Microbios intestinales y enfermedad cardiovascular. Complejizando lo complejo

Posted at — Tania Izquierdo — julio 17th, 2013 — 3:16 pm under Actualidades,Enfermedades cardiovasculares

Parásitos intestinalesEn el blog de Dr.C. Guillermo Alberto Pérez Fernández, dedicado a la hipertensión en la adolescencia, se comenta un trabajo revisado por el editor con el título: Intestinal microbiota: ¨A new direction in cardiovascular research¨. Le resultó  interesante lo que se publica en dicho artículo si se tiene en cuenta que se ha descubierto que los microbios intestinales pueden contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Según el autor, que cita varios estudios que se llevan a cabo en este sentido en la actualidad,  la trimetilamina N oxidasa (TMAO) es la responsable de lo anterior.

Es conocido que la fosfatidilcolina es un nutriente semiesencial y la principal fuente dietética de colina, la cual es esencial para el metabolismo lipídico y la síntesis del neurotransmisor aceticolina. En el colon, la colina es metabolizada por la flora de microbios intestinales en esta región para producir trimetilamina, la que es rápidamente oxidada a TMAO (1)

Los alimentos ricos en colina, la cual es un componente de la lecitina, son fundamentalmente la yema del huevo y la leche de vaca (y de otros mamíferos). El autor del trabajo recomienda evitar el exceso de estos alimentos por el ¨peligro¨ real de que la flora intestinal produzca  trimetilamina en exceso con el consecuente aumento de la tasa de enfermedad cardiovascular, consecuencia que está dada por la aceleración de todos los procesos relacionados con la ateroesclerosis según estudios realizados en ratones de laboratorio y en humanos.

El Dr. Guillermo llama a ser cuidadosos con la interpretación de artículos como estos que nos pueden llevar a considerar que lo expresado por tal o más cual autor o revista o sitio web, considerados mediáticamente «superiores»,  es la verdad absoluta y no siempre es así. Por ejemplo, en el artículo no se hace alusión al tope en cantidad  de nutrientes ricos en colina que se deben ingerir para no propiciar un metabolismo excesivo de dicha sustancia. Sí se recomienda, una dieta rica en vegetales, e incluso, se preconiza el uso de dietas macrobióticas.

De cualquier modo, les invitamos a participar en los comentarios. Vea el artículo completo.

Fuente: Blog de hipertensión arterial en la adolescencia

No responses yet