Cencomed

7 septiembre 2012

Los 15 de Infomed

Filed under: — Lic. María Teresa Abreu García @ 16:39

Con un amplio programa de actividades en su aniversario 15, la Red Nacional de Telemedicina, popularmente conocida por INFOMED, sienta pautas en el uso racional de los recursos, el que lo dude puede preguntarle a su director Pedro Urra González, quien le reafirmará que su importancia como red descansa en la capacidad de potenciar la inteligencia colectiva, uno de sus conceptos básicos.

“Nuestra red, creada en 1992, aprovechó las oportunidades de las nuevas tecnologías y tuvo una visión de futuro para resolver una situación de crisis a corto plazo. No había recursos financieros, pero no siempre puede pensarse que para abordar un nuevo proceso o tecnología se necesitan nuevas inversiones. Lo más importante es el conocimiento”, afirma.

“Junto a este, la ética, como eje articulador y las motivaciones. Esa combinación de ética y conocimiento fue una semilla importante para construir algo que era con los pies en la tierra, pero siempre pensando en el futuro. Ya Internet era una realidad, aunque no es hasta 1993 que comienza a crecer de manera importante. Se dieron circunstancias que ayudaron. El centro tenía una relación histórica con el Centro Panamericano de la Salud y nos vinculamos a una prueba internacional para acceder a Medline por correo electrónico.”

En ese momento, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) había iniciado un proyecto de acceder al correo electrónico internacional con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). “Como centro tuvimos una cuenta y empezamos a comunicarnos con el mundo y a acceder a Medline, la base de datos biomédica más grande, ubicada en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.”

Por razones del bloqueo se discriminaba la participación de la isla en cualquier proyecto que tuviera que ver con el país norteño. “Cuba, como país soberano, miembro de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), no podía estar excluido de ningún proyecto fomentado por esa organización, de ahí que estuvimos vinculado a esa primera etapa y aprendimos mucho. También se hizo contacto con personas de experiencia en el país. A tomar decisiones básicas de tipo tecnológico nos ayudaron muchos compañeros, entre ellos del Instituto Cubano de Investigaciones Digitales y de la Empresa de Comunicaciones.

“Entonces, se hizo una traducción de un libro a la OPS y con ese financiamiento, que no era mucho, se compraron dos máquinas, un grupo de módem y empezó a brindarse servicio de correo electrónico para los centros provinciales de información, ubicados en cada una de las Facultades de Ciencias Médicas.”

Destinadas para la docencia por el Ministerio de Educación Superior, una de ellas se utilizó para apoyar la información científico-técnica, con acceso a Medline en discos compactos en todas las provincias, lo que permitió la intercomunicación.

Con alcance nacional, INFOMED es una de las más grandes redes del país. “Hoy tenemos miles de usuarios. Sigue siendo una red basada en el uso eficiente de los recursos. Aunque la gente se sorprenda, nuestra conexión a toda la red de salud se hacía con dos megabytes. Duplicamos esa capacidad, hoy tenemos 16 y se ha establecido una red de recursos compartidos que utilizan novedosas tecnologías, lo que permite gran eficiencia en el uso del ancho de banda.”

Dotado de un nodo nacional (servidor central) conectado con sus respectivos provinciales, cuenta con más de diez servidores, siete de correo, cinco de web y dos de acceso remoto mediante el cual se vinculan los médicos desde sus hogares; uno de FTP (protocolo de transferencia de archivo) y el IRC (servidor de chateo), para apoyar actividades como congresos, encuentros virtuales y discusiones de casos en la red. INFOMED trabaja sobre software libre (Open Source) Linux, ya que se administra el sitio Web Linux Cuba, integrado por personas de distintas instituciones y de otros países.

Al portal de INFOMED, que forma parte de la red cubana de sitios web, con acceso internacional, está conectado el personal médico cubano que presta servicio en distintos países y cada uno de los policlínicos a lo largo del archipiélago, pues cuenta con una red de bibliotecas módicas que dispone al menos de cuatro computadoras.

En este mismo caso se encuentran las facultades de Ciencias Médicas, donde funcionan aulas y laboratorios de computación conectados a esta red, además del resto de las instituciones y centros de investigaciones, tanto de la salud como de otras esferas que les interese consultar datos en el portal.

Un reducido personal altamente calificado, que forma parte de los 250 trabajadores del Centro Nacional de Información de la Salud, hace el diseño, edición y programación, de forma tal que sea bien dinámico, pero gran parte de su contenido se logra a partir de la colaboración desinteresada del personal médico, como es el caso del sitio de Puericultura y el de Geriatría, entre los 30 que insertamos.

“Tenemos nodos en las trece provincias y el municipio especial de la Isla de la Juventud, que prácticamente están conectadas y se trabaja a partir de un enfoque de integración nacional desde una perspectiva de complementación con los recursos que el país viene desarrollando”, expone.

“También se ha creado una red humana, que hace sostenible el proyecto y permite avanzar hacia nuevas etapas. Se han impartido cientos de cursos y creado capacidad. Falta muchísimo por hacer, pero se ha fomentado una cultura que facilita enfrentar tareas, antes era dificilísimo.

“Tuvimos página web incluso antes de entrar en Internet, con su correspondiente base de datos, lo que posibilitó disponer en línea de todas las revistas médicas a texto completo desde 1994. La red ha madurado, obtuvo un premio internacional muy importante que se entrega como estímulo a aquellos proyectos con impacto social”, precisa.

“Estamos en un momento especial y en una dimensión nueva. Trabajamos con el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, las universidades y otros organismos nacionales. Podemos agregar valor en los servicios especializados, conformar recursos y las redes humanas que los soportan.”

—¿En términos de eficiencia, cómo medir INFOMED?

—La eficiencia es muy alta, pero no tiene que ver tanto con la eficacia, sino con el uso de los recursos. Las personas de diferentes países, cuando nos visitan, se asombran de lo que se ha podido hacer con tan pocos recursos en cuanto a su administración o efectividad.

“Sin pretender ser modelo, INFOMED ha sabido aprovechar el trabajo colectivo y de cooperación con otras redes del país. “Es el resultado de haber trabajado juntos y compartir nuestras mejores prácticas. Resulta cotidiano intercambiar conocimientos y lo hemos hecho en los últimos años. Cuando ganamos el Premio Estocolmo, la gente nos escribía para felicitarnos. Lo más estimulante es que la gente además de felicitarnos, se felicitaba. Hemos aprendido compartiendo.”

—¿Comparte Cuba sus experiencias y conocimientos con otras naciones?

—Se ha trabajado estrechamente con el Centro de la Organización Panamericana de la Salud para América Latina en la construcción de la Biblioteca Virtual de Salud de Las Américas, un proyecto en el que somos parte.

“En América Latina hay una tradición de compartir experiencias y colaboración. Formamos parte también de la Red Latinoamericana y Caribeña de Información y Ciencias de la Salud, coordinada por el Centro Regional de Información y Ciencias de la Salud, de la OPS.”

Catalogado como exitoso, en el Palacio de Convenciones de La Habana se accedió, por primera vez, a Internet desde el plenario y simultáneamente en 70 máquinas. “Con los compañeros del Palacio aprendimos y compartimos experiencias. Fue un antecedente que llevó a instalar Internet en todas las salas donde no existía.”

También los especialistas de INFOMED intervinieron en la primera videoconferencia interactiva que se efectuó con la empresa telefónica ETECSA, en el hospital capitalino Hermanos Ameijeiras, tecnología que continúan desarrollando.

“Las cosas buenas que se han hecho en Informática, como los resultados en Neurociencias, en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas, con equipos médicos del Instituto Central de Investigación Digital y el Centro de Biofísica Médica de Santiago de Cuba, podrían organizarse en una ciberinfraestructura coordinada por el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones.”

Ubicada en pleno corazón de La Habana, la institución se relaciona estrechamente con la comunidad que rodea al Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, sede de INFOMED, a donde acude un círculo de abuelas denominado La Mariposa, y en cuyo salón principal se exhiben muestras pictóricas.

“Hemos establecido una relación importante con la comunidad. Cuando la escuela no tenía computadoras, los muchachos venían aquí a aprender. Tenemos una articulación bonita con los ancianos de la comunidad, nosotros somos su espacio y una gente nuestra trabaja con ellos”, asevera.

“El trabajo comunitario ha sido muy estimulante, con actividades que nos mantienen articulados e incluye el círculo, que se inició con seis abuelitas y ahora suma 67, y también una galería de arte donde se colocan exposiciones transitorias, como la de parches auspiciada por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). No se lo digas a nadie, el gancho es que colocamos las obras en el sitio web. Se hace por el placer de hacerlas y construirlas, no para buscar méritos ni nombre. Fuimos reacios incluso hasta los diez años a conceder entrevistas, pero en el décimo aniversario se hizo toda una campaña para que el pueblo conociera qué cosa es INFOMED. Ahora seguiremos trabajando calladamente.”

Fuente: Por Miriam Zito, publicado en CubAhora el 2007-12-21 18:55.

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Autor: Lic. María Teresa Abreu García | Contáctenos
Just another Art weblog