Archive for the 'Nuestra sociedad'

Sábado 26 / septiembre / 2009

Junta actual de la Sociedad cubana de Alergia , Asma e Inmunología Clínica

Filed under: Nuestra sociedad — alergia — septiembre 26th, 2009 — 12:54

La recién seleccionada junta de la Sociedad cubana de alergia, asma e inmunología clínica, estará en funciones durante el período 2007-2011. Está integrada por:

Presidente: Dr. Roberto Águila de la Coba.

Vicepresidente: Dra. Caridad Sánchez Silot.

Secretaria: Dra. Dania Fabré Ortíz.

Tesorero: Dr. Felipe Chao Barreiro.

Presidente anterior: Dra. Ilonka Struch Fajardo.

Investigaciones: Dr.  Raúl L. Castro Almarales.

Docencia: Dr. José Rodríguez Canosa.

Dra. Ada Castillo Méndez.

Dr. Alvaro T. González Marín.

Dr. Anisio León Lobeck.

Dra. Judith Pérez Rodríguez.

Divulgación y propaganda: Dra Mirta Álvarez Castelló.

”Logo

No responses yet

Sábado 26 / septiembre / 2009

Primera graduación de alergólogos

Filed under: Nuestra sociedad — alergia — septiembre 26th, 2009 — 12:53

El 4 de mayo de 1973 se graduaron los primeros seis especialistas en Alergología de nuestro país, marcando un momento importante dentro de nuestra  historia de la medicina. Esta graduación tuvo lugar en el salón A del Consejo científico del Minsap, acto presidido por los doctores  Daniel Alfonso,  presidente del  Consejo científico en aquel período, el profesor Dr. Javier Fernández de Castro, entonces presidente de la Sociedad cubana de Alergia y el profesor Dr. Armando Gómez Echevarría, secretario de esta sociedad.
El discurso inicial estuvo a cargo del profesor Dr. Fernández de Castro quien afirmó: «esta graduación  marca un hito en la historia de la alergia cubana»  y exhortó a los graduados a «no perder jamás su condición de estudiantes y a tomar la Sociedad como una tribuna siempre abierta que sirva para intercambiar experiencias y enriquecer conocimientos que permitan llevar a todo el país, los beneficios de una adecuada asistencia al hombre enfermo».
El profesor agregó también, que es evidente que el alergólogo clínico debe poseer un básico y continuado desarrollo en los renovados avances de la inmunología, que explican con claridad muchas de las patologías clínicas hasta ayer oscuras y que al propio tiempo, constituyen un firme punto de partida para la investigación de problemas tan trascendentales como el cancer y los trasplantes.
Los primeros graduados y sus tesis de grado fueron:
   Dra. Marta Rodríguez de la Torriente. Hiposensibilización por vía sublingual.
   Dr. Sergio Casariego de la Vega. Síndrome bronquial alérgico (breve revisión del mismo y estudio farmacológico y clínico-experimental del tratamiento con vitamina C)
   Dra. Nancy Puente Banderas. Rinitis Alérgica: prueba de provocación en la mucosa nasal con hongos anemófilos.
   Dra. Alfa Fernández Callamo. Pruebas conjuntivales con alergenos inhalantes.
   Dr. Remigio Pérez Rodríguez. Fitides urticarianas.
   Dra. Maria Elena Molina. Características clínicas y valoración del crecimiento y maduración ósea en 500 niños asmáticos.
Al culminar el mismo, el Dr Daniel Alfonso destacó la importancia de  esa histórica graduación y enfatizó la necesidad de que esos primeros especialistas en Alergología y los futuros, trasmitieran a los demás compañeros los fundamentos del adecuado tratamiento de los pacientes con enfermedades crónicas como el asma bronquial de gran importancia en nuestro país.

Fuente: Primera graduación de alergólogos. Información corriente . Año VIII, 20. 19 de Mayo de 1973. Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas.
Colaboración: Dr. Anselmo Abdo Rodríguez, Mirta Alvarez Castelló.

No responses yet

Sábado 26 / septiembre / 2009

Constitución de la sociedad cubana de alergia

Filed under: Nuestra sociedad — alergia — septiembre 26th, 2009 — 12:51

El 16 de octubre de 1947 se reunieron los Drs. Fermín Alpizar, Josefina Amiguet, José Cadrechea, Gonzalo Estrada de la Riva, Javier Fernández Castro, José Pedrera, José M. Quintero y Julio de los Santos para aprobar los estatutos de la Sociedad Cubana de Alergia.

El 7 de abril de 1948 hicieron la solicitud de creación de la sociedad ante el Gobierno Provincial, el 12 del propio mes les respondieron que la solicitud había sido aprobada y que debían remitir el acta de constitución al Negociado de Asociaciones, Orden Público y Elecciones.

El 26 de agosto de 1948 los miembros fundadores de la sociedad  acordaron dejar constituida legalmente la Sociedad Cubana de Alergia. La Directiva de la misma estaba formada por los doctores Gonzalo Estrada de la Riva como Presidente, José Cadrechea Álvarez, Vicepresidente; José M. Quintero Fossas como Secretario, el Tesorero, José Pedrera y los vocales Julio de los Santos, Javier Fernández Castro y Josefina Amiguet. En 1958 la Sociedad continuaba presidida por Gonzalo Estrada de la Riva.

El 6 de noviembre de 1948 por Decreto del Gobierno Provincial fue aprobada e inscrita la sociedad en el Registro Especial de Asociaciones, Libro 23, Folio 202, No. 14632. La Sociedad Cubana de Alergia tenía como objeto agrupar a médicos dedicados al estudio de la alergia y estaba domiciliada en San Lázaro y Soledad, edificio Solimar, Habana, Cuba.

Estatutos de la sociedad.

Artículo 1. Constitución de sociedad científica con el nombre de Sociedad Cubana de Alergia, tenía como objetivo agrupar a aquellos miembros de la profesión médica que de manera directa e integral se dedicaban al estudio de la alergia en todos sus aspectos, a velar por su prestigio, enalteciendo sus principios científicos; y a enjuiciar, condenando y sancionando procedimientos y autores que menoscabaran su integridad como ciencia pura.

Artículo 2. Los miembros de la Sociedad se agrupaban de acuerdo a la siguiente clasificación:

a) Miembros fundadores: aquellos que estuvieron presentes en el momento de la constitución de la sociedad, propusieron y aprobaron sus estatutos constitucionales y de modo directo contribuyeron a su creación. Sus derechos y deberes eran los inherentes a los miembros activos.

b) Miembros activos: médicos que observaran dedicación preferente en sus actividades científicas al estudio y práctica de la alergia, con exclusión de otra especialidad en la práctica privada.

c) Miembros honoríficos: profesionales que por excepcionales contribuciones en el campo de la alergia se hicieran acreedores de esta distinción, la más alta que podía conferir la Sociedad.

d) Miembros correspondientes: los designados por la Junta de Gobierno como delegados de la sociedad en países extranjeros.

Artículo 3. Todas las actividades de la sociedad estaban regidas por la Junta de Gobierno, compuesta por Presidente, Vicepresidente, Tesorero, Secretario y tres vocales.

Artículo 4- Era indispensable ser miembro activo para ser nominable y elegible para la Junta de Gobierno.

Artículo 5. La miembros de la Junta de Gobierno se elegían solo por 1 año para el mismo cargo, excepto el cargo de Secretario.

Artículo 6. Las nominaciones las hacían los miembros activos, cada candidatura debía ser propuesta por 3 miembros como mínimo y con 10 días de antelación a la celebración de la Junta General de Elecciones.

Artículo 7. La Junta de Gobierno electa era proclamada en la primera quincena de enero.

Artículo 8. Ingreso a la Sociedad regulado por:

a) Aspirantes a miembros activos propuestos por 2 miembros activos de la Sociedad, debían cumplir las condiciones del Artículo 13 y obtener el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros de la Junta de Gobierno. Este voto era inapelable, si una propuesta era rechazada tenían que esperar un año para hacerla nuevamente.

b) Los miembros honoríficos tenían que ser propuestos por no menos de 6 miembros activos de la Sociedad, aceptados por el voto favorable de las dos terceras partes de los miembros de la Junta. El voto desfavorable era inapelable y debían esperar un año para la nueva propuesta.

c) Los miembros correspondientes eran escogidos y nominados por la Junta de Gobierno.

Artículo 9. La Junta de Gobierno realizaba reuniones ordinarias una vez al mes en la primera quincena, excepto en enero, para analizar la administración y buena marcha de la Sociedad. Las reuniones extraordinarias se convocaban por razones de importancia o urgencia inaplazable por disposición del Presidente de la Junta o a solicitud presentada al mismo por tres miembros de la Junta.

Artículo 10. La Junta General se reunía ordinariamente en la primera quincena de noviembre de cada año, para elecciones en la primera quincena de diciembre de cada año y de manera extraordinaria tantas veces fuera convocada por los autorizados. La Junta General estaba constituida por miembros activos.

Artículo 11. El quórum de la Junta General para elecciones requería la mitad más uno de la totalidad de los miembros activos. Si  no concurrían a la primera y segunda convocatoria la reunión se celebraba 7 días después con cualquier cantidad asistente. Para la Junta General Ordinaria regía igual sistema y para la extraordinaria

De no asistir la cantidad requerida se suspendía.

Artículo 12.Los acuerdos de las juntas solo eran válidos por el voto favorable de las dos terceras partes del total de miembros asistentes a las mismas.

Artículo 13. Para ser miembro activo era condición haber estado dedicado en actividades profesionales por 3 años de manera continuada y próxima a la práctica integral de la alergia, ya fuese en un servicio dedicado a esta o en consulta privada de un alergista acreditado y reconocido por la sociedad. El solicitante debía someter al dictamen de la junta de gobierno una contribución doctrinal o práctica que constituyera un aporte al estudio de esta especialidad. Este examen tenía que ser aprobado por las 2/3 partes de la junta, después de aprobado se leía la investigación en sesión científica, se otorgaba diploma acreditativo al autor y se le concedía el título de miembro activo.

Artículo 14. Se celebraban no menos de 4 sesiones científicas cada año, a las mismas podían asistir todos los miembros de la profesión médica y demás profesionales universitarios previa invitación; todos podían participar en las discusiones y presentar aportes personales vinculados a estudios sobre alergia.

Artículo 15. La presentación de las contribuciones científicas debían hacerse con un mes de antelación. La no aceptación de un trabajo por falta de adaptación a los principios pragmáticos de la sociedad no infería crítica o juicio adverso a su valor científico.

Artículo 16. La junta de gobierno estaba capacitada para juzgar y dictar sentencia sancionando faltas o delitos contra la moral, ética profesional y buenas costumbres que hubiese cometido alguno de los asociados. Las sanciones eran: amonestación privada, amonestación pública y expulsión de la sociedad, esta última refrendada por la junta general.

Artículo 17. La junta de gobierno en representación de la sociedad podía personarse ante el Colegio Médico Municipal, Colegio Médico Nacional o tribunal disciplinario correspondiente para ostentar los derechos de sus miembros que delegasen en ella; también podía hacerlo con carácter de acusador de profesionales e instituciones fuesen o no miembros de la sociedad que conculcasen principios de capacidad científica o de ética profesional predicados por el Colegio Médico Nacional.

Artículo 18. Todos los miembros activos estaban obligados a sostener económicamente a la sociedad. Las cuotas eran 25 pesos de ingreso y 15 pesos anuales, ambos en moneda oficial.

Artículo 19. La cuota de ingreso se pagaba al momento de la notificación de aceptación y la anual por adelantado en enero.

Artículo 20. Si el 30 de junio algún asociado no pagaba la cuota anual el 1ro. de julio causaba baja.

Artículo 21. El reintegro a la sociedad requería los trámites establecidos por el artículo 14.

Artículo 22.  Quedaban exentos de la cuota anual aquellos que estuviesen ausentes del territorio nacional por más de 6 meses, enfermedad incapacitante u otras razones de fuerza mayor aprobadas por la junta.

Artículo 23. La Sociedad colaboraba con otras sociedades, instituciones ó agrupaciones científicas nacionales ó extranjeras, cuando fuese favorable al auge, expansión ó mejoramiento de la alergia ó de la propia sociedad.

Artículo 24.  La sociedad solo podía ser disuelta por el voto de las ¾ partes de la totalidad de los miembros activos que se reunieran en junta general extraordinaria para ese fin. Si hubiese fondos remanentes se donaban al Fondo de Beneficencia del Colegio Médico Nacional.

Disposiciones Transitorias.

1ra. Los miembros fundadores estaban obligados a abonar cuota de ingreso de 25 pesos.

2da. Los miembros fundadores se incorporaban automáticamente como miembros activos.

3ra. Los miembros fundadores debían nominar a los candidatos a la Junta de Gobierno.

4ta. Estos estatutos fueron aprobados por unanimidad por los firmantes, miembros fundadores de la sociedad.

Firmada a los 16 días del mes de octubre de 1947 por: Fermín Alpízar, Josefina Amiguet, José Cadrechea, Gonzalo Estrada de la Riva, Javier Fernández Castro, José Pedrera, José M. Quintero Fossas y Julio de los Santos.

 

Fuente: Archivo Nacional de Cuba
            Fondo Registro de Asociaciones
            Legajo 201 Número 4615

Colaboración: Galia Castelló García. Licenciada en Historia

No responses yet