El videoclip cubano: venturas y desventuras

Posted at — Tania Izquierdo — marzo 20th, 2017 — 11:19 am under Prensa cubana

Confieso que prefiero escuchar la música que verla convertida en imágenes; en definitiva, no soy muy amante del videoclip porque me entretiene en la tarea de oír, con su rápida sucesión de historias o efectos especiales.Pero ello no me limita hasta el punto de no reconocer que los clips hechos en Cuba tienen cada día una mayor presencia en la pequeña pantalla y que los adolescentes y los jóvenes los siguen con un fervor difícil de entender para los que llegamos a los sesenta años.

Las nuevas tecnologías han democratizado la