« | Main: | »

Conservamed abr-jun 2017: El Foxing, un confuso enemigo…

By bmn | abril 28, 2017

La Biblioteca Médica Nacional pone a disposición de los usuarios el boletín Conservamed, el cual brinda información especializada en conservación del patrimonio documental, para fomentar la importancia de mantener la durabilidad, permanencia de las colecciones en condiciones adecuadas y la conservación preventiva. El Número 2 del Volumen 3 correspondiente a los meses de abril-junio de 2017 tiene como tema: El Foxing, un confuso enemigo.

Con frecuencia observamos en nuestras bibliotecas y archivos documentos con manchas oscuras, marrones, de forma circular o moteada, que se presentan irregularmente en la superficie del papel o de la tela, sin embargo no conocemos las causas que lo provocan, llegando a confundirse con manchas producidas por el moho.

Estas manchas son conocidas como Foxing, palabra que en inglés significa “confusión”, algo etimológicamente correcto dado el origen ambiguo de las manchas. Varios autores han referido su teoría con respecto a la causa que las provoca, en la actualidad no existe una definición uniforme. La mayoría de los expertos creen que son manchas resultantes por la oxidación de partículas de hierro en el papel. El papel contiene determinada cantidad de hierro en mayor o menor grado. El hierro puede ser absorbido de la tierra por las fibras naturales, por lo que ya existe en la madera con la que se hace la pulpa. También puede ser introducido en el papel por medio de productos químicos usados en el proceso de la producción, o por otros aditivos como pueden ser: alumbre, cal, ceniza, resinas, etc. que pueden contenerlo como uno de sus constituyentes o como contaminante. El hierro también puede ser introducido en el papel a través de cualquier instrumento o máquina utilizada en su fabricación.

Otros autores afirman que el Foxing es un producto del Moho, ya que los ácidos secretados por el proceso metabólico del moho reaccionan con las partículas de hierro, formando sales que se descomponen para así formar óxido de hierro, que son las que producen el color de las manchas que se conocen como Foxing.

Otros aseguran que las sustancias que producen los hongos y las partículas férricas inactivas que ya existen en el papel desde su fabricación, se pueden activar en presencia de alta temperatura y excesiva humedad relativa produciendo el Foxing. Lo cierto es que los documentos dañados por Foxing, no dañan al papel tanto como lo hace el moho y que las manchas de Foxing, aun habiéndose aplicado una limpieza en el documento, pasado algún tiempo vuelven a salir. Lo cual no ocurre con las manchas de moho.

Lo que sí es evidente que estas manchas son más pronunciadas en las áreas más expuestas del documento (bordes de las hojas, cubiertas, cortes de los libros) esto nos indica que la exposición al oxígeno ambiental actúa como catalizador.

Haciendo un resumen sobre las posibles causas del Foxing, podemos destacar las siguientes:

-Oxidación de la celulosa, debido a los tipos de aditivos no fibrosos y el tipo de encolado utilizados (El encolado ácido genera degradación de la celulosa).

-Un blanqueo pobre, debido al cloro utilizado o un pobre lavado, con la consecuencia de una posible acumulación visible de sales de hierro.

-Manchas de agua.

-Microorganismos y hongos.

-Factores ambientales desfavorables (temperatura y humedad relativa).

Es muy frecuente que los profesionales que interactúan con las colecciones, tengan dudas si el Foxing son hongos o no, y esta confusión es natural porque las mismas condiciones que propician el Foxing son ideales para el crecimiento microbiano. A pesar de ello, a nuestro entender, es importante realizar un correcto diagnóstico porque no es lo mismo y las medidas a tomar son diferentes. El Foxing puede favorecer la presencia de moho, pero no necesariamente indica que exista actividad microbiológica o no.

Topics: Actualidad | Comentarios desactivados

Los Comentarios están cerrados.