La grandeza de un Profesor de Mérito

Posted at 13:52 under Noticias de la SCC

Examinado con el tribunalEl sábado 21 de abril de 2018 quedará grabado como un hecho significativo en la enseñanza médica, por una actitud ejemplar, de alta responsabilidad, amor y entrega de un Profesor de Mérito de la especialidad de cirugía.

La historia que narramos aconteció en el anfiteatro del Hospital Universitario Freyre de Andrade. Existía expectación con la posible realización del examen teórico estatal del Dr. Xavier Hernán García Valdivieso, procedente de la República de Ecuador y residente de cuarto año de cirugía del Hospital Universitario “Comandante Manuel Fajardo”. Se había vencido la rotación practica, confeccionado el temario con su clave, pero existía un imprevisto: la oponencia al trabajo de terminación de la especialidad con sus respectivas preguntas las había realizado el presidente del tribunal, el Doctor en Ciencias, Profesor de Mérito, Consultante y Titular, Rómulo Soler Vaillant, que había ingresado días antes en el Centro de Investigaciones Médico Quirúrgico por afectaciones renales, necesitando como parte del tratamiento hemodiálisis renal. A pesar de esta situación de emergencia, el profesor había mantenido ese día como fecha del examen teórico. Dos alternativas existían: trasladar la fecha del examen o ser realizado por el resto de los miembros, cambio posible por la existencia de profesores suplentes.

Pero, cuál sería la sorpresa de los asistentes, al comprobar que el  profesor Rómulo Soler Vaillant desde las 8:00 am, esperaba al resto de los miembros del tribunal en el anfiteatro de la institución hospitalaria, aún se observaba un apósito que cubría la zona del acceso vascular para la hemodiálisis en la región lateral derecha de su cuello, debido que la última sección de diálisis se había celebrado el día anterior.

Como es su costumbre la actividad comenzó a la hora planificada, a las 9:00 am, realizó las palabras iniciales y presidió el tribunal; presentó al resto de sus miembros y dirigió toda la actividad, la cual se desarrolló con gran calidad y rigor metodológico, destacando en su ejecución sus acertadas aclaraciones.

Significativa fueron sus palabras al finalizar el ejercicio académico y ofrecer los resultados obtenidos por el residente en los distintos ejercicios, destacando la importancia profundizar en el estudio diario para mantener la actualización académica y la realización de trabajos de terminación de la especialidad que respondan a las líneas de investigación y proyectos doctorales de los centros universitarios, como el trabajo presentado.

Todos los presentes quedaron sorprendidos por la sabiduría y fuerza de sus palabras, sintiendo el inmenso orgullo de coincidir en época con un maestro de la cirugía, quien con modestia y humildad trasmitiera un contundente ejemplo de disciplina, abnegación y amor al ejercicio de la profesión.

Gracias maestro por su ejemplo que cumple a plenitud las palabras de nuestro apóstol: “…educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido; es hacer al hombre resumen del mundo viviente hasta el día en que vive; es poner al hombre en el ámbito de su tiempo, es preparar al hombre para la vida, y quién lo duda, una obra de infinito amor”… José Martí.

Comité editor