Tag Archive 'Idioma'

Martes 23 / junio / 2015

¿Implantes peneanos?

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — junio 23rd, 2015 — 15:07

quijote-picaso-01-hPor Dr.C. Julio César Hernández Perera.
Solo por el título puede ser que la noticia llame la atención a los lectores. El citado reportaje aparece en la página web del periódico Ahora (www.ahora.cu): «Holguín: Suman 60 los implantes peneanos» (http://www.ahora.cu/secciones/salud/18012-holguin-suman-60-los-implantes-peneanos)
En diferentes momentos del cuerpo del texto se menciona la palabra «peneano», cuando lo correcto es referir «peniano».
Al revisar el Diccionario de la RAE, recogemos la siguiente definición: «Peniano (a), Perteneciente o relativo al pene».
Por cierto, se recoge la expresión de «hueso peneano» que nos pudiera llamar la atención, si sabemos que el hombre no tiene hueso en esa estructura. Pero lo que no saben muchos es que algunos mamíferos pueden ostentar un pequeño hueso alargado dentro del pene que también se puede referir como «báculo».

Comentarios desactivados

Miércoles 8 / octubre / 2014

Descendencia

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — octubre 8th, 2014 — 12:06

Dr.C. Julio César Hernández Perera

quijote-picaso-01-hCoincide este trabajo con una aclaración dada a conocer por la «Fundación del español urgente» con el título: «descendencia no es origen» .

Leo en un trabajo el siguiente párrafo relacionado con la hemocromatosis:
«Desde su descubrimiento la mutación H63D ha suscitado controversia sobre su confirmación como tal o su consideración como un mero polimorfismo, debido a que la mutación se encuentra presente en la población Europea con una frecuencia relativamente alta (media de 14 %) y en aquellas de descendencia europea, lo que está en correspondencia con los resultados obtenidos en este trabajo. En el norte de África, en el Medio Este, y en partes de Asia su frecuencia es moderada.»
(Cervera-García I, García-Heredia M, Collazo-Mesa T. Introducción del diagnóstico molecular de la hemocromatosis tipo 1 en Cuba. Revista Finlay [revista en Internet]. 2013 [citado 2014 Oct 8]; 3(2):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://revfinlay.sld.cu/index.php/finlay/article/view/119)

En este caso está mal empleada la palabra descendencia. Cuando se habla de la descendencia de una persona, se alude a sus hijos y sus nietos, por lo que es impropio el uso de esta palabra en lugar de ascendencia para referirse a sus padres o a su origen.

Entonces lo correcto en este caso se debió escribir:
«Desde su descubrimiento la mutación H63D ha suscitado controversia sobre su confirmación como tal o su consideración como un mero polimorfismo, debido a que la mutación se encuentra presente en la población Europea con una frecuencia relativamente alta (media de 14 %) y en aquellas de ascendencia europea, lo que está en correspondencia con los resultados obtenidos en este trabajo. En el norte de África, en el Medio Este, y en partes de Asia su frecuencia es moderada.»

Comentarios desactivados

Miércoles 16 / julio / 2014

El par de erre de cardiorrrespiratorio

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — julio 16th, 2014 — 12:51

Dr.C. Julio César Hernández Perera

quijote-picaso-01-h«El aparato cardiorespiratorio era normal con tensión arterial 120/80 mmHg, frecuencia central de 84 latidos por min.»*
Así se enuncia esta oración en un artículo médico publicado recientemente. En la misma encontramos un error al escribir «cardiorespiratorio» en vez de «cardiorrespiratorio», con erre doble.

En la Ortografía de la lengua española se apunta que en las palabras compuestas, cuando el primer elemento termina con una vocal y el segundo empieza con erre, es preciso duplicar la erre para mantener su sonido: anti- + reumático no da antireumático, sino antirreumático (donde se pronuncia como erre); o como en el caso del ejemplo donde se combina cardio + respiratorio y forma cardiorrespiratorio.
Sin embargo, esta regla tiene sus excepciones: es aceptado contrarevolucionario (por contrarrevolucionario), georadar (por georradar), pararayos (por pararrayos), autoretrato (por autorretrato) o termoregulador (por termorregulador).

*Pila-Perez R, Pila-Peláez R, Rosales-Torres P, Artola-Gonzalez J. Enfermedad de Behcet: presentación de un caso. Revista Archivo Médico de Camagüey [revista en Internet]. 2014 [citado 2014 Jul 16]; 18(1):[aprox. 11 p.]. Disponible en: http://revistaamc.sld.cu/index.php/amc/article/view/1770

Comentarios desactivados

Viernes 26 / julio / 2013

El plural de déficit

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — julio 26th, 2013 — 7:51

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera.

«Los déficit más frecuentes son de Vitamina A, folatos y de hierro» [Cruz Almaguer CC, Cruz Sánchez L, López Menes M, González Jesús D. Nutrición y embarazo: algunos aspectos generales para su manejo en la atención primaria de salud. Rev Haban Cienc Méd. 2012; 11(1): 168-175.]

Así encontré como se trataba en una revista la palabra «déficit». Derivado del latín deficere, en el ámbito económico, se emplea con el sentido de ‘diferencia negativa entre ingresos y gastos'; fuera de este ámbito, significa ‘insuficiencia o escasez’. Su plural es con la adición de una s: déficits.

Por lo tanto, en el ejemplo anterior lo correcto hubiera sido escribir: « Los déficits más frecuentes son de Vitamina A, folatos y de hierro».

Comentarios desactivados

Jueves 4 / julio / 2013

¿Conductividad o conductibilidad?

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — julio 4th, 2013 — 16:20

Al mencionarse a la capacidad que tienen las fibras nerviosas y musculares de propagar los impulsos nerviosos se puede suscitar confusión con dos terminologías. ¿Cómo se debe decir, conductividad o conductibilidad? Esta duda puede ser fruto de la influencia de dos idiomas. En inglés se escribe «conductivity», mientras que en francés es «conductibilité». La traducción correcta de ambas es «conductividad», que según el diccionario de la RAE significa cualidad de conductivo, propiedad que tienen los cuerpos de transmitir el calor o la electricidad. La palabra «conductibilidad» no aparece en nuestro diccionario.

Por lo tanto…, se debe expresar «conductividad nerviosa» y de ningún modo «conductibilidad nerviosa».

Fuente: Diccionario de la lengua española. Vigésima segunda edición. Conductividad

No responses yet

Miércoles 22 / mayo / 2013

MAVs, AINEs…

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — mayo 22nd, 2013 — 20:03

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera.

Es inevitable que en un documento médico se dejen de utilizar las siglas. El hecho se ha convertido en una acción casi obligada encaminada principalmente al ahorro del espacio.

Recientemente al leer un trabajo descubrí que se empleaba lo mismo MAV y MAVs para referirse a la malformación arterio-venosa. En el primer caso el autor se refería al singlar y en el segundo al plural.

¿Estará bien así?

Pero no es el único ejemplo. A continuación le presento lo que pude hallar en diferentes publicaciones médicas:

«Se emplearon como criterios de inclusión la presencia de cuadro de dolor de más de 60 días de permanencia, tratados con analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), y que determinara trastornos del sueño y de las actividades diarias del paciente. Como criterios de exclusión se tuvieron en cuenta una duración del dolor de menos de 60 días, y la no prescripción de terapia analgésica.» [VASALLO COMENDEIRO, Víctor José et al. Dolor crónico o persistente. Rev cuba anestesiol reanim. 2013, vol.12, n.1, pp. 4-11.]

«Nuevas propuestas han surgido en un intento dirigido al alivio del dolor del hombro tras la toracotomía. La estrategia más efectiva pudiera ser multimodal, consistente en el uso de acetaminofeno (preventivo y regularmente), drogas antiinflamatorias no esteroideas (AINEs) si no están contraindicadas y la infiltración del nervio frénico con anestésicos de larga duración.» [REDONDO GOMEZ, Zhachel; DIAZ MENDIONDO, Miosotis; PASCUAL VILLARDEFRANCOS, Haydee y GARCIA GARCIA, Dayné. Estrategias y problemas asociados a la analgesia postoracotomía. Rev cuba anestesiol reanim. 2013, vol.12, n.1, pp. 70-79.]

Para escribir las siglas existen reglas ortográficas que no se deben omitir.

Las siglas castellanas compuestas solamente por dos palabras forman el plural mediante duplicación de ambas iniciales. Como sucede con EE.UU. (Estados Unidos), JJ.OO. (Juegos olímpicos) y EE.CC. (ensayos clínicos).

Sin embargo, para el para el resto de las siglas (tres o mas palabras), la norma tradicional en nuestra lengua es que sean invariables en número, y su plural se indique con ayuda del artículo: los ADN, los AINE, los ECG, las ETS, los IMAO, los MIR, las PFH, los TAC y las MAV.

Nuevamente parece ser que la influencia del idioma inglés intenta invadir nuestros espacios lingüísticos, donde sí se acepta colocar una «s» minúscula al final en el caso de las siglas en plural. Pero repito…, es solo en el idioma inglés, nunca en el español.

Comentarios desactivados

Sábado 23 / febrero / 2013

Ese complejo prefijo «ex-»

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — febrero 23rd, 2013 — 10:15

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera

Recientemente leí un trabajo relacionado con un estudio de tuberculosis en la Revista cubana de salud y trabajo (Toledo Rodríguez GP, et al. Comportamiento de la tuberculosis en el municipio 10 de Octubre. 2001-2008. Rev Cub Salud Trabajo. 2012;13(3):21-9) y en distintas formas se escribió exrecluso, ex recluso y ex-recluso. ¿Cuál de las tres formas es la correcta?

Antes de darle una respuesta definitiva debemos aclarar que el prefijo de valor adjetivo «ex-», proveniente de una preposición latina, se antepone a sustantivos o adjetivos con referente de persona para significar que dicha persona ha dejado de ser lo que el sustantivo o el adjetivo denotan.

Hasta hace poco se establecía por la Real Academia de la lengua española que se debía escribir separado de la palabra a la que se refiere, a diferencia del resto de los prefijos, y sin guion intermedio, como se refiere en este ejemplo que mostramos a continuación en esta publicación del 2012:

«Paciente de 43 años con antecedentes de salud, ex atleta de alto rendimiento de lucha grecorromana, actualmente cocinero de profesión.» (Carnot Pereira J, et al. Parálisis diafragmática bilateral. Presentación de un caso. Rev Ciencias Médicas. 2012 ; 16(2): 271-279.)

Pero según la última edición de la Ortografía de la lengua española, publicada en diciembre del 2010 (dos años antes de salir a la luz el artículo anterior tomado como ejemplo), el prefijo «ex-» funciona como todos los demás prefijos y se escribe unido a la palabra siguiente.

Por lo tanto lo correcto hubiera sido escribir exrecluso y exatleta.

Sin embargo, existen las siguientes salvedades que debemos tener en cuenta:

Se escribe «ex-» separado, cuando le siguen varias palabras que juntas tienen un significado unitario, como: «ex hombre de confianza», «ex niño prodigio» o «ex jefes de Estado».

También se escriben separado ex profeso que proviene de la locución latina ex professo, empleada para designar algo que esta hecho a propósito, deliberadamente.

Se escribirá con guion cuando la siguiente palabra comience por mayúscula o nombre propio (como ex-Beatle), sigla, cifra y cuando sea preciso para la correcta comprensión del derivado: ex-preso (para referirse a alguien que ya no es presidiario) frente a expreso (tren de viajeros).

Por último, conviene aclarar que ex también puede funcionar como sustantivo cuando se refiere a una persona que ha dejado de ser cónyuge o pareja de otra: «Ayer me encontré a mi ex»; su plural es invariable: «Todos sus ex son rubios».

Comentarios desactivados

Jueves 7 / febrero / 2013

A propósito de contraparte

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — febrero 7th, 2013 — 8:50

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera.

Recientemente la Fundación del español urgente (Fundeu) nos recordaba lo siguiente:
«El sustantivo contraparte se refiere a la’persona o grupo de personas que se opone a otra’, por lo que no es apropiado usarlo como sinónimo de homólogo.

«En el avance de la vigésima tercera edición del Diccionario académico se incluye la voz contraparte con los sentidos de ‘persona o grupo de personas que se opone a otra’ y ‘parte opuesta o contraria a algo o a alguien, especialmente en un proceso judicial’.

«En cambio, homólogo se usa para referirse a la ‘persona que realiza una función similar o equivalente en una empresa, institución o país diferente’, tal como aparece en el Diccionario de uso del español de América y España (Vox).»

Traigo este tema a propósito de lo que leí en una revista médica:

«Nos llama la atención que fueron 23 los países que colaboraron con autores cubanos en estos trabajos y el país más representado como contraparte ha sido Suiza, con cinco trabajos, el 17,8 % del total, seguido de Reino Unido y España con cuatro trabajos y Estados Unidos, Francia y Noruega con tres cada uno». [Hernández-Ferreras Kiria, Sánchez-Aldereguía Sonia, Fundora-Mirabal Jorge, Cardenas-de-Baños Lissette, Bencomo-Díaz Daysi, Dorta-Contreras Alberto Juan. Lecciones aprendidas de la producción científica cubana de principios del siglo XXI. ACIMED. 2012 Sep; 23(3): 305-307.]

En este ejemplo lo adecuado habría sido emplear términos como homólogo o sinónimos de colaborador:

«Nos llama la atención que fueron 23 los países que colaboraron con autores cubanos en estos trabajos y el país más representado como copartícipe (o cooperante) ha sido Suiza, con cinco trabajos, el 17,8 % del total, seguido de Reino Unido y España con cuatro trabajos y Estados Unidos, Francia y Noruega con tres cada uno.».

Comentarios desactivados

Miércoles 9 / enero / 2013

«Opción alternativa»

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — enero 9th, 2013 — 6:58

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera.

En ocasiones nos emboscan las expresiones redundantes como «opción alternativa». Veamos este ejemplo:

«Las bondades del Elluminate en la transmisión de videos provee una opción alternativa de Telemedicina con pocos recursos y facilita la valoración de imágenes hasta en lugares de difícil acceso, con la participación de especialistas de alto nivel.» [Díaz, O. M., et al (2012): Uso de tecnología de colaboración virtual en el diagnóstico prenatal. ACIMED, 23(1), pp. 78-83.]

El tema es esclarecido por la Fundación del español urgente (Fundeu) de la siguiente manera:

«La expresión opción alternativa resulta redundante, por lo que se recomienda emplear simplemente alternativa.

«El sustantivo alternativa, tal como indica el diccionario de uso de Vox, puede definirse como una ‘opción o solución que es posible elegir además de las otras que se consideran’, de modo que opción alternativa no añade información.

«Incluso si se entendiera que alternativa se emplea con el sentido de ‘contrapuesto a los modelos oficiales comúnmente aceptados’, como en medicina alternativa, el sustantivo opción puede sustituirse por vía, camino, propuesta, idea…, según el contexto.»

Entonces el ejemplo anterior pudo haberse redactado como «Las bondades del Elluminate en la transmisión de videos provee una vía alternativa de Telemedicina […]»

Comentarios desactivados

Jueves 13 / diciembre / 2012

No confundir proceder con procedimiento

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — diciembre 13th, 2012 — 17:44

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera

Aunque parezca increíble, posiblemente en el lenguaje médico la palabra «proceder» sea una de las peor empleadas.

Muchos lectores se sentirán extrañados y no se darán cuenta del error. Desde su formación, y por el hábito impuesto por los años, ya ven como normal hablar de «procederes médicos» o «proceder quirúrgico», entre otras expresiones afines.

Para poder explicar mejor mis razones me auxiliaré de estos dos escritos (resúmenes y sus traducciones) publicados en diferentes revistas:

Primer ejemplo:

«Se reconoce la importancia de realizar una historia clínica detallada, así como un minucioso examen físico, por el médico de familia y el otorrinolaringólogo del área de salud, que incluyó la rinoscopia posterior, para poder llegar al diagnóstico de esa patología, y realizar la extirpación precoz del angiofibroma, mediante el proceder quirúrgico.»

«It recognizes the importance of a thorough clinical history and careful physical examination by the family physician and the otolaryngologist in this health area, including a posterior rhinoscopy, to diagnose this disease and to achieve early removal of the angiofibroma, by a surgical procedure.»

[Lescaille Torres JG. Angiofibroma juvenil nasofaríngeo. Rev Cubana Med Gen Integr. 2012; 28(2): 87-92].

Segundo ejemplo:

«más de la mitad de los afectados presentaron complicaciones de carácter transitorio y reversible, las cuales no estuvieron relacionadas con la cantidad de energía empleada; la mejoría visual después del proceder fue notable.»

«more than half of the patients presented complications of transitory and reversible type, which were not related to the quantity of energy used; the visual improvement after the procedure was remarkable.»

[Botella Valle CA et al. Complications of posterior capsulotomy due to Nd-Yag laser in “Enrique Cabrera” Ophthalmological Center from Havana. MEDISAN. 2012; 16(6): 861-869].

En estos ejemplos siempre se ha empleado como un sustantivo. Según el Diccionario de la Real Academia de la lengua española (RAE), la palabra proceder, que es un verbo, se emplea en infinitivo con la siguiente acepción: ‘para ponderar lo dilatado o interminable de algo’. En la misma referencia académica se pone el siguiente ejemplo: «Querer referir todas mis desventuras sería proceder en infinito.»

También tiene los siguientes significados, siempre empleados como verbo intransitivo:
1. Dicho de una cosa: Obtenerse, nacer u originarse de otra, física o moralmente.
2. Dicho de una persona o de una cosa: Tener su origen en un determinado lugar, o descender de cierta persona, familia o cosa.
3. Dicho de una persona o de una cosa: Ir en realidad o figuradamente tras otra u otras guardando cierto orden.
4. Venir, haber salido de cierto lugar. (Ejemplo: El vuelo procede de La Habana).
5. Dicho de una persona: Portarse y gobernar sus acciones bien o mal.
6. Pasar a poner en ejecución algo a lo cual precedieron algunas diligencias. (Ejemplo: Proceder a la elección de Papa).
7. Continuar en la ejecución de algunas cosas que piden tracto sucesivo.
8. Hacer algo conforme a razón, derecho, mandato, práctica o conveniencia. (Ejemplo: Ya ha empezado la función y procede guardar silencio.)
9. Iniciar o seguir procedimiento criminal contra alguien. (Ejemplo: Procedieron CONTRA él).
10. Hablando de la Santísima Trinidad, para significar que el Eterno Padre produce al Verbo Divino, engendrándolo con su entendimiento, del cual procede; y que, amándose el Padre y el Hijo, producen al Espíritu Santo, que procede de los dos.

Si se han fijado, la traducción hecha al inglés fue «procedure» y quizás aquí puede radicar el error. Al consultar distintos diccionarios bilingües veremos que la traducción de «procedure» al español es procedimiento, proceso, método; en ningún lugar aparece «proceder».

A su vez la criticada palabra en español centro de este análisis, se relaciona en el inglés con los verbos: «proceed», «come», «act» y «be appropriate».

Por otra parte, procedimiento es un vocablo que, según el Diccionario de la RAE, tiene los siguientes significados: «acción de proceder y método de ejecutar algunas cosas».

Entonces, volviendo a los ejemplos anteriores, en vez de proceder se debió haber escrito procedimiento, acción, tratamiento, proceso, etc.

Comentarios desactivados

Older Posts »