El estrés marital es un factor de riesgo cardiovascular

Filed under: noticias — septiembre 6th, 2018 — 11:52 — cardiocirugia

El estrés marital, enfocado como un factor de riesgo cardiovascular, ha sido tema de interés mundial desde hace unos 4 o 5 años atrás. El estrés que se vive en las casas con situaciones que pudieran ser tóxicas provocan un efecto cardiovascular. De acuerdo a lo planteado en la literatura médica y en los trabajos internacionales, al estrés económico, político y social, se une el estrés marital, como un factor de riesgo cardiovascular.

De esta manera, Leonardo Ramírez, cardiólogo del Centro Clínico San Cristóbal, explicó en su conferencia de las XXXII Jornadas Científicas del CCSC, aspectos muy interesantes de este tema que concluyen en que, una relación conflictiva de matrimonio o de pareja, es un factor de riesgo más que se une a una larga lista de factores que pueden enfermarnos y ocasionar infartos agudos al miocardio o accidentes cerebrovasculares.

Según dijo, el riesgo cardiovascular puede estar marcado por factores clásicos, algunos no modificables, como el sexo o el género, el hombre tiene mayor riesgo de padecer de infarto, la edad, a medida que envejecemos hay mayor probabilidad de enfermar del corazón, así como la raza negra y los hispánicos tienen mayores riesgos de enfermedad cardiovascular.

“Entre los factores de riesgo cardiovascular también están los modificables donde se incluyen la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, el sedentarismo, la obesidad y el estrés sicosocial, el cual, se ha unido a estos factores desde hace unos años y hay evidencias suficientes para pensar que igualmente nos pueden enfermar del corazón”, indicó

Depresión y corazón

Destacó el cardiólogo, que la depresión y el corazón no se llevan bien porque se afectan mutuamente,” es muy frecuente atender en la consulta cardiológica a personas deprimidas, ansiosas, que han sufrido un abandono o por problemas socio-económicos. Son personas que terminan con la presión arterial elevada, con arritmias cardíacas o con eventos cardiovasculares, situaciones que deben atenderse de emergencia”

En el ámbito internacional-agregó- los riesgos y los eventos cardiovasculares han aumentado, pero el tratamiento de estos eventos ha disminuido la mortalidad, es decir, que el efecto de la ciencia médica ha logrado de alguna forma torcer la historia natural de las enfermedades cardiovasculares, disminuyendo un poco la mortalidad, “enfermamos más, pero morimos menos, porque la gente acata las recomendaciones y el efecto de la ciencia médica surte su efecto”

“A nivel local, lamentablemente vemos cada día más personas que, por la situación actual enferman más, se descompensan más y se descontrolan más, no pueden cumplir sus tratamientos médicos como es debido, los pacientes están consumiendo medicamentos que no son los más apropiados, sino los que se adaptan a las circunstancias de cada quien y eso lo estamos viendo en las salas de emergencia y en los consultorios; se enferman porque no están consumiendo sus medicamentos o porque no cumplen las recomendaciones dietéticas, y los ejercicios”, apuntó

No obstante, aseguró que, a pesar de todas las adversidades, es fundamental ser feliz, tratar de buscar la felicidad en las cosas más sencillas, no tanto en lo material, sino en lo más sencillo,” en la familia, la pareja, el bienestar personal, tratar de llenar todos esos vacíos que todos tenemos y que nos llevan a sentir que no valemos mucho o que valemos poco y que nos alejan de la felicidad”

Definitivamente-subrayó- ser feliz es un factor protector del sistema cardiovascular, independientemente de la situación que se esté viviendo. No es fácil que los pacientes y los mismos médicos atiendan a esta recomendación, pero es prioridad que se siga trabajando en eso.

“Es fundamental entender que no se necesita tanto para ser feliz, que la vida es un ratico y que todos tenemos que disfrutar cada día, cada amanecer, cada sol, cada lluvia, cada nube, cada encuentro o desencuentro, disfrutar al máximo para ser feliz”, puntualizó.

Fuente: http://diariodelosandes.com/site/el-estres-marital-es-un-factor-de-riesgo-cardiovascular/

“Click para Comentarios”

No responses yet

Factores de riesgo cardiovascular en la mujer

Filed under: noticias — septiembre 4th, 2018 — 14:19 — cardiocirugia

Debemos considerar que independientemente del género, la presencia de factores de riesgo cardiovascular, adjudican riesgo de padecer eventos cardiovasculares y en la presencia de éstos, hay que implementar tanto en hombres como en mujeres, medidas agresivas de control y cambios de hábitos de vida. Estos factores de riesgo cardiovascular tradicionales, pueden ser modificables y no modificables.

Factores de riesgo modificables:

Dislipidemia: A medida que aumenta el colesterol y/o triglicéridos, aumenta el riesgo de padecer una enfermedad del corazón. Si hay otros factores de riesgo presentes (como presión arterial alta y humo del tabaco), este riesgo aumenta aún más. El nivel de colesterol de una mujer, también depende de la edad, la herencia y la dieta. A continuación encontrará información sobre los niveles apropiados de colesterol:

Colesterol total: menos de 200 mg/dL. Para el colesterol LDL (malo): si el riesgo de padecer enfermedades del corazón es bajo: menos de 130 mg/dL si el riesgo de padecer enfermedades del corazón es intermedio: menos de 100 mg/dL, si el riesgo de padecer enfermedades del corazón es alto (incluyendo las personas que ya padecen de enfermedades del corazón o diabetes): menos de 70 mg/dL. Colesterol HDL (bueno): 40 mg/dL o más para los hombres y 50 mg/dL o más para las mujeres. Triglicéridos: menos de 150 mg/dL.

Hipertensión arterial: Se considera óptimo un valor de la presión arterial igual o menor de 120/80 mmHg. Se considera “prehipertensión” a los valores 120-139/80-89 mmHg, y es necesario que se controle cuidadosamente. Se considera presión alta un valor de 140/90 o superior.

Tabaquismo: Durante las últimas décadas, se ha observado un incremento en el número de mujeres que fuman. El riesgo que corren las fumadoras de desarrollar una enfermedad del corazón es de 2 a 4 veces más que las no fumadoras. Además, fumar cigarrillos interactúa con otros factores de riesgo para aumentar de manera significativa el riesgo de sufrir enfermedades coronarias del corazón.

Actividad física: Llevar un estilo de vida inactivo constituye un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. La actividad física regular, moderada a enérgica, ayuda a prevenir enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. Mientras más enérgica es la actividad física, mejores serán los beneficios. Sin embargo, incluso las actividades moderadas a intensas, ayudan si se las realiza de manera regular y a largo plazo. La actividad física puede ayudar a regular el colesterol en la sangre, la diabetes y la obesidad, como así también a disminuir la presión arterial y el ritmo cardíaco en la mayoría de las mujeres.

Obesidad: Las mujeres que tienen exceso de grasa en el cuerpo, concentrada particularmente en la cintura (circunferencia abdominal mayor de 82 cm), tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón o de sufrir un ataque cerebral, incluso si no presentan otros factores de riesgo. El sobrepeso aumenta la actividad del corazón y de presentarse diabetes o trastornos de los lípidos.

Diabetes: La diabetes puede provocar que el azúcar en la sangre aumente a niveles peligrosos. La mayoría de los alimentos que consumimos se convierten en glucosa, o azúcar, que nuestro cuerpo utiliza como energía. El páncreas, un órgano que se encuentra cerca del estómago, produce una hormona denominada insulina para ayudar a que la glucosa llegue a las células del cuerpo. Las mujeres diabéticas adultas, mueren mayormente por enfermedad cardiovascular, ya que la diabetes acelera la aterosclerosis, por este motivo, toda diabética es considerada enferma cardiovascular y debe ser evaluada y seguida por el cardiólogo, incluso antes de hacerse sintomática.

Estrés: Algunos científicos han descubierto que existe una relación entre el riesgo de padecer una enfermedad del corazón y el estrés en la vida de una persona. Las mujeres en edad menopáusica padecen frecuentemente de depresión y con frecuencia se hacen menos tolerantes a situaciones de incomodidad socio-económicas-emocionales, siendo común el mal manejo el estrés y la ansiedad. Se cree que la conexión está relacionada con la manera en que el estrés puede afectar los factores de riesgo establecidos.

Alcohol y drogas ilegales: La ingesta de licor va en incremento en las féminas. Beber demasiado alcohol puede elevar la presión arterial, causar insuficiencia cardiaca o provocar un ataque cerebral. Puede contribuir a elevar los triglicéridos, inducir cáncer y otras enfermedades y provocar los latidos irregulares del corazón.

Factores de riesgo no modificables:

Edad: Aproximadamente el 82% de las personas que mueren por una enfermedad del corazón tienen 65 años de edad o más. A mayor edad, las mujeres que sufren ataques al corazón tienen más probabilidades que los hombres de morir por esta causa en unas pocas semanas.

Herencia y raza: Las hijas de padres con enfermedades del corazón tienen más probabilidades de padecerlas. Los afroamericanos registran valores de presión arterial alta más graves que los caucásicos y un riesgo más alto de padecer enfermedades del corazón. Asimismo, el riesgo de las enfermedades del corazón es más alto entre chicanos, amerindios, hawaianos nativos y algunos asiáticos estadounidenses. Esto se debe a las tasas más altas de obesidad y diabetes. La mayoría de la gente con fuertes antecedentes familiares de enfermedades del corazón presentan uno o más de los otros factores de riesgo. Al igual que no se pueden controlar la edad, sexo y raza, tampoco se puede controlar los antecedentes familiares. Por lo tanto, es mucho más importante tratar y controlar cualquier otro factor de riesgo que tenga.

En conclusión, independientemente del sexo, al recibir a una paciente con uno o más factores de riesgo cardiovascular, la intervención farmacológica y en los hábitos de vida, es la norma primordial; démosle a las mujeres el beneficio de la duda, profundizando sobre el diagnóstico e intensificando en el tratamiento, sin sesgo de género.

Fuente: http://elurbanorural.cl/factores-de-riesgo-cardiovascular-en-la-mujer/

“Click para Comentarios”

No responses yet

« Newer Posts - Older Posts »