Diabetes mellitus

5 febrero 2021

Encuentran el “talón de Aquiles” del coronavirus

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:02

covid-19-muestra-molecular-cuba-580x326En grupo de investigadores de la Universidad de Stanford ha concluido que las nuevas mutaciones, pese a ser más infecciosas, están más expuestas.
Durante las últimas semanas, las nuevas mutaciones del coronavirus han derivado en una mayor cantidad de contagios alrededor de todo el mundo. Reino Unido fue quien dio la voz de alarma en el mes de diciembre, al detectar una cepa con más capacidad de contagio, hasta un 70%, y que también podría tener más mortalidad.
Junto a esta nueva cepa, también se han detectado, de momento en menos países, variantes procedentes de Sudáfrica y Brasil. Todas estas cepas son el resultado de mutaciones que afectan a la proteína espícula del coronavirus, que son las protuberancias que rodean al virus y que le dan su aspecto de corona. Se trata de una parte fundamental para el contagio, pues es conocida como la ‘llave’ con la que el virus consigue entrar en nuestro organismo.
Sin embargo, todavía hay cosas del virus que se escapan al conocimiento humano después de llevar ya un año entre nosotros. ¿Por qué las nuevas variantes son más contagiosas que las existentes hasta ahora? Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) ha concluido que la clave no reside en los cambios físicos de la espícula, sino en que las mutaciones le dan una mayor susceptibilidad.
Un virus más susceptible
El SARS-CoV-2, para conseguir infectar a una célula, necesita que sus espículas sean activadas. Esto se produce mediante las enzimas que hay en las células, a través de las cuales el virus consigue entrar. Según este estudio, publicado en la web bioRxiv.ogr y a falta de ser revisado por pares, las mutaciones ha provocado que las espículas sean más susceptibles a la activación mediante una enzima llamada proteasa.
De esta forma, indican, las proteasas causantes de la activación deben encontrarse en la zona de entrada del virus, las fosas nasales, y no en el resto del cuerpo. A pesar de ser una variante más infecciosa, no afectaría con una mayor virulencia al resto de órganos que el resto de cepas, concluyen los expertos, aunque la comunidad científica todavía se encuentra discutiendo esto último.
El punto débil de la COVID
Por una parte, esta nueva cepa es mucho más contagiosa que el resto pero, según afirman los expertos de Stanford, también es ahora más vulnerable. Lo explican de la siguiente forma: las espículas se activan de forma más sencilla (por ello es más infeccioso), pero facilita el trabajo de los anticuerpos neutralizantes al dejar al descubierto partes antes ocultas, lo que han denominado como el ‘talón de Aquiles’.
Como indican, cada partícula viral tiene “hasta 80 espículas proteicas”, y de ellas solo una parte necesita unirse a la célula para introducir el virus. “Si se activan más espículas y se expone el punto de unión, los anticuerpos neutralizantes tendrán una mayor probabilidad de unirse a las partículas virales y aglutinar varias juntas”.

Fecha:27/1/2021

https://as.com/diarioas/2021/01/27/actualidad/1611747807_268707.html

La melatonina puede prevenir el deterioro cognitivo

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:54

dormir-humor_0Los científicos finalmente encontraron un suplemento que realmente puede ayudar a proteger la memoria, y resulta que estuvo escondido a plena vista todo el tiempo. El suplemento en cuestión es la melatonina, la misma que muchas personas toman todas las noches para mejorar su sueño. Resulta que el suplemento puede proteger al cerebro del deterioro cognitivo según investigadores de la Universidad Médica y Dental de Tokio (TMDU). La investigación sobre el potencial de aumento de la memoria de la melatonina se publicó en el Journal of Pineal Research en octubre de 2020. El estudio en cuestión fue dirigido por Atsuhiko Hattori en TMDU en Japón, y sugiere que la melatonina y dos de sus metabolitos tienen un impacto profundo: ayudan al cerebro a conservar los recuerdos, lo que significa que potencialmente puede proteger a los pacientes del deterioro cognitivo.

Ahora, el estudio se realizó en un modelo animal, a saber, ratones, pero los investigadores confían en que los ensayos en humanos futuros mostrarán que lo mismo es cierto para el cerebro humano. El estudio se realizó comparando la formación de la memoria a largo plazo en ratones jóvenes, de mediana edad y mayores.

La forma más sencilla de probar la memoria en ratones es dejar que los roedores examinen objetos desconocidos. Los ratones tienen una propensión natural a inspeccionar objetos nuevos y, al igual que los humanos, siempre sienten más curiosidad por lo nuevo que por los objetos familiares. El problema es que, para que un objeto sea familiar, es necesario recordarlo. Y los ratones jóvenes son excepcionalmente aptos para reconocer objetos familiares: mostrar un objeto 3 veces al día suele ser suficiente para que lo recuerden al día siguiente. Los ratones más viejos, por otro lado, a menudo tienen dificultades para recordar objetos familiares, lo que se considera un signo de deterioro cognitivo. Cuando se les asigna la misma tarea, la memoria menguante de los ratones más viejos se hace evidente, ya que pasan tanto tiempo examinando objetos familiares como revisando nuevos, como si ambos objetos fueran nuevos para ellos. Este es el punto del estudio en el que los investigadores introdujeron a la mitad de todos los ratones de todos los grupos de edad a la melatonina y a 2 de sus metabolitos, las sustancias que se forman cuando el cuerpo descompone la melatonina.

Como explica Hattori, “sabemos que la melatonina se convierte en N1-acetil-N2-formil-5-metoxiquinuramina (AFMK) y N1-acetil-5-metoxiquinuramina (AMK) en el cerebro, y sospechamos que podrían promover la cognición”. Los resultados después de solo 4 días de observación, los investigadores notaron que la memoria de todos los ratones mejoró dramáticamente. Se encontró que el metabolito de melatonina AMK es el más eficaz. Los investigadores también señalaron que la melatonina y sus metabolitos se acumularon en el hipocampo, una región del cerebro responsable de convertir las experiencias cotidianas en recuerdos a largo plazo. Los hallazgos en los ratones más viejos son los más emocionantes: solo una dosis de AMK administrada después de una sola exposición a elementos nuevos les ayudó a recordar los objetos incluso 4 días después. Como señaló el autor principal, “su efecto en ratones mayores es particularmente alentador y tenemos la esperanza de que los estudios futuros muestren efectos similares en las personas mayores. Si esto sucede, la terapia AMK podría eventualmente usarse para reducir la gravedad del deterioro cognitivo leve y su posible conversión a la enfermedad de Alzheimer”.

Si el estudio se replica con éxito en humanos, esto podría significar que se puede tomar un suplemento de AMK o melatonina como medida preventiva contra el deterioro cognitivo, la demencia y el Alzheimer.

Fecha:4/2/2021

Fuente: https://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=21494

23 enero 2021

Avances sobre la hipertensión arterial descubiertos en 2020

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 10:27

EsfigmomanometroA pesar de la abrumadora cobertura de la pandemia del nuevo coronavirus y sus muchos aspectos por parte de la mayoría de los medios de noticias médicas, hay que señalar que Covid-19 no fue el único tema investigado por estudiosos médicos este año. Sin embargo, estos nuevos descubrimientos a menudo pasaban desapercibidos, lo cual es una verdadera lástima. En este artículo, hemos condensado 7 estudios médicos clave que investigan uno de los problemas de salud más extendidos de la vida contemporánea, el llamado “asesino silencioso”: la hipertensión. Esto es lo que descubrieron los investigadores sobre la hipertensión  arterial  en 2020.

1. Hipertensión en personas mayores

¿La hipertensión siempre es mala en los adultos mayores? La mayoría de las investigaciones dicen que sí, ya que se sabe que la afección aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco de una persona, pero un estudio de 10 años publicado en la revista Age and Aging este año analizó la conexión entre la hipertensión arterial  y la tasa de mortalidad en 415,980 personas mayores y descubrió que la hipertensión en personas mayores puede no ser el predictor claro de mala salud que consideramos que es ahora. Como señalaron los autores en el estudio, “la hipertensión no se asoció con un aumento de la mortalidad en las edades superiores a los 85 años o en las edades 75-84 con una fragilidad moderada-grave, quizás debido a la complejidad de las morbilidades coexistentes”. Esencialmente, los investigadores encontraron que las personas mayores con hipertensión y fragilidad moderada a severa en realidad tenían un riesgo de mortalidad reducido del 16%. No hace falta decir que eso no significa que debas dejar de tomar tus medicamentos para la presión arterial si tienes 75 años o más, pero sin duda brinda un alivio emocional muy necesario para quienes padecen la afección y sus familiares.

2. La sorprendente conexión entre el tamaño del muslo y la presión arterial

Como puede que sepas o no, un cuerpo con forma de manzana y una circunferencia de cintura grande están asociados con un mayor riesgo de hipertensión y otras condiciones de salud peligrosas. Investigaciones anteriores sugieren que las medidas de cintura de 102 cm y más en hombres y 88 cm en mujeres tienen probabilidades de desarrollar la afección. Sin embargo, cuando se trata de medidas de muslos, parece ser lo contrario, al menos eso es lo que encontró un estudio publicado en la revista Endocrine Connections en abril. La investigación investigó la conexión entre la circunferencia del muslo y la presión arterial en 9.520 personas. Según el estudio, los participantes que fueron diagnosticados con sobrepeso u obesidad tenían una menor probabilidad de desarrollar presión arterial alta cuando tenían un tamaño de muslo más grande. Aún tenemos que descubrir qué explica estos sorprendentes hallazgos, pero los autores del estudio sugieren lo siguiente: “La causa más probable de esta asociación es que hay más músculo del muslo o grasa depositada debajo de la piel que secreta varias sustancias beneficiosas que ayudan a mantener la presión arterial en un rango relativamente estable”.

3. Los medicamentos específicos para la presión arterial previenen el daño pulmonar en personas con Covid-19 grave

Anteriormente hablamos de las complicaciones cardíacas de Covid-19, pero la asociación entre el virus y los problemas cardiovasculares no son todas malas noticias. De hecho, varios estudios han sugerido en este momento que un grupo específico de medicamentos para la presión arterial puede proteger a los pacientes con Covid-19 de las complicaciones. Los medicamentos en cuestión son inhibidores del sistema renina-angiotensina-aldosterona (RAAS), que están activos en la misma área de la membrana celular a través de la cual el SARS-CoV-2 ingresa a las células. Inicialmente, los investigadores temían que estos medicamentos pudieran aumentar el riesgo de Covid-19 grave, pero luego de una mayor investigación, los estudios concluyen que lo contrario parece ser cierto.
De hecho, según un puñado de estudios, los inhibidores de RAAS podrían prevenir las lesiones pulmonares provocadas por Covid-19. Un gran estudio de revisión, por ejemplo, señaló que “por el contrario, encontramos que había un riesgo significativamente menor de muerte y resultados críticos, por lo que, de hecho, podrían tener un papel protector, particularmente en pacientes con hipertensión”. En cualquier caso, si estás tomando inhibidores de RAAS para tratar la hipertensión, no debes preocuparte de que aumente tu riesgo de desarrollar una forma grave de Covid-19. Además, en este punto, no hay evidencia convincente que sugiera que tener hipertensión aumenta el riesgo de contraer o tener Covid-19 grave.

4. La presión arterial alta aumenta el riesgo de demencia en la mayoría de los adultos

Desafortunadamente, los investigadores también aprendieron este año que desarrollar hipertensión aumenta la probabilidad de tener demencia más adelante en la vida, sin importar la edad. La investigación en cuestión apareció en la revista Hypertension y siguió y midió la función cognitiva y la presión arterial de más de 6.000 participantes en Brasil en el transcurso de 4 años. Tener hipertensión parece acelerar el proceso de deterioro cognitivo. Según el autor del estudio, Sandhi Maria Barreto, PhD, “Inicialmente anticipamos que los efectos negativos de la hipertensión sobre la función cognitiva serían más críticos cuando la hipertensión comenzara a una edad más temprana. Sin embargo, nuestros resultados muestran una disminución similar acelerada del rendimiento cognitivo, ya sea que la hipertensión comienza en la mediana edad o en edades más avanzadas”. El deterioro cognitivo se produce porque el cerebro depende de los vasos sanguíneos para alimentar las células nerviosas y eliminar los materiales de desecho que podrían afectar el funcionamiento del cerebro, incluidas las placas que se producen en el Alzheimer. Dado que la presión arterial alta aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular y afecta todos los procesos del cerebro antes mencionados, conduce a un deterioro cognitivo. Pero hay un lado positivo: los investigadores también encontraron que el diagnóstico temprano y el tratamiento efectivo ayudan a reducir o prevenir la aceleración del deterioro cognitivo por completo. Por lo tanto, asegúrate de tratar la hipertensión para mantener el cerebro sano y feliz.

5. Tomar un baño diario beneficia la salud cardiovascular

Todos sabemos que un baño caliente puede hacer maravillas para reducir el estrés, pero los efectos positivos para la salud de los baños calientes parecen extenderse también a la salud cardiovascular. Según un gran artículo japonés publicado en la revista Heart, los baños frecuentes mejoran la circulación sanguínea y reducen la hipertensión a largo plazo. Este estudio involucró a más de 30 mil participantes en el transcurso de 20 años, y los investigadores observaron un 28% menos de riesgo de problemas cardiovasculares y un 26% menos de riesgo de un evento cardíaco en los bañistas diarios en comparación con aquellos que se bañaban con menos frecuencia. La temperatura del agua también parece importar, ya que el estudio afirma que bañarse en agua caliente redujo el riesgo de problemas cardiovasculares al 35%, en comparación con solo el 26% en agua tibia. Para leer más sobre este fascinante estudio, lee nuestro artículo tomar un baño diario puede beneficiar la salud cardiovascular.

6. Los productos lácteos pueden proteger los vasos sanguíneos de la hipertensión

Estamos tan acostumbrados a limitar nuestra ingesta de lácteos, ya que nos han dicho una y otra vez que pueden obstruir las arterias y provocar presión arterial alta, pero un estudio de nutrición publicado en 2020 desafía esta idea. El estudio se publicó en la revista BMJ Open Diabetes Research & Care, y analizó datos de casi 150.000 participantes. El estudio analizó el efecto del consumo de lácteos en la salud cardiovascular específicamente y, sorprendentemente, el artículo concluye que comer más lácteos enteros, por lo que cosas como la mantequilla, la crema y la leche entera en realidad son capaces de reducir el riesgo de hipertensión, síndrome metabólico y diabetes. Entonces, para aquellos de ustedes que aman los lácteos y pueden tolerar la lactosa, este estudio es una gran noticia. Un estudio similar también descubrió en 2017 que el chocolate puede ser beneficioso para la hipertensión e incluso puede prevenir problemas cardiovasculares; echa un vistazo a los detalles en el artículo El chocolate negro puede ser beneficioso para la salud del corazón.

