Tag Archive 'Dermatología'

Martes 9 / abril / 2013

Perforaciones que pueden horadar la buena suerte

Filed under: Le recomendamos leer,Lecturas,Puntos de vista — Julio César Hernández Perera — abril 9th, 2013 — 7:45

Perforaciones que pueden horadar la buena suerte
Con motivaciones diferentes a las de la antigüedad, el pirsin o la perforación, una de las formas del llamado «arte corporal» y un fenómeno que trasciende fronteras, constituye una práctica crecientemente habitual entre jóvenes, al tiempo que sus peligrosas consecuencias suelen desconocerse. [Leer al artículo completo]

Comentarios desactivados

Domingo 18 / noviembre / 2012

Síndrome del blanqueo, un pecado inhumano

Filed under: Lecturas,Puntos de vista — Julio César Hernández Perera — noviembre 18th, 2012 — 0:01

Síndrome del blanqueo, un pecado inhumano
blanqueo-de-piel-jamaicaUna noticia nos llega a través de diferentes medios informativos con un matiz de extrema preocupación: En la vecina Jamaica el «síndrome del blanqueo» está haciendo estragos entre los jóvenes negros, especialmente los adolescentes. El síndrome hace alusión a una peligrosa moda o fenómeno social donde las personas procuran aclarar su piel negra mediante el empleo de determinadas cremas y fórmulas caseras. [Leer el artículo completo]

Comentarios desactivados

Jueves 27 / septiembre / 2012

Una decisión más allá de la piel

Filed under: Lecturas,Puntos de vista — Julio César Hernández Perera — septiembre 27th, 2012 — 7:41

Una decisión más allá de la piel
TatuajeEl tatuaje es un dibujo permanente sobre la piel, no es camino de fácil retroceso. Se realiza mediante la aplicación de un colorante introducido en la dermis, con pequeñas agujas u otros materiales punzantes. Si los interesados acopian toda la información posible y meditan, asumirán una suerte responsablemente elegida, sin el sabor amargo del arrepentimiento fácil. [Leer el trabajo completo]

Comentarios desactivados

Lunes 10 / septiembre / 2012

Tumor gigante en un paciente con melanoma

Filed under: Artículos médicos de interés,Avances — Julio César Hernández Perera — septiembre 10th, 2012 — 5:00

Tumor gigante en un paciente con melanoma
Hind Selman-Housein Bernal K, Tárano Quintero G, Morales Pérez I, Alfonso Sabatier C, Hernández Bernal F. Rev Cubana Med. 2012; 51(2): 183-90.
Uno de los cánceres de piel más graves es el melanoma (tumor maligno de melanocitos). Su incidencia anual se encuentra por encima del 2 %, es más frecuente en los hombres y a nivel del torso. En el siguiente trabajo, realizado por médicos del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq) y presentado en la Revista Cubana de Medicina, se hace una presentación de caso con un cuadro poco frecuente en la práctica médica.

Comentarios desactivados

Sábado 25 / agosto / 2012

Carcinoma facial de células basales

Filed under: Artículos médicos de interés,De interés,Revisiones (temas de medicina) — Julio César Hernández Perera — agosto 25th, 2012 — 10:41

Facial basal cell carcinoma
Baxter JM. BMJ. 2012;345:e5342
El carcinoma de células basales es una neoplasia maligna frecuente. Su incidencia se incrementa en muchas partes del mundo. Principalmente se presenta en las regiones faciales y cervicales, y su retardo en el diagnóstico se asocia a un mayor crecimiento del tumor. En el siguiente artículo de revisión se presentan aspectos de interés relacionados con los factores de riesgo, el diagnóstico, el estudio y el tratamiento de esta afección oncodermatológica.

Comentarios desactivados

Jueves 9 / agosto / 2012

Avisos para una devoción lampiña

Filed under: Lecturas — Julio César Hernández Perera — agosto 9th, 2012 — 7:34

Avisos para una devoción lampiña
devocion-lampinaRecientemente escuchaba en el programa Haciendo radio la entrevista realizada a una alergóloga, quien exponía calificados criterios relativos al aumento y causas de la aparición de forúnculos en personas jóvenes que acostumbran a rasurarse casi todo el cuerpo. La mencionada enfermedad de la piel, que muchos conocen como «granos», se caracteriza por la infección bacteriana e inflamación del folículo piloso (lugar donde nace el pelo), con producción de pus y muerte del tejido. [Leer trabajo completo]

Comentarios desactivados

Lunes 23 / enero / 2012

29 de enero de 2012 -último domingo de enero-: «Día mundial contra la lepra»

Filed under: Celebraciones — Julio César Hernández Perera — enero 23rd, 2012 — 8:57

29 de enero de 2012 -último domingo de enero-: «Día mundial contra la lepra»
Cada último domingo de enero se rememora el «Día mundial contra la lepra». Con esta celebración se persigue recordar en todo el planeta a las víctimas de esta dolencia, que ha sido catalogada por muchos como repulsiva, mutilante y estigmatizante. Por esta razón, las personas que la padecen, han sufrido desde tiempos inmemorables del desprecio, la segregación y el trato inhumano.

La lepra es una enfermedad que ha acompañado al hombre prácticamente desde sus orígenes. A pesar, del desarrollo histórico-social alcanzado y la posibilidad de disponer de un tratamiento para su cura desde el año 1982, todavía constituye un problema de salud mundial. Según estimados de la OPS, la prevalencia a principios del siglo XXI era de 2,4 millones de enfermos, con una tasa de 5 por 10000 habitantes en zonas con bajo desarrollo socioeconómico.

Tradicionalmente, las zonas más afectadas son aquellas que se caracterizan por ser muy pobres, y asociadas a determinadas variables como el hambre, el hacinamiento, la insalubridad y el analfabetismo.

Se considera, que cerca de un millón y medio de personas afectadas por la lepra se concentran en cinco países catalogados como de «alta endemicidad» (India, Nepal, Sudán, Madagascar y Brasil).

Enlaces relacionados: La lepra, un problema de salud global | Día Mundial de la Lepra. Último domingo de enero

No responses yet

Viernes 23 / diciembre / 2011

Eficacia terapéutica del uso tópico del Oleozon® en pacientes con onicomicosis

Filed under: Artículos médicos de interés,Autores cubanos en publicaciones extranjeras,Resultados relevantes en investigaciones científicas — Julio César Hernández Perera — diciembre 23rd, 2011 — 13:13

Therapeutic efficacy of topical OLEOZON® in patients suffering from onychomycosis
rev-mycosesMenéndez S, Falcón L, Maqueira Y. Mycoses. 2011 Sep;54(5):e272-7.
La onicomicosis, una infección micótica de las uñas de los pies y las manos, puede presentarse en cerca del 50 % de las enfermedades ungueales examinadas por los médicos. Esta afección, muchas veces es resistente al tratamiento médico. En el siguiente trabajo, presentado por investigadores cubanos del «Centro de investigaciones del ozono», se exponen los resultados de un ensayo clínico donde se emplea el Oleozon® (aceite de girasol ozonizado) en el tratamiento de la onicomicosis. Como conclusión más importante se planteó que este medicamento de uso tópico tiene efecto antifúngico, con mejor efecto terapéutico que el uso del ketoconazol tópico. Por otra parte, sin riesgo de desarrollo de eventos adversos, ni interacciones medicamentosas y con un bajo costo de tratamiento. Los usuarios de la red Infomed pueden acceder al texto completo del trabajo a través de Hinari.

Comentarios desactivados

Sábado 21 / mayo / 2011

Epónimos. «El bacilo y la enfermedad de Hansen»

Filed under: El idioma y la medicina,Epónimos — Julio César Hernández Perera — mayo 21st, 2011 — 11:49

armauer-hansen-wp

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera.

Desde el surgimiento de la civilización humana, la lepra ha acompañado al hombre como uno de los males que más lo ha castigado. Su expansión mundial ha sido favorecida por las guerras de conquistas, cruzadas y colonizaciones. Esta enfermedad «maldita» ha provocado en quienes la han padecido un drama inimaginable causado por las mutilaciones, la deformidad física y la exclusión social. Aún en la actualidad, a pesar de los avances alcanzados, constituye un grave problema de salud mundial, sobre todo, en los llamados países del Tercer Mundo. Acompaña con mucha frecuencia, a grandes dramas sociales como: la pobreza, el hambre, la insalubridad, el analfabetismo, y el hacinamiento.

La enfermedad también es citada como enfermedad de Hansen. ¿Por qué ese nombre? ¿Qué historia puede ocultarse detrás de ese epónimo? El verdadero conocimiento científico de esta afección tuvo lugar a partir del siglo XIX, y es en la ciudad noruega de Bergen, donde se dieron los mayores aportes en estos inicios. Precisamente, podemos hallar en esta historia, el nombre del Dr. Gerhard Henrik Armauer Hansen, nacido en esa urbe, el 19 de julio de 1841.

armauer-hansen-cgHansen fue el octavo de 15 hermanos y desde temprana edad conoció la pobreza al declararse su padre en bancarrota. Pero la mala situación económica no cambió el derrotero trazado por su vocación hacia la Medicina. En 1859 matriculó en la Universidad de Christiania -actualmente Oslo-; con esfuerzo propio sufragó los gastos: Fue profesor de una escuela para niñas, y posteriormente suplente de Anatomía. Como describió ulteriormente en una autobiografía, consideró este periodo de tiempo como «muy duro» para él, capaz de producirle gran agotamiento físico y mental.

En 1866 se graduó con honores, continuó su internado en el Hospital Nacional de Christiania y tomó el cargo de médico de una compañía pesquera en una isla norteña de Noruega. Dos años más tarde, en 1868, regresó a su ciudad natal. Por aquel entonces, la lepra en Noruega era considerada como un grave problema de salud y por esa razón existían varios hospitales destinados a la atención de estos enfermos.

Entró a trabajar en un leprosorio que estaba bajo la dirección del Dr. Daniel C. Danielssen, uno de los más destacados en este campo, con amplios conocimientos clínicos y patológicos. A partir de este momento, desarrolló una febril actividad investigativa y asistencial. Junto a Danielssen, trabajó de manera intensa, en aras de disminuir el sufrimiento de los pacientes con lepra. Visitaron lugares muy apartados en busca de enfermos, a quienes auxiliaban y se adentraban en el apasionante y fértil ámbito del conocimiento clínico de la enfermedad.

Mediante detalladas observaciones y análisis con un perfil epidemiológico, llegó a la conclusión de que la enfermedad tenía una causa que apuntaba a una causa infecciosa. Esta idea no fue aceptada por la comunidad médica de entonces: se enfrentaba a la que prevalecía, «la causa hereditaria». Para probar su teoría, era necesario descubrir al microorganismo y por eso necesitaba aumentar sus conocimientos de histopatología. En 1870 viajó con este fin a la ciudad alemana de Bonn y luego a la ciudad austriaca de Viena.

Al regresar a Noruega empezó a trabajar diferentes preparaciones histológicas que personalmente coloreaba con viejas técnicas de tinción. En 1873 Hansen, quien tenía 32 años de edad, sintió la gran emoción de descubrir por primera vez en el mundo el agente causal de la lepra. Este hallazgo fue publicado en un reporte de más de 80 páginas, pero una vez más encontró el antagonismo por parte de muchos científicos. Sin embargo, su ánimo no decayó. Por el contrario, continuó con su intento de demostrar la validez de su descubrimiento.

Conflictos profesionales y problemas éticos en la vida de Hansen

Las investigaciones del noruego cruzaron las fronteras y llamó la atención de otros médicos. En una oportunidad recibió la visita del bacteriólogo alemán Alberto Neisser. Con la sinceridad de un verdadero científico, le presentó todo lo que sabía de la enfermedad, le facilitó el estudio de sus preparaciones y mostró los hallazgos por él descubiertos. De regreso a Alemania, Neisser llevó consigo varias muestras proporcionadas por Hansen y les realizó técnicas más depuradas de tinción. Comprobó en casi todos los casos, la presencia de los bacilos que identificaban a la enfermedad, descritos como «varas pequeñas, delgadas, cuya longitud venía a ser la mitad del diámetro de un hematíe y la anchura equivalía a una cuarta parte de la longitud».

El médico alemán no vaciló en publicar los resultados. Sin comunicárselo primero a Hansen, se atribuyó el honor de descubrir el microorganismo que causaba la enfermedad; a la vez, trató de desacreditarlo. No hay duda, que con esta acción Neisser pensó robar la autoría del descubrimiento.

La reacción noruega no se hizo esperar y motivó gran indignación, sobre todo porque ya se empezaba a emplear el término de «bacteria de Neisser». Animado por sus colegas, Hansen defendió su posición sin entrar en la polémica de forma directa. Reunió sus trabajos sobre el tema y los publicó en noruego, alemán, inglés y francés. El conflicto creado duró mucho tiempo, y no fue hasta el congreso sobre la lepra que se celebró en Berlín, cuando se reconoció oficialmente a Hansen como el verdadero descubridor del bacilo de la lepra.

Pero se necesitaba algo más para dar total credibilidad al descubrimiento. El próximo paso consistía en poder cultivar in vitro el bacilo y provocar la enfermedad a conejos. Todavía hoy sigue siendo imposible. Era tanta la obsesión que tenía, que llegó al punto de cometer un grave y lamentable error. Inoculó el germen procedente de una lesión cutánea, en el ojo de una mujer que padecía la forma neurológica de la lepra. No hubo ninguna consecuencia clínica para la paciente, pero ésta aseguró que le afectó la vista y le causó dolor. Se procedió entonces con una denuncia, y el demandado reconoció que realizó la prueba sin el debido consentimiento. Explicó que lo había hecho después de fracasar en el intento de inocular a animales, de demostrar la naturaleza infecciosa de la enfermedad y porque no podía poner en cuarentena a los afectados para proteger a los sanos.

En 1880 la corte lo encontró culpable y tuvo que pagar una fuerte indemnización. Fue cesado de su cargo en el hospital, aunque conservó un puesto oficial para luchar contra la lepra en su país. Pudo desarrollar así sus planes teniendo en cuenta la etiología de la enfermedad y la guía de su acción permitió disminuir en Noruega el número de casos de lepra en más de la mitad, en un corto periodo de tiempo.

Momentos finales

Hansen recibió muchos reconocimientos y premios por sus estudios sobre la lepra. Fue presidente de honor de la sección de dermatología y sífilis del Congreso Médico Internacional que se celebró en Copenhague en 1884. Fue presidente del «International Leprosy Committee». En 1897 fue elegido presidente honorario de la «Conférence Internationale de la Lèpre», que se celebró en Berlín; y fue presidente de la segunda, que tuvo lugar en Bergen en 1909. En 1892 él recibió la condecoración de la Orden de San Olav por sus contribuciones científicas

Aparte de sus trabajos sobre la lepra, Hansen cultivó también la historia natural, especialmente la zoología. Dedicó mucho tiempo a estudiar especies de moluscos y gusanos. Fue nombrado director del Museo de Historia Natural de Bergen en 1847. También jugó un papel destacado en la difusión de las ideas de Darwin, que le habían atraído desde el principio. Dio también numerosas conferencias acerca de la teoría de la evolución y publicó varios artículos en la prensa popular, lo que le valió la enemistad del clero. Armauer Hansen fue un radical en su tiempo, un ateo con una actitud hostil hacia la iglesia. Las personas de su círculo más íntimo describieron a Hansen como una persona amable, de buen corazón y poco ambicioso.

Enfermo de sífilis, sufrió los primeros síntomas graves en 1900. Por eso, estaba retirado del trabajo durante largos periodos de tiempo. Cuando se sentía bien reanudaba los viajes alrededor del país para realizar inspecciones oficiales. Murió el 12 de febrero de 1912, durante una de estas acciones en Florø, un pueblo de la costa occidental de Noruega.

Bibliografía

Blom K. Armauer Hansen and human leprosy transmission: medical ethics and legal rights. Int J Lepr. 1973 Apr-Jun;41(2):199-207.

Tan SY, Graham C. Armauer Hansen (1841-1912): discoverer of the cause of leprosy. Singapore Med J. 2008 Jul;49(7):520-1.

Jay V. The legacy of Armauer Hansen. Arch Pathol Lab Med. 2000 Apr;124(4):496-7.

Haas LF. Armauer Gerhard Heinrik Hansen (1841-1912). J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1999 Jul;67(1):14.

No responses yet

Domingo 28 / noviembre / 2010

¿Cómo se debe escribir, eczema o eccema?

Filed under: El idioma y la medicina — Julio César Hernández Perera — noviembre 28th, 2010 — 8:00

Por Dr.C. Julio César Hernández Perera.

Recientemente mientras leía la «Clasificación internacional de enfermedades», en su capítulo XII, correspondiente a las enfermedades de la piel y del tejido subcutáneo, me percaté que estaba escrito «eczema» en vez de «eccema» (L20-L30). Me encontré así ante el conflicto de resistirme o aceptar la grafía «eczema». De esta manera también se escribe en iglés y se podría pensar que fuera un aglicismo o una mala traducción.

Según los avisos para el uso del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), aunque se aceptan ambas, la preferida es la que lleva la definición directa, «eccema». Su acepción en este registro es el de «afección cutánea caracterizada or vesículas rojizas y exudativas, que dan lugar a costras y escamas».

«Ezcema» es una grafía helenizante en la que la dseta griega /ζ/ que sonaba como [ds] se escribía como /z/ en el castellano antiguo. Según las normas ortográficas que datan desde 1976, en nuestra lengua tienen a desaparecer esta forma de grafía, donde sólo se emplea la /z/ para za, zo y zu, ya que escritas con /c/ sonarían [ka], [ko] y [ku], que varían con la grafía ce y ci. Así vemos que en estos casos, tanto la /z/ como la /c/ son alógrafos para este sonido. Para no ser categóricos, existen otra palabras recogidas en el DRAE con la grafía «ze», como pizzería, alegado por extranjerismos y que son de uso muy circunscritos.

Por lo tanto, en la actualidad «eccema» es la forma más empleada en el lenguaje actual. Sólo se muestran en contadas publicaciones científicas, el intento de defender «ezcema» en el lenguaje técnico, sin que sea convincente esta defensa.

La variación gráfica eccema/ezcema es un caso más de incertidumbre entre los criterios etimológicos y fonéticos que presenta parte de nuestra ortografía.

Otros datos de interés.

El término eccema es conocido desde antaño, y ya desde el siglo I, se empleó para designar cualquier erupción cutánea.

Los términos eccema y dermatitis se emplean en general como sinónimos, para describir un patrón de respuesta inflamatoria de la piel que se caracteriza, desde el punto de vista clínico, por el prurito y el polimorfismo lesional: eritema, edema, lesiones papulovesiculosas, descamación y liquenificación.

Como se señaló anteriormente, el vocablo eccema proviene del griego «εκζμα», que significa «que hierve», por lo que expresa muy bien el sentido de inflamación aguda, vesiculosa y exudativa. Sin embargo, no siempre es una lesión exudativa, sino que a veces adquiere el aspecto de inflamación seca y descamativa; en el intento de reflejar este polimorfismo clínico, se introdujo el término «dermatitis», en aras de definir, en un sentido más amplio, cualquier tipo de reacción inflamatoria. En la práctica, ambos términos se emplean se manera indistinta, y estos son algunos ejemplos:

  • Eccema atópico o dermatitis atópica
  • Eccema del pezón o dermatitis del pezón
  • Eccema seborreico o dermatitis seborreica
  • Eccema herpético o dermatitis herpética.

Bibliografía.

Diccionario de la Lengua Española. Vigésima segunda edición

Días Rojo JA. ¿Eccema o ezcema? Panacea. 2000;1(1):21.

Bielsa Marsol I. Eccemas (I). Dermatitis de contacto. En: Ferrándiz C, edit. Dermatología clínica. 3ra edición. 2009 Elsevier España, Barcelona p.121-30.

No responses yet

Older Posts »