Farmacoepidemiología

9 abril 2010

Información sobre Piroxicam

Filed under: paciente — cdfc @ 9:14

Información sobre Piroxicam

Los antiinflamatorios no esteroides (AINE)  son muy útiles, especialmente entre la población anciana, uno de ellos es el Piroxicam, eficaz en el tratamiento del dolor despues de una cirugia, de la episiotomía durante el parto y post-traumático, además porque reduce la hipercontractilidad uterina y resulta un buen antiinflamatorio durante enfermedades musculo esqueléticas agudas.
Este fármaco se absorbe bien por la vía oral o rectal. La administración del compuesto junto con alimentos produce un ligero retraso en la velocidad de absorción, pero no influye sobre la magnitud de la misma. Con una sola administración cada 24 horas se mantienen concentraciones estables durante todo el día. Las dosis de 10 mg y 20 mg alcanza el máximo de efectividad a las tres a cinco horas después de la administración y se metaboliza excretándose sin modificaciones por la orina.
Sin embargo, investigaciones europeas consideran que, por el gran riesgo de complicaciones gastrointestinales y de reacciones cutáneas graves asociados al Piroxicam,  se aconseja su uso de forma muy restringida. La prescripción debe ser iniciada por un médico con experiencia en la evaluación diagnóstica y tratamiento para aliviar la artrosis, artritis reumatoide y otras dolencias como la espondilitis anquilosante, pero nunca como primera línea de tratamiento, basados en una evaluación del riesgo global en cada paciente.
Los especialistas recomiendan utilizar una mínima dosis efectiva de 20mg/día, durante el tiempo más corto posible para controlar los síntomas, y que los efectos adversos se puedan minimizar. El beneficio y la tolerabilidad del tratamiento tienen que ser revisados en 14 días y si se continúa deben realizarse revisiones frecuentes. Además, como el Piroxicam se asocia al riesgo de complicaciones gastrointestinales, hay que combinarlo con medicamentos protectores del estomago; sobre todo en pacientes de edad avanzada.
Es imprescindible tener en cuenta las reacciones adversas que afectan el aparato digestivo, la piel, el aparato cardiovascular, el sistema nervioso central, y la visión; sobre todo observar si se producen afectaciones gastrointestinales como diarreas, vómitos, sangramientos digestivos, dolor abdominal, epigastralgias; o problemas en la piel como las necrolisis toxica epidérmica, eritema multiforme, eritema fijo, rash cutáneo, erupción ampollosa, urticaria; cambios en el sistema cardiaco como la hipertensión arterial, crisis hipertensiva, insuficiencia cardiaca descompensada, taquicardia, palpitaciones; o en el sistema nervioso central con cefaleas, perdida del equilibrio, mareos, vértigo; y en la vista como la visión borrosa, edema de parpados y alrededor de los ojos. Además de otras reacciones tales como el edema angioneurótico, sincope, edema de la glotis, edema maleolar, anafilaxia y prurito.
Algo más con lo que hay que estar alertas, son las combinaciones con otros AINE como son el Ibuprofeno, Naproxeno, Indometacina, Aspirina, Dipirona y el Paracetamol porque pueden aumentar el riesgo de toxicidad digestiva del piroxicam. Por otra parte, si se administra junto a la aspirina, pueden producirse sangramientos y reducir la agregación plaquetaria.
Dentro de las contraindicaciones al uso de este fármaco por tanto, se deben tomar en cuenta los antecedentes de los pacientes con alteraciones digestivas, de la piel, el aparato cardiovascular, el sistema nervioso central, y la visión.
También hay que prever que los riesgos de desarrollar complicaciones graves digestivas aumentan con la edad. Edades superiores a 70 años están asociadas con un riesgo elevado de complicaciones. Por tanto, debe evitarse la administración a pacientes mayores de 80 años.
Se recomienda el uso del Peroxicam en adultos por vía oral, intramuscular o rectal, en procesos artríticos de artritis reumatoide, osteoartritis, espondilitis anquilosante con una dosis inicial de 20 mg, administrada en una sola toma. La mayoría de los pacientes responden adecuadamente con 20 mg diarios. Una minoría  se mantiene con dosis tan bajas como 10 mg diarios.
La recomendación principal es comunicar de forma inmediata cualquier efecto moderado o grave que se sospeche esté producido por el medicamento al profesional de salud mas cercano, o a las farmacias donde exista el programa de notificacion de efectos adversos por pacientes.

Colaboracion de:
Margarita Polo Viamontes.

Autor: cdfc | Contáctenos
Otro blog más de Art