7. El ruido del tráfico puede aumentar el riesgo de hipertensión arterial.

El último estudio muy sorprendente que presentaremos en este artículo se refiere al ruido del tráfico. Sí, desafortunadamente, los sonidos del tráfico no solo parecen ser molestos, sino también bastante dañinos para nuestro bienestar físico. Esa es la conclusión de un artículo de investigación canadiense publicado en 2020 en el Journal of the American Heart Association. Los datos se recopilaron de más de 1 millón de residentes adultos de Toronto en el transcurso de 15 años. La investigación señala que puede haber graves repercusiones a largo plazo por el ruido del tráfico elevado, es decir, un mayor riesgo de desarrollar diabetes y presión arterial alta, incluso después de que los autores controlaron la contaminación del aire y otros factores de confusión. Según los resultados, cada aumento de 10 decibelios en el ruido crónico del tráfico también aumenta el riesgo de diabetes en un 8% y el riesgo de hipertensión en un 2%. Como señaló Hong Chen, autor principal del estudio, esto puede tener que ver con el estrés y la falta de sueño inducida por los ruidos del tráfico. La respuesta al estrés podría conducir a problemas metabólicos y resistencia a la insulina con el tiempo, lo que puede culminar en diabetes e hipertensión después de años de ruidos de tráfico estresantes. ¿Significa eso que todos deberíamos tener auriculares con cancelación de ruido y usar tapones para los oídos para dormir? El estudio no especifica eso, pero creemos que no vendrá mal.

Fecha: 7/1/2021

Fuente: https://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=21293

Hábitos nutricionales que ayudan a mejorar el sueño

Filed under: Temas varios — Arturo Hernández Yero @ 10:13

DurmiendoLos problemas para dormir se están generalizando cada vez más en estos días, y hasta el 68% de los estadounidenses informan que tienen dificultades para dormir al menos una vez a la semana. Ya sea que se deba al estrés, la pandemia en curso u otros factores, este puede ser un problema muy molesto. Sin embargo, la solución puede ser más fácil de lo que cree. Según los expertos, solo unos pocos ajustes en tu dieta podrían conducir a una mejor noche de sueño. Aunque ningún alimento en particular es una cura mágica, existe un vínculo definitivo con los alimentos y bebidas que consumimos durante el día y la calidad de nuestro sueño. El sueño “suficiente” variará de una persona a otra: algunas personas necesitan hasta 10 horas, mientras que otras requieren tan solo seis. Muchos expertos definen el sueño como “bueno” simplemente si te despiertas sintiéndote descansado. Aquí hay algunos consejos de nutrición que ayudan a lograr ese sentimiento codiciado.

1. Mantén un registro de tu consumo de melatonina y triptófano

La melatonina es una hormona natural producida por el cuerpo, que a veces se denomina “hormona del sueño”. “La melatonina es una hormona que produce su cerebro en respuesta a la oscuridad. Ayuda con la sincronización de los ritmos circadianos y con el sueño”, explicó la nutricionista dietista Shana Minei. Aunque es una hormona producida naturalmente, también puede aumentar los niveles de melatonina al consumir alimentos ricos en ella. Estos incluyen almendras, pescado y cerezas, por nombrar algunos. El triptófano, un aminoácido que aumenta la producción de melatonina, también se puede obtener a través de los alimentos. Se asocia más comúnmente con la carne de pavo, pero también se puede encontrar en alimentos como el requesón y el yogur natural. Para obtener más información sobre alimentos específicos que contienen estos componentes útiles, consulta nuestro artículo anterior ¿Qué Comer Para Conciliar El Sueño Fácilmente? Si consumes una gran parte de alimentos ricos en melatonina, se recomienda hacerlo al menos una hora o 30 minutos antes de acostarte, ya que es la cantidad de tiempo que tarda la melatonina en tener efecto en el cuerpo.

2. Opta por alimentos integrales ricos en fibra y evita los alimentos procesados

Los alimentos integrales llenos de fibra tienen una gran cantidad de beneficios para la salud, y uno de ellos es mantener feliz el estómago por la noche. Los carbohidratos complejos de digestión lenta ayudan a mantener el cuerpo equilibrado y a estabilizar el sistema digestivo. Las legumbres, la calabaza, la quinua y el alforfón son buenos ejemplos de este tipo de alimentos. Por otro lado, los carbohidratos procesados y los alimentos que contienen muchos azúcares añadidos, como el pan, los cereales, las magdalenas y las galletas, provocan un aumento a corto plazo del azúcar en la sangre, seguido de una caída. Cuando los niveles de azúcar en sangre descienden bruscamente, se liberan adrenalina, glucagón y cortisol para regular los niveles de glucosa en sangre. Todas estas hormonas pueden actuar como estimulantes, provocando que duermas con menos tranquilidad o que tengas dificultades para conciliar el sueño.

3. Programa tus comidas correctamente.

No se trata solo de lo que comes, sino también de cuándo lo comes. “Deja pasar dos horas o más entre el último bocado de comida y la cama, sin importar lo que elijas comer, y una hora antes cuando se trata de bebidas”, es el consejo de Kylene Bogden, dietista, nutricionista y asesora de bienestar registrada. Además, trata de espaciar tus comidas entre cuatro y cinco horas para que tu cuerpo tenga tiempo de digerir la comida.

4. Mantente alejado del azúcar y la cafeína

Mantente alejado del azúcar y la cafeína No estamos diciendo que debas eliminar el café y el chocolate de tu vida por completo, eso podría ser una tarea extremadamente difícil para algunos de nosotros, pero trata de restringir esas indulgencias a la primera mitad del día. Dado que el cuerpo tarda unas seis horas en metabolizar la cafeína, no se recomienda beber o comer alimentos con cafeína varias horas antes de que se apaguen las luces. Debemos tener en cuenta que las bebidas descafeinadas no son un buen sustituto, ya que aún contienen estimulantes que pueden interrumpir su sueño. Lo mismo ocurre con el azúcar, que le da al cuerpo un impulso de energía temporal y debe evitarse hasta 6 horas antes de acostarse.

5. Bebe una bebida caliente sin cafeína por la noche

Bebe una bebida caliente sin cafeína por la noche. Los beneficios para dormir de un “vaso de leche tibia” no son del todo un mito. Beber una bebida caliente sin cafeína por la noche puede hacer maravillas en la calidad del sueño. El té de manzanilla es una buena opción, ya que también se encontró que reduce la ansiedad en los seres humanos. Otra bebida recomendada es la leche dorada, leche de almendras a base de cúrcuma con dátiles, como edulcorante. La cúrcuma es una especia poderosa y antiinflamatoria que promueve una sensación de calma y ayuda en la digestión, mejorando así la calidad del sueño. Si bien la leche dorada también se puede hacer con leche de vaca normal, los expertos recomiendan encarecidamente optar por una variedad de leche de origen vegetal, ya que la leche de vaca puede ser inflamatoria para algunas personas (la hinchazón realmente no es óptima para dormir).

6. Mantén la comida picante al mínimo

Los platos picantes pueden ser irritantes a medida que se abren camino a través de tu sistema digestivo, lo que puede resultar en malestar o incluso dolor, ya que la comida se mueve a través de su tracto gastrointestinal. Si eres fanático de la comida picante, aún puedes tener tus platos favoritos, pero quizás no como última comida del día. Si quieres un poco de picante en tu cena, los expertos recomiendan llevarlo al mínimo y no convertirlo en el rasgo dominante de la comida, para no comprometer tu sueño.

Fecha:11/1/2021

Fuente: https://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=21304

Así es como la pandemia por el Covid-19 ha cambiado el Mundo

Filed under: Mensaje — Arturo Hernández Yero @ 9:58

Jessica Q. R.

El 2020 será recordado en la historia como el año de la pandemia de coronavirus. Ha sido fácilmente una de las peores pandemias que la humanidad enfrentó en casi 100 años, causando daños irreparables y cicatrices mentales que quizás nunca desaparezcan. En enero de 2021, casi 2 millones de personas han perdido la vida debido al Covid-19 y el virus continúa sembrando el caos incluso hoy en día en diferentes partes del mundo. No hace falta decir que la pandemia de coronavirus ha cambiado nuestras vidas, quizás para siempre. El pequeño virus ha tenido un efecto adverso en casi todos los aspectos de nuestra vida, desde el trabajo y la recreación hasta actividades sencillas del día a día como ir de compras al supermercado y caminar libremente por el parque. Hoy, veremos las diferentes formas en que la pandemia Covid-19 transformó nuestras vidas.

1.Adaptarnos a una nueva normalidad

Casi parece que fue hace toda una vida cuando viajábamos libremente, visitábamos restaurantes, íbamos al cine, asistíamos a eventos deportivos o musicales y abrazábamos a nuestros seres queridos sin ningún miedo. La pandemia de coronavirus cambió todo eso en unas pocas semanas. Tanto es así, que incluso ir a la tienda cercana se sintió desconcertante. Muy pronto, el mundo comenzó a adaptarse a esta nueva forma de vida. Era la “nueva normalidad” y es probable que sea el camino a seguir durante algún tiempo a pesar de que han llegado las vacunas contra el virus. La comida se ha desplazado principalmente al aire libre, las salas de espera casi se han vuelto casi inexistentes, las grandes reuniones y los eventos todavía están prohibidos, los viajes de ocio han pasado a un segundo plano e incluso ir al gimnasio requiere una reserva. Además, la forma en que trabajamos y los espacios en los que trabajamos han cambiado desde la pandemia del coronavirus. Nadie sabe cuánto tiempo seguirá siendo esta nueva normalidad una parte de nuestra vida. Pero todos nos estamos adaptando y encontrando nuevas formas de encontrar la felicidad a nuestra manera. Con suerte, todos habríamos aprendido algo valioso de esta experiencia.
2.Hacerle frente a la ansiedad y la depresión

La pandemia por el coronavirus ha causado graves daños mentales a personas de todo el mundo. Como la mayoría de nosotros nos vimos obligados a permanecer en casa durante gran parte del año pasado, los casos de ansiedad y depresión alcanzaron su punto máximo. De hecho, según un informe de GoodRx (una empresa de atención médica estadounidense), los surtidos de medicamentos para la depresión y la ansiedad alcanzaron un máximo histórico en 2020. “Vivir una situación estresante, como inseguridad financiera, trastornos familiares, trauma, pérdida o, por supuesto, la pandemia actual de COVID-19 ciertamente puede ser un desencadenante del empeoramiento de los síntomas de depresión y ansiedad. Para las personas que ya están controlando su ansiedad y / o depresión, los factores estresantes de la vida pueden inclinar la balanza desde un funcionamiento saludable a una mala salud mental”, dice Sasha Guttentag, Ph.D., investigadora científica de GoodRx. De hecho, todos estos factores combinados han causado una inmensa tensión mental en las personas. El aislamiento social, en particular, ha tenido un impacto terrible en las personas mayores. Los cierres de escuelas y universidades han hecho que los estudiantes se preocupen constantemente por su futuro. Luego está el miedo a la propia enfermedad. Cada uno tiene su propia forma de lidiar con la ansiedad, el estrés y la depresión, pero dado que se espera que esta pandemia dure un tiempo, es importante que comencemos a dar pasos hacia eso a medida que avanzamos. Empiece por buscar apoyo social y hablar abiertamente sobre sus quejas con sus seres queridos. También puedes leer nuestro artículo sobre 7 Consejos De Expertos Para Vencer Una Depresión. 3. Rumores y mitos Cambios Debidos Al Covid-19 Rumores y mitos Los amantes de los rumores han tenido un día de campo durante la pandemia de coronavirus. Desde curas falsas de coronavirus como matar el virus con un secador de pelo o beber lejía hasta difundir información errónea sobre la vacuna Covid-19 ( cómo puede alterar tu ADN), la avalancha de rumores simplemente se niega a detenerse. Lo que no ayuda es que vivimos en una era de Facebook, Twitter y WhatsApp, donde la información falsa viaja como la pólvora. Desafortunadamente, estos rumores también pueden tener graves consecuencias. Un estudio publicado en el American Journal of Tropical Medicine and Hygiene reveló que la pandemia ha causado más de 2,000 rumores, teorías de conspiración e informes de discriminación. Los investigadores del estudio también encontraron que los rumores relacionados con Covid-19 estaban relacionados con cientos de muertes y un número aún mayor de hospitalizaciones. A medida que diferentes países del mundo se están preparando para campañas de vacunación masiva, espere que se flote mucha más información errónea relacionada con la vacuna y sus supuestos efectos secundarios a lo largo de este año y tal vez más. Por lo tanto, es importante ser maduro al respecto y confiar solo en fuentes verificadas antes de creer en cualquier información de naturaleza sensible.
3.Rumores y mitos

Los amantes de los rumores han tenido un día de campo durante la pandemia de coronavirus. Desde curas falsas de coronavirus como matar el virus con un secador de pelo o beber lejía hasta difundir información errónea sobre la vacuna Covid-19 (cómo puede alterar tu ADN), la avalancha de rumores simplemente se niega a detenerse. Lo que no ayuda es que vivimos en una era de Facebook, Twitter y WhatsApp, donde la información falsa viaja como la pólvora. Desafortunadamente, estos rumores también pueden tener graves consecuencias. Un estudio publicado en el American Journal of Tropical Medicine and Hygiene reveló que la pandemia ha causado más de 2,000 rumores, teorías de conspiración e informes de discriminación. Los investigadores del estudio también encontraron que los rumores relacionados con Covid-19 estaban relacionados con cientos de muertes y un número aún mayor de hospitalizaciones. A medida que diferentes países del mundo se están preparando para campañas de vacunación masiva, espere que se flote mucha más información errónea relacionada con la vacuna y sus supuestos efectos secundarios a lo largo de este año y tal vez más. Por lo tanto, es importante ser maduro al respecto y confiar solo en fuentes verificadas antes de creer en cualquier información de naturaleza sensible.
4.Aprender nuevas palabras y frases

Una de las pocas cosas buenas que sucedieron durante la pandemia de coronavirus es que muchas palabras y frases nuevas ingresaron a nuestro vocabulario. El “distanciamiento social” es quizás la palabra más importante que aprendimos en 2020. Nos hizo conscientes de que mantener al menos 6 pies de espacio entre usted y la siguiente persona es muy importante. Luego estaba “aplanar la curva”, que se describe como “una muestra visual del inicio de la enfermedad entre los casos asociados con un brote” por los CDC. Antes de que comenzara la pandemia, la mayoría de nosotros tampoco conocíamos palabras y términos como: Asintomático: “no presenta síntomas de enfermedad”. Aerosoles: “una suspensión de partículas finas sólidas o líquidas en gas”. Propagación comunitaria: “cuando alguien contrae el virus sin ningún contacto conocido con una persona enferma”. Período de incubación: “el período entre la infección de un individuo por un patógeno y la manifestación de la enfermedad o dolencia que causa”. PPE: “equipo de protección personal que se usa para minimizar la exposición a los peligros que causan lesiones y enfermedades graves en el lugar de trabajo”.

5.Viviendo con mascarillas nasobucos o cubrebocas

A estas alturas, todos somos muy conscientes de la importancia de llevar cubrebocas para protegernos del coronavirus. En los primeros días del brote, los tapabocas médicos o quirúrgicos escaseaban y la gente recurrió al uso de cubrebocas caseros. En los días siguientes, cuando nos dimos cuenta de los beneficios de usar incluso tapabocas de tela, varias empresas presentaron una variedad de cubrebocas y ahora se han convertido en una parte crucial de nuestro guardarropa y de nuestra vida cotidiana. Hoy, no puedes salir de tu casa sin ponerte un tapabocas y ese será el caso por algún tiempo; al menos hasta que esta pandemia esté completamente bajo control. Los expertos ya han sugerido que incluso después de vacunarnos contra Covid-19, tendremos que seguir siguiendo todas las normas de seguridad, incluido el uso de nuestros cubrebocas.

6. Mayor insistencia en la higiene

La pandemia de coronavirus nos ha hecho darnos cuenta, de muchas maneras, de la importancia de practicar una buena higiene personal y desinfectar nuestros hogares con regularidad. Hoy en día, lavarnos las manos (con jabón o desinfectante) con regularidad para prevenir la propagación del virus se ha convertido en un mantra conocido en todo el mundo. Desinfectar las superficies de mucho tráfico y mantener su casa desinfectada también es igualmente importante. También nos hemos acostumbrado a practicar las etiquetas de toser o estornudar (en el hueco de su brazo o un pañuelo desechable) debido a la pandemia. Si bien a la mayoría de nosotros nos llevó algún tiempo acostumbrarnos a estas prácticas de higiene, ahora se han convertido en un componente esencial de nuestro estilo de vida. E incluso si se elimina Covid-19, es probable que se sigan buenos hábitos de higiene como lavarse las manos y desinfectar superficies, ya que pueden ayudar a prevenir la propagación de cualquier enfermedad.

7.El advenimiento del aprendizaje virtual

El advenimiento del aprendizaje virtual Me gusta Una de las ramificaciones menos discutidas de la pandemia de coronavirus es la nube que ha arrojado sobre el futuro de muchos escolares. Tantas escuelas en todo el mundo se vieron obligadas a cerrar una vez que comenzó la pandemia y la mayoría de ellas aún no han abierto por razones obvias. Los niños aún pueden actuar como transmisores de la enfermedad y controlar un número tan grande de niños en un entorno interior será todo un desafío. Entonces, todavía no sabemos cómo se adaptarán las escuelas en el futuro a esta situación cuando abran. El aprendizaje virtual se convirtió en la orden del día cuando los niños se vieron obligados a tomar sus clases desde los confines de sus hogares. Continuó durante todo el año pasado y es probable que se siga durante algún tiempo, ya que todavía no hay certeza de cuándo las escuelas volverán a abrir por completo. También quedan preguntas sobre cómo reabrirán las escuelas de forma segura y cuántos padres permitirán que sus hijos vuelvan a las escuelas hasta que la situación no se haya normalizado. Por ahora, parece que el aprendizaje virtual llegó para quedarse, y depende de las escuelas y los padres asegurarse de que los niños no se retrasen en el aprendizaje a causa de ello.

8.La llegada de una nueva vacuna

La llegada de una nueva vacuna Cuando la pandemia de coronavirus causó estragos en todas partes el año pasado, la gente rezó desesperadamente para que una vacuna eficaz viniera a su rescate. Sin embargo, en ese entonces, el Covid-19 y el virus que lo causa, el SARS-CoV-2, eran en gran parte desconocidos para la ciencia. El desarrollo de una nueva vacuna puede llevar años. Afortunadamente, sin embargo, la comunidad científica ha hecho un trabajo increíble al producir vacunas contra la enfermedad en un tiempo récord.

En las próximas semanas, millones de personas recibirán las primeras dosis de la vacuna Covid-19 en diferentes partes del mundo. El Reino Unido ya ha comenzado la implementación de la vacuna candidata Pfizer, a la que también se le ha otorgado la autorización de uso de emergencia de la FDA en los EE. UU. Países como Canadá, Israel e India, entre otros, también han comenzado, o están listos para comenzar, campañas de vacunación masiva.
Todas las principales vacunas actualmente en producción han demostrado ser muy eficaces en sus ensayos clínicos de fase III. Más importante aún, una vacuna exitosa contra el coronavirus es absolutamente fundamental para ayudar a controlar la pandemia en curso y reducir las tasas de transmisión. Sin embargo, los científicos han dejado en claro que es posible que el coronavirus nunca se elimine y todos necesitaremos vacunas de refuerzo para él todos los años, al igual que las vacunas contra la gripe. Por lo tanto, la nueva vacuna Covid-19 también, con toda probabilidad, eventualmente se convertirá en parte de nuestra vida a partir de ahora.

Fecha: 17/1/2021
Fuente:https://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=21329

9 enero 2021

Recorrido por 2020, el año de la peor pandemia en un siglo que acaba con una ‘dosis’ de esperanza

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:59

Un año después de los primeros casos en Wuhan, la ciencia ha conseguido una vacuna en tiempo récord

El 2020, el año de la peor pandemia en un siglo, finaliza este jueves tras meses de crisis sanitaria, económica y social, más de 80 millones de casos diagnosticados y dos millones de muertos a nivel mundial. El último mes del año ha traído, por fin, la primera ‘dosis’ de esperanza contra el coronavirus: la vacuna.
El suceso que ha marcado 2020 es la aparición de un nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2. Los primeros casos se detectaron en la ciudad china de Wuhan. Hoy hace un año, el Gobierno chino comunicó 27 casos a la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 30 de enero, la OMS declaró la emergencia sanitaria internacional, un mes después del conocimiento de la existencia del nuevo virus y cuando ya se habían confirmado cerca de 8.000 casos y 170 muertos en China, un centenar de positivos en otros 18 países y transmisión local en cuatro.
En España, la primera vez que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se pronunció sobre el nuevo coronavirus fue el 22 de enero, transmitiendo un mensaje de “tranquilidad y confianza” en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), liderado por el epidemiólogo Fernando Simón, y señaló que España tenía “recursos” para “actuar ante cualquier eventualidad” que se produjera.
El 31 de enero, Sanidad confirmó su primer positivo: un turista alemán en La Gomera. Ese mismo día se produjo la primera rueda de prensa de Simón, en la que afirmó que la epidemia tenía “posibilidades de empezar a remitir” y que España “no va a tener, como mucho, más allá de algún caso diagnosticado”. A 31 de diciembre, España roza los dos millones de casos confirmados y supera las 50.000 muertes oficiales por COVID-19.
Llegó febrero y los casos crecieron progresivamente. El 9 se confirmó el segundo positivo, un turista británico en Palma de Mallorca, pero la situación comenzó a preocupar con el brote en el norte de Italia, por su cercanía y movilidad con España. A finales de mes, estábamos en 50 casos confirmados, pero las únicas restricciones de las autoridades eran la “recomendación” de no viajar a las zonas de riesgo y testear a aquellos que vinieran de estos lugares y presentaran síntomas.
MARZO Y ABRIL, EL CONFINAMIENTO
Marzo se inició con agoreras noticias: se registró el primer fallecido por COVID-19, un valenciano de 69 años que murió por neumonía el 13 de febrero al que se le detectó el virus en una necropsia posterior. La segunda muerte llegó ese mismo día: un anciano de 82 años con enfermedades crónicas en Vizcaya. Para el viernes 6 de marzo, ya teníamos diagnosticados 382 casos y 5 muertos pero no se tomaron medidas drásticas, como la prohibición de grandes eventos. Ese fue el último fin de semana de la ‘vieja normalidad’.
Con 911 contagiados y 25 muertos, Illa convocó el lunes 9 una rueda de prensa vespertina y anunció el cierre de los centros educativos en Comunidad de Madrid, Vitoria y Labastida, convirtiéndose en las primeras medidas realmente restrictivas contra el virus. Todo se precipitó esa semana. El 11 de marzo (un día que nunca se olvidará también por otras razones) la OMS declaró la pandemia de COVID-19 a nivel mundial. El 12 de marzo se cerraron todos los centros educativos, el 13 de marzo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretó el estado de alarma y el domingo 15 entró en vigor el confinamiento domiciliario estricto, que se prolongó hasta el 26 de abril.
Esos más de 40 días han sido algunos de los peores momentos de la historia reciente de España: 47 millones de personas confinadas, hospitales colapsados, profesionales sanitarios desprotegidos por escasez de material y decenas de miles de muertos, especialmente en residencias. Se montaron hospitales de campaña por toda España e incluso morgues provisionales, como el Palacio de Hielo de Madrid, donde se observaron las imágenes más duras de los últimos meses.
Tras tocar máximos a finales de marzo y después de unas semanas de agonía, las muertes y los casos comenzaron a ralentizarse lentamente en las dos primeras semanas de abril, aún en medio de una grave crisis y con el agotamiento de los profesionales. En este contexto, el Gobierno anunció el primer plan de desescalada en cuatro fases hasta junio. Se veía por fin la luz al final del túnel, pese a que por el camino se quedaron 45.684 personas, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).
LA DESESCALADA, LA ‘NUEVA NORMALIDAD’ Y LA ‘SEGUNDA OLA’
El cierre del hospital de Ifema el 1 de mayo fue otra de las buenas noticias de esos días. Progresivamente los ciudadanos españoles volvieron a ‘conquistar’ las calles y negocios como la hostelería intentaban recuperarse, aunque con el uso obligatorio de mascarillas. Finalmente, tras avanzar en el proceso de desescalada, el 21 de junio llegó la ansiada ‘nueva normalidad’.
A nivel nacional, la tasa de contagios estaba estable, pero dentro de una aparente relajación contra el virus, los brotes no tardaron en llegar. De hecho, ese mismo 22 de junio se confinaron tres comarcas aragonesas por un contagio masivo en una empresa hortofrutícola de Lleida que pasó a la provincia de Huesca. Para mitad de julio, España se encontraba otra vez en 587 nuevos casos diarios. Ante el gran aumento, Sanidad decidió el 14 de agosto cerrar todos los bares de copas y discotecas en España, además de la prohibición de fumar en la calle.
A finales de mes, ya había transmisión comunitaria por toda España y la sombra de la ‘segunda ola’ se hacía cada vez más grande, entre falta de rastreadores y disputas competenciales entre Gobierno y las CCAA. Con presión asistencial y contagios al alza, comenzó el curso escolar y los españoles volvimos de las vacaciones.
Para mediados de mes la ‘segunda ola’ era una realidad y, tras una breve estabilización, en los primeros días de octubre se inició el aumento exponencial, que llegó a su pico el 9 de noviembre, con una incidencia de 529 casos por 100.000 habitantes en 14 días. Algunos hospitales volvieron a situaciones preocupantes, aunque no cercanas a las de la ‘primera ola’.
Un mes después, el 10 de diciembre, gracias a los confinamientos autonómicos y al toque de queda nocturno, entre otras medidas, la ‘segunda ola’ parecía remitir: se tocó suelo con una incidencia de 188. Desde entonces, con la sucesión de días festivos y el consiguiente aumento de la movilidad, los positivos han vuelto a repuntar. A cierre del año, aún no se sabe con exactitud si estamos viviendo el inicio de una ‘tercera ola’ o un repunte de la ‘segunda’.
LA ‘DOSIS’ DE ESPERANZA
Pese a todo, este mes ha traído grandes noticias: Margaret Keenan, una mujer británica de 90 años, se convirtió el 9 de diciembre en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna de Pfizer y BioNTech. En un hito sin precedentes, la ciencia y la industria farmacéutica han conseguido en apenas un año desarrollar una compleja vacuna y que sea, además, efectiva y segura.
Desde el primer conocimiento del virus, científicos de todo el mundo se volcaron en esta nueva amenaza. De hecho, ya el 20 de enero, apenas unos días después de la caracterización del virus, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) anunciaron que estaban trabajando en una vacuna, el origen de la inyección de Moderna. En esos primeros meses de pandemia, los laboratorios más potentes del mundo, como Pfizer, AstraZeneca, Janssen o Sanofi, se activaron para conseguir una solución contra el virus.
Hoy, 31 de diciembre, hay cientos de miles de personas ya vacunadas a nivel mundial y en España entramos en la segunda semana de la campaña de vacunación, que comenzó el pasado domingo con la esperada inyección a Araceli, una mujer de 96 años de la residencia Los Olmos de Guadalajara. Un año después de que todo empezara, finalmente hemos encontrado una ‘dosis’ de esperanza.
MADRID,
Fecha:31/12/2020
Fuente:https://www.europapress.es/asturias/noticia-recorrido-2020-ano-peor-pandemia-siglo-acaba-dosis-esperanza-20201231095233.html?utm_source=boletin&utm_medium=email&utm_campaign=usuariosboletin

Efectos de los inhibidores de la DPP-4 sobre función renal

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 9:53

O`Hara DV, Parkhill TR, Badve SV, et al. The effects of dipeptidyl peptidase-4 inhibitors on kidney outcomes. Diabetes Obes Metab. 2020 Dec 2. doi: 10.1111/dom.14281. (Systematic review)
________________________________________
Abstract
AIMS: To summarize evidence from randomized controlled trials (RCTs) concerning the effects of dipeptidyl peptidase-4 (DPP-4) inhibitors on kidney outcomes in patients with type 2 diabetes mellitus (T2DM).
METHODS: The Medline, EMBASE and Cochrane databases were searched for RCTs comparing DPP-4 inhibitors with a placebo, active comparator or standard care, with at least 500 person-years follow-up in patients with T2DM and with reporting of kidney outcomes. Treatment effects were summarized using random-effects meta-analysis.
RESULTS: Ten trials including 47 955 patients (mean estimated glomerular filtration rate [eGFR] 71 mL/min/1.73m2 , mean follow-up 10 762 patient-years per trial) were eligible for inclusion. DPP-4 inhibitors were compared with placebo (five trials), active comparator (three trials), and standard care (two trials). Overall, treatment with DPP-4 inhibitors was associated with a greater decline in eGFR than treatment with the comparators (weighted mean difference -1.12 mL/min/1.73m2 , 95% confidence interval [CI] -1.61, -0.62; high-certainty evidence). There were no detectable effects of DPP-4 inhibitors on rates of doubling serum creatinine (risk ratio [RR] 1.10, 95% CI 0.90, 1.34; high-certainty evidence), end-stage kidney disease (RR 0.97, 95% CI 0.77, 1.23; high-certainty evidence), death from kidney causes (RR 1.81, 95% CI 0.67, 4.93; low-certainty evidence), or all-cause mortality (RR 1.01, 95% CI 0.95, 1.09; high-certainty evidence). DPP-4 inhibitors significantly reduced the risks of the surrogate kidney outcome of new albuminuria (RR 0.88, 95% CI 0.8, 0.98; moderate-certainty evidence) and worsening albuminuria (RR 0.88, 95% CI 0.82, 0.94; moderate-certainty evidence). There was no difference in the safety outcome of acute kidney injury (RR 1.04, 95% CI 0.57, 1.87; high-certainty evidence).
CONCLUSIONS: Dipeptidyl peptidase-4 inhibitors are associated with a greater decline in eGFR, despite reducing the development and progression of albuminuria, and have no clear effect on other key kidney outcomes.

Fecha:6/1/2021

Fuente:https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/96598

27 diciembre 2020

Tratamiento con empagliflozina con metformina en pacientes con diabetes tipo 2

Filed under: Temas interesantes — Arturo Hernández Yero @ 10:02

Inzucchi SE, Davies MJ, Khunti K, et al. Empagliflozin treatment effects across categories of baseline HbA1c, body weight and blood pressure as an add-on to metformin in patients with type 2 diabetes. Diabetes Obes Metab. 2020 Oct 20. doi: 10.1111/dom.14234. (Original study)

Abstract
AIM: To investigate the association of different categories of baseline cardio-metabolic risk factors on the treatment effects of empagliflozin 10 and 25 mg when added as second-line therapy to metformin in patients with type 2 diabetes (T2D).
MATERIALS AND METHODS: Patients aged 18 years or older with HbA1c 7.0%-10.0% were included. Analysis of covariance compared change from baseline to weeks 24 and 76 in HbA1c, body weight (BW) and systolic blood pressure (SBP) by respective baseline categories (HbA1c <8.5/=8.5%; BW <80/80-90/>90 kg, SBP <130/130-140/>140 mmHg). Analyses were also conducted with a model using continuous covariates of cardio-metabolic factors.
RESULTS: In total, 637 patients (56.7% males; mean [SD] age 55.7 [9.9] years, HbA1c 7.9% [0.9%], BW 81.2 [18.8] kg, SBP 129.4 [14.6] mmHg) received one or more dose of either empagliflozin 10 mg (n = 217) or 25 mg (n = 213), or placebo (n = 207). At both time points, empagliflozin 10/25 mg versus placebo significantly (P < .0001) reduced HbA1c and BW, with greater reductions in HbA1c at higher baseline HbA1c (P interaction week 24/76 categorical and continuous models: .0290/.1431 and .0004/.0042, respectively) and in BW (P interaction .1340/.0012 and .0202/<.0001, respectively). Both empagliflozin doses also significantly lowered SBP versus placebo at both time points, with similar efficacy by subgroups of baseline SBP. Adverse events were consistent with the established empagliflozin safety profile across treatment groups.
CONCLUSIONS: Empagliflozin, as add-on to metformin, decreases HbA1c and BW, particularly in patients with higher HbA1c and BW baseline values, and effectively lowers SBP.

Fecha:11/12/2020
Fuente:https://www.evidencealerts.com/Articles/AlertedArticle/95948

Los desatinos científicos del año (covid y no covid)

Filed under: Noticias — Arturo Hernández Yero @ 9:55

Desde amuletos de jade contra el coronavirus a la sociología de las arañas.

Retraction Watch, fundada en 2010 por Ivan Oransky y Adam Marcus, se ha convertido en la referencia de las pifias científicas publicadas. Su base de datos contenía en septiembre pasado 24.000 entradas, desde sonados fraudes o meros plagios hasta pequeños errores en una fotografía o en un gráfico. Las retiradas de artículos que contabilizan son 1.650. Aunque envuelto a veces en réplicas razonadas y en largas polémicas, su trabajo esencial se basa en recoger las rectificaciones o correcciones que publican las propias revistas.
Es un modo de contribuir a la transparencia, al descubrimiento de caraduras, a la denuncia de ‘depredadores’ y al proceso, implícito, de autocorrección de la ciencia. No todo son fraudes y engaños intencionados; hay descuidos motivados por las prisas, por el afán de publicar antes que otros, por la falta de supervisión, por sesgos inconscientes o por la propia complejidad de algunos temas para los que en ocasiones es difícil encontrar revisores competentes.
En un año tan convulso como el que finaliza, en el que muchos investigadores han estado en el dique seco, en el que el interés se ha volcado en los estudios preimpresos (preprint) más que en los revisados y publicados, en el que han aparecido unos 200.000 estudios sobre el SARS-CoV-2 y la covid-19, según la base de datos Dimensions, en el que las grandes revistas han acelerado las revisiones y ediciones, se podría esperar un aluvión de rectificaciones.
Hasta principios de diciembre, el rastreador de Retraction Watch había recogido 39 artículos sobre la covid-19 retirados de los servidores de preimpresión y de las revistas revisadas, pero los fundadores de esta web aseguran que el número irá creciendo a medida que pasen los días y el aluvión de publicaciones se vaya sedimentando, leyendo y corrigiendo. Como en los últimos años, Oransky y Marcus han seleccionado para la revista The Scientist los grandes fiascos del año, divididos esta vez en covid y no covid.

Diez extravíos pandémicos
El misterio de Surgisphere. Sin duda, el principal escándalo editorial lo protagonizaron dos de las mejores revistas médicas del mundo: The Lancet y The New England Journal of Medicine. A mediados de año se vieron obligadas a eliminar sendos artículos que se basaban en datos de la compañía Surgisphere, de Chicago, que se negó a compartir sus resultados con los coautores y los editores involucrados. Expertos en bioestadística y ética médica cuestionaron cómo Surgisphere, una pequeña empresa sin mucha experiencia en análisis de grandes datos, podría haber recopilado y analizado decenas de miles de registros de pacientes, particularmente dada la complejidad de navegar por los acuerdos de confidencialidad. El de The Lancet trataba sobre la falta de eficacia de la hidroxicloroquina frente a la covid, y el del New England informaba de que tomar ciertos medicamentos contra la hipertensión, como los inhibidores de la ECA, no parecía aumentar el riesgo de muerte entre los enfermos de covid -19. El primero tuvo una enorme influencia y condujo a la suspensión de muchos ensayos clínicos sobre hidroxicloroquina. Lo paradójico del caso es que ambos estudios retirados estaban en lo cierto, como se ha ido comprobando en trabajos posteriores. Un tercer e influyente estudio de Surgisphere fue retirado del servidor de preimpresión SSRN a petición de un coautor. Trataba de los beneficios potenciales de la ivermectina contra el coronavirus.
La caída de la hidroxicloroquina. En mayo se retiró otra prepublicación en medRxiv sobre el potencial de la hidroxicloroquina y la azitromicina a cargo de un equipo del Hospital Raymond Poincaré, de París. Una versión mitigada de ese estudio se publicó en octubre en International Journal of Antimicrobial Agents, revista editada por Didier Raoult, un conocido científico francés cuyo trabajo con la hidroxicloroquina al principio de la pandemia desencadenó un amplio optimismo. Hasta ahora, ninguno de los artículos de Raoult sobre este antimalárico se ha retirado, aunque una revisión de uno de ellos encargada por el grupo Elsevier encontró que tenía “deficiencias metodológicas importantes” y era “totalmente irresponsable”. PLoS ONE le retiró asimismo este año un artículo de 2013, obviamente no relacionado con la covid, debido a “imágenes sospechosas”.
Trampa antidepredadores. La hidroxicloroquina también fue el motivo de una inteligente trampa llevada a cabo por un par de investigadores europeos alarmados por el presunto comportamiento depredador del Asian Journal of Medicine and Health (AJMH), que había publicado un sospechoso estudio francés alabando el fármaco y firmado entre otros por un diputado. Mathieu Rebeaud y Florian Cova, del falso Institute for Quick and Dirty Science, en Suiza, le colaron al AJMH un artículo que afirmaba, entre otras fantasmadas, que el virus SARS-CoV-2 era “inesperadamente más mortífero que los patinetes”, y que la hidroxicloroquina podría ser la “solución”. La revista reaccionó indignada cuando le empezaron a llegar las burlas de medio mundo y retiró el artículo, pero dejó el estudio inicial intacto.
Mascarillas ineficaces. En junio, la misma semana de las retiradas en Lancet y NEJM, Annals of Internal Medicine tuvo que anular un artículo muy citado que había publicado en abril y en el que un equipo de la Universidad de Ulsan, en Seúl, afirmaba que las mascarillas eran ineficaces para prevenir la propagación del SARS-CoV-2. El ensayo, que tuvo gran repercusión en los medios de comunicación y las redes sociales, y hasta en la OMS, era lamentablemente endeble pues solo se basaba en los datos de cuatro participantes.
El peor estudio. Si la falta de datos era un problema para algunos estudios, otros sufrían de una completa falta de sentido común, como el publicado en Journal of Biological Regulators and Homeostatic Agents por un equipo de italianos, rusos y estadounidenses, en el que se decía que la covid-19 era el resultado de la tecnología 5G, uno de los bulos que más han circulado en las redes sociales. El blog Science Integrity Digest, de la detective de datos Elisabeth Bik, lo ha elegido como el “peor estudio de 2020″.
A lomos de un meteorito. El anterior estudio puede competir sin duda con la teoría de un equipo internacional acaudillado por Chandra Wickramasinghe, del Instituto para el Estudio de la Panspermia, aparecida en el libro Advances in Genetics, de Elsevier, en el que proclaman que el nuevo coronavirus vino a la Tierra el año pasado en un meteorito. Para los panspérmicos, muchos de los virus peligrosos que han asolado el planeta proceden del espacio exterior.
Amuletos anticovid. Siguiendo con las hipótesis fantásticas, la revista Science of the Total Environment debía de tener pocos revisores, o ninguno, cuando publicó un estudio, nada menos que de la Universidad de Pittsburgh, en el que se aseguraba que los brotes de covid pueden deberse a anomalías geomagnéticas y que el uso de amuletos de nefrita-jade, un silicato cálcico de ferromagnesio, podría evitar la infección. Tras el consiguiente alboroto en Twitter, los coautores del artículo pidieron su anulación, y ahora figura como “retirado temporalmente”.
A vueltas con la vitamina D. La revista PLoS ONE emitió una nota de cautela por un artículo que publicó en septiembre de un equipo de las universidades de Teherán y Boston donde se sugería que la vitamina D podría proteger contra la covid-19 grave. La medida se produjo después de las críticas en Twitter de Gideon Meyerowitz-Katz, un epidemiólogo australiano que señaló, entre otras cuestiones, que el estudio se basó en un pequeño número de pacientes y parecía mostrar un resultado nulo. Aun así, la vitamina D es una de las sustancias más estudiadas contra la infección y varios ensayos apoyan sus beneficios.
¿Alarma infundada? En abril, investigadores del Imperial College de Londres tuvieron que corregir un artículo en Lancet Infectious Diseases que se basaba en parte en un preprint de febrero con datos epidemiológicos de China, en el que se pronosticaba que la covid-19 mataría a medio millón de personas en el Reino Unido y a más de dos millones en Estados Unidos si no se tomaban medidas preventivas. En palabras de The Washington Post, el estudio “ayudó a mejorar las estrategias frente al coronavirus en Estados Unidos” y condujo al gobierno británico a implantar medidas de distanciamiento social y aislamiento. Los autores han dicho después que estaban seguros de que los datos posteriores habían afirmado sus hallazgos generales. Es un clásico ejemplo epidemiológico de alarma inicial que conduce a medidas de contención que reducen los desastrosos efectos previstos.
Similar al VIH. La revista Cellular & Molecular Immunology tardó tres días en aceptar un artículo de investigadores chinos sobre cómo la covid-19 puede infectar los glóbulos blancos, de modo similar al VIH, y luego tardó dos meses en retractarse después de que en una carta enviada a la revista el investigador Leonardo Ferreira, de la Universidad de California en San Francisco, dijera que en ese estudio “no se utilizaron células T humanas y que los datos de la citometría de flujo para la infección viral fueron malinterpretados flagrantemente”. Antes de que se retirara, el artículo, tuvo una gran repercusión en los medios y fue objeto de miles de tuits.
Disparates no covid-19
Química meritoria. Algunas revistas se han dedicado este año a purgar lo que algunos lectores percibían como artículos ofensivos. En junio, la venerable revista alemana Angewandte Chemie se retractó de un ensayo de Tomáá Hudlick, investigador de la Universidad canadiense de Brock, en el que lamentaba los esfuerzos para diversificar su campo, es decir, para forzar la igualdad de sexos, razas y otras inclusiones. “Cada candidato -escribía- debe tener la misma oportunidad de asegurar un puesto, independientemente de su identificación/categorización personal. El aumento y el énfasis en las prácticas de contratación que sugieren o incluso exigen igualdad en términos de números absolutos de personas en subgrupos específicos es contraproducente si conduce a la discriminación contra los candidatos más meritorios”. La trifulca que originó en redes sociales científicas y el desacuerdo con esa postura hizo que dimitieran 16 miembros del consejo editorial de la revista y otros dos fueron expulsados.
Cirujanas en bikini. El Journal of Vascular Surgery se metió en arenas movedizas después de publicar en agosto pasado un artículo de cirujanos del Hospital Universitario de Boston que argumentaban que los médicos que publican fotos de sí mismos con ropa informal o en traje de baño actúan de una manera “potencialmente poco profesional”. El ensayo, criticado como extemporáneo y misógino, desencadenó el movimiento #medbikini en Twitter y, finalmente, una disculpa de la revista.
Macedonia telúrica. Entre los autores del artículo 5G-Covid-19 estaba Massimo Fioranelli, cuyo nombre también apareció en otros cinco artículos ahora retirados de un número especial de Macedonian Journal of Medical Sciences de 2019 dedicado a la dermatología global. Uno de ellos afirmaba que “un agujero negro en el centro de la Tierra desempeña el papel del mayor sistema de telecomunicaciones para conectar ADN, ADN oscuro y moléculas de agua en colectores dimensionales 4+N”.
Arañas insociables. Un caso notable ha sido el de Jonathan Pruitt, un científico en Canadá que estudia la sociología de las arañas. A principios de este año, uno de los coautores de Pruitt le dio por sospechar de la veracidad de sus datos. Sus pesquisas han conducido a ocho retractaciones, por ahora, de estudios de Pruitt publicados en revistas como Biology Letters, Proceedings of the Royal Society B y American Naturalist.
Rectificar es de sabios. Y algunos científicos lo hacen gustosamente cuando se percatan de que algo han hecho mal u otro colega se lo dice. Así, Frances Arnold, del Instituto Tecnológico de California y coganadora del Premio Nobel de Química de 2018 por sus trabajos sobre la evolución de las enzimas, anunció en enero de este año, antes de que lo hiciera la propia revista Science, que retiraba un estudio publicado el año pasado sobre la síntesis enzimática de los betalactámicos pues no han podido replicar los resultados. Un ejemplo de sinceridad y transparencia.

José R. Zárate

Fecha:25/12/2020
Fuente: Diario Médico, España.

https://www.diariomedico.com/investigacion/los-patinazos-cientificos-del-ano-covid-y-no-covid.html

19 diciembre 2020

¡Un año más del Proyecto Infomed!

Filed under: Mensaje — Arturo Hernández Yero @ 9:39

aniversario_infomed_28_0El proyecto Infomed llega este viernes 18 de diciembre a sus veintiocho años de creación, un aniversario marcado por la pandemia de la COVID-19.

La rápida propagación del SARS-CoV-2 ha ocasionado grandes desafíos, algunos de ellos relacionados con la gestión y la visibilidad de la información.

En medio de este escenario complejo, la Red Telemática de Salud organizó sus servicios para garantizar la plataforma tecnológica necesaria para todo el Sistema Nacional de Salud y la población.

Ejemplo de ello, fue el trabajo desplegado ante la emergencia sanitaria, formada por una estrategia colaborativa, orientada al fortalecimiento de los mecanismos y de los procesos relacionados con el uso efectivo de las tecnologías de la información, la producción y la gestión en el procesamiento de los datos, la diseminación y el intercambio del conocimiento.  Herramientas y servicios que permitieron la visibilidad y difusión de la información.

Integrar la inteligencia colectiva y favorecer un ambiente propicio para dar valor agregado a la información fue todo un reto.

Acciones que a lo largo del año continúan perfeccionándose con la participación de talentos multidisciplinarios, utilizando las tecnologías para el mejoramiento de la salud de Cuba y el mundo.

¡Infomed es de todos! Un portal integrador que es capaz de unir sentimientos, verdades, conocimientos e inteligencia para un bien común.

Al arribar a este aniversario, nuevos proyectos se abren paso, referidos al diseño de productos y servicios virtuales que acercarán la información y el conocimiento a los actores responsabilizados con la toma de decisiones en salud. Servicios de análisis de información, estudios de tendencia, el desarrollo de aplicaciones y sistemas para el seguimiento, control y estudio prospectivo de la pandemia en Cuba, el ordenamiento integral de los procesos de investigación y comunicación científica, para la publicación y la socialización de los resultados que diariamente se producen a nivel global. Todos ellos, con el compromiso hacia el avance de nuestra sociedad y el Sistema Nacional de Salud cubano.

Llegue el reconocimiento a todos los que han participado y participan en la construcción de esta red, fundada en los principios de la dignidad de las personas, de respeto al individuo, y de compromiso con lo colectivo.

Dra.C. Ileana R. Alfonso Sánchez
Directora del CNICM

 

Página siguiente »

Autor: Arturo Hernández Yero | Contáctenos
Actualidad sobre diabetes mellitus