Diabetes mellitus

17 enero 2020

La diabetes gestacional incrementa el riesgo de enfermedades metabólicas futuras en el niño

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:17

bebes_y su mamaUn estudio del Ciberdem y el Instituto Pere Virgili ha demostrado que las alteraciones metabólicas por diabetes gestacional modifican la plasticidad de las células madre de membrana amniótica y estas variaciones están relacionadas con parámetros metabólicos del bebé.
Investigadores del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) y del Instituto de Investigación Pere Virgili han estudiado cómo influye la diabetes gestacional en la funcionalidad de la placenta para entender cómo se desarrolla esta enfermedad y cómo puede afectar al desarrollo del feto y en su vida adulta. Este trabajado ha demostrado por primera vez que las alteraciones metabólicas provocadas por la diabetes de la madre durante el embarazo afectan a la funcionalidad de las células madre de membrana amniótica, células de origen fetal y con una importante función inmunológica, y que dichas alteraciones se relacionan con parámetros metabólicos del bebé, iniciando una mayor predisposición a padecer enfermedades en el futuro.
La dieta mediterránea en el embarazo reduce la ganancia de peso y la diabetes gestacional
Identifican el primer componente genético asociado a la diabetes gestacional
La diabetes gestacional afecta entre el 6 y el 15% de los embarazos y se relaciona con mayor riesgo para el bebé de sobrepeso y obesidad, diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. Esta patología materna puede modificar la función de la placenta, donde se alojan diversos tipos de células encargadas de que los procesos biológicos funcionen bien. Un tipo de estas células son las células madre mesenquimales amnióticas (AMSC) , células progenitoras que realizan procesos de recambio y de regulación del sistema inmunitario.
El estudio, realizado en 18 mujeres embarazadas (nueve con diabetes gestacional y nueve sin ella) con cesárea programada, demostró que las células mesenquimales de mujeres con diabetes tenían una menor capacidad de proliferación y de diferenciarse en otros tipos de células. Además, estas células tenían uh perfil más inflamatorio y una mayor capacidad para invadir otros tejidos y reclutar al sistema inmunológico, favoreciendo una reacción inflamatoria.
“Nuestros resultados sugieren que la diabetes gestacional modifica la plasticidad de las células precursoras fetales en la membrana amniótica. Mostramos que la diabetes gestacional da como resultado una desregulación de genes implicados en la inflamación en las AMSC, que han sido asociados con el desarrollo de resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, obesidad y aterosclerosis”, han explicado Francisco Algaba-Chueca y Sonia Fernández-Veledo, primer y última firmante del artículo, respectivamente.
“Dichas alteraciones se asocian con parámetros metabólicos encontrados en sangre de cordón umbilical, indicando una relación potencial entre las características biológicas de las células madre y la susceptibilidad para desarrollar enfermedades metabólicas en el feto”, añaden.
Los autores advierten de que se necesitan más estudios para comprender las implicaciones de las alteraciones en las células madre en el riesgo de posibles enfermedades metabólicas en el bebe.
Fecha:14/1/2020

https://www.diariomedico.com/especialidades/ginecologia-y-obstetricia/la-diabetes-gestacional-aumenta-el-riesgo-de-enfermedades-metabolicas-futuras-del-nino.html

Aprobado en Europa “Baqsimi”, el glucagón nasal de Lilly para hipoglucemias

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:10

Baqsimi Glucagon nasalEs el primer y único en Europa que permite obviar la inyección. Se presenta en una dosis única de 3 mg y no requiere ser inhalado sino que se absorbe de forma pasiva, lo que permite su uso en pacientes inconscientes.
Lilly anuncia que la Comisión Europea ha autorizado la comercialización Baqsimi 3 mg (glucagón nasal), un medicamento en polvo, listo para ser usado, para el tratamiento de la hipoglucemia grave en adultos, adolescentes y niños mayores de cuatro años con diabetes mellitus.
Baqsimi es el primer y único tratamiento disponible de glucagón por vía nasal aprobado en la Unión Europea (UE). La autorización de comercialización se produce después de la opinión positiva de la agencia europea EMA en otoño. Además, la EMA, en su documento resumen sobre las recomendaciones emitidas en 2019, destaca Baqsimi junto a otras seis nuevas moléculas que significan “un progreso significativo en sus áreas terapéuticas”.
Errores asociados al pinchazo
“Las hipoglucemias graves son uno de los factores limitantes más importantes en el tratamiento de la diabetes. La complejidad en la administración del glucagón parenteral (intramuscular o subcutánea) provoca frecuentes errores en su administración y una baja utilización. La reciente aprobación del glucagón nasal debe contribuir a cambiar esta situación”, afirma Francisco Javier Ampudia-Blasco, jefe de Sección del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico de Valencia.
Ampudia-Blasco destaca que “es un producto ciertamente innovador, que se administra de forma sencilla, como spray nasal, sin necesidad de reconstitución previa, y es de un solo uso. Creo que todos, pacientes, familiares y profesionales, estamos de enhorabuena”.

