían 71 gramos por minuto, y quienes comían despacio consumían 57 gramos por minuto.
Luego constataron la existencia de fuertes diferencias de género en el ritmo al comer. En el almuerzo, los hombres consumían cerca de un 50 por ciento más de calorías por minuto que las mujeres.
Los hombres que comían más despacio lo hacían a la misma velocidad que las mujeres más rápidas.
En cuanto a algunas características asociadas con la velocidad al comer, el equipo de investigación detectó una estrecha relación entre la velocidad de alimentación y el índice de masa corporal (IMC): Por lo general, aquellos individuos con un IMC alto solían comer considerablemente más rápido que aquellos con un IMC bajo.
Una posible explicación podría ser que el comer rápido puede estar relacionado con mayores necesidades de energía, pues los hombres y las personas de mayor peso tienen mayores necesidades energéticas.
Hay que tener en cuenta, tal como señala Melanson, que no se trata sólo de la velocidad al comer, sino también de cómo se hace, como por ejemplo masticando mucho o poco.
Melanson piensa estudiar técnicas para comer despacio, y ver cómo su uso puede afectar al apetito y a la pérdida de peso. También proyecta reclutar a personas con un IMC alto y que coman rápido, enseñarles a comer despacio, y comprobar qué influencia tiene en el control del peso este cambio en la velocidad al comer.
Aunque la relación entre la velocidad al comer y la obesidad todavía se está estudiando, la investigación del equipo de Melanson parece demostrar que comer despacio tiene como resultado que la persona consuma una cantidad significativamente menor de calorías. El cuerpo necesita tiempo para procesar las señales de saciedad; por eso las personas que comen más despacio le dan tiempo al cerebro para que procese las señales de saciedad antes de haber comido demasiado.
Esta nueva investigación es un paso más en una línea de estudio que se inició en 2007 con un trabajo pionero realizado por Melanson, en el que se confirmó por vez primera de manera científica la creencia popular de que comer despacio reduce la ingesta de comida.
Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
14 de Diciembre del 2011 11:44:36 CDT
Disponible en:  http://noticiasdelaciencia.com/not/2969/mas_evidencias_de_que_comer_despacio_ayuda_a_evitar_el_sobrepeso

Expertos en nutrición reiteran los beneficios de los probióticos en bebés prematuros y en el abordaje de la obesidad

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:18
Aunque no se tienen evidencias para recomendar el uso generalizado en niños, hay datos preliminares que aconsejerían su administración en los casos de síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa crónica o dermatitis alérgica.
Más de 200 expertos incidieron en los efectos beneficiosos de los probióticos en bebés prematuros durante la primera sesión científica de la recién constituida Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP), que se celebró el pasado viernes en Barcelona.
El director de la Unidad de Investigación en Nutrición y Desarrollo Humano de Galicia, Rafael Tojo, recordó que el uso de ciertas cepas probióticas en neonatos previene la enterocolitis necrotizante (NEC), una enfermedad gastrointestinal grave con una incidencia y morbimortalidad elevadas. Según Tojo, “la intervención con probióticos en prematuros de menos de 34 semanas y bajo peso al nacer reduce el riesgo de sufrir enterocolitis y mortalidad”.
Otros beneficios de la administración de probióticos en niños, contrastados en metaanálisis de estudios recientes, tienen que ver con el tratamiento de la diarrea infecciosa aguda.
Asimismo, y aunque aún no se tienen evidencias para recomendar el uso generalizado en niños, hay datos preliminares que aconsejerían su administración en los casos de síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa crónica, dermatitis alérgica o prevención de enfermedades atópicas (eczema atópico, rinitis alérgica y asma).
Por otro lado, la directora del Grupo de Investigación en Nutrición y Metabolismo de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), Nathalie Delzenne, destacó los efectos de los prebióticos en los trastornos asociados a la obesidad.
Según esta experta, estudios básicos han demostrado que la modificación de la flora intestinal por la ingesta de prebióticos mejora la respuesta del organismo al control de la barrera intestinal y la inflamación (endotoxemia), el depósito de grasa subcutánea y la función endocrina.
JANO.es • 19 Diciembre 2011 10:32
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/expertos/nutricion/reiteran/beneficios/probioticos/bebes/prematuros/abordaje/obesidad/_f-11+iditem-15791+idtabla-1?utm_source=JANO&utm_medium=email&utm_campaign=Jano+diario+%2819%2F12%2F2011%29

Los españoles engordarán una media de tres a cinco kilos durante las fiestas navideñas

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:15
Los expertos recomiendan que los excesos de los días señalados se compensen con una dieta de alimentos proteicos magros como pollo, pescados blancos y lácteos desnatados.
dulces-de-navidad
Los españoles engordarán una media de tres a cinco kilos durante la Navidad, según ha explicado el director médico de IntraObes, Miguel Ángel Escartí, quien ha aconsejado disfrutar “con moderación” de las comidas y cenas de estas fiestas. “Es posible disfrutar de un rico y variado menú navideño si compensamos el resto de días manteniendo los hábitos alimentarios para no aumentar peso”, afirma Escartí.
En este sentido, para los días no señalados, el experto ha recomendado la elección de alimentos proteicos magros como pollo, pescados blancos y lácteos desnatados y dejar para “entre horas” el consumo de varias raciones de fruta fresca y diversos vasos de agua.
Además, considera “imprescindible” no saltarse ninguna comida ya que “los días en exceso ya nos harán romper el buen hábito y para ello, mejor comer todos los días poco y muchas veces”. Del mismo modo, ha resaltado que nunca se debe “ayunar para compensar calorías porque es perjudicial para el organismo y en contra de lo que se piensa, el ayuno engorda”. Asimismo, ha aconsejado la ingesta de una ración de verdura fresca o cocinada con poco aceite en cada comida y evitar en las ensaladas las salsas, los frutos secos y quesos.
Por lo que respecta a los carbohidratos complejos como el pan y cereales integrales, el director médico de Intraobes considera que se deben reservar para el desayuno, sin el consumo de bollería con azúcares simples y grasas ocultas. También son recomendables el agua sin gas, los caldos desgrasados, infusiones, refrescos sin o bajos en azúcares y sobre todo no abandonar el ejercicio físico.
Las propuestas del equipo de nutricionistas de Intraobes van encaminadas a un variado menú “rebajando las calorías en el cocinado, primando la cocina a la plancha, al horno o los alimentos cocidos”. Así, para los entrantes proponen entremeses de jamón serrano, canapés de verduras, pinchos con pescado como anchoas o atún, ensaladas de cigalas cocidas y aguacate o crema de zanahorias y puerros.
En el apartado de las carnes, recomiendan un redondo de pavo a la hortelana, conejo con cebollitas o espalda de cordero con salsa de hinojo, mientras que para los pescados se decantan por salmón con guarnición ligera como por ejemplo cebolletas y pasas, mejillones con verduras y hierbas aromáticas o rape con guarnición verde como espinacas y tomate.
Para el postre, aconsejan la fruta fresca elaborando recetas como naranja a la crema de kiwi, peras al vino dulce o sorbete ligero de limón. En relación con la ingesta de bebidas alcohólicas en estas fechas, han advertido de que si se ingieren con abuso, las necesidades energéticas del cuerpo estarán cubiertas por el alcohol por lo que no se sentirá hambre y por tanto se comerá menos, “pero conllevan un enorme déficit de proteínas, vitaminas y minerales”.
Además, son preferibles el cava, la sidra o el vino en detrimento de los combinados de ginebra, ron o whisky que poseen muchas más calorías.
JANO.es • 20 Diciembre 2011 12:33
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/espanoles/engordaran/media/tres/cinco/kilos/durante/fiestas/navidenas/_f-11+iditem-15809+idtabla-1

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus