Archive for the 'Temas de opinión'

Viernes 28 / febrero / 2014

La cirugía como espectáculo

Filed under: Temas de opinión — cardiocirugia — febrero 28th, 2014 — 14:00

0004697

 Profesor Duke Edward Cameron, MD

Chief, Division of Cardiac Surgery.
The Johns Hopkins Hospital

Las transmisiones en vivo de la cirugía van en un aumento dramático. Recibimos a diario invitaciones para mirar por encima de los hombros de técnicos expertos, para aprender los matices de la técnica quirúrgica y, en algunos, incluso hacer preguntas durante el procedimiento. Fortalecidos por la proeza de la Internet y el costo cada vez menor de la transmisión de imágenes de vídeo de todo el mundo, la industria y los hospitales han subvencionado con entusiasmo estos eventos en los medios, tratando de “capturar globos oculares” en la última carrera de la era de la información.

El valor de las imágenes de vídeo en la difusión de conocimientos quirúrgicos es indiscutible, pero yo cuestiono el valor añadido de las transmisiones “en vivo”. Anuncios de estos programas implican que una transmisión en vivo de alguna manera trae la energía, la honestidad y el drama. Y ahí es donde me opongo. Yo sostengo que las transmisiones en vivo no sirven ni al paciente ni el público también. Debemos volver a examinar el efecto de traer un equipo de cámaras a la sala de operaciones, y de tratar de coordinar la operación con una audiencia en otra habitación (o país). Debemos preguntarnos si estas distracciones para el cirujano y la presión para llevar a cabo la operación prometida están creando una “cirugía como espectáculo”, un movimiento claramente en desacuerdo con la iniciativa de la seguridad del paciente.

Por varias razones, creo que la difusión de la cirugía en directo….. o “reality surgery” para plagiar un término de nuestros colegas menos restringidos en la industria del entretenimiento …. debería repensarse:

1.- Es un peligro para la seguridad del paciente. La sala de operaciones debe ser un ambiente solemne, tranquilo centrado sin vacilar y pendiente de la operación del enfermo. La presencia de la cámara y el micrófono en su lugar, tienden a desviar la atención del cirujano, quien se convierte en maestro de ceremonias o peor, el mago, en lugar de cuidador confiado. ¿Quién quiere una operación de pecho realizada por un cirujano que está hablando con una audiencia remota, recibiendo preguntas y tratando de demostrar en lugar de concentrarse? En un webcast reciente, un cirujano maneja preguntas impertinentes de la audiencia durante la parada circulatoria en hipotermia! ¿Quieres ser un pasajero de un avión que aterrizaba en una tormenta eléctrica en O’Hare, mientras que el piloto estaba mostrando con un equipo de filmación de Discovery Channel lo difícil que puede ser el mal tiempo? Varios de mis colegas también han sido testigo (rima con cómplice) de los desastres intraoperatorias….incluyendo las muertes de pacientes en lo que debió ser procedimientos sencillos … y que más tarde se confesó un sentimiento de culpa colectiva y la vergüenza que les disuadió de perseguir su propia experiencia por la nueva técnica que antes veían a una reparación de la válvula de transmisión en vivo que dio lugar a un resultado claramente inaceptable pero fue tolerada porque ….. sospecho …el cirujano no quiso reconocer públicamente el fracaso y sustituir la válvula. ¿Quién estaba siendo atendida por este programa de televisión, y cuál fue el mensaje para llevar a casa?

2.- Se trata de una forma ineficiente autoindulgente de comunicar y enseñar la cirugía. Con frecuencia, la cirugía en directo contiene interminables extensiones de disección, sutura y anudado que tienen poco mérito educativo. A veces es el ego del cirujano que impulsa esta actuación, pero más a menudo es simplemente mala edición. Las dificultades técnicas, los retrasos en el procedimiento en sí, y los problemas con la alimentación de señales se suman al caos. No es un video quirúrgico bien editado, con la narración y las cifras agregadas más tarde por el cirujano después de la revisión reflexiva, un mejor uso del tiempo y la atención de todos? Si la revista Annals of Thoracic Surgery ofreciera una “edición en vivo”, con los manuscritos inéditos y sin revisar, yo sigo prefiriendo que esperar un mes para la versión final, gracias.

3.-El sensacionalismo es incompatible con la profesionalidad. Una vez en una reunión internacional, vi una operación aórtica en directo mediante un monitor remoto. Al final de la operación, el cirujano volvió a la sala de conferencias, después de su debut en video, y fue recibido por una ovación de los asistentes. Esto, pensé, era espectáculo en su peor momento. Mis pensamientos se volvieron hacia el paciente, que estaba todavía en el salón de operaciones ….. sangrando.

La televisión en directo ha invadido gran parte de nuestras vidas ya, con efecto lamentable. ¿El proceso legal ha sido mejorado por abogados de la grandilocuencia ante las cámaras de la sala del tribunal? ¿Los adolescentes en Real World de MTV se comportan bien o mal, cuando las luces están encendidas?

Hay algunos eventos que todos estamos de acuerdo que no deben ser televisado por respeto a la dignidad personal……. eventos individuales, tales como el dolor sin límites, muerte dolorosa, o la verdadera intimidad . Cuento operaciones cardíacas entre ellos.

Debo reiterar que hay un gran valor en los videos de los procedimientos quirúrgicos. De hecho, es una profesión que hemos subutilizado como herramienta para educar a los cirujanos y compartir información. El video es la tecnología de gran alcance, que al igual que otras herramientas de gran alcance debe ser utilizado cuidadosamente y con moderación. Entonces haga un video de su mejor operación (con el permiso de su paciente, por supuesto). Opine, aprenda de él, modifíquelo, nárrelo, duplíquelo y compártalo. Deje de lado la música clásica. Mejor aún, incluya otros casos que ilustran otras lecciones importantes. Pero por favor no me pida verlo en vivo.

 

Fuente: Artículo tomado de CTSnet.org

Traducido al español por el editor principal Web Cirugía

Cardiovascular http://www.cardiocirugia.sld.cu

Artículo original en inglés: http://www.ctsnet.org/sections/newsandviews/inmyopinion/articles/article-55

Comentarios desactivados

Domingo 18 / septiembre / 2011

PURE: los fármacos cardiovasculares se infrautilizan en los países pobres y en las poblaciones rurales

Filed under: Temas de opinión — cardiocirugia — septiembre 18th, 2011 — 21:23

París, Francia. Las brechas entre los países ricos y los que están en vías de desarrollo son evidentes en muchos aspectos y uno de los más devastadores tal vez sea la penetración del tratamiento farmacológico de utilidad comprobada para la prevención secundaria de las enfermedades cardiovasculares, lo indica una encuesta en 628 poblaciones de 17 países de ingresos altos, medianos y bajos [1].

Los autores, dirigidos por el Dr. Salim Yusuf (McMaster University, Hamilton, ON), basándose en sus hallazgos del estudio Prospectivo de la Epidemiología Urbana y Rural (PURE), señalan en su artículo: “Los fármacos eficaces para la prevención de la cardiopatía coronaria y el accidente cerebrovascular se infrautilizan en todo el mundo, pero hay variaciones notables entre los países con diferentes etapas de desarrollo económico”

Afirman: “Incluso los fármacos accesibles y económicos como el ácido acetilsalicílico. . . tuvieron variaciones de siete tantos entre los países de bajos ingresos y los de altos ingresos”; el empleo de estatinas varió 20 tantos. Es más, en los países con más altos ingresos en la encuesta, sólo la mitad a los dos tercios de las personas con un antecedente de IM o accidente cerebrovascular estaban tomando ácido acetilsalicílico o estatinas.

“Por cada grupo de países clasificados según su desarrollo económico, las tasas de uso de fármacos fueron uniformemente más bajas en los ámbitos rurales que en los urbanos”.

El estudio -en el que se analizó el empleo de inhibidores de la función plaquetaria, betabloqueantes, inhibidores de la ECA o antagonistas de los receptores de angiotensina (IRA), estatinas y otros fármacos en personas con cardiopatía coronaria o accidente cerebrovascular- fue publicado hoy día en la versión en línea de The Lancet para coincidir con su presentación por el Dr. Yusuf aquí en el Congreso de 2011 de la European Society of Cardiology (ESC).

En un editorial concomitante [2], el Dr. Anthony M. Heagerty (University of Manchester, UK) hace notar que prevalece la suposición de que los médicos adaptarán sus estrategias de tratamiento en respuesta a los datos abrumadores de estudios clínicos, pero “tomando en cuenta aspectos como la prosperidad nacional y la disponibilidad de la asistencia sanitaria ¿responden los médicos como es de esperar que lo hagan?”

El análisis actual “proporciona un mensaje escueto y alarmante”, escribe. Las deficiencias en los países más acaudalados son “decepcionantes”, pero un “desalentador” 80% de los pacientes encuestados en los países de bajos ingresos no están tomando ninguno de los fármacos para la prevención secundaria.

Según Heagerty, en esos países “La disponibilidad de fármacos y el acceso a la asistencia sanitaria conspirarán para agravar la situación, junto con la necesidad de estrategias coordinadas para proporcionar programas preventivos a largo plazo para enfermedades cardiacas y circulatorias”.

“La asociación con la industria, como se hizo en la lucha contra la infección por VIH, podría cosechar recompensas inmediatas y valiosos donde no se dispone de fármacos genéricos económicos”. Señala que el estudio de Yusuf et al “indica la necesidad de acciones importantes. Está comenzando apenas una epidemia de enfermedades cardiovasculares en muchos países que no están bien preparados para lo que les espera.”

La encuesta, que abarcó un periodo de 2003 a 2009, comprendió 153.996 adultos de poblaciones urbanas y rurales de países clasificados como de altos ingresos (Canadá. Suecia y los Emiratos Árabes Unidos), de ingresos medios altos (Argentina, Brasil, Chile, Malasia, Polonia, Sudáfrica y Turquía), de ingresos medianos bajos (China, Colombia e Irán) y de bajos ingresos (Bangladesh, India, Paquistán y Zimbabwe). Se seleccionaron los países específicos tomando en cuenta las necesidades de seguimiento a largo plazo y los “datos de gran calidad con un presupuesto moderado”.

En base a las respuestas individuales de los participantes, 5650 personas en general habían tenido un episodio de CPC en una mediana de cinco años previos, y 2292 habían sufrido un accidente cerebrovascular en una mediana de cuatro años antes.

Empleo de fármacos cardiovasculares para la prevención secundaria en pacientes con CPC o accidente cerebrovascular, según nivel económico de los países.

untitled11

Todas las tendencias decrecientes de ingresos altos a bajos, p<0,0001

El empleo de fármacos CV para la prevención secundaria fue uniformemente más frecuente en pacientes de poblaciones urbanas que de rurales y las brechas fueron más acentuadas en los países con más bajos ingresos.

Empleo de fármacos cardiovasculares para la prevención secundaria en pacientes con CPC o accidente cerebrovascular, poblaciones urbanas frente a rurales de todos los países encuestados

untitled21

Todas las diferencias urbanas frente a rurales, p<0,001

También se determinó que los pacientes de <60 años de edad tenían notablemente menos posibilidades de estar recibiendo uno de los fármacos que recibían los pacientes de más edad, y los pacientes del género femenino tenían notablemente menos posibilidades que los pacientes masculinos. Sin embargo, según Yusuf et al, “El nivel económico del país contribuyó a casi dos tercios de las variaciones en el uso de fármacos, en tanto que sólo un tercio se debió a factores individuales”, tales como edad, género sexual, educación, antecedente de tabaquismo, índice de masa corporal y si el paciente tenía hipertensión o diabetes.

“Sigue habiendo oportunidades importantes para intensificar el empleo de fármacos, incluso en países de altos ingresos”, afirman. “Se necesitan acciones sistemáticas para comprender por qué incluso los fármacos económicos se infrautilizan considerablemente en todo el mundo. Se precisan urgentemente esfuerzos para incrementar el empleo de fármacos eficaces y económicos para prevenir las enfermedades cardiovasculares y reducirían considerablemente la morbilidad a los pocos años”.

Referencias

1.Yusuf S, Islam S, Chow CK, et al. Use of secondary prevention drugs for cardiovascular disease in the community in high-income, middle-income, and low-income countries (the PURE Study): a prospective epidemiological survey. Lancet 2011; DOI:10.1016/ S0140-6736(11)61215-4. Disponible en: http://www.thelancet.com.

2.Heagerty AM. Secondary prevention of heart disease and stroke: work to do. Lancet 2011; DOI:10.1016/ S0140-6736(11)61302-0. Disponible en: http://www.thelancet.com.

Fuente: http://www.theheart.org

No responses yet

Older Posts »