Tag Archive 'Anatomía patológica'

Sábado 15 / octubre / 2011

Inmunoreactividad del anticuerpo monoclonal 14F7 contra el gangliósido N-Clicolil GM3 en los tumores epiteliales malignos del sistema digestivo

Filed under: Autores cubanos en publicaciones extranjeras — Julio César Hernández Perera — octubre 15th, 2011 — 10:22

Immunoreactivity of the 14F7 Mab Raised against N-Glycolyl GM3 Ganglioside in Epithelial Malignant Tumors from Digestive System
rev-isrn-gastroenterologyBlanco R, Rengifo E, Cedeño M, Rengifo CE, Alonso DF, Carr A. ISRN Gastroenterol. 2011;2011:645641.
Las principales extirpes celulares de los tumores malignos del sistema digestivo son de origen epitelial. Estos cánceres son una de las primeras causas de mortalidad en el mundo y a pesar de los avances científicos, las opciones terapéuticas son consideradas como insuficientes. En la siguiente publicación realizada por investigadores cubanos del Centro de Inmunología molecular y del hospital «Manuel Fajardo», junto a otro argentino, se presentan los resultados del reconocimiento inmunohistoquímico del anticuerpo monoclonal 14F7 en tejidos humanos normales y malignos del sistema digestivo para la identificación del gangliósido NeuGcGM3, que pudiera ser empleado en un futuro como un blanco para el tratamiento oncológico.

Comentarios desactivados

Miércoles 10 / agosto / 2011

Encuentro interactivo de patología digital: «Paciente con lesiones tumorales múltiples»

Filed under: Discusión de caso — Julio César Hernández Perera — agosto 10th, 2011 — 22:08

Encuentro interactivo de patología digital

Título: «Paciente con lesiones tumorales múltiples»

Fecha de realización: martes 9 de agosto de 2011

Lugar. Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq)

Dr. Carlos Alfonso Sabatier, Dr. Julio César Hernández Perera (Dr.C.), Dr. José Carlos Ugarte Suárez (Dr.Cs.), Dr. Héctor Conde Cerdeira (Dr.C.)

Presentación

Motivo de consulta: Decaimiento y falta de aire

Historia de la enfermedad: Paciente masculino de 67 años de edad con antecedentes de ser fumador desde hacía aproximadamente 50 años. Fumaba más de 20 cigarrillos diarios. No se recogen otros antecedentes patológicos personales ni familiares de interés. Sin tratamiento medicamentoso conocido.

Acude a nuestro centro, porque mientras trabajaba en un país de América del Sur, comenzó a presentar -aproximadamente 15 días antes de su ingreso en la Institución-, disnea, principalmente a los esfuerzos. Posteriormente se estableció una tos productiva seguida de hemoptisis. Finalmente, se estableció una febrícula vespertina en la última semana.

Por estas razones solicitó recibió atención médica donde se reportó por el médico los siguientes elementos de interés:
• Marcado decaimiento.
• Mucosas hipocoloreadas con íctero ligero.
• Baja saturación de óxigeno en reposo (88%).
• Sistema cardiovascular: taquicardia (frecuencia cardiaca de 120 latidos/minutos.
• Sistema respiratorio: murmullo vesicular globalmente disminuido con crepitantes en ambas bases pulmonares.

Se le realizaron estudios complementarios de laboratorio e imaginológicos. Los últimos, reportaron la existencia de lesiones pulmonares de aspecto tumoral y se le impuso tratamiento antimicrobiano con levofloxacina.

Por esta razón se trasladó a nuestro país de manera urgente y a su llegada a nuestro centro se recogen iguales elementos, reportados previamente. Se le indicaron complementarios e ingreso hospitalario urgente. A su ingreso, el paciente comenzó a presentar un marcado y rápido deterioro de su estado general, caracterizado principalmente por un compromiso respiratorio importante. Falleció en menos de 24 horas de su ingreso hospitalario.

Estudios complementarios

Tomografía computarizada simple de tórax y abdomen: en el estudio realizado se distinguió la presencia de lesiones de aspecto infiltrativo en ambos campos pulmonares y signos importantes de enfisema pulmonar. Era llamativa la presencia de una lesión grande en lóbulo superior derecho, con tendencia quística -cavitada- que recordaba a las lesiones malignas de pulmón (figuras 1a-1c). En el hígado se pudo comprobar la existencia de lesiones que impresionaban ser de aspecto metastásico. De igual manera, se evidenciaron lesiones osteolíticas en algunas costillas, vértebras y escápula derecha.

20110809-piezafresca-fig-001a-wp Figura 1a

20110809-piezafresca-fig-001b-wp Figura 1b

20110809-piezafresca-fig-001c-wp Figura 1c

Con todos los elementos recogidos desde el punto de vista clínico y los resultados imaginológicos realizados al ingreso del enfermo, se planteó como primer diagnóstico: un cáncer de pulmón con metástasis a distancia (hígado). No se podía descartar que fuera otro tipo de cáncer que haya debutado con lesiones metastásicas en hígado y pulmón, hasta que no se contara con un estudio histológico.

Presentación del patólogo

Pulmón:
Pulmones con enfisema buloso -severo-, con hemorragia difusa y bilateral y en «molde de yeso». El pulmón derecho pesó 1400 g y el izquierdo 1020 g -pesaban casi cuatro veces lo que debe pesar un pulmón normal-. Se evidenciaban pocas partes del pulmón conservadas. Se observaban además algunos nódulos en la superficie de varios tamaños -nódulos subpleurales- (figuras 2a y 2b). Estas alteraciones también eran evidentes al realizar la sección del órgano.

20110809-piezafresca-fig-002a-cg Figura 2a

20110809-piezafresca-fig-002b-cg Figura 2b

Presentaba masas ganglionares intertraqueobronquiales, francamente tumorales. Llamaba la atención el color blanquecino de la infiltración neoplásica. La presencia de una coloración más oscura se correspondía con la existencia de antracosis (figuras 3a y 3b).

20110809-piezafresca-fig-003a-cg Figura 3a

20110809-piezafresca-fig-003b-cg Figura 3b

Las vías aéreas estaban ocupadas por sangre (figura 4).

20110809-piezafresca-fig-004-cg Figura 4

A nivel de la carina, al realizar su sección se observa una discreta alteración de la mucosa bronquial -zona blanquecina en placa-, a nivel del bronquio principal izquierdo. Se pudo comprobar la presencia de un tumor de color blanco, que destruía parte del cartílago bronquial que debía existir a ese nivel. Presentaba además, crecimiento hacia el parénquima pulmonar (figura 5). Hasta este momento, se sospechaba que este era el sitio de origen del cáncer.

20110809-piezafresca-fig-005-cg Figura 5

La histología del tumor (figuras 6a y 6b) se correspondía con un carcinoma epidermoide pobremente diferenciado, donde se encontraba la presencia de perlas córneas y necrosis tumoral.

20110809-piezafresca-fig-006a-cg Figura 6a

20110809-piezafresca-fig-006b-cg Figura 6b

En la histología del parénquima pulmonar llamaba la atención la presencia de un infiltrado linfático-vascular difuso, con presencia de componente hemorrágico importante por daño físico tumoral de las paredes vasculares y los capilares pulmonares. Es un tumor con un patrón muy indiferenciado y de alto grado de malignidad: el patrón de crecimiento no forma trabéculas y no forma glándulas -patrón cincitial- (figuras 7a y 7b).

20110809-piezafresca-fig-007a-cg Figura 7a

20110809-piezafresca-fig-007b-cg Figura 7b

Aparato cardiovascular:
Había existencia de aterosclerosis moderada a nivel de las coronarias, con egrosamiento fibroso de la pared y calcificaciones. No existían lesiones oclusivas. En la aorta abdominal existían menos complicaciones ateroscleróticas, con presencia de placas elevadas, y algunas calcificadas.

Hígado:
Presentaba múltiples lesiones de aspecto metastásico. Pero llamativamente se diferencian desde el punto de vista macroscópico de las lesiones descritas previamente en el pulmón a nivel de los ganglios peritraqueales: son hemorrágicas. En la superficie de sección, se comprobó la presencia de necrosis hemorrágica en las lesiones metastásicas (figuras 8 y 9).

20110809-piezafresca-fig-008-cg Figura 8

20110809-piezafresca-fig-009-cg Figura 9

Estómago:
Presentaba lesiones metastásicas en el estómago con características similares a las reportadas en el hígado: hemorrágicas. La lesión se asocia a conservación de los pliegues gástricos peritumorales, aspecto que lo diferencia de los tumores primarios gástricos (figura 10).

20110809-piezafresca-fig-010-cg Figura 10

Riñones:
Los riñones presentaban metástasis múltiples y bilaterales. De carácter hemorrágico y de diferentes tamaños -la mayor medía 2 cm-. Existía un cálculo en la pelvis renal derecha. En la sección de la lesión tumoral, se observa que los tumores estaban bien delimitados y con componente hemorrágico (figuras 11, 12 y 13).

20110809-piezafresca-fig-011-cg Figura 11

20110809-piezafresca-fig-012-cg Figura 12

20110809-piezafresca-fig-013-cg Figura 13

Bazo:
Existía una metástasis esplénica de similares características: bien delimitadas y de aspecto hemorrágico (figura 14).

20110809-piezafresca-fig-014-cg Figura 14

Páncreas:
En la cola del páncreas tenía una metástasis hemorrágica.

Próstata:
La próstata era dura, aumentada de tamaño, con presencia de nódulos amarillos y muy heterogénea. En el borde de sección se evidenciaban marcadas diferencias en varias zonas, a nivel de su lóbulo izquierdo (figura 15).

20110809-piezafresca-fig-015-cg Figura 15

Desde el punto de vista histológico, se comprobó la presencia de un adenocarcinoma de alto grado de malignidad, con diferentes patrones morfológicos: cribiforme, papilar e indiferenciado (figuras 16, 17 y 18).

20110809-piezafresca-fig-016-cg Figura 16

20110809-piezafresca-fig-017-cg Figura 17

20110809-piezafresca-fig-018-cg Figura 18

Presentaba fenómenos de necrosis intratumoral y permeación linfática (figura 18). Son patrones que alertan de un adenocarcinoma muy agresivo.

Otro elemento de agresividad de este tumor, fue la presencia de infiltración linfática de los ganglios perineurales (figura 19).

20110809-piezafresca-fig-019-cg Figura 19

Desde el punto de vista citológico se demostró la presencia de «núcleos vacíos» (figura 20), con nucléolos prominentes próximos a la membrana nuclear, que a su vez es muy gruesa. Llama la atención la ausencia de delimitación entre una glándula y otra. Estos son patrones de elevada malignidad y se asocian a una elevada diseminación tumoral.

20110809-piezafresca-fig-020-cg Figura 20

En resumen: se puede señalar que hay dos órganos de origen del cáncer -próstata y pulmón-, pero con tres patrones histológicos diferentes:
• Carcinoma escamoso de alto grado de malignidad de origen broncopulmonar.
• Adenocarcinoma prostático de alto grado de malignidad
• Carcinoma pobremente diferenciado de células grandes presentes en las lesiones metastásicas de hígado, bazo y riñón. Con un índice de proliferación muy elevado con fenómenos de invasión física y necrosis hemorrágica

Conclusiones

• Adenocarcinoma prostático patrón de Gleason 9 (alto grado de malignidad).
• Carcinoma epidermoide pobremente diferenciado de origen broncopulmonar (alto grado de malignidad).
• Carcinomatosis linfático vascular diseminada con toma visceral y ganglionar sistémica (pulmonar, renal, hepática, esplénica, pancreática, gástrica y ósea )
• Metástasis de un carcinoma indiferenciado de células grandes de posible origen prostático.
• Hemorragia pulmonar bilateral severa.
• Enfisema buloso severo. Antracosis pulmonar.
• Enfermedad ateroesclerótica sistémica moderada complicada.
• Congestión visceral generalizada.

No responses yet

Martes 7 / junio / 2011

Epónimos: «La célula y la tinción de Cajal»

Filed under: Epónimos,Historia de la medicina — Julio César Hernández Perera — junio 7th, 2011 — 20:51

ramon-y-cajal-02-wp

quijote-picaso-01-hDr.C. Julio César Hernández Perera.

El Dr. Santiago Ramón y Cajal puede ser colocado en ese pedestal que destaca a los científicos más rememorados en la historia de la medicina, y reconocido como la cabeza de la llamada «Generación del 80» o «Generación de los sabios». Especializado en Histología y Anatomía Patológica, creyó que lo único malo era carecer de ideales y someterse a las contingencias de la vida práctica e inmediata, renunciando a la posibilidad de la perfección moral.

Por su contribución en la comprensión de la estructura del sistema nervioso y la revolucionaria teoría denominada como «doctrina de la neurona», obtuvo en 1906 el «Premio Nobel en fisiología y medicina». Fué el primero que se otorga compartido, en este caso con el italiano Camilo Golgi, creador de una técnica de impregnación argéntica que lleva su nombre y empleada para el estudio del sistema nervioso.

ramon-y-cajal-01-cgRamón y Cajal nació el 1 de mayo de 1852 en el pequeño pueblo de Petilla de Aragón, Navarra, España. Su padre, de quién recibió la mayor influencia, fue médico cirujano y tenía un carácter muy demandante y exigente. Su infancia estuvo caracterizada por continuos cambios de residencia y se vislumbró desde pequeña edad su temperamento fuerte, travieso y rebelde. Por esta razón, se ganaba con mucha facilidad la enemistad entre los frailes que le impartían clases, que a su vez, empleaban métodos violentos y autoritarios. Se convirtió en un gran atleta y se le podía reconocer con mucha facilidad un interés especial por los fenómenos de la naturaleza, así como aptitudes para las artes plásticas -especialmente para el dibujo-, la literatura, la fotografía y el ajedrez. Una vez terminado el bachillerato, empezó a estudiar Medicina en la Universidad de Zaragoza; más por orientación del padre que por vocación.

La huella de Cuba en Cajal

En 1873, a la edad de 22 años, terminó la carrera y mostraba solo interés por la Anatomía y la Fisiología. En esta época, España atravesaba por una circunstancia política muy caótica: Se encontraba inmersa en guerras por mantener sus colonias. Así, estuvo forzado a ingresar en el Servicio Militar Obligatorio, donde obtuvo plaza de «médico segundo» -teniente- de Sanidad Militar. Pasó a Cataluña con el Regimiento de Burgos hasta abril de 1874 en que, ya con el cargo de capitán médico, salió en comisión de servicio a Cuba, donde acontecía la «Guerra de los 10 años».

A su llegada a la Isla, se sintió atraído por la vegetación y el clima tropical, pero al poco tiempo sufrió por los rigores y la adversidad que le imponía la manigua cubana. Después de rehusar la gestión de su padre para una ubicación mejor, fue enviado al peor destino: El centro de la provincia de Camagüey. En aquellos momentos, las tropas españolas sufrían mucho por el paludismo y la disentería, y como era de esperar, Cajal las contrajo. Estas enfermedades provocaron el quebrantamiento rápido de su salud, y el ideal romántico y aventurero que se había formado antes de salir de la península Ibérica. Llegó a alcanzar un estado de caquexia tan importante que lo llevó finalmente a ser trasladado a la enfermería de San Isidro, aún más insalubre que las que había estado anteriormente. Es sabido que también fue un momento difícil para el entonces joven galeno, quién se enfrentó también en varias oportunidades a la corrupta administración militar española: El caos en la intendencia militar, junto a la inmoralidad e incapacidad de ciertos mandos del ejército, llevaban a que no existiera coto en el desvío de comida y otros recursos que debían ser destinados para los enfermos y heridos de guerra.

Todas estas amargas experiencias lo condujeron a solicitar su licencia para abandonar Cuba, que finalmente tras difíciles trámites, fue conseguida en mayo de 1875. Fue declarado por su estado de salud como: «inutilizado en campaña». Volvió a Zaragoza para recuperarse, con la ayuda y los cuidados desvelados de su madre y sus hermanas.

Poco tiempo después de pensar que ya estaba curado, mientras comía junto a un amigo en un café ubicado en el centro de Zaragoza, tosió con sangre. Entonces se dio cuenta que estaba enfermo de tuberculosis. Nuevamente, atemorizado por el manto de la muerte y el sufrimiento que acompaña a las enfermedades, decidió después de su segunda convalecencia, sacar todo su esfuerzo en aras de hacer por la vida.

Inicios de su vocación investigadora

Recuperado de todas su enfermedades, se presentó a los exámenes de oposición en la Facultad de Medicina de Valencia. Allí se desempeñó como profesor de Anatomía e Histología. Enfrentó en esa ciudad una epidemia de cólera como higienista y logró controlar la enfermedad. Por ese logro, la cámara de diputados de Valencia le obsequió un microscopio alemán marca Zeiss, lo que causó en él una gran alegría y fue de gran utilidad en su carrera. Viajó posteriormente a Madrid para doctorarse y allí conoció al neuropsiquiatra Luis Simarro, quien le enseñó las técnicas de preparación de tejidos cerebrales mediante impregnación argéntica, diseñada a su vez, por Camillo Golgi.

A su regreso a Valencia comienza a investigar con la tinción de plata. Poco tiempo después se traslada a Barcelona, donde había conseguido por oposición una plaza de profesor, y es en este lugar donde comienza realmente su vida como investigador del sistema nervioso. Se dio cuenta del poder que tiene en sus manos con la tinción de Golgi y experimenta con varias concentraciones. Llegó a la conclusión de que si el tejido nervioso se sumergía dos veces en la solución de bicromato de potasio y en la de nitrato de plata, las tinciones de las células nerviosas se observaban con mayor precisión. Esta modificación del método de Golgi se conocería a partir de ese momento como «doble impregnación argéntica» o con el epónimo de «tinción de Cajal». También inmortalizamos su nombre con otro epónimo: «célula de Cajal»; referida a las células del estrato más superficial de la corteza cerebral, que presentan dos o más prologaciones cilindraxiales y conocidas también como astrocitos.

Gracias a estos avances, Cajal pudo realizar otros aportes en el estudio del sistema nervioso. Mediante detalladas observaciones microscópicas, poco tiempo le tomó llegar a una interpretación acertada, relacionada con la significación funcional del sistema nervioso. Dedujo que las neuronas son estructuras independientes, las dendritas reciben los impulsos y los axones lo transmiten. Se insertaba de esta manera la ley de la polaridad dinámica, capaz de explicar la transmisión unidireccional del impulso nervioso. Se impugnaba así la hipótesis que hasta ese momento se aceptaba: «las neuronas estaban anastomosadas». Todos estos conocimientos básicos llevaron a constituir las bases científicas de los postulados que hasta hoy tienen plena vigencia: «la doctrina de la neurona». Teoría que fue reconocida en 1889 durante el «Congreso de la Sociedad anatómica alemana», celebrado en Berlín.

En 1892 ocupó la cátedra de Histología e Histoquímica normal y Anatomía patológica de la Universidad de Madrid. Logró que el gobierno creara en 1902 el Laboratorio de investigaciones biológicas en el que trabajó hasta 1922, momento en que pasa, hasta su muerte, al Instituto Cajal. Falleció el 17 de octubre de 1934 en Madrid.

La vida de este médico fue también fértil en otros campos de la sociedad, dejó un legado ético y científico para las nuevas generaciones. En uno de sus pensamientos señaló:

«Los grandes hombres son, a ratos genios; a ratos niños, y siempre incompletos.»

Bibliografía

Puelles L. Contributions to Neuroembryology of Santiago Ramon y Cajal (1852-1934) and Jorge F. Tello (1880-1958). Int J Dev Biol. 2009;53(8-10):1145-60.

López-Muñoz F, Boya J, Alamo C. Neuron theory, the cornerstone of neuroscience, on the centenary of the Nobel Prize award to Santiago Ramón y Cajal. Brain Res Bull. 2006;70(4-6):391-405.

Wong VS, Tan SY. Santiago Ramón y Cajal (1852-1934): pride of Petilla. Singapore Med J. 2010;51(9):683-4.
Llinás RR. The contribution of Santiago Ramón y Cajal to functional neuroscience. Nat Rev Neurosci. 2003;4(1):77-80.

Escobar A. Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel 1906. Rev Mex Neuroci. 2006;7(5): 414-7.

No responses yet

Domingo 5 / junio / 2011

Histiocitoma fibroso maligno del intestino delgado con metástasis en colon

Filed under: Autores cubanos en publicaciones extranjeras — Julio César Hernández Perera — junio 5th, 2011 — 22:35

Malignant fibrous histiocytoma of the small bowel with colon metastasis.
rev-endoscopy-20111Villa Jiménez OM, Hernández Garcés HR, Ruenes Domech C, Hano García OM, Quintero Cayola S, Guerra Mesa JL et al. Endoscopy. 2011;43 Suppl 2:E206-7.
Se presenta en este suplemento de la revista «Endoscopy», una publicación realizada por médicos del Instituto de Gastroenterología, donde se presenta a un paciente masculino con diagnóstico de histiocitoma fibroso maligno del tracto digestivo. Esta afección es considerada como rara por su baja frecuencia en la población, con menos de 50 pacientes reportados en la literatura médica.

No responses yet

Viernes 18 / febrero / 2011

Evaluación no invasiva de la fibrosis hepática

Filed under: Artículos médicos de interés,Revisiones (temas de medicina) — Julio César Hernández Perera — febrero 18th, 2011 — 21:38

Noninvasive assessment of liver fibrosis
Martínez SM, Crespo G, Navasa M, Forns X. Hepatology 2011;53 (1): 325-35.
La biopsia hepática ha sido por mucho tiempo una herramienta importante en la evaluación del grado de fibrosis en el hígado, una información que es importante para tomar decisiones importantes en cuanto al tratamiento y la predicción de la evolución de las enfermedades. Sin menospreciar la utilidad de la biopsia, en años recientes se han desarrollado pruebas y técnicas no invasivas que han demostrado su utilidad en identificar la presencia de una fibrosis importante, y en particular de una cirrosis. En el siguiente trabajo se expone una actualización relacionada con estas nuevas herramientas como los estudios serológicos, los biomarcadores de fibrosis y las técnicas de imágenes.

No responses yet

Sábado 8 / mayo / 2010

9 de mayo de 1860. «Nacimiento del Dr. Joaquín María Albarrán y Domínguez»

Filed under: Efemérides — Julio César Hernández Perera — mayo 8th, 2010 — 6:44

9 de mayo de 1860. «Nacimiento del Dr. Joaquín M. Albarrán y Domínguez»

El Dr. Joaquín María Albarrán y Domínguez (9 de mayo de 1860 – 17 de junio de 1912), fue un urólogo cubano, nacido en Sagua La Grande. Estudió la carrera de medicina en Barcelona, consiguiendo su título en 1877. Posteriormente realizó su doctorado en Madrid. En 1878 viajó a París, donde trabajó y estudió bajo las órdenes renombrados médicos. En los inicios de su carrera Albarrán se dedicó a los campos de la microbiología y la anatomía patológica, pero más tarde prefirió la urología donde realizó importantes contribuciones.

Fue el primer cirujano en Francia que realizó la prostatectmía perineal para el tratamiento del cáncer prostático. Está reconocido como el inventor de un instrumento conocido como uña de Albarrán y con ello hizo que la cateterización ureteral fuera una práctica urológica más fácil. En el escenario clínico fue el primero en proyectar la nefrostomía y observó que en la anuria secundaria a los cálculos renales, el drenaje mediante nefrostomía era esencial antes del tratamiento definitivo del cálculo.

Ganó tres veces el Premio Goddard -de la Academia Francesa de Medicina- y el premio Tremblay. En 1908 dirigió el «Primer Congreso Internacional de Urología».

Este excepcional clínico, urólogo, histólogo y bacteriólogo, falleció en París el 17 de enero de 1912 a los 52 años de edad como consecuencia de una tuberculosis. Irónicamente, la enfermedad fue adquirida a través de una herida sufrida por un escalpelo contaminado que se empleó en la disección renal de un enfermo joven que padecía de una tuberculosis renal. En el año de su muerte había sido nominado para el «Premio Nobel de Medicina».

El hecho de permanecer casi toda su vida en el exterior no lo desligó de Cuba. El 9 de septiembre de 1890, en banquete que le ofrecieron sus colegas en la patria, levantó su copa para decir:

«Brindo, señores, porque se le den a Cuba los elementos que le faltan para su completo desarrollo científico y por el porvenir de la ciencia, que tendrá consigo el porvenir moral y material de la tierra en que nacimos».

Por aquellas fechas, en 1890, el semanario «El Fígaro» reconocía las palabras del ilustre médico que para acceder a tan elevados cargos debió adoptar la ciudadanía francesa:

«Si los azares de la vida me han hecho adoptar por patria a la gran nación francesa, nunca olvido que soy cubano y siempre tenderán mis esfuerzos a hacerme digno de la patria en que nací».

Existe además constancia de que colaboró con numerosas entregas de efectivo para la causa de la independencia a través de los comités patrióticos de cubanos residentes en Francia

Enlaces de interés: Joaquín Albarrán, gloria de la Medicina | Joaquín Albarrán Domínguez. Orgullo de la medicina universal | Joaquín María Albarrán Domínguez. Aportes a la morfología cervicofacial normal y patológica

One response so far

Lunes 29 / marzo / 2010

Discrepancias diagnósticas en causas de muerte detectadas por autopsias. Cuba. 1994-2003. Cuarta parte

Filed under: Autores cubanos en publicaciones extranjeras — Julio César Hernández Perera — marzo 29th, 2010 — 23:48

Revista PatologiaDiscrepancias diagnósticas en causas de muerte detectadas por autopsias. Cuba. 1994-2003. Cuarta parte.
Hurtado de Mendoza J, Álvarez R, Borrajero I. Patología 2010;48(1):3-7
El presente trabajo constituye la culminación de la investigación: «Evaluación de la calidad de los diagnósticos premorten de causas de muerte según autopsias. Cuba, 1994-2003, o investigación SARCAP», en la que participaron decenas de patólogos y otros especialistas cubanos como colaboradores. La muestra con 83 183 autopsias como objeto de estudio, precisó las principales causas de muerte en Cuba, las discrepancias diagnósticas alcanzadas comparadas con los resultados internacionales, y otras conclusiones de  gran interés que invitamos a revisar. Más información sobre el trabajo en su conjunto en el sitio de Anatomía Patológica.

No responses yet

Martes 22 / septiembre / 2009

Jornada Científica Nacional de Ciencias Morfológicas

Filed under: General — Julio César Hernández Perera — septiembre 22nd, 2009 — 10:19

El 23 y 24 de noviembre de 2009 se celebrará en la Escuela Latinoamericana de Medicina la Jornada Científica Nacional de Ciencias Morfológicas. Actividad científica centrada en la investigaciones de la morfología humana, vegetal, forence y en las ciencias de materiales. (más información)

No responses yet

Jueves 9 / julio / 2009

En el cincuentenario de las prácticas de las primeras biopsias renales percutáneas realizadas en España

Filed under: Artículos médicos de interés — Julio César Hernández Perera — julio 9th, 2009 — 7:51

”Nefrolog</p

Comentarios desactivados