Diabetes mellitus

19 octubre 2011

La metformina es segura en pacientes con ovario poliquístico

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:09
La metformina es segura para el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico (SOP), aun cuando las mujeres tengan disfunción hepática leve.
A veces, a las pacientes con SOP se les indica una dosis de metformina para regularizar la menstruación, reducir los niveles de andrógeno y mejorar la tolerancia a la glucosa y la resistencia a la insulina.
Pero el fármaco también tiene riesgos, poco frecuentes, como la aparición de hepatitis idiosincrática en diabéticos tipo 2, y se desconoce si daña el hígado en mujeres con SOP.
Por eso, el equipo del doctor Richard S. Legro, del Colegio Estatal de Medicina de Pennsylvania, en Hershey, realizó un análisis retrospectivo de los resultados de un ensayo randomizado con 626 mujeres infértiles con SOP que querían quedar embarazadas.
Las participantes utilizaron al azar metformina, citrato de clomifeno o ambos durante seis meses o menos. Se excluyó a las mujeres con un nivel de alanina aminotransferasa (ALT) dos veces más alto que el rango normal, según publica Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.
Los niveles promedio de nitrógeno ureico en sangre disminuyeron en todos los grupos entre el 14,7 y el 21,3 por ciento. Lo mismo ocurrió con la creatinina (entre el 4,2 y el 6,4 por ciento).
La bilirrubina total se redujo un 10 por ciento en los grupos tratados con clomifeno y terapia combinada, comparado con menos del 1 por ciento en el grupo tratado con metformina.
Los niveles de aspartato aminotransferasa (AST) disminuyeron más en los grupos tratados con clomifeno y terapia combinada que con metformina.
Las mujeres en el tercio más alto de los valores de transaminasa y bilirrubina obtuvieron la mayor reducción de esos parámetros, sin importar el tratamiento utilizado.
“El tratamiento con metformina no altera la función hepática, que hasta habría mejorado en las pacientes con hiperactividad hepática al inicio del estudio”, dijo Legro.
“Uno de los beneficios de la metformina es que se elimina por el riñón, de modo que no interviene el hígado. En teoría, la función hepática no debería influir en la toma de decisión”, añadió.
A partir de estos resultados, el equipo considera que es seguro controlar la función hepática y renal cada seis meses o con intervalos más prolongados en pacientes con SOP tratadas con metformina. “Quizás, los más seguro es controlarlas anualmente”, agregó Legro.
“Estamos tratando de establecer la ventana de control en la que podamos detectar cualquier alteración de manera segura. Creo que cuando más estiremos esa ventana, más propensos serán los médicos a indicar el fármaco”, agregó el autor.
“Difundimos este estudio para informar que la función hepática no empeora con su uso y que, en muchos casos, podría mejorar”, finalizó.
FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, online 10 de agosto del 2011
Reuters Health

Fármacos contra la diabetes podrían aumentar el riesgo de cáncer de páncreas, sugiere un estudio

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 21:03

 Las personas que sufren de diabetes tipo 2 y utilizan los fármacos Januvia o Byetta podrían tener un mayor riesgo de desarrollar pancreatitis y cáncer de páncreas, sugiere un estudio preliminar.
El estudio también halló que Byetta (exenatida) podría aumentar el riesgo de cáncer de tiroides.
Aunque las relaciones no son concluyentes, ameritan más investigación, anotaron los investigadores.
“Nos preocupa mucho que pueda haber una relación, pero no la hemos confirmado”, comentó el investigador líder, el Dr. Peter Butler, director del Centro de Investigación de Células Islote Larry L. Hillblom de la Universidad de California, en Los Ángeles. “Tenemos que llevar a cabo más trabajo para averiguar si es real o no”.
Ambos fármacos ayudan a controlar los niveles de glucemia al fomentar la producción de una hormona llamada péptido 1 similar al glucagón (GLP-1, por su sigla en inglés).
Januvia (sitagliptina) y Byetta, un fármaco inyectable, son una nueva forma de tratar la diabetes tipo 2, y potencialmente tienen ventajas sobre los medicamentos más antiguos, dijo Butler. Pero debido a que los fármacos son nuevos, son “los que menos conocemos”, apuntó. “Cuando salen nuevos fármacos, sus efectos secundarios no se comprenden muy bien”.
Para el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista Gastroenterology, el equipo de Butler usó información de 2004 a 2009 de la base de datos sobre efectos adversos de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. Los eventos son reportados por médicos cuyos pacientes usan los fármacos.
En una comparación con otros medicamentos, los investigadores hallaron un aumento de seis veces en los casos reportados de pancreatitis (inflamación del páncreas) relacionados con pacientes que tomaban Januvia o Byetta; un aumento de 2.9 veces en los casos reportados de cáncer de páncreas entre los que tomaban Byetta; y un aumento de 2.7 veces en los casos reportados de cáncer de páncreas entre los usuarios de Januvia.
Además, también notaron un aumento en los casos reportados de cáncer de tiroides con Byetta.
Este estudio, el más reciente, se basa en una investigación anterior publicada en una edición de 2009 de la revista Diabetes, que halló un aumento en las tasas de pancreatitis entre aquellos cuyos niveles de GLP-1 estaban elevados, apuntaron los investigadores.
Butler señaló rápidamente que los aumentos en el riesgo de cáncer de páncreas, aunque estadísticamente significativos, no se relacionaron específicamente con los pacientes, sino con un aumento en los reportes de los médicos de dichos casos a la FDA.
“Es importante evitar el alarmismo y que la gente deje de tomar medicamentos de los que quizás se estén beneficiando, cuando el riesgo aún no se ha definido”, enfatizó.
“Si el fármaco le va bien, no diría que hay ningún motivo para dejarlo, según la evidencia que tenemos ahora mismo”, apuntó. “Pero si tiene cualquier inquietud, hable con el médico”.
Tener sobrepeso es un factor de riesgo importante tanto para el cáncer de páncreas como para la diabetes tipo 2, anotó Butler. Así que el primer consejo para los pacientes de diabetes tipo 2 con sobrepeso es perder peso. “Al hacerlo, reduce su riesgo de cáncer de páncreas”, aseguró.
Además, el primer fármaco usado para controlar la glucemia en los diabéticos tipo 2 es la metformina, que podría en sí reducir el riesgo de cáncer pancreático, apuntó Butler. La metformina es un fármaco más antiguo con un perfil de seguridad bien conocido, aseguró.
La Dra. Mary Ann Banerji, directora del Centro de Tratamiento de la Diabetes del Centro de Ciencias de la Salud SUNY de Brooklyn en la ciudad de Nueva York, afirmó que “estos datos no son perfectos”.
Sin embargo, Banerji no receta estos fármacos a pacientes que tienen antecedentes de pancreatitis o antecedentes familiares de cáncer de tiroides. Hay alternativas como la metformina y la insulina, además de Avandia y Actos, dijo, pero estudios han encontrado un aumento en el riesgo de ataque cardiaco e insuficiencia cardiaca con estos dos últimos fármacos. La FDA sacó a Avandia de las farmacias, y la agencia emitió una advertencia el verano pasado sobre un posible aumento en el riesgo de cáncer de vejiga entre los pacientes que toman Actos durante más de un año.
Las preocupaciones sobre Januvia y Byetta “no deben sacarse de proporción”, dijo Banerji. “Se recetan individualmente, porque al final toda medicina es individual”, comentó. “Debemos usar estos fármacos juiciosamente junto a la metformina”.
Los representantes del sector insisten en que ningún estudio con estos fármacos ha hallado un mayor riesgo de pancreatitis o cáncer de páncreas, y siguen respaldando sus productos. La base de datos usada para el estudio contiene información sobre casos reportados por los médicos, y no refleja causa y efecto, señalaron.
El Dr. Barry Goldstein, vicepresidente y director del área terapéutica de diabetes y endocrinología de Merck Research Laboratories, que fabrica Januvia, dijo que “no se ha mostrado una asociación entre Januvia y la pancreatitis”.
“Tenemos toda la confianza en Januvia, que es usada por millones de pacientes en todo el mundo”, dijo.
Anne Erickson, vocera de Amylin Pharmaceuticals, fabricantes de Byetta, dijo que “las conclusiones del estudio contrastan con otros estudios epidemiológicos no clínicos, clínicos y posteriores al mercadeo llevados a cabo adecuadamente”.
Los estudios epidemiológicos no han establecido un mayor riesgo significativo de pancreatitis en relación con Byetta, dijo. “Hasta la fecha, los datos disponibles no demuestran que exenatida aumente el riesgo general de cáncer en humanos”.
Otro experto, el Dr. Ronald Goldberg, profesor de medicina, bioquímica y biología molecular de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, dijo que los hallazgos ameritan consideración. “No creo que el estudio sea definitivo, pero plantea una advertencia y claramente es algo a lo que debemos prestar atención de ahora en adelante”.
“Estos fármacos tienen más beneficios que riesgos, según nuestro conocimiento actual”, comentó.
FUENTES: Peter Butler, M.D., director, Larry L. Hillblom Islet Research Center, University of California, Los Angeles; Ronald Goldberg, M.D., professor of medicine, biochemistry and molecular biology, University of Miami Miller School of Medicine, Miami, Fla.; Mary Ann Banerji, M.D., professor of medicine, director, Diabetes Treatment Center, SUNY Health Science Center at Brooklyn, N.Y.; Barry Goldstein, M.D., Ph.D., Vice President and Therapeutic Area Head, Diabetes and Endocrinology, Merck Research Laboratories; Anne Erickson, spokeswoman, Amylin Pharmaceuticals

Identifican la causa de hipoglucemia grave

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 20:52
Un defecto genético que afecta a 1 de cada 100.000 personas causa una enfermedad grave y potencialmente mortal en forma de hipoglucemia sin insulina detectable en la sangre.
Científicos de la Universidad de Cambridge han identificado la causa de una rara y potencialmente mortal forma de hipoglucemia. Sus conclusiones, que podrían conducir al desarrollode nuevos tratamientos farmacéuticos para tratar la enfermedad, han sido publicados recien en la revista Science.
La hipoglucemia, que se caracteriza por un alto nivel de insulina, afecta a menudo a pacientes diabéticos o personas que producen insulina de forma excesiva. Los síntomas pueden incluir convulsiones y pérdida del conocimiento.
Sin embargo, un defecto genético que afecta a 1 de cada 100.000 personas causa una enfermedad grave y potencialmente mortal en forma de hipoglucemia sin insulina detectable en la sangre. Para esta enfermedad rara, el tratamiento principal consiste en la implantación de una sonda de alimentación quirúrgica a través de la parte delantera del estómago que permite la alimentación durante el sueño; esto evita que la glucosa en sangre de los pacientes se vuelva peligrosamente baja durante la noche, cuando los síntomas suelen pasar inadvertidos.
Según el doctor Robert Semple, del Instituto de Ciencia Metabólica de la Universidad de Cambridge, “el miedo a que bajen los niveles de azúcar en la sangre ha dominado la vida de estos pacientes y sus familias y la falta de una causa obvia añade más ansiedad. Ofrecer a las familias una explicación para una enfermedad rara suele ser de gran valor para ellos, y en este caso, además, es particularmente emocionante que nuestros resultados también abran la puerta al desarrollo de un tratamiento nuevo y específico en el futuro”.
Para la investigación, científicos de la Universidad de Cambridge, en colaboración con especialistas clínicos de Cambridge, Londres y París, estudiaron a tres niños que sufrían esta forma inusual de hipoglucemia. Al examinar el código genético de los niños, identificaron la alteración genética responsable del trastorno. En los tres niños, pero en ninguno de sus padres, fue identificado un solo cambio en el gen AKT2.
El AKT2 juega un papel fundamental en la transmisión de la señal de la insulina a los tejidos del cuerpo. El cambio identificado en AKT2 ocasiona que esta señal se encuentre constantemente activa, incluso durante el ayuno, cuando su ausencia es esencial para la producción de glucosa hepática. Los resultados del estudio no sólo ofrecen una explicación de esta enfermedad metabólica severa, sino que también a bren la puerta al desarrollo de nuevos medicamentos.
La perspectiva de un nuevo tratamiento farmacéutico para esta enfermedad rara ha aumentado dramáticamente debido al hecho de que la molécula AKT2 está estrechamente relacionada con una molécula que normalmente se activa en el cáncer (AKT1). Como resultado, los científicos especulan con que los fármacos actualmente en desarrollo (algunos en fase de ensayo clínico avanzado) que bloquean directamente la activación de la molécula de AKT1, también serán capaces de bloquear el AKT2.
Según la doctora Inés Barroso, codirectora del Centro de Genética Humana del Instituto Sanger, “más allá de la posibilidad de ofrecer tratamientos para enfermedades de este tipo, este estudio es un ejemplo excelente de cómo los avances recientes en métodos genéticos van a transformar el diagnóstico médico y los tratamientos”.
JANO.es • 06 Octubre 2011 16:31
http://www.jano.es/jano/actualidad/ultimas/noticias/janoes/identifican/causa/hiplogucemia/grave/_f-11+iditem-15158+idtabla-1?utm_source=JANO&utm_medium=email&utm_campaign=Jano+diario+%2806%2F10%2F2011%29

Cuestionan un enfoque para adelgazar

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 20:45

 Modelo transteórico de Prochaska
Un informe cuestiona un enfoque para adelgazar
“Si vamos a obtener efectos tan reducidos (…) tenemos que revisar los programas”
 
 Un equipo de expertos británicos asegura que no hay demasiadas pruebas que respalden la teoría de los “niveles de cambio” que utilizan ciertos programas para adelgazar.
Ese enfoque se basa en la idea de que existe una serie de etapas en la transición de una conducta poco saludable a una más saludable: la precontemplación, la contemplación, la preparación, la acción y el mantenimiento.
Los nutricionistas y consejeros guían a los pacientes por esos niveles con mensajes para incorporar actividad física y alimentos más saludables a medida que están listos para esos cambios.
Muchos quieren adelgazar, o mejorar su salud de otra forma, como dejar de fumar, pero no están preparados para el primer gran paso, según explicó Hayden Bosworth, del Centro Médico de la Duke University, en Carolina del Norte, que no participó del estudio.
El enfoque con niveles de cambio “asume que la mayoría de las personas no está lista para modificar la conducta y, por lo tanto, la intervención tradicional de los programas para mantener el peso no sería efectiva”, dijo Nik Tuah, del Imperial College de Londres, en el Reino Unido.
Conocido como modelo transteórico, el enfoque se utiliza en los programas para adelgazar, explicó Tuah, coautor del estudio. En su sitio online, Weight Watchers destaca los niveles del modelo para “hacer cambios sostenidos de las conductas asociadas con la salud”.
Pero en una revisión de estudios que habían comparado los resultados del enfoque de niveles de cambio con la teoría de la atención básica de pacientes con sobrepeso/obesidad, el equipo halló que los participantes rara vez adelgazaron más de un par de kilos.
Y no hubo evidencia de que si adelgazaban, podían mantenerlo durante más de uno o dos años.
“Si vamos a obtener efectos tan reducidos (…) tenemos que revisar los programas”, dijo Bosworth. Aun así, consideró que el estudio no necesariamente demuestra que los niveles de cambio no funcionen. Es sólo un “marco teóric”” y cómo se usa es clave para adelgazar.
El equipo de Tuah revisó cinco estudios sobre un total de 4.000 personas y con distintas intervenciones para adelgazar. Los participantes adelgazaron menos de 2,3 kilos con el enfoque de niveles de cambio y ningún estudio evaluó si lo mantuvieron en el largo plazo.
Pero sí surgieron indicios de que adaptarse al “nivel” de cada uno de los participantes, los ayudó a comer más frutas y verduras, y a hacer más ejercicio, según resumió el equipo en la revista The Cochrane Library.
Los resultados no necesariamente van contra la teoría de los niveles de cambio, dijo Bosworth, sino quizás contra las intervenciones para adelgazar que se utilizan.
Por Genevra Pittman
NUEVA YORK (Reuters Health) –
FUENTE: The Cochrane Library, online 5 de octubre del 2011
http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=73068&uid=&fuente=

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus