Diabetes mellitus

28 abril 2010

Irregularidades menstruales y de hormonas sexuales en mujeres que se les diagnosticó la diabetes tipo 1 antes de la menarquia o después de esta.

Filed under: Artículos cubanos — Arturo Hernández Yero @ 7:33

González Ricardo, Yaquelín; Hernández Yero, Arturo; Dominguez Alonso, Emma  y  Maceo Coello, Taira.

Rev Cubana Endocrinol [online]. 2010, vol.21, n.1, pp. 51-61. ISSN 1561-2953.

25 abril 2010

Un tema de actualidad sobre la retinopatía diabética

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:40

Diabetic Retinopathy and  Diabetic Macular Edema.

Neuroprotection for diabetic retinopathy. 

Hisanor Imai, RSJ Singh, PE Fort TW Gardner

11 abril 2010

El café, una discutida fuente de antioxidantes

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 8:23

Los escasos estudios sobre la biodisponibilidad de antioxidantes en el organismo humano no permiten considerar el café como fuente extraordinaria de estos compuestos
El café está reconocido como una de las principales fuentes de cafeína en la dieta. De consumo cotidiano y mayoritario en nuestro país, es frecuente destacarlo por sus bondades, como su contribución en antioxidantes a la dieta. La innovación y la tecnología han permitido desarrollar nuevas mezclas de café con un mayor aporte de sus antioxidantes naturales, los polifenoles. El objetivo es equipararlo a otras fuentes importantes de estos compuestos, como gran parte de los vegetales, y que proteja al organismo contra la oxidación celular y los radicales libres. Pero todavía quedan incógnitas por resolver. Sobre todo, cuando el consumo de café en determinada cantidad y en ciertas circunstancias de salud y enfermedad está contraindicado. Se desconoce cuánto café habría que beber para obtener tales beneficios sin efectos secundarios y son pocos los estudios que han analizado la biodisponibilidad y aprovechamiento orgánico (metabolismo) de sus antioxidantes.
 
Polifenoles, antioxidantes al natural
El café comparte con muchos frutos y vegetales su elevado contenido en antioxidantes en estado natural. En esta planta, las investigaciones se han centrado en su concentración de compuestos fenólicos, como los polifenoles (ácido clorogénico, ácido cafeico, ferúlico, cumárico), un grupo variado y complejo de antioxidantes naturales. El ácido clorogénico es el más abundante. Se estima que cada taza contiene de 15 a 325 mg (unos 200 mg de media por taza para el café americano), de manera que una persona habituada a tomar tres tazas diarias puede consumir entre 0,5 y 1 g de este compuesto. El contenido en estas sustancias apunta al café como fuente de antioxidantes y, por ende, como alimento útil para proteger al organismo de la oxidación celular y los daños provocados por los radicales libres.
En la actualidad, la industria ha desarrollado nuevas versiones que mezclan el café tostado con una pequeña proporción de café verde, considerado como una mayor fuente de antioxidantes. Durante el proceso de tueste, necesario para el consumo del café tal y como se conoce, suceden diferentes reacciones químicas que reducen de manera significativa el porcentaje de ácidos clorogénicos libres. El resultado es una disminución considerable, en el café tostado, del contenido en antioxidantes. La tecnología trata de perfeccionar esta deficiencia.
En los últimos años, se comercializan cafés publicitados por su “alto contenido en antioxidantes”, incluso el doble que las versiones originales, según indican las marcas. Estos nuevos productos relacionan esta característica diferencial con su particular proceso de tueste, que permite que estas sustancias se conserven en mayor cantidad. Sin embargo, aunque parezca que un contenido de 7,8 g de antioxidantes (polifenoles) por 100 g de café es un aporte extraordinario, la cantidad de café soluble que se necesita para elaborar la bebida es de 2 g, de manera que en una taza se consumen 0,15 g de antioxidantes, una cifra lejana a la anunciada en el mensaje publicitario.
Biodisponibilidad desconocida
El interés y el compromiso de la industria y de la ciencia con el consumidor no radica sólo en conseguir alimentos con más nutrientes, sino en garantizar que los nutrientes que contienen de forma natural, otros que se obtienen a través de novedosos procesos biotecnológicos o los añadidos de manera artificial sean biodisponibles. En definitiva, que el organismo los pueda asimilar y obtenga los efectos beneficiosos esperados.
En la actualidad, se sabe poco de la biodisponibilidad de la mayoría de compuestos fenólicos del café en el organismo humano una vez ingeridos. Para muchas de estas sustancias se desconoce con certeza si el individuo se aprovecha de sus beneficios antioxidantes.
Se sabe poco de la biodisponibilidad de la mayoría de compuestos fenólicos del café una vez ingeridos
En un artículo titulado “Café, antioxidantes y protección de la salud”, Alfredo Gutiérrez Maydata, del Instituto Superior de Ciencias Médicas “Serafín Ruiz de Zárate Ruiz”, de Villa Clara (Cuba), señala cómo “se sabe que casi todo el ácido cafeico se absorbe en el intestino delgado y la mayor parte del clorogénico (alrededor de dos tercios) alcanza el colon, donde enzimas de la flora endógena lo hidrolizan. Se especula que los metabolitos resultantes podrían interaccionar con las células de la mucosa del intestino distal, como sucede con otros compuestos fenólicos presentes en otros alimentos, aunque se necesitan más investigaciones que aporten nuevas evidencias”.
Pocas publicaciones anteriores han investigado los mecanismos de absorción humana de los compuestos fenólicos en el café, pero en la literatura científica, estos estudios han confirmado la detección de ciertos antioxidantes (ácidos clorogénico y ácidos fenólicos) ocho horas después del consumo de café. De ahí la implicación del intestino delgado en el metabolismo y la absorción de estas moléculas.
En un estudio realizado en humanos desde el Laboratorio de Bioquímica Nutricional e de Alimentos de la Universidade Federal do Rio de Janeiro (Brasil) y la compañía Naturex (Libourne, Francia), dedicada a la investigación de los beneficios de compuestos botánicos, se evaluó el efecto de los compuestos de ácido clorogénico, uno de los polifenoles reconocidos por su actividad antioxidante, tras el consumo de un extracto de café verde. Las personas que participaron en la investigación consumieron una dieta con bajo contenido fenólico dos días antes del comienzo del ensayo y mantuvieron un ayuno de entre 10 y 12 horas. Se tomaron muestras de compuestos fenólicos en plasma y en orina al comienzo. Tras el consumo de extracto de café verde, seis de los principales compuestos de ácido clorogénico (CGA) se identificaron en el plasma, lo que se traduce en que los antioxidantes del café se mantienen durante horas en los líquidos corporales y pueden ejercer sus beneficiosos efectos.
Sin embargo, hay limitaciones a estos prometedores resultados, ya que se basan en las conclusiones de escasos estudios, con una muestra de población muy pequeña y poco representativa, y la matriz usada en los experimentos fue distinta.
SE NECESITAN MÁS EVIDENCIAS
Desde el Centro de Investigación en Lausana (Suiza) de una conocida compañía dedicada a la comercialización mundial de café, se llevó a cabo un ensayo en el que se cuantificó la cantidad de ácido cafeico y ferúlico equivalentes en plasma humano tras el consumo de la bebida. Los participantes sanos ingirieron el equivalente a dos tazas de café soluble (4 g de café disuelto en 400 ml de agua). Las mediciones se tomaron antes de beber el café, a las 12 horas y 24 horas después. Así se detectaron metabolitos en el colon pasado este tiempo. Los resultados sugieren que la microflora intestinal juega un papel expreso en el metabolismo y la absorción de ciertos antioxidantes en el café.
No obstante, para los polifenoles, las investigaciones realizadas hasta el momento demuestran con claridad que, aunque todos ellos comparten una vía de biosíntesis común y tienen similares propiedades fisicoquímicas, las actividades biológicas derivadas de su metabolismo orgánico son distintas. En este aspecto se deben centrar las investigaciones para obtener nuevas evidencias sobre los aparentes efectos beneficiosos del café como fuente de antioxidantes.
Autor: Por MAITE ZUDAIRE
• Fecha de publicación: 25 de marzo de 2010
http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/tendencias/2010/03/25/191950.php

Consumo de niacina contra el colesterol

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 7:54

Esta vitamina resulta efectiva para aumentar el colesterol beneficioso (HDL) y es clave para optimizar la obtención de energía de los macronutrientes
La niacina es fundamental para la obtención de energía y, en dosis elevadas, para disminuir el colesterol LDL (perjudicial) y los triglicéridos. Es una vitamina hidrosoluble con distintas acepciones terminológicas (nicotinamida, ácido nicotínico, vitamina B3 o factor PP), que se descubrió durante la investigación sobre la pelagra. Esta enfermedad, provocada por una deficiencia crónica de niacina, fue frecuente en el siglo XVIII en países como España e Italia y, más tarde, en Estados Unidos. En la actualidad, el déficit de niacina es poco probable, ya que se halla dispersa en multitud de alimentos y en algunos incluso se añade. Además, el organismo la sintetiza a partir de otros nutrientes como el aminoácido triptófano. Sólo en países con escasos recursos alimentarios y una dieta poco variada se diagnostican casos de pelagra.
De vitamina a fármaco para el colesterol
En dosis elevadas, la niacina contribuye a mejorar el perfil lipídico. Disminuye el colesterol LDL (perjudicial) y los triglicéridos, y se ha demostrado que es la sustancia más eficaz para aumentar el colesterol HDL (beneficioso). Como inhibidor de la síntesis de lipoproteínas, se usa desde la década de los cincuenta para el tratamiento de la hipercolesterolemia.
El principal inconveniente es que, según datos clínicos, son necesarias dosis entre 50 y 75 veces superiores a la ingesta diaria recomendada. Por este motivo, el consumo de niacina presente en los alimentos es insuficiente para conseguir los efectos terapéuticos esperados. Además, la prescripción médica es condición indispensable para tomar este fármaco, ya que su ingesta no está exenta de efectos secundarios.
Importante para la obtención de energía
Junto con los efectos en el control del colesterol, la niacina es una de las vitaminas que actúan como coenzimas en el metabolismo, además de la B1, B2, B5, B6 y B8. Por metabolismo se entiende el conjunto de reacciones químicas que experimentan los macronutrientes de los alimentos (hidratos de carbono, proteínas, grasas) en el organismo. Muchas de estas reacciones sólo se llevan a cabo, y de la manera más eficiente, gracias a la presencia de las citadas vitaminas. Éstas no actúan como tales, sino que forman un derivado que se denomina coenzima.
La niacina es un componente de las coenzimas NAD (nicotín adenin dinucleótido) y NADP (nicotín adenin dinucleótido fosfato), presentes en todas las células e indispensables en las reacciones de oxidación-reducción que suceden para la obtención de energía (ATP) de los macronutrientes. Se denominan coenzimas porque se necesitan para que actúe la enzima, una proteína que opera como catalizador en las reacciones químicas que acontecen en los millones de células del organismo. Gracias a las enzimas, las reacciones ocurren a gran velocidad. Como vitamina, la niacina participa en las funciones de mantenimiento de la piel, el sistema nervioso y el digestivo.
Qué comer para evitar deficiencias
Las bacterias intestinales son capaces de sintetizar la niacina a partir de triptófano, un aminoácido abundante en los huevos y en la leche, si bien esta cantidad resulta insuficiente para cubrir las necesidades diarias y debe completarse con el consumo de otros alimentos. En particular, la vitamina está dispersa en carnes, pescados, vísceras, quesos, levadura, cereales integrales y leguminosas.
Tienen riesgo de sufrir déficit de niacina quienes siguen dietas muy desequilibradas y con pocas proteínas
Puesto que el triptófano es un precursor de esta vitamina, sus necesidades se expresan como equivalentes de niacina para tener en cuenta la contribución de este aminoácido al total. Por cada 60 miligramos de triptófano se obtiene un 1 miligramo de niacina. Las ingestas diarias recomendadas para las personas adultas se establecen entre 16 y 20 mg Equivalentes de Niacina (EN), en el caso de los hombres, y de 12 a 17 EN para las mujeres. Éstas deberán incrementar la ingesta en 2 y 3 EN durante la gestación y la lactancia, respectivamente.
El déficit de niacina en la actualidad es poco probable, ya que se halla dispersa en multitud de alimentos. Son grupos de riesgo quienes siguen dietas muy desequilibradas y con pocas proteínas. Su deficiencia crónica provoca una enfermedad grave conocida como pelagra o “síndrome de las tres D”, ya que sus síntomas característicos en estados avanzados son la demencia, la dermatitis y la diarrea.
La incidencia de pelagra se asocia a poblaciones cuya dieta diaria se apoya en el consumo de maíz. Esta relación tiene una explicación: el maíz se ha reconocido como un alimento pobre en niacina o vitamina B3, principal factor causal de desarrollo de la enfermedad. No obstante, la nixtamalización es una técnica que aumenta la disponibilidad de la niacina en el maíz.
En las etapas iniciales de la carencia se desarrollan otros síntomas menos característicos como debilidad muscular, anorexia (falta de apetito), digestiones difíciles y erupciones cutáneas. La falta de niacina y triptófano se combina con la de vitamina B6 o piridoxina, ya que de esta última depende la conversión del triptófano en niacina.
TOXICIDAD
Las altas dosis de niacina pueden provocar toxicidad hepática, molestias gástricas, picor y enrojecimiento de la piel. Por ello, siempre es conveniente consultar con un profesional sanitarihttp://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/complementos_dieteticos/2003/12/02/91915.phpo antes de tomar suplementos de vitaminas.

6 abril 2010

Nateglinida

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 21:34

Efectos del nateglinida sobre prevención de diabetes y riesgo cardiovascular

The NAVIGATOR Study Group

Predicción en el síndrome metabólico

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 20:47

El síndrome metabólico y la carótida en adultos jóvenes

La obesidad, los niveles altos del colesterol asociado a lipoproteínas de baja densidad y la hiperinsulinemia predicen la progresión acelerada del espesor de la íntima y media de la carótida en los adultos jóvenes.

 

Dres. Koskinen J, Kähönen M, Juonala M y colaboradores

SIIC

Circulation 120(3):229-236, Jul 2009

Liraglutida

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 20:44

Weighing Risks and Benefits of Liraglutide — The FDA’s Review of a New Antidiabetic Therapy

Mary Parks, M.D., and Curtis Rosebraugh, M.D., M.P.H.

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus