Diabetes mellitus

27 diciembre 2011

Ejercicio físico para un envejecimiento saludable

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 10:23

Los expertos señalan a la práctica habitual de actividad física como la ayuda fundamental para un envejecimiento saludable.

ejercicios-en-gimnasio

La práctica de actividad física diaria y una adecuada alimentación contribuyen a que las personas de edad avanzada tengan un envejecimiento saludable, que les permita cumplir años con un buen estado físico y mental. Los especialistas insisten en la importancia de promocionar los beneficios del ejercicio físico y llevar una vida activa. Y cuanto antes se empiece, mejor, ya que inculcar estilos de vida saludable desde la edad escolar significa una garantía de salud en la edad adulta. 
 – Realizar ejercicio físico beneficia a todo el organismo: a la fuerza ósea, la fuerza muscular, la flexibilidad del esqueleto, el estado motriz y el del metabolismo. También sacan partido de ello la función cognitiva y la salud mental, entre otras. Ya en 1995, un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaba los efectos positivos de la actividad física sobre la salud e indicaba que un estilo de vida sedentario era factor de peso para desarrollar enfermedades.
A medida que se cumplen años, hay una inherente disminución de la actividad física y, a menudo, a consecuencia de esta reducción, se desarrollan enfermedades que se tornan crónicas. Se crea un círculo difícil de romper: las dolencias provocan discapacidad que limita el movimiento y esto agrava, a su vez, la evolución de la enfermedad. Por este motivo, un mayor nivel de actividad física ayudaría a prevenir muchos de los efectos negativos del envejecimiento sobre la salud y, algunas veces, es el mejor camino para conseguir una mejoría.
Son muchas las investigaciones que señalan al ejercicio físico como un factor positivo asociado a la salud y la calidad de vida de los mayores. Este incrementa su nivel de independencia, incluso, en aspectos económicos, ya que a mayor salud, menores gastos sanitarios.
El ejercicio como prevención de enfermedades
El ejercicio físico mejora la salud y la calidad de vida de los mayores e incrementa su nivel de independencia
La práctica reiterada de ejercicio físico es una de las terapias más importantes para retrasar el envejecimiento, según apuntaba Marcela González-Gross, profesora en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte-INEF de la Universidad Politécnica de Madrid, en un simposio organizado por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) en el 2º Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública celebrado el año pasado en Oporto (Portugal).
Según esta especialista, “la actividad física tiene un impacto positivo en la prevención y tratamiento de enfermedades como la osteoporosis, ciertos tipos de cáncer, obesidad, enfermedades cardiovasculares, y en el bienestar mental y en el apetito de las personas mayores”. Una persona activa, además, tiene más fuerza, más flexibilidad y mejor coordinación que quienes no realizan ejercicio físico. En pocas palabras: están más en forma”.
Ejercicio físico y bienestar psicológico
Son bien conocidos los beneficios que aporta la práctica aeróbica en todo el organismo: incrementa la elasticidad, la flexibilidad, la estabilidad postural y mejora el nivel de percepción. De este modo, previene las temidas caídas, fortalece el corazón y mejora la circulación sanguínea, así como la respuesta cardiovascular ante situaciones de estrés, además de aumentar la capacidad pulmonar. No obstante, estas mejoras van más allá de la parte física.
La mayoría de los expertos en salud mental coinciden en que la práctica de cualquier tipo de actividad deportiva es uno de los tratamientos psicológicos más efectivos, tanto en términos de salud como en costes económicos. Los datos de los últimos estudios apuntan que las personas activas tienen un 40% menos de posibilidad de padecer síntomas depresivos, comparados con quienes tienen una forma de vida sedentaria. Incluso, se utiliza como parte del tratamiento.
A la vez, realizar deporte de forma habitual reduce la ansiedad y el estrés y sus consecuencias (irritabilidad y mal humor); incrementa la capacidad de saber plantear y afrontar metas realistas; mejora el aprendizaje, la concentración, la memoria y el estado de alerta; aumenta la autoestima (al mejorar la imagen corporal) y desarrolla el espíritu de superación; libera endorfinas que proporcionan sensación de placer y bienestar; brinda entretenimiento y diversión; y aporta herramientas para aprender a superar el fracaso.
“ACTÍVATE, ACONSEJA SALUD”
Con el objetivo de promocionar la salud con la práctica del ejercicio físico en el ámbito de atención primaria, el Consejo Superior de Deportes, junto con la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC) y en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), han puesto en marcha el curso “Actívate, Aconseja Salud”. Este programa se dirige a profesionales de la salud implicados en la prevención y el tratamiento en personas con factores de riesgo y enfermedades crónicas.
El sedentarismo, la obesidad, promoción y prescripción de actividad física serán algunos de los temas que se prevé tratar para que tanto médicos, enfermeras como fisioterapeutas emitan consejos de actividad física saludable en las personas sedentarias, obesas o con factores de riesgo que implican un aumento de las posibilidades de contraer una enfermedad.
Autor: Por MONTSE ARBOIX
Fecha de publicación: 9 de diciembre de 2011
  
http://www.consumer.es/web/es/salud/prevencion/2011/12/09/205342.php

Estudio brasileño asocia obesidad y diabetes a bacterias en el intestino

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:14

Un grupo de investigadores brasileños identificó un tipo de bacterias en el intestino que puede estar vinculada al surgimiento de la diabetes y de la obesidad en las personas que las poseen.
La asociación entre las dos enfermedades y las bacterias de la flora intestinal fue descubierta en un estudio de científicos del Laboratorio de Investigación Clínica en Resistencia a la Insulina (Licre) de la Universidad de Campinas (Unicamp), informó hoy este centro académico público.
Los estudios comenzaron en 2006 luego de que un artículo publicado en la revista Nature mostrara que obesos y flacos tienen un tipo diferente de flora intestinal.
Los científicos de la Unicamp se propusieron entonces identificar el mecanismo por el cual un cambio en la flora intestinal puede tener influencia en la obesidad y en la resistencia a la insulina.
Los investigadores centraron su trabajo en las proteínas TLR2 y TLR4, dos receptores que median los efectos de la flora intestinal en el metabolismo, explicó el médico Mario José Abdalla Saad, que orientó la investigación.
Mientras que el TLR2, una proteína receptora presente en la membrana de determinadas células, reconoce antígenos y transmite señales a las células del sistema inmunológico, el TLR4, otro receptor del sistema inmunológico, detecta el lipopolissacarídeo (LPS), un componente presente en la pared celular de algunas de las bacterias existentes en el intestino.
“Los animales obesos tienen el receptor TLR4 activado. Lo primero que descubrimos es estos animales fue un LPS elevado, lo que aumenta la absorción de energía que se acumula en la forma de grasa. Y ese LPS elevado procede principalmente de las bacterias del trato intestinal”, explicó Saad.
Los científicos analizaron inicialmente los efectos del ejercicio físico en la reducción de la circulación del LPS y en la activación del receptor TLR4, así como la mejoría en la señalización de la insulina en tejidos de ratones con obesidad inducida por dieta rica en lípidos.
Igualmente estudiaron la modulación de las bacterias intestinales en la mejoría de la señalización de la insulina en ratones alimentados con altos contenidos de grasas.
También descubrieron que ratones de laboratorio que no presentan la proteína TLR2 poseen un fenotipo semejante al observado en pacientes con síndrome metabólica y una composición bacteriana semejante encontrada en obesos. En ambos casos hay un aumento de la proporción de bacterias del filo Firmicutes.
Según los investigadores, tales descubrimientos dejaron claro que la resistencia a la insulina, inducida por la obesidad, está asociada con una inflamación crónica del tejido adiposo, de los músculos esqueléticos y de los órganos internos como el hígado.
Igualmente dejaron claro que una mutación en el receptor TLR4 tiene un papel central en la vinculación entre la resistencia a la insulina, la inflamación y la obesidad.
Según los investigadores, hay cerca de 100 billones de bacterias de entre 400 y 1.000 especies en el intestino. Esas bacterias poseen la capacidad de extraer más o menos energía de los alimentos, ya que poseen enzimas capaces de transformar carbohidratos complejos en carbohidratos más simples que pueden ser absorbidos por el organismo.
“La obesidad tiene un componente genético y ambiental, pero la flora intestinal es más importante de lo que pensábamos. Si trasplantamos la flora intestinal de un animal obeso a uno flaco tendremos un animal capaz de desarrollar obesidad”, según Saad.
“Una dieta calórica de alto contenido de grasas y poca fibra modula las bacterias de la flora intestinal y facilita la instalación de la obesidad”, agregó.
http://spanish.china.org.cn/international/txt/2011-12/15/content_24160523.htm

Diabetes: Primera causa de muerte en México

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:11
MAZATLÁN._La primera causa de muerte en México es la diabetes mellitus y se prevé que unos años pueda convertirse en una pandemia a nivel mundial, manifestó Rocío Bonilla Tostado, de la empresa Servicio de Educación, Hogar y Salud, al disertar la conferencia “Medicina Preventiva en los Alimentos”, ante personal de este diario.
“La primera causa de muerte en México es la diabetes y se prevé que sea pandemia, a nivel mundial, estamos consumiendo tres alimentos que nos están enfermando”, agregó Bonilla Tostado, refiriéndose específicamente proteína animal, grasas y carbohidratos.
Precisó que se está consumiendo mucha proteína animal, pues se desayuna huevos con jamón, salchichas, chorizo o bistec, tacos o birria, además leche, pollo o tacos, lo que es una causa de enfermedad, porque para desechar dicha proteína el cuerpo necesita entre 15 y 17 días, por lo que genera mala digestión y a raíz de ello vienen muchas enfermedades.
La segunda causa de la diabetes es el consumo abundante de grasas que provienen de las carnes y de los embutidos, entre otros.
“Y otro factor fundamental que está generando la diabetes es que estamos tomando muchas bebidas gaseosas, México ocupa el primer lugar a nivel mundial, es el primer consumidor de bebidas gaseosas, ya estamos tomando más bebidas gaseosas que agua natural”, dijo.
El consumo excesivo de glucosa causa daños en el páncreas, el hígado y el riñón, por lo que se recomienda que se consuma azúcar mascabado o la más oscura porque tienen menos proceso de refinamiento.
También recomendó el consumo de los cinco tranquilizantes del sistema nervioso que son almendras, germen de trigo, pasas y nuez de la India.
Bonilla Torres expresó que el cuerpo necesita diariamente proteínas, minerales y vitaminas, en forma balanceada, porque si no tarde o temprano el cuerpo va a cobrar factura y vendrán todas las dolencias.
En 2010 el número de defunciones por diabetes mellitus en México fue de 72 mil 449, o sea el 14.7 por ciento del total de muertes que se registraron en el País, ubicándola como la principal causa de muerte.

Crece morbi-mortalidad por diabetes en Guantanamo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:07
 De sostenida y ascendente calificó el doctor Wiliam Domínguez el comportamiento de la diabetes mellitus en la provincia, durante una conferencia magistral dictada el 15 de diciembre a participantes en una jornada científica de endocrinología.
El profesor consultante de la Universidad de Ciencias Médicas de Guantánamo se apoyó en estudios médico-estadísticos que demuestran cómo creció la mortalidad y morbilidad de la enfermedad entre 1976 y 2010 en el extremo oriental cubano, con mayor incidencia en la población femenina.
Los diagnósticos médicos computan 16 mil 59 pacientes con diabetes mellitus en el territorio de Guantánamo, 58 por ciento de los cuales residen en la capital provincial y el 21 por ciento en Baracoa. El resto  de los municipios tienen cifras inferiores a los 700 enfermos.
Omaida Torres Herrera, miembro titular de la Sociedad Cubana de Endocrinología y autora del libro Usted puede… controlar su diabetes, quien asiste como invitada, señala entre otros factores de riesgo de padecer diabetes, los antecedentes familiares de primer grado.
La diabetes mellitus es una enfermedad crónica no transmisible caracterizada por altos niveles de glucosa en sangre e insuficiente secreción pancreática de insulina, cuyos síntomas principales son hambre excesiva, sed intensa, orinas frecuentes y marcada pérdida de peso. (Por Ariel Soler Costafreda / AIN)Guantánamo, 15 dic
http://www.tvcamaguey.co.cu/index.php?option=com_content&view=article&id=20416:alertan-sobre-aumento-de-diabetes-mellitus-en-guantanamo&catid=43:salud&Itemid=85

Tener bajo el HDL -colesterol no es causa de infartos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:02

 Pese a la gran evidencia disponible que indica que las personas con bajos niveles de HDL-colesterol, el denominado “colesterol bueno”  son más propensas a los ataques cardíacos, un nuevo estudio amplio sugiere que esa escasez lipídica no es la culpable.
Un análisis de datos de casi 70.000 personas confirmó la relación entre el nivel bajo de lipoproteína de alta densidad, o colesterol HDL o “bueno”, y el mayor riesgo de infarto en la población general. Pero en las personas con una mutación genética que reduce el HDL, no se comprobó que aumente el riesgo.
“La relación en sí no significa causalidad”, dijo la autora principal, doctora Ruth Frikke-Schmidt, consultora del Departamento de Bioquímica Clínica del Rigshospitalet, en Copenhague.
Los resultados, publicados en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, indican que tener el colesterol HDL bajo solamente no es lo que eleva la posibilidad de sufrir un ataque cardíaco.
“Las personas con colesterol ‘bueno’ bajo también tienen otras factores de riesgo asociados con la enfermedad cardíaca”, explicó el doctor Christopher Cannon, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard y editor del sitio en internet del Colegio Estadounidense de Cardiología.
Las personas con colesterol HDL bajo a menudo padecen obesidad, hipertensión y diabetes, y a veces tienen altos niveles de colesterol LDL o “malo”.
El equipo de Frikke-Schmidt se concentró en los portadores de una variante del gen LCAT, que reduce el colesterol HDL y aparece en el 4 por ciento de la población. Esa variante, explicó la autora, se utiliza como un indicador de colesterol HDL bajo, aunque sus portadores no necesariamente tienen otros factores de riesgo que alteran el HDL en la población general.
En el estudio, una reducción del 13 por ciento del HDL estuvo asociada con un 18 por ciento menos riesgo de sufrir de un infarto, cuando esa disminución no era de origen genético. En los portadores de la variante genética, en cambio, aquella reducción no estuvo asociada con un aumento del riesgo de tener un ataque cardíaco.
“Es una mirada completamente nueva a lo que creíamos que era un rumor”, opinó Cannon.
Según Frikke-Schmidt y Cannon, el debate es particularmente importante porque actualmente se están probando medicamentos que elevarían el colesterol “bueno”. Pero si el HDL bajo no causa infartos, elevarlo no tendría un efecto protector, puntualizaron los expertos.
Por Andrew M. Seaman
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, online 16 de noviembre del 2011
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=73798&uid=445164&fuente=inews

Pié diabético, ¿qué hacer?

Filed under: Temas de IntraMed — Arturo Hernández Yero @ 9:57
Entrevista al Dr. Amilcar Sosa
Pié diabético, ¿qué hacer?
La opinión de un experto acerca de un problema frecuente en la consulta cotidiana. La prevención, el diagnóstico y el tratamiento.
Dr. Amilcar Sosa

La falta de sueño conlleva un incremento de las hormonas que incitan al apetito

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:52
En España, los niños duermen menos de ocho horas diarias, lo que provoca otros hábitos perjudiciales con repercusión negativa en el incremento del peso corporal, como es no desayunar.
La falta de sueño conlleva un aumento de las hormonas que incitan al apetito y, concretamente, a la ingesta de alimentos ricos en grasa y azúcares, según el profesor Felipe Casanueva, presidente de la Sociedad Española del Estudio de la Obesidad (SEEDO). Inversamente, basta una hora de diferencia en la duración del sueño para que se pongan en marcha los mecanismos que nos ayudan a mantener el peso.
“Entre ellos explica el doctor Javier Salvador, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)-, cabe destacar el papel de dos hormonas relacionadas con el apetito y que se modifican con las horas de sueño, como son la leptina, que inhibe la sensación de hambre, y la ghrelina, que estimula el apetito”. Así, “a menor tiempo de sueño, las concentraciones de leptina disminuyen y aumentan las de ghrelina, o lo que es igual, cuanto menos dormimos más queremos comer”.
Dormir al menos 8 horas diarias es, según los expertos, una de las pautas que deben adoptarse para mantener un peso adecuado. En palabras del doctor Albert Lecube, coordinador del Grupo de Trabajo de Obesidad de la SEEN, “recientemente se ha comprobado por primera vez que un aumento en el número de horas de sueño modifica el peso corporal. En concreto, durante un periodo de 6 años, aumentar las horas de sueño de 6 o menos hasta 7-8 horas, se acompaña de un menor aumento del Índice de Masa Corporal y de una menor acumulación de grasa corporal”.
Numerosos estudios sugieren una estrecha relación entre las horas de sueño y la presencia de obesidad en niños, adultos y gente mayor. “Se ha constatado que los niños obesos duermen menos que aquellos niños que tienen normopeso”, explica el profesor Casanueva. “En España”, añade, “los niños duermen una media de menos de ocho horas al día, algo insuficiente y que, además, provoca otros hábitos perjudiciales con repercusión negativa en el incremento del peso corporal, como es no desayunar”. De hecho, el profesor Casanueva hace hincapié en el gran problema que supone la obesidad infantil, “dado que un alto porcentaje de niños obesos mantiene este trastorno cuando son adultos”.
Al contrario, los niños que más duermen durante sus primeros 11 años de vida tienen un menor riesgo de ser obesos en la edad adulta, independientemente del sexo, las horas que pasan viendo la televisión, la situación socioeconómica de los padres o la actividad física que realicen. Según el doctor Lecube, “actualmente se considera que en los niños, dormir 5 o menos horas casi duplica el riesgo de ser un adulto obeso”.
JANO.es • 14 Diciembre 2011 17:48
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/falta/sueno/conlleva/incremento/hormonas/incitan/apetito/_f-11+iditem-15763+idtabla-1?utm_source=JANO&utm_medium=email&utm_campaign=Jano+diario+%2814%2F12%2F2011%29

21 diciembre 2011

Estar gordo es una cuestión legal en Japón

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:45
Estar gordo es una cuestión legal en Japón
Preocupado por el considerable aumento de los problemas cardiovasculares, la diabetes y otras enfermedades relacionadas con el peso, el Gobierno japonés ha decidido imponer un estándar de cintura para todos los ciudadanos mayores de 40 años.
 gordo-con-cinta-en-la-cintura
En Japón, ser delgado no es sólo el precio que se paga por la moda o por ser aceptado socialmente. Es una cuestión legal.
Por eso, antes de que un “policía de la gordura” pudiera enviarla al purgatorio de la grasa, Miki Yabe, de 39 años, gerente de una gran empresa de transportes, se sometió a una dieta de choque el mes pasado.
La semana previa a tener que pasar el reconocimiento médico anual de su empresa, Yabe ingirió 21 comidas consecutivas de sopa de verduras y se machacó en el gimnasio durante 30 minutos al día corriendo y nadando.
“Es aterrador”, dice Yabe, que mide 5,3 pies (152,4 cm) y pesa 133 libras (60,32 kilos). “He cogido 2 kilos (4,5 libras) este año”.
En Japón, la nación industrializada más delgada, la gente está luchando contra la grasa para evitar el temido síndrome metabólico y cumplir con un estándar de cintura impuesto por el Gobierno.
El síndrome metabólico, conocido aquí simplemente como “metabo”, es una combinación de riesgos para la salud, incluida la flacidez del estómago, tensión arterial alta y colesterol alto, que puede conducir a enfermedades cardiovasculares y a diabetes.
Preocupados por las crecientes tasas de ambos en un país donde empieza a ser un problema, los legisladores de Japón establecieron el año pasado un tamaño máximo de la cintura para cualquier persona de 40 años o más: 85 centímetros (33,5 pulgadas) para los hombres y 90 centímetros (35,4 pulgadas) para las mujeres.
Pero Japón no es el único país preocupado por el peso de sus ciudadanos.
En Estados Unidos, los proyectos de ley de la reforma sanitaria del Senado y la Cámara han incluido la denominada “Enmienda Safeway”, que ofrece descuentos en las primas de seguros a las personas que llevan una vida más sana. La experiencia de los japoneses ofrece lecciones de hasta qué punto es complicado legislar una buena salud.
Aunque la denominada “ley metabo” de Japón tiene como objetivo ahorrar dinero en la partida de los riesgos de salud relacionados con la obesidad, no hay consenso de que esto se logrará realmente.
Los médicos y expertos en salud han dicho que los límites del contorno de la cintura chocan con las pautas recomendadas por la Federación Internacional de Diabetes de Japón.
Mientras tanto, los residentes locales han recurrido a la compra de equipos de fitness, apuntarse al gimnasio e ingerir pastillas a base de hierbas en un intento por perder peso, incluso aunque algunos doctores advierten de que ya están demasiado delgados para empezar con esto.
06:30h | David Nakamura, Tokio (Japón) | GlobalPost
http://noticias.lainformacion.com/mundo/estar-gordo-es-una-cuestion-legal-en-japon_urvcZl4hY2qhKFF3exgXA6/

Sobrepeso y obesidad: prevención y tratamiento

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 9:36
Un consenso de sociedades científicas establece nuevas recomendaciones nutricionales basadas en la evidencia para el exceso de peso
 obesos
¿Comer cinco comidas al día es aconsejable o no tiene trascendencia en el peso del individuo? ¿Adelgazan las dietas ricas en fibra? ¿Cuántas calorías deben consumirse por debajo de las requeridas cada día para perder peso? ¿Cuál es la mejor dieta para adelgazar? Estas son algunas de las dudas que se plantean tanto profesionales sanitarios como pacientes y la población en general. Sin embargo, a pesar de que algunas de las respuestas se repiten de forma insistente en los medios de comunicación y en boca de médicos y dietistas-nutricionistas, no todas están respaldadas por la evidencia científica. Por este motivo, con ellas ha empezado el consenso de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) sobre prevención y tratamiento del sobrepeso y la obesidad, presentado hace pocos días en el X Congreso de la SEEDO.
Factores relacionados con la obesidad
Los expertos han analizado los estudios publicados sobre la relación entre obesidad y aspectos tan variados como el tamaño de las raciones, el ambiente obesogénico, el efecto del desayuno, los aperitivos, algunos patrones alimentarios como la dieta mediterránea y las dietas vegetarianas, algunos alimentos (frutas y hortalizas, cereales integrales, azúcares, bebidas azucaradas, aceite de oliva, frutos secos, carne) y nutrientes como los hidratos de carbono y las tan famosas proteínas. Todo esto para la prevención del exceso de peso.
En el caso del tratamiento, se analiza la dieta hipocalórica equilibrada, dietas que modifican grasas frente a hidratos de carbono, dietas hiperproteicas, con sustitutos de comidas, dietas de muy bajo contenido calórico y la dieta mediterránea. Algunas de las principales recomendaciones prácticas para la prevención hacen referencia a la utilización de raciones de menor tamaño, limitar el consumo habitual de fast food y bebidas azucaradas, aumentar el consumo de fibra a partir de alimentos de origen vegetal y promover estrategias que hagan posible una disponibilidad y acceso fáciles a frutas y hortalizas.
Riesgo y prevención de sobrepeso y obesidad
La dieta mediterránea tendría un posible papel en la prevención del sobrepeso y obesidad
Pese a que se insiste en el papel del desayuno en la prevención de la ganancia de peso, las investigaciones que estudian la relación entre la omisión del desayuno en adultos y el riesgo de sobrepeso y obesidad son controvertidas e inconsistentes. Por ello, el documento no incluye ninguna recomendación en relación a esta comida. También se llega a la misma conclusión si se analiza la influencia que puede tener la frecuencia de las comidas y la variación del peso corporal.
En el caso de la dieta mediterránea, aunque los resultados son poco consistentes y las recomendaciones son precavidas, los estudios apuntan hacia un posible papel de este patrón alimentario en la prevención del sobrepeso y la obesidad. En este caso, se incluye una recomendación débil, que los autores advierten que puede variar con futuras investigaciones: una mayor adherencia a la dieta mediterránea podría prevenir el sobrepeso, la obesidad y el aumento del perímetro abdominal.
PROTEÍNAS Y PÉRDIDA DE PESO
Muchas de las dietas de moda, denominadas también dietas milagro, se basan en modificaciones dietéticas muy alejadas de las recomendaciones de las guías clínicas. Esto obliga a las sociedades científicas y agencias sanitarias a revisar la literatura científica y a emitir documentos de posicionamiento en aspectos relacionados, entre otros, con el papel de las proteínas y las dietas hiperproteicas o proteinadas en la pérdida de peso. El consenso FESNAD-SEEDO es claro al respecto: las evidencias referidas al consumo de proteínas (tanto animal como vegetal) y su efecto en la variación de peso o en la prevención de exceso de peso son insuficientes para establecer recomendaciones.
Para algunos de los alimentos ricos en proteínas, como la carne, la evidencia y la recomendación es más fuerte: el elevado consumo de carne y procesados cárnicos (tal y como sucede en nuestro entorno) podría incrementar la ganancia de peso y el perímetro abdominal, por lo que se recomienda limitar las altas ingestas con el fin de evitarlo. Por último, en el caso de las dietas hiperproteicas, se reconoce que a largo plazo (más de 12 meses, objetivo del tratamiento de la obesidad) no suponen una mayor pérdida de peso que las dietas convencionales ricas en hidratos de carbono.
Autor: Por MARIA MANERA
Fecha de publicación: 18 de noviembre de 2011

Más evidencias de que comer despacio ayuda a evitar el sobrepeso

Filed under: General — Arturo Hernández Yero @ 9:24
Las personas que comen más despacio le dan tiempo al cerebro para que procese las señales de saciedad antes de haber comido demasiado.
mujer-comiendo
Una sensación muy fuerte de hambre que nos haga comer con gran rapidez puede llevarnos a ingerir comida en exceso, ya que para cuando la sensación de hambre se ha disipado hemos consumido más alimento de lo necesario, de modo que entonces pasamos a sentirnos muy llenos. Si esta situación se repite a menudo, es más fácil llegar al sobrepeso.
Unas investigadoras de la Universidad de Rhode Island, Estados Unidos, han hecho averiguaciones adicionales sobre el papel que desempeña la velocidad al comer en relación con la cantidad de comida que se consume.
En una serie de experimentos, Kathleen Melanson, Emily Ponte y Amanda Petty verificaron primeramente que quienes comían deprisa consumían cerca de 88 gramos de alimento por minuto, quienes lo hacían a una velocidad media consumían 71 gramos por minuto, y quienes comían despacio consumían 57 gramos por minuto.
Luego constataron la existencia de fuertes diferencias de género en el ritmo al comer. En el almuerzo, los hombres consumían cerca de un 50 por ciento más de calorías por minuto que las mujeres.
Los hombres que comían más despacio lo hacían a la misma velocidad que las mujeres más rápidas.
En cuanto a algunas características asociadas con la velocidad al comer, el equipo de investigación detectó una estrecha relación entre la velocidad de alimentación y el índice de masa corporal (IMC): Por lo general, aquellos individuos con un IMC alto solían comer considerablemente más rápido que aquellos con un IMC bajo.
Una posible explicación podría ser que el comer rápido puede estar relacionado con mayores necesidades de energía, pues los hombres y las personas de mayor peso tienen mayores necesidades energéticas.
Hay que tener en cuenta, tal como señala Melanson, que no se trata sólo de la velocidad al comer, sino también de cómo se hace, como por ejemplo masticando mucho o poco.
Melanson piensa estudiar técnicas para comer despacio, y ver cómo su uso puede afectar al apetito y a la pérdida de peso. También proyecta reclutar a personas con un IMC alto y que coman rápido, enseñarles a comer despacio, y comprobar qué influencia tiene en el control del peso este cambio en la velocidad al comer.
Aunque la relación entre la velocidad al comer y la obesidad todavía se está estudiando, la investigación del equipo de Melanson parece demostrar que comer despacio tiene como resultado que la persona consuma una cantidad significativamente menor de calorías. El cuerpo necesita tiempo para procesar las señales de saciedad; por eso las personas que comen más despacio le dan tiempo al cerebro para que procese las señales de saciedad antes de haber comido demasiado.
Esta nueva investigación es un paso más en una línea de estudio que se inició en 2007 con un trabajo pionero realizado por Melanson, en el que se confirmó por vez primera de manera científica la creencia popular de que comer despacio reduce la ingesta de comida.
Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
14 de Diciembre del 2011 11:44:36 CDT
Disponible en:  http://noticiasdelaciencia.com/not/2969/mas_evidencias_de_que_comer_despacio_ayuda_a_evitar_el_sobrepeso
Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus