Estetoscopio, Ecocardiógrafos pocket size y la práctica cardiológica: Existen para andar unidas en cuadro apretado

Posted at — Dr. Juan Adolfo Prohías Martínez — marzo 3rd, 2014 — 23:15 under Blog del editor

foto-prohias-para-editorial1111

En los últimos meses en diversos medios en Internet circuló como una noticia de carácter sensacionalista de que el  estetoscopio estaba llamado a desaparecer para ser sustituido por los ecocardiógrafos pocket  size y que estos serían el instrumento principal de primera línea de los cardiólogos a la hora de evaluar a sus pacientes.

  Es extraordinariamente saludable ser receptivo y entusiasta ante los vientos de la modernidad que a su vez es un hecho que lleva a un solo camino: su aceptación.

  Los dispositivos pocket-size ofertados por varias compañías con una calidad de imagen aceptable con doppler color a un precio racional  ha permitido ir mas allá rápidamente en el proceso de expansión y miniaturización de la ecocardiografía que ya distinguen los equipos hand-held.

 Los escenarios de la emergencia médica, cuidados intensivos, evaluación al lado de la cama y la práctica cardiológica rutinaria han sido impactados por esta tecnología que es precisa, rápida, costo-eficaz y no invasiva.

Las pandemias en cardiología de este siglo como son la cardiopatía isquémica, la fibrilación articular y la insuficiencia cardiaca ya son enfrentadas por los cardiólogos con un arma definitoria desde la primera evaluación al poder identificar alteraciones de la contractilidad segmantaria, las dimensiones de la aurícula izquierda y la función sistólica por eye-ball.

 No obstante el estetoscopio es un integrante fundamental del examen físico con capacidades diagnósticas en manos expertas que a mi criterio no van a ser sustituidas nunca por los especialistas que tengan en buena consideración la profesionalidad.

Pongo un ejemplo entre muchos de integración entre el estetoscopio, los dispositivos pocket-size y una buena cardiología. Una estenosis aórtica con criterios auscultatorios de severidad (características del soplo eyectivo, presencia de clic, etc.) se complementan con la visión de su hipertrofia reactiva, estado valvular y su movilidad y un buen interrogatorio. En el caso de la insuficiencia aórtica al auscultar un escape diastólico aun evaluando su extensión diastólica la imagen ecocardiográfica de un ventrículo izquierdo de tamaño normal excluye la severidad desde el primer contacto.

  Los aspectos de educación médica, entrenamiento y regulaciones de su aplicación son temas de debate, avance y sedimentación progresiva que son fuente de nuevas comunicaciones.

  Debemos prever que la facilidad de insonar a un paciente puede convertirse en un boomerang de segundos estudios si los dispositivos son utilizados por médicos pocos motivados y mal informados lo cual puede ser nocivo. No obstante una adecuada retroalimentación hacia el paciente y su medico de los diagnósticos por imagen emitidos tiene un aspecto de ajuste y su precisión al poder sacarle el average como en el béisbol y se logre en la mayoría de los casos una mejoría continua de la implementación de la técnica.

 Personalmente creo que la evaluación cardiológica inicial será revolucionada por los dispositivos pocket-size que a su vez motivará a los cardiólogos que valoren la relación médico-paciente a examinar mejor e interrogar los aspectos esenciales de sus enfermos conduciendo a un diagnóstico más preciso en el contacto inicial.

No responses yet