Diabetes mellitus

12 octubre 2011

La lipoaspiración reduce los niveles de triglicéridos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 7:57

La lipoaspiración reduce los niveles de triglicéridos
 
Según un estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Cirugía Plástica (ASPS), en Denver, en pacientes tratados con lipoaspiración disminuyeron significativamente los triglicéridos en ayunas a los tres meses del procedimiento. También se redujo la cantidad de glóbulos blancos.
“Un estudio previo había demostrado que la lipoaspiración no tenía efecto alguno en los niveles de lípidos, aunque se trataba de una muestra pequeña con 15 mujeres obesas; de las que la mitad era diabética”, dijo el doctor Eric Swanson, cirujano plástico de Leewood, en Kansas.
“Estaba convencido de que confirmaría esa ausencia de efectos, pero no fue así, aunque no con el colesterol, sino sólo con los triglicéridos”, agregó.
Su estudio prospectivo incluyó a 270 mujeres y 52 hombres tratados con lipoaspiración, con o sin abdominoplastia. En el grupo sin abdominoplastia, el nivel promedio de triglicéridos en ayunas se redujo un 25,7 por ciento (de 151,86 a 112,88 mg/dL a los tres meses de la cirugía).
La proporción de pacientes con triglicéridos por encima de 150 mg/dL pasó del 36,8 por ciento antes de la liposucción al 17,8 por ciento después de la intervención.
Los participantes con niveles iniciales de triglicéridos superiores a 150 mg/dL fueron los que más se beneficiaron. En esos 56 pacientes, la reducción fue del 43 por ciento.
En los pacientes con abdominoplastia se observó también una reducción del 11 por ciento de los glóbulos blancos.
“Estaba analizando los niveles de hemoglobina para determinar el efecto de la pérdida de sangre durante la lipoaspiración y la velocidad de recuperación de la sangre. Entonces, me di cuenta de que la cantidad de glóbulos blancos había disminuido”, explicó el científico.
“Esto tiene sentido porque las células grasas producen citoquinas inflamatorias, que influyen en la aparición de la enfermedad coronaria”, añadió.
El estudio muestra también que la grasa subcutánea sería tan dañina como la visceral, según comentó Swanson. “Una célula grasa es una célula grasa. Lo interesante es que podemos llegar a la grasa subcutánea con la lipoaspiración”·, dijo.
El presidente electo de la ASPS, doctor Malcolm Z. Roth, del Colegio Médico de Albany, en Nueva York, consideró que el estudio es “un puntapié inicial interesante para nuevos estudios”.
“Demuestra que la grasa superficial tiene un efecto muy importante en el metabolismo de los triglicéridos. Modificar la cantidad de grasa subcutánea ayudaría a mejorar la salud”, dijo Roth.
Además, consideró importante replicar estos resultados y comprobar si la reducción de los niveles de triglicéridos se mantiene a largo plazo.
Por Fran Lowry / NUEVA YORK (Reuters Health) –
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=72937

Describen la acción del estrógeno en el cerebro femenino

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 7:52

mujeres-con-gafas-oscuras-y-abanicos
 El hallazgo podría conducir al desarrollo de terapias para combatir la obesidad o la infertilidad sin aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas o cáncer de mama.
No es ningún secreto que las mujeres suelen ganar peso a medida que envejecen ni que uno de los causantes de este hecho es el estrógeno, una hormona sexual. Ahora, una investigación publicada en Cell Metabolism ha rastreado estos efectos hormonales sobre el metabolismo en diferentes partes del cerebro. Los hallazgos podrían conducir al desarrollo de terapias de reemplazo hormonal, que podrían ser utilizadas para combatir la obesidad o la infertilidad en las mujeres sin aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas o cáncer de mama.
“Cuando las mujeres se acercan a la menopausia, ganan peso en grasa y gastan menos energía”, explica la doctora Deborah Clegg, del Centro Médico Southwest de la Universidad de Texas, en Estados Unidos. Al caer los niveles de estrógeno, las mujeres son cada vez más susceptibles a la obesidad y al síndrome metabólico.
Clegg sospechaba que la influencia de los estrógenos en el metabolismo se debía a su acción sobre receptores en el cerebro. Cuando su equipo eliminó estos receptores en el cerebro de los ratones, éstos se volvieron, en palabras de la propia doctora, “muy, muy gordos”, es decir, empezaron a consumir muchas más calorías de las que quemaban.
Los investigadores demostraron que los ratones hembra que carecían de receptores de estrógenos a (ERa) en una parte del cerebro (el factor esteroidogénico hipotalámico-1 o neuronas SF-1) aumentaron de peso sin comer más. La pérdida de ERa en otra área del cerebro (la proopiomelanocortina hipotalámica o neuronas POMC) tuvo el efecto contrario: los animales comían más sin aumentar de peso. La pérdida de ERa en estas zonas neuronales también dio lugar a varios problemas en la ovulación y la fertilidad.
Los resultados sugieren que los fármacos desarrollados para actuar específicamente sobre los receptores de estrógeno en el cerebro podrían ofrecer una alternativa útil a las terapias de reemplazo hormonal que afectan a los receptores en todo el cuerpo. Los científicos pretenden seguir su estudio para aislar otros efectos relacionados con el estrógeno y síntomas como, por ejemplo, los sofocos.
JANO.es y agencias • 04 Octubre 2011 15:57
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/agencias/describen/accion/estrogeno/cerebro/femenino/_f-11+iditem-15133+idtabla-1?utm_source=MailingList&utm_medium=email&utm_campaign=Jano+diario+%2805%2F10%2F2011%29

8 octubre 2011

Las tasas de amputaciones por diabetes son variables en Estados Unidos

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 8:13
04 OCT 11 | Notables diferencias regionales
Las tasas de amputaciones diabéticas varían en EEUU
En algunas partes del país, esa tasa podría hasta duplicar el promedio nacional.
 Las tasas de amputaciones de pies y piernas en los diabéticos de Estados Unidos variaría enormemente según el sitio donde viven.
Unos 26 millones de estadounidenses son diabéticos y a unos 65.000 se les amputó un miembro inferior en el 2006, el año de las últimas estadísticas disponibles.
Los resultados del estudio, publicado en la revista Diabetes Care, sugieren que en algunas partes del país, esa tasa podría hasta duplicar el promedio nacional, por lo menos entre los adultos mayores.
La amputación es una complicación de la diabetes, una enfermedad que causa daño nervioso en el tiempo. Cuando la persona pierde sensibilidad en los pies y las piernas, puede sufrir una lesión con más facilidad y es menos propensa a darse cuenta hasta que la lesión está infectada.
Esas heridas son difíciles de curar porque la diabetes reduce la circulación sanguínea a las piernas. En los casos más graves, los médicos preferirían amputar el pie o la pierna para evitar una infección sistémica peligrosa.
El estudio halló que en el 2008, ciertos lugares de Arkansas, Louisiana, Mississippi, Oklahoma y Texas registraron las tasas más altas de amputaciones asociadas con la diabetes en los beneficiarios de la cobertura federal Medicare (siete u ocho de cada 1.000), comparado con la tasa nacional (4,5 de cada 1.000) del mismo año.
Y ciertas áreas, como Arizona, Florida, Michigan y Nueva México, registraron tasas especialmente bajas. Allí, la tasa de amputaciones en adultos mayores diabéticos fue de 2,4 a 3,5 de cada 1.000.
“La tasa de amputaciones realmente varía mucho”, dijo el doctor David J. Margolis, de la University of Pennsylvania en Filadelfia. Factores como la prevalencia de la diabetes, la cantidad de personas con úlceras diabéticas en los pies, el ingreso económico promedio y la mezcla étnica de cada zona, explicarían en parte la variación geográfica, pero no toda.
Margolis advirtió que las tasas relativamente altas de amputaciones en ciertas regiones no quieren decir necesariamente que sean muy elevadas. “No sabemos si se están haciendo ‘demasiadas’ de esas cirugías. Por lo que sabemos, se estaría haciendo la cantidad necesaria”, indicó.
No existen guías unificadas sobre cuándo realizar una amputación en pacientes con úlceras diabéticas graves, de modo que todo depende de la decisión del médico y de cada paciente.
Los resultados surgen de los registros del período 2006-2008 en una base de datos de Medicare, el programa nacional de cobertura médica para adultos mayores de Estados Unidos. Cada uno de esos años, unos 5 millones de beneficiarios tenían diabetes.
Por ahora, los expertos en diabetes aseguran que los pacientes pueden tomar medidas para proteger las extremidades. Recomiendan controlarse los pies todos los días para detectar cortes, inflamación u otras lesiones, además de la revisación que el médico debe realizar una vez por año.
El daño nervioso que produce la diabetes suele causar dolor primero, según indicó Margolis. Pero también puede modificar la forma de los pies. Por eso, en algunos casos, el médico puede recomendar zapatos especiales.
FUENTE: Diabetes Care, online 20 de septiembre del 2011
Reuters.  Por Amy Norton
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=73011
« Página anterior

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus