« | Main: | »

El Che y la literatura

By bmn | enero 10, 2013

Selección: Lic.Maria del Carmen Gonzlez Rivero
Fuente
Che leyendo
Por Idalma Menéndez Febles

Desde pequeño, Ernesto Guevara de la Serna sintió gran afición por la lectura. Su padre, Ernesto Guevara Lynch, en su libro Mi hijo el Che dijo: “Leía de todo, lo desmenuzaba y a todo le sacaba provecho”.

Con cinco años ya sabía leer y escribir, doña Celia se encargó en gran medida de su aprendizaje. Fue la verdadera maestra del Che, pues cuando ya iba a la escuela y tenía que faltar por culpa del asma, ella recogía las lecciones de cada día y se las explicaba al pibe. Por eso nunca perdió un año, incluso, llegó a saber más que sus compañeros de año.

Don Ernesto cuenta que su el Che era capaz de leer un libro al día y luego hacía apuntes para no olvidar lo que más le interesaba.

Leyendo, viajaba con los protagonistas, era parte de las aventuras disfrutando y aprendiendo a la vez.

El caso es, que antes de los 15 años ya se había leído casi todos los más de dos mil volúmenes de la nutrida biblioteca de su padre. Claro, tal inclinación por la lectura de importantes obras, lo definían como un lector que sabía, desde niño, dónde estaba la mejor literatura.

Leía en castellano, francés y más tarde en inglés, de niño conocía libros que solo se leen cuando se es mayor, un ejemplo es El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, que a los diez años ya lo había disfrutado, pasando a ser su libro preferido.

La poesía le gustaba mucho, tanto, que convertido en Che Guevara, escribió algunas, muy poco conocidas, pues las guardaba celosamente ya que según él, no eran muy buenas.

Siendo joven ya, cuando podía, mantenía correspondencia con poetas y escritores que él admiraba.

En Cuba, auténtico y reflexivo, buscaba  aún en medio de la guerra, el tiempo para la lectura, influyendo así en sus compañeros de lucha.

Nadie podría decir todo lo que leyó desde que aprendió y es difícil saber todo lo que escribió.

Topics: Historia | Comentarios desactivados

Los Comentarios están cerrados.