Baqsimi aplicacionEl medicamento se administra en spray y no requiere reconstitución previa
Baqsimi ha sido diseñado como tratamiento de rescate en los casos de hipoglucemia grave, siendo absorbido tras su administración de forma pasiva en la mucosa nasal; es decir, no requiere ser inhalado, lo que permite su uso en pacientes inconscientes.
Se presenta en un envase compacto, ligero y listo para usar, que contiene una sola dosis de 3 mg. No necesita refrigeración y puede conservarse a temperaturas de hasta 30ºC.
Afección médica grave
La compañía recuerda que la hipoglucemia grave es una afección médica grave que supone una emergencia para las personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 y requiere la asistencia de otra persona para su recuperación. Si no se trata, puede tener consecuencias muy importantes en el paciente, como la pérdida de la conciencia, convulsiones, coma o muerte.
“La hipoglucemia grave es una situación que puede ser impredecible para las personas con diabetes pudiendo ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar. Es una experiencia que puede ser muy angustiosa y difícil también para quienes ayudan a una persona con diabetes”, resalta Jesús Reviriego, médico responsable de Lilly Diabetes en España.
No afecta estar acatarrado
La compañía informa que en los ensayos en pacientes adultos y pediátricos con diabetes de 4 años en adelante conducentes a su aprobación el resfriado común con congestión nasal no afectó a la absorción de glucagón nasal.
Los datos de seguridad de estos estudios demostraron que glucagón nasal de 3 mg es bien tolerado como tratamiento de emergencia de la hipoglucemia grave.
Las reacciones adversas más frecuentemente reportadas en la población adulta asociadas con su uso fueron aumento del lagrimeo (36%), irritación del tracto respiratorio superior (34 %), náuseas (27%), dolor de cabeza (21%) y vómitos (16%).
Fecha: 13/1/2020

Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/empresas/aprobado-en-europa-baqsimi-el-glucagon-nasal-de-lilly-para-hipoglucemias.html#

13 enero 2020

Comer alimentos ultraprocesados incrementa el riesgo de diabetes

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:24

Una mayor ingesta de alimentos ultraprocesados (por ejemplo, bocadillos envasados) se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, según un estudio prospectivo en JAMA Internal Medicine.

Autor: Bernard Srour, PharmD, MPH, PhD; Léopold K. Fezeu, MD, Emmanuelle Kesse-Guyot, MSc, PhD1; et al Fuente: JAMA Intern Med. Published online December 16, 2019. doi:https://doi.org/10.1001/jamainternmed.2019.5942 Ultraprocessed Food Consumption and Risk of Type 2 Diabetes Among Participants of the NutriNet-Santé Prospective Cohort

Más de 100.000 adultos franceses completaron una serie de cuestionarios de recuerdo dietético de 24 horas durante un período de 2 años. Durante una mediana de seguimiento de 6 años, aproximadamente 820 participantes fueron diagnosticados con diabetes tipo 2.
Después de ajustar el índice de masa corporal, la actividad física y otros factores de confusión, los participantes que comieron más alimentos ultraprocesados tenían un mayor riesgo de diabetes.
En particular, el riesgo aumentó en un 13% con cada aumento del 10% en la proporción de la dieta que comprende alimentos ultraprocesados.
Los autores señalan que en estudios anteriores, los alimentos ultraprocesados se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y mortalidad.
Puntos clave
-Pregunta
¿El consumo de alimentos ultraprocesados está asociado con el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (T2D)?
-Hallazgos
Este estudio prospectivo observacional de 104,707 participantes encontró que una mayor proporción de alimentos ultraprocesados en la dieta se asociaba con un mayor riesgo de T2D.
Lo que significa que la ingesta de alimentos ultraprocesados es un factor modificable que puede desempeñar un papel en la etiología de T2D.
Las autoridades de salud pública de varios países recientemente comenzaron a recomendar privilegiar los alimentos no procesados / mínimamente procesados y limitar el consumo de alimentos ultraprocesados.
Resumen
Importancia
Los alimentos ultraprocesados (UPF) están muy extendidos en las dietas occidentales. Su consumo se ha asociado en estudios prospectivos recientes con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas y enfermedades crónicas como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y dislipidemia; sin embargo, faltan datos sobre la diabetes.
Objetivo
Evaluar las asociaciones entre el consumo de UPF y el riesgo de diabetes tipo 2 (T2D).
Diseño, entorno y participantes
En este estudio de cohorte prospectivo basado en la población, se incluyeron 104707 participantes de 18 años o más de la cohorte francesa NutriNet-Santé (2009-2019).
Los datos de ingesta dietética se recolectaron utilizando registros dietéticos repetidos de 24 horas (5,7 por participante en promedio), diseñados para registrar el consumo habitual de los participantes para más de 3500 alimentos diferentes.
Estos se clasificaron según su grado de procesamiento por el sistema de clasificación NOVA.
Principales resultados y medidas
Las asociaciones entre el consumo de UPF y el riesgo de T2D se evaluaron utilizando modelos de riesgo proporcional de Cox multivariables específicos de la causa ajustados por factores de riesgo conocidos (factores sociodemográficos, antropométricos, de estilo de vida, historial médico y factores nutricionales).
Resultados
Se incluyeron un total de 104.707 participantes (21800 [20.8%] hombres y 82907 [79.2%] mujeres).
La edad basal media (DE) de los participantes fue de 42,7 (14,5) años.
Las tasas absolutas de T2D en los consumidores UPF más bajos y más altos fueron 113 y 166 por 100000 personas-año, respectivamente.
El consumo de UPF se asoció con un mayor riesgo de T2D (razón de riesgo [HR] multiajustado para un incremento absoluto de 10 en el porcentaje de UPF en la dieta, 1.15; IC del 95%, 1.06-1.25; mediana de seguimiento, 6.0 años; 582252 persona-años; 821 casos incidentes).
Estos resultados siguieron siendo estadísticamente significativos después del ajuste para varios marcadores de la calidad nutricional de la dieta, para otras comorbilidades metabólicas (HR, 1,13; IC del 95%, 1,03-1,23) y para el cambio de peso (HR, 1,13; IC del 95%, 1,01 -1,27).
La cantidad absoluta de consumo de UPF (gramos por día) se asoció consistentemente con el riesgo de T2D, incluso cuando se ajustó la ingesta de alimentos sin procesar o mínimamente procesada (HR para un aumento de 100 g / d, 1.05; IC 95%, 1.02-1.08).
Discusión
En esta gran cohorte, el consumo de UPF se asoció con un mayor riesgo de diabetes tipo 2.
Hasta donde sabemos, aunque anteriormente se encontró que el consumo de UPF estaba asociado con un mayor riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares, mortalidad, síntomas depresivos, y trastornos metabólicos (obesidad, hipertensión y dislipidemia), no hubo un estudio epidemiológico prospectivo previo haya evaluado su asociación con el riesgo de diabetes tipo 2.
Se pueden postular varias hipótesis mecanicistas para explicar estos hallazgos. En general, loa UPF generalmente tiene una calidad nutricional más baja porque en promedio es más rica en sodio, energía, grasa, azúcar y menos en fibra y a menudo exhiben un índice glucémico más alto. Varios de estos factores están asociados con la diabetes tipo 2 con diferentes niveles de consenso.
Muchos grupos de alimentos, en su mayoría ultraprocesados (p. ej., carne procesada y bebidas azucaradas azucaradas) son factores de riesgo T2D reconocidos. Las bebidas azucaradas pueden afectar la salud metabólica por varias vías mecánicas que aún se debaten actualmente.
Consistentemente, en un ensayo clínico aleatorizado de 1 mes, una dieta ultraprocesada frente a una no procesada condujo a un aumento de la ingesta de energía, que estaba altamente correlacionada con el aumento de peso.
Es de destacar que el equilibrio energético y el sobrepeso están asociados con el riesgo de T2D. Sin embargo, esto no podría haber explicado por completo las asociaciones observadas porque nuestros modelos se ajustaron para el IMC y el cambio de peso.
Además, los grandes consumidores de UPF en nuestra población tenían menores consumos de granos enteros, frutas y verduras, lo que se recomienda en la prevención de la diabetes tipo 2, de acuerdo con nuestro hallazgo de menor riesgo de diabetes tipo 2 en los consumidores más altos de alimentos mínimamente / sin procesar.
Sin embargo, nuestros análisis mostraron que la asociación de riesgo UPF-T2D no se explicaba completamente por el menor consumo simultáneo de alimentos sin procesar / mínimamente procesados.
Además, la asociación de riesgo UPF-T2D se ajustó para la calidad general de la dieta y la ingesta de energía, y se mantuvo significativa en nuestros modelos después de un ajuste adicional para una amplia gama de factores dietéticos. Por lo tanto, estos factores no explicaron completamente las asociaciones observadas.
Conclusiones y relevancia
En este gran estudio prospectivo observacional, una mayor proporción de UPF en la dieta se asoció con un mayor riesgo de diabetes tipo 2.
Aunque estos resultados necesitan ser confirmados en otras poblaciones y entornos, proporcionan evidencia para apoyar los esfuerzos de las autoridades de salud pública para recomendar limitar el consumo de UPF.
Fecha: 19/12/2019

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95282&fuente=inews&utm_source=inews&uid=445164

19º Congreso Mundial de Endocrinología

Filed under: Eventos y congresos — Arturo Hernández Yero @ 19:17

Congresos ICE

ICE 2020 logo

Mensaje de bienvenida
Queridos colegas,
ICE 2020 será un evento mundial que reunirá a más de 5,000 delegados y líderes de diferentes campos de endocrinología, convirtiéndose en una excelente oportunidad para el intercambio de mejores prácticas entre colegas y mejorar la profersión.
Al reunir a los principales expertos, investigadores y los médicos más respetados, ICE 2020 representará una convergencia de la práctica y la ciencia que destacará y reflejará los últimos avances en este campo.

Entrar en el sitio del congreso

 

9 enero 2020

Pseudociencia, el lado oscuro: Cuantico cuentico

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 19:55

El autor explica que la denominada “medicina cuántica” es una pseudoterapia y que si alguien mezcla lo cuántico con la salud está engañado.

Dr Emilio PseudotrapiaEmilio Molina. Vicepresidente de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp) y colaborador del Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias de la Organización Médica Colegial (OMC)

“Lo que falta a los oradores en profundidad os lo dan en longitud”. Montesquieu describe en pocas palabras un mal que atañe a las pseudoterapias en general: la profusión de explicaciones profusas para avalar delirios. Explicaciones que a un entendido les producen desdén y vergüenza ajena, pero a un lego pueden deslumbrar. La esencia de la charlatanería, vaya.
En este ámbito de las explicaciones peregrinas ha ido habiendo una evolución en las últimas décadas. La llegada y auge de la New Age nos legó toda una suerte de términos usados pseudocientíficamente (pero por supuesto bellos y convincentes, incluso poéticos) como vibración, resonar, armonía, energía, cristales, conciencia, holismo o paradigma. El uso de esta última es, probablemente, uno de los mejores indicadores de alerta de que podemos estar ante un charlatán.
Las pseudociencias siguen, por supuesto, arrastrando todos estos términos y muchos más por el estilo, términos que en su día -los años sesenta del siglo pasado- emergieron como una contestación ante una sociedad entendida como beligerante, artificial, machista y fascista. En contraprestación, surgieron como un alegato a la paz, al regreso a la naturaleza, al feminismo y a un comunismo de corte hippie.
Con las décadas, y el devenir del avance científico, estas “palabras mágicas” sociales han sufrido cierto desgaste. Aunque siguen teniendo plena vigencia y salud en determinados círculos de fomento de la irracionalidad, para el ciudadano de a pie tienen un toque etéreo que no termina de cuajar en un entorno en el que estamos cada vez más acostumbrados a términos más “duros”.
Y aquí es donde entra con fuerza el mundo de lo cuántico. Por resumir mucho, la física cuántica es un compendio de herramientas matemáticas que modelan los comportamientos del mundo subatómico (hasta escalas que pueden llegar a unos cuantos átomos). Tras fórmulas con nombres como “función de onda” u operaciones poco oídas como el “Hamiltoniano”, la mecánica cuántica permite representar y manejar los antintuitivos resultados de las evoluciones de aquello muy pequeño, donde la física clásica deja de ser descriptiva y entran en juego propiedades mucho más fundamentales de la materia y la energía.
Dicho de otro modo: la física cuántica no es muy distinto conceptualmente a la aplicación de las leyes de Newton o Kepler a la hora de intentar explicar y predecir la mecánica celeste, por ejemplo, solo que a escalas infinitesimalmente pequeñas. No hablan del devenir personal, ni de la prosperidad, ni de la salud, ni de un millón más de cosas con las que los chamanes del siglo XXI intentan darle pompa y boato a sus propuestas.
Por ejemplo, la bioneuroemoción se saca de la manga que el espectador determina la realidad con su pensamiento por una delirante interpretación del denominado “experimento de la doble rendija”. Lo que este experimento realmente viene a concluir es, aproximadamente, que una partícula se comporta como una onda mientras no existan interferencias energéticas que provoquen que la distribución de probabilidad que describe la onda (de posición, momento lineal u otras características) se concrete en un valor definido de la misma. Como estas interferencias, en dicho experimento, se provocan en forma de fotones emitidos y recibidos por un dispositivo de medida (una cámara, vaya), y a dicho dispositivo se le refiere como “observador”, se ha distorsionado el mensaje de que un dispositivo de medida altera aleatoriamente el sistema medido, para convertirlo en que un observador consciente modifica la realidad a su voluntad. Y esto lo cuentan así en las versiones menos disparatadas de sus explicaciones sui géneris del fenómeno.
Hay propuestas para hartar: desde la “curación cuántica” del infame Deepak Chopra hasta la “inmortalidad cuántica” que ha llegado a provocar suicidios por la premisa de que, al intentar suicidarse, uno se despertará en un universo en el que las cosas le irán mejor. Un buen momento de este artículo para recordar que la desinformación es peligrosa en cualquiera de sus expresiones, por inocua que pueda parecer.
Por supuesto, propuestas como la homeopatía no se quedan atrás de esta denominada “querencia por lo cuántico” (traducción libre del más establecido “quantum woo” inglés), de la que desde hace un tiempo vengo recopilando en Twitter con la etiqueta #ChorradasCuánticas, por si alguien gusta de ver más plasmaciones. En el caso de la homeopatía, es el Deus ex machina que se han sacado algunos para intentar dar una pátina de verosimilitud al desmantelado hasta la saciedad mito de la “memoria del agua” (que a su vez explica, según ellos, el funcionamiento terapéutico de las pastillas de azúcar remojadas con agua, lactosa o alcohol rebajado en el que se diluyó hasta la desaparición total un producto que, a su parecer, produce los mismos síntomas que se quieren tratar).
No importa que, por parte de físicos y químicos -incluyendo entidades como la Real Sociedad Española de Física y hasta varios premios Nobel de estas áreas- vengan diciendo por activa y por pasiva que la física cuántica no avala en absoluto ninguno de estos sinsentidos. Es un mensaje atractivo que, a día de hoy, se sigue difundiendo incluso por parte de “médicos homeópatas” colegiados (que, irónicamente, llegan a denunciar judicialmente por supuestas injurias y calumnias a críticos como quien esto escribe por señalar públicamente que están difundiendo desinformación con un temerario desprecio hacia la verdad y hacia su deontología, con la permisividad y connivencia de sus Colegios Médicos). Busquen por “nanopartículas” o “electrodinámica cuántica” junto a “homeopatía” para más ejemplos de estos abusos discursivos pseudocientíficos para defender lo indefendible.
Quien sepa un poco del mundo de las pseudoterapias será consciente de que hay varias de ellas que, para explicar convenientemente por qué lo son, hay que entrar en muchos grises. La denominada “medicina cuántica” no es una de ellas: si alguien mezcla lo cuántico con la salud (y no está hablando del funcionamiento interno de las avanzadas máquinas de diagnóstico como el PET), está engañado o intentando engañar a otro. En distendidas palabras del tuit de la Real Sociedad Española de Física (que en 2016 emitió un comunicado a petición mía sobre el asunto que aquí trato), “la medicina cuántica es una trangallada”.
Fecha: 8/1/2020
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/salud/cuantico-cuentico.html

¿Significación estadística o relevancia clínica?

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 19:35

Aclarando el significado: cambio perceptible vs cambio valioso

Autor: Kevin P. Weinfurt, PhD Fuente: JAMA. Published online December 2, 2019. doi:https://doi.org/10.1001/jama.2019.18496 Clarifying the Meaning of Clinically Meaningful Benefit in Clinical Research

Los últimos años han sido testigos de un creciente enfoque en la aportación de los pacientes, sus cuidadores, o ambos, para informar la selección, medición e interpretación de los resultados en los ensayos clínicos.
Un tema importante para el que se busca su participación es la cuestión de qué constituye un beneficio clínicamente significativo, especialmente cuando las medidas de resultado informadas por el paciente (PROM) se utilizan para evaluar cómo se sienten y funcionan los pacientes.
Existe una extensa literatura que describe y evalúa métodos para definir diferencias mínimamente importantes y términos y conceptos relacionados.1-5 Se han realizado varios avances en este campo, incluido el reconocimiento de que el significado de las diferencias para una persona a lo largo del tiempo es distinto de las diferencias entre grupos a lo largo del tiempo.6
Aún así, entre los investigadores y fabricantes de medicamentos y dispositivos, persiste la incertidumbre sobre la mejor manera de determinar un cambio clínicamente significativo en la investigación clínica.
La incertidumbre sobre el concepto de significado clínico hace que sea difícil incorporar las perspectivas de los pacientes y cuidadores para informar los objetivos, el diseño, el análisis y la interpretación de los ensayos clínicos.
Los pacientes y cuidadores solo pueden contribuir cuando los investigadores y los médicos tienen claridad sobre el tipo de información que buscan en un momento dado. Entre las complejidades que rodean la noción de beneficio clínicamente significativo, una confusión fundamental es la combinación de 2 tipos diferentes e igualmente importantes de cambio significativo.
Un tipo denota un cambio que es notable o perceptible para el paciente o el cuidador y el otro denota un cambio que el paciente o el cuidador considera valioso.
Cambio notable
Para las evaluaciones de cómo se sienten o funcionan las personas, el cambio notable se refiere a un cambio que es perceptible para la persona o su cuidador. La mayoría de las comunicaciones cotidianas sobre el estado de salud utilizan palabras y expresiones que transmiten un cambio notable en formas que los demás de la comunidad entienden fácilmente.
Estos incluyen comunicaciones sobre la presencia o ausencia de un síntoma (por ejemplo, “Ayer, comencé a tener calambres estomacales”) o si una persona puede desempeñarse adecuadamente en algún papel (por ejemplo, “Después del accidente, no ha podido conducir su camión ruta”).
Se utilizan expresiones verbales que reflejan estados de sentimiento ordenados, por ejemplo, después de ajustar un zapato correctivo, el paciente dice: “Sí, eso se siente un poco mejor”. También hay descripciones de los cambios en el nivel de asistencia necesaria para hacer algo por ejemplo, “Con este nuevo medicamento, ya no necesita la silla de ruedas y puede caminar con un bastón”.
Todos estos casos reflejan un cambio claro que se nota y se comunica fácilmente. Por lo tanto, es difícil imaginar plantear preguntas sobre si tales cambios son “significativos” en el sentido de ser discernibles.
En contraste, a menudo hay preguntas sobre si la persona notará un cambio en alguna medida de resultado informada por el paciente (PROM). Tales preguntas pueden surgir cuando los ítems individuales tienen muchas opciones de respuesta ordenadas.
Por ejemplo, ¿notarían las personas si una intervención podría mejorar sus respuestas del “termómetro de socorro” en 2 puntos en una escala de respuesta de 100 puntos?
Las preguntas también se plantean cuando se puntúa una PROM combinando respuestas de múltiples elementos para crear un compuesto matemático (por ejemplo, un puntaje total). Entonces es importante saber, por ejemplo, si un cambio de 5 puntos en una escala de 0 a 50 puntos corresponde a un cambio en el estado de salud que es detectable por la persona.
En casos como estos, se requiere un trabajo metodológico adicional para determinar qué cambio de tamaño es notable y si el cambio requerido es notable del mismo tamaño, independientemente del punto de partida de un individuo a lo largo de la escala (por ejemplo, pasar de una enfermedad moderada a leve frente a moverse de enfermedad grave a moderada). Este trabajo metodológico puede requerir recursos significativos y presentar desafíos conceptuales y técnicos.
Cambio valioso
Después de haber establecido que se ha producido algún cambio notable, la siguiente pregunta sobre la importancia debe ser si el paciente o el cuidador consideran que la cantidad de cambio es valiosa.
Es decir, ¿se considera que el cambio vale la pena?
La respuesta a esta pregunta dependerá críticamente del contexto. Un paciente puede considerar que una pequeña mejora vale la pena siempre que los costos e inconvenientes personales no superen el beneficio. Pero la misma mejora de tamaño podría considerarse menos valiosa si el tratamiento produce efectos adversos tóxicos. Estos ejemplos subrayan cómo las determinaciones del valor de un cambio es un juicio realizado en un contexto particular.
Recomendaciones
La discusión precedente sugiere una serie de recomendaciones para mejorar la incorporación de los aportes del paciente y del cuidador en el uso de los puntos finales centrados en el paciente en la investigación clínica:
Reconozca que el término significativo como se usa actualmente en relación con el beneficio clínico es ambiguo. Reemplace o complemente el uso del término con una especificación notable o valiosa.
Cuando se utilizan métricas arbitrarias en PROM, el investigador tiene la carga de determinar y convencer a los demás sobre lo que constituye un cambio notable. Por lo tanto, siempre que sea posible, desarrolle PROM que utilicen ítems y opciones de respuesta que respondan estrechamente a las distinciones significativas que ya están disponibles en el lenguaje cotidiano. Esto es consistente con la noción de que las PROM esencialmente actúan como versiones estandarizadas de conversaciones con los pacientes.7 Por ejemplo, una pregunta en una PROM sobre la frecuencia de algún síntoma podría responderse con una frecuencia real (por ejemplo, “3 veces durante el día “) en lugar de con cuantificadores vagos (p. ej., nunca, raramente, a veces, con frecuencia o siempre). La mayoría estaría de acuerdo en que un cambio de 3 veces al día a una vez al día es notable, pero está menos claro si un cambio de a menudo a a veces es algo que sería notable.
Lo que constituye un cambio notable para un punto final particular puede depender del punto de partida de la persona (por ejemplo, síntomas menos severos o menos severos o restricciones funcionales), pero el cambio notable generalmente es poco probable que varíe entre contextos. En contraste, las definiciones de cambio valioso pueden estar altamente influenciadas por factores contextuales como el costo de la intervención, los efectos adversos, la conveniencia y la disponibilidad y costo-beneficio de las intervenciones alternativas. Por lo tanto, las evaluaciones del valor de un cambio dado deben incluir la especificación de factores contextuales importantes.
Se deben resolver problemas metodológicos más específicos para seguir algunas de estas recomendaciones. También es necesario desarrollar las mejores prácticas y estándares metodológicos para identificar cambios notables y generar juicios sobre cambios valiosos. Una mejor apreciación de estos dos aspectos del beneficio clínicamente significativo debería conducir a una incorporación más efectiva de pacientes y cuidadores en el diseño e interpretación de la investigación clínica.

Fecha:11/12/2019

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95236&fuente=inews&utm_source=inews&uid=445164

Dudan sobre el beneficio de añadir aspirina a los anticoagulantes orales de acción directa

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:31

Añadir aspirina a un anticoagulante oral de acción directa (ACOD) reportaría más daño que beneficio en pacientes con fibrilación auricular o tromboembolismo venoso (TEV).

Los pacientes con fibrilación auricular o historia de tromboembolismo venoso (TEV) que toman una aspirina diaria junto al tratamiento anticoagulante oral de acción directa, con el fin de prevenir coágulos, tienen un riesgo mayor de complicaciones hemorrágicas que quienes solo toman el ACOD.
Según un estudio retrospectivo de la Universidad de Michigan publicado en Jama Internal Medicine, esa combinación lleva a aumentar el sangrado, aunque no influya directamente en la incidencia de trombosis Sin embargo, al año de tratamiento no se han hallado diferencias en la incidencia de ictus, infartos o trombos entre quienes tomaban o no la aspirina.
Estos resultados presentados durante el 61 Congreso de la Sociedad Americana de Hematología (ASH en sus siglas en inglés), celebrado en Orlando, apuntan “a un desconocimiento del papel que juega la aspirina en combinación con los nuevos ACOD”, según el investigador principal del estudio, Jordan Schaefer, experto en trastornos de la coagulación en la Universidad de Michigan.
En el seguimiento inicial de 2.045 pacientes se vio que casi un tercio de ellos tomaban aspirina sin tener una clara indicación médica, por ejemplo haber tenido un infarto. “Seguimos viendo a un gran número de pacientes que toman la aspirina y los médicos puede que no lo sepan porque se compra sin receta”, advierte Schaefer, aunque los registros analizados no explicitaban si el paciente la tomaba por recomendación médica o por iniciativa propia.
Los ACOD, como apixaban, dabigatran, edoxaban y rivaroxaban, se prescriben para prevenir un ictus en pacientes con fibrilación auricular y evitar la repetición de episodios de trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar. El añadido de la aspirina no parece estar justificado, aunque los sangrados que produce no sean graves, según este hematólogo.
Al comparar dos grupos de 639 pacientes cada uno se ha visto que entre los que toman aspirina, el 90,3% toman una dosis baja (unos 100 mg diarios). Estos tuvieron 319 episodios de sangrado versus 261 en el grupo que solo se trata con ACOD, en una media de seguimiento de 15 meses. Estos tuvieron un 40% menos de episodios menores, siendo los sangrados más frecuentes en “moratones”, hemorragia intestinal o sangre en el tracto urinario.
“Es una pregunta clínica bastante común si se prescribe o no la aspirina, pues en muchos pacientes no vemos beneficio claro. Es importante que se haga una evaluación clínica de la seguridad de este tratamiento dual y saber cuándo se necesita realmente”, alerta Schaefer, que propone que se hagan más estudios para determinar la indicación en cada caso.
Pilar Laguna. Orlando
12 diciembre, 2019
Fecha:13/12/2019

https://www.diariomedico.com/especialidades/hematologia/dudan-sobre-el-beneficio-de-anadir-aspirina-a-los-acod.html

12 diciembre 2019

La aspirina ya no es efectiva en prevención primaria

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:39

aspirina

Ya no puede reducir el riesgo general de muerte por cáncer o ataque cardíaco cuando se administra como prevención primaria.
Autor: Frank Moriarty, Mark H Ebell Fuente: Family Practice, cmz080, https://doi.org/10.1093/fampra/cmz080 A comparison of contemporary versus older studies of aspirin for primary prevention

Un nuevo artículo en Family Practice, publicado por Oxford University Press, encontró que el uso generalizado de estatinas y la tecnología de detección del cáncer pueden haber alterado los beneficios del uso de aspirina.
Los investigadores concluyeron que la aspirina ya no proporciona un beneficio neto como prevención primaria para la enfermedad cardiovascular y el cáncer.
Casi la mitad de los adultos mayores de 70 años informaron haber tomado aspirina diariamente, incluso si no tienen antecedentes de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular. En general, se estima que el 40% de los adultos en los Estados Unidos toman aspirina para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares, por lo que es uno de nuestros medicamentos más utilizados.
Los investigadores realizaron la primera revisión del papel de la aspirina en la prevención cardiovascular hace 30 años, informando una reducción en el riesgo de ataques cardíacos fatales y no fatales.
Los informes posteriores también encontraron una reducción en las muertes por cáncer para los pacientes que tomaron aspirina durante cinco años o más, pero no hubo reducción en las muertes o accidentes cerebrovasculares relacionados con enfermedades cardiovasculares, y mostraron constantemente un riesgo significativo de complicaciones hemorrágicas importantes.
La mayoría de estos ensayos de aspirina se realizaron en Europa y los Estados Unidos y reclutaron pacientes antes de 2000. Desde entonces, los medicamentos para reducir el colesterol han tenido un uso generalizado, acompañados de un mejor manejo de la hipertensión, menos consumo de tabaco y una adopción generalizada del cáncer colorrectal. cribado.
Los investigadores compararon estos estudios anteriores con cuatro ensayos recientes a gran escala de aspirina. En general, los participantes en los ensayos más nuevos se parecían a la población contemporánea que usaría aspirina para la prevención primaria. En comparación, eran mayores, algo menos propensos a fumar y más propensos a tener diabetes tipo 2 que los pacientes en los ensayos anteriores.
Al igual que estudios anteriores, los ensayos recientes de aspirina para la prevención primaria no encontraron beneficios de mortalidad y un aumento significativo en el riesgo de hemorragias mayores. Sin embargo, no pudieron encontrar evidencia de los dos beneficios importantes de la aspirina: una reducción en el riesgo de muerte por cáncer y un riesgo reducido de ataques cardíacos no fatales.
Por cada 1200 pacientes que tomaron aspirina durante cinco años hubo cuatro eventos cardiovasculares mayores menos pero 7 episodios más de hemorragia mayor y ningún cambio en la mortalidad cardiovascular general.
Con el uso generalizado de estatinas y exámenes de detección de cáncer en toda la población actual, la aspirina ya no puede reducir el riesgo general de muerte por cáncer o ataque cardíaco cuando se administra como prevención primaria.
“La buena noticia es que la incidencia de enfermedades cardiovasculares y cáncer colorrectal están disminuyendo debido a un mejor control de los factores de riesgo y la detección, pero eso también parece reducir el beneficio potencial de la aspirina”.
Conclusiones
Por cada 1200 personas que toman aspirina para la prevención primaria durante 5 años, habrá 4 MACEs menos, 3 accidentes cerebrovasculares isquémicos menos, 3 hemorragias intracraneales más y 8 eventos hemorrágicos mayores. La aspirina ya no debe recomendarse para la prevención primaria.
Fecha:11/12/2019

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95257&fuente=inews&utm_s

ource=inews&uid=445164

3 diciembre 2019

Féliz Día de la Medicina Latinoamericana

Filed under: Mensaje — Arturo Hernández Yero @ 10:12

caduceo1[1]A todos los profesionales dedicados a la atención y apoyo a las personas con diabetes les deseamos muchas felicidades y éxitos en su loable labor en este 3 de Diciembre, reconocido como el Día de la Medicina Latinoamericana

66147

2 diciembre 2019

La resistencia bacteriana a los antibióticos ya se perfila como una de las grandes amenazas del siglo XXI.

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 19:22

La estrategia y las campañas para mejorar el uso de antibióticos han frenado el consumo total en el ámbito de la salud humana en un 7,2% (dos dosis diarias definidas por cada mil habitantes y día) entre 2015 y 2018, mientras que las ventas de antibióticos veterinarios bajaron un 32,4% entre 2014 y 2017, en España, según los datos del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) del Ministerio de Sanidad, datos alentadores ante una nueva Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos, del 18 al 24 de noviembre.
Esta reducción del consumo coincide con el desarrollo del primer PRAN (2014-2018), ampliado con una segunda etapa (2019-2021). Entre las acciones que promueve destaca la implantación generalizada de los Programas de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA) en hospitales, y centros de salud y el desarrollo de los Programas Reduce en diferentes sectores ganaderos. En su web pueden consultarse todas las cifras de consumo.
Aun así, se mencionan 700.000 muertes al año por resistencias y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades concreta que las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos causaron 33.000 muertes en 2015 en Europa; en España, la cifra anual de muertes atribuibles a esta causa ascendería a 3.000, según el Ministerio de Sanidad, si bien los estudios de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica estiman que, en este año, 222.000 pacientes sufrirán una infección por bacterias multirresistentes en nuestro país y, de ellos, 26.000 morirán en los 30 días siguientes al diagnóstico. Las disparidades estadísticas son uno de los grandes obstáculos para encarar problemas de esta magnitud.
A ellas habría que añadir la ignorancia y despreocupación de la sociedad sobre estas resistencias, como la creencia de que curan resfriados y gripes, alentada en ocasiones por la alegría prescriptora y dispensadora de algunos. Hay además una falta preocupante de nuevos antibióticos en fase de desarrollo: en los últimos 30 años solo se ha aprobado una nueva clase para uso humano. La ausencia de rentabilidad y las estratagemas bacterianas para eludir los ataques desincentivan a científicos y laboratorios. Junto al control de su utilización, una aproximación más eficaz debería integrar la salud humana, veterinaria y ambiental, pues para las bacterias no hay fronteras.
Fecha: 18/11/2019
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/opiniones/editorial/las-bacterias-no-entienden-de-fronteras.html

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus