28 de diciembre de 1803. «Natalicio del Dr. Fernando González del Valle y Cañizo»

Posted at — Julio César Hernández Perera — diciembre 23rd, 2010 — 17:13 under Efemérides,Historia de la medicina

28 de diciembre de 1803. «Natalicio del Dr. Fernando González del Valle y Cañizo»

Fernando González del Valle y Cañizo (28/12/1803-15/08/1899) fue un destacado médico cubano, fundador de la primera Cátedra de Cirugía en la Isla y precursor de la enseñanza de los progresos de esa disciplina en el siglo XIX. Nació en La Habana el 28 de diciembre de 1803. Luego de terminar sus estudios primarios, realizó los de bachillerato en Artes, preliminares para ingresar en la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, en la cual se graduó en 1818. Además del título de bachiller en Artes, se le confirió el diploma de alumno distinguido, en virtud de sus altas calificaciones.

En el mismo año ganó por oposición una plaza de practicante en el Hospital Civil de San Felipe y Santiago, y comenzó a estudiar la carrera de Medicina. Se graduó como bachiller en Medicina a los diecisiete años de edad, el 20 de mayo de 1821, gozando ya de prestigio entre sus condiscípulos y profesores.

En 1823 obtuvo el título de licenciado en Medicina, y en ese año emprendió lo que fue la obra fundamental de su gloria ulterior: la fundación de la Cátedra de Cirugía, con la anuencia y auxilio de la Real Sociedad Económica de La Habana. Desempeñó esa cátedra de modo gratuito hasta 1832, cuando, incorporada a la Real y Pontificia Universidad, se convocó por oposición, y González del Valle la obtuvo por unanimidad. Hasta 1842 desempeñó con entusiasmo la cátedra por él creada y obtenida en propiedad.

Si grandes fueron sus méritos y su perseverancia para vencer los obstáculos que el conservadurismo de la época opuso a la creación de la cátedra, inmensa fue asimismo la gloria que logró al iniciar a la juventud en los últimos avances en materia de cirugía. En 1839 puso a disposición de sus discípulos las «Tablas de Anatomía» por él confeccionadas, con un tratado de osteología. Al tener lugar en 1842 la secularización de la Universidad, a partir de entonces Real y Literaria Universidad de La Habana, se llevó a cabo una reforma de la enseñanza superior que condujo a la creación de la Cátedra de Patología Externa, Medicina Operatoria y Clínica Quirúrgica, que se confió por unánime elección al doctor González del Valle.

La nueva cátedra fue para él fecunda en éxitos científicos y prácticos. En ella pudo poner en práctica sus dotes de maestro, de experto clínico y de hábil cirujano, y demostrar la importancia del examen escrupuloso de los enfermos, de la rectitud, la serena reflexión y la seguridad en el diagnóstico. En virtud del carácter eminentemente práctico que dio siempre a su enseñanza, pudo acometer muchas acciones quirúrgicas hasta entonces no intentadas. Todo esto, junto con su preocupación constante por estar al corriente de los progresos de la cirugía, justificó el prestigio de que disfrutó en su especialidad.

En 1842 fue nombrado cirujano mayor del Hospital Militar de San Ambrosio, donde practicó las intervenciones de mayor envergadura que se permitía la ciencia de la época. En 1848 la Academia de Escolapios de Madrid lo nombró socio corresponsal, y también se le honró con el título de Socio de Honor de la Real Sociedad Económica de La Habana, por su contribución al progreso científico y económico como Amigo del País. En 1859 ocupó el decanato de la Facultad de Medicina y, cuando en 1861 se fundó la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, fue elegido Académico Numerario en la Sección de Medicina y Cirugía. Esa corporación lo eligió como su vicepresidente en 1865, y lo declaró Académico de Mérito en 1867.

Los Anales de la Academia guardan numerosas reseñas de trabajos y discusiones en los cuales tomó parte. La reforma universitaria de 1863, que estableció modificaciones de importancia en los planes de estudio, separó en tres asignaturas con sus cátedras respectivas la que hasta entonces había explicado el doctor González del Valle, quien asumió la de Patología Quirúrgica, que desempeñó con igual celo y entusiasmo, hasta que en 1882 fue designado rector de la Universidad. Además de su consagración a la enseñanza, fue durante muchos años, gratuitamente, cirujano del Hospital de Mujeres de San Francisco de Paula y subdelegado de Medicina ante el gobierno. Su vida, durante la cual conservó con uniforme brillo su talento, su constancia y su amor por la ciencia, ocupó casi todo el siglo XIX. Fue hijo de una familia distinguida, que dio a las letras y las ciencias cubanas otros nombres igualmente ilustres, como los de sus hermanos Manuel, José Zacarías, Esteban y Ambrosio.

Fernando González del Valle murió en La Habana el 15 de agosto de 1899.

Información tomada de ECURED

No responses yet

If comments are open, but there are no comments.

Trackback URI | Comments RSS

Deja un comentario

*