bibliodigital

29 marzo 2011

Alvin Maker

Filed under: Sagas — Santiago Alvarez @ 8:20

Alvin Maker

(Obra de Orson Scott Card)

Inicios del siglo XIX. Una Norteamérica alternativa en la que la magia y los conjuros del folklore popular son efectivos y en la que las colonias americanas no se han independizado de la corona británica, gobernada todavía por el Lord Protector y cuyo rey está exiliado en Carolina del Sur. Un mundo en el que los pieles rojos se encuentran con los colonos que parten hacia el oeste. En ese mundo rural, mágico y complejo, transcurren las historias de Alvin (séptimo hijo varón de un séptimo hijo varón) llamado, por la magia de su prodigioso nacimiento y las circunstancias que en él concurren, a poseer un don poco corriente, el de ser un Hacedor.

Descargue los libros

(Nos falta el libro 6, si usted lo tiene y desea compartirlo, le rogamos nos lo envíe)

1- El séptimo hijo

2- El profeta rojo

3- Alvin el aprendiz

4- Alvin el oficial

5- Fuego del corazòn

6- La ciudad de cristal (Parte 1)

NO

La ciudad de cristal (Parte 2)

NO

INFORMACIÓN SOBRE LA SAGA

1- El séptimo hijo

El hecho de que Alvin sea un Hacedor le enfrenta, incluso sin él saberlo, a los poderes aniquiladores del Deshacedor. Sólo logrará sobrevivir y cumplir su misión con el uso de su excepcional don si llega a dominar su poder y evade las fuerzas ocultas que buscan su muerte antes de llegar a la edad adulta.

2- El profeta rojo

“El profeta rojo” continúa la narración iniciada con gran éxito en “El séptimo hijo”. Ahora un Alvin de diez años intervendrá de manera decisiva en el sangriento enfrentamiento entre pieles rojas y colonos americanos, al amparo de las figuras históricas y decisivas del jefe indio Ya-Kumsaw y su hermano Tenskwa-Tawa, el gran Profeta de los pieles rojas. Con ellos Alvin descubrirá la música verde de la tierra y el horror de la sangre y también conocerá la misteriosa tela que refleja la urdimbre de la historia. Todo ello tendrá que servirle en su continuo e inevitable enfrentamiento con el Deshacedor.

3- Alvin el aprendiz

En “Alvin el aprendiz” son los problemas individuales y el encuentro con la esclavitud los elementos centrales de una novela que maravilla por su poesía y emotividad.

4- Alvin el oficial

En “Alvin, el oficial” asistimos al enfrentamiento entre Alvin y su hermano Calvin, precisamente cuando el primero se plantea enseñar al segundo la forma de llegar a ser un Hacedor como él. La envidia no parece ser buena consejera para convertirse en Hacedor y Calvin, en su huida, viaja a la Europa de Napoleón, donde conoce a Balzac. Mientras, Alvin va creciendo como Hacedor en Río Hatrack y se enfrenta a su Enemigo, el Deshacedor, que adopta esta vez la forma de una salamandra.

5- Fuego del corazón

Continúan las aventuras de Alvin Maker en una Norteamérica alternativa donde la magia y los conjuros populares son efectivos. Alvin sigue en su busca de la inspiración que necesita para construir la mítica Ciudad de Cristal. Mientras, su esposa Peggy, con su don de prever el futuro, intenta evitar lo que parece irremediable: La guerra entre las naciones libres y los estados esclavistas.

6- La ciudad de cristal

Alvin y su hermano adoptivo Arturo Estuardo, han sido enviados por Peggy, siempre una devota abolicionista, a Nueva Barcelona (anteriormente llamada New Orleans), para evitar el inicio de una gran guerra entre las facciones proesclavitud y antiesclavitud. Alli, Alvin y Arturo encuentran a Abe Lincoln y los poderes de Hacedor de Alvin se enfrentan a una terrible peste que diezma la ciudad. Alvin y Arturo acabarán conduciendo a un grupo de cinco mil esclavos hacia su liberación en un nuevo éxodo que, pese a todo, puede ser la chispa que encienda precisamente esa misma guerra que desean evitar.

“Alastor” o “Cúmulo estelar”

Filed under: Sagas — Santiago Alvarez @ 8:07

“Alastor” o “Cúmulo estelar”

(Obra de Jack Vance)

   El Cúmulo de Alastor, una espiral de treinta mil estrellas vivas reunidas en un volumen irregular que mide entre veinte y treinta años–luz de diámetro, flota en las proximidades del límite de la galaxia. La región circundante es oscura y a excepción de algunas estrellas ermitañas, está vacía. Desde el exterior, Alastor presenta un aparatoso despliegue de torrentes de estrellas, mallas luminosas y nodos centelleantes. Nubes de polvo empañan la brillantez. Las estrellas interiores destellan en colores bermejos, rosados o ámbar mate. Estrellas oscuras vagan invisibles entre un millón de fragmentos subplanetarios de hierro, hielo y escoria; los llamados «astromentos». Tres mil planetas habitados, con una población humana que se aproxima a los cinco trillones de personas, se hallan esparcidos por el cúmulo. Los mundos son muy diferentes, como también la población; sin embargo, comparten un idioma común y todos se someten a la autoridad del Conáctico de Lusz, con sede en el planeta Númenes.

El retrato de tres mundos inolvidables, que integran un mismo universo. El cúmulo de Alastor está constituido por treinta mil mundos habitados, un prodigioso tapiz de culturas planetarias donde la diversidad está limitada tan sólo por las leyes que impone el misterioso Conáctico desde su palacio en Numenes. Trullion, Marune y Wyst son los nombres de tres de estos mundos, cada uno con sus peculiaridades y rasgos distintivos, y el escenario de tres espléndidas novelas con las que Jack Vance se consagró como el maestro en la creación de culturas exóticas.
   Nota: Fueron publicados separadamente en 1973, 1975 y 1978.

 

Descargue los libros

1- Trulion: Alastor 2262

2- Marune: Alastor 933

3- Wyst: Alastor 1716

 

INFORMACIÓN SOBRE LA SAGA

1- Trulion: Alastor 2262

   1973 –  Trullion: Alastor 2262 (íd., Alastor. Ed. Martínez Roca, col. Gran Super Ficción, Barcelona, 1990)
   La cámara 2262 del Anillo de los Mundos corresponde a Trullion, el solitario planeta de una estrella enana blanca, apenas una chispa en el chorro que serpentea hacia el borde del cúmulo. Trullion es un planeta pequeño, compuesto en su mayor parte de agua, con un único y estrecho continente. Merlank,1 en el ecuador. Lo invaden desde el mar grandes  bancos de cúmulos, que se desmenuzan contra las montañas centrales; centenares de ríos descienden hacia amplios valles en que frutos y cereales crecen en tal cantidad que su valor es ínfimo.Los primeros colonizadores de Trullion trajeron consigo los hábitos de frugalidad y celo que les habían permitido sobrevivir en un entorno previo más hostil; la primera era de la historia trill trajo consigo una docena de guerras, un millar de fortunas, una casta de aristócratas hereditarios y cierta disminución del dinamismo inicial. El pueblo trill se preguntaba: «¿Para qué trabajar, para qué llevar armas, si otra opción al alcance de la mano es una vida de festejos, canciones, parrandas y comodidad?».

 

2- Marune: Alastor 933

                    1975 –  Marune: Alastor 933 (íd., en Alastor)
   El día y la noche no se alternan en Marune como lo hacen en la mayoría de los planetas. Por el contrario, existen diversas condiciones de luminosidad, dependiendo del sol o soles que dominan en el cielo; estos períodos reciben nombres específicos. Las gradaciones ordinarias son el aup, el isp, el rowan rojo, el rowan verde y la sombra. Las noches se suceden a intervalos regulados por pautas complejas, con un porcentaje de una vez cada treinta días. »La mayor parte de Marune no reúne las condiciones adecuadas para ser habitado, y la población es reducida, dividida casi a partes iguales entre los agricultores de las vertientes de las tierras bajas y los residentes de varias ciudades, la más importante de las cuales es Puerto Mar. Al este de Puerto Mar se encuentran los Reinos Montañosos, habitados por esos reservados y excéntricos guerreros/eruditos conocidos como rhunes, cuyo número exacto se ignora. La fauna nativa incluye un bípedo cuasiinteligente y manso por naturaleza: el fwai–chi. Estas criaturas habitan los bosques de las tierras altas y están protegidos por la ley y por las costumbres locales.

 

3- Wyst: Alastor 1716

                    1978 –  Wyst: Alastor 1716 (íd., en Alastor)
   Arrabus es el corazón de Wyst. Pese a los rumores que abonan lo contrario, Arrabus funciona, Arrabus es real; de hecho, Arrabus es una experiencia sorprendente. Quien lo dude puede venir y comprobarlo por sí mismo. Los inmigrantes ya no se consideran aportaciones positivas a una sociedad superpoblada que goza de grandes oportunidades; sin embargo, quien posea la suficiente insensibilidad puede participar temporal o permanentemente en un experimento social fantástico, en el que la comida y la vivienda, al igual que el aire, se consideran derechos naturales de todos los hombres.

 

Autor: Santiago Alvarez | Contáctenos
Otro blog más de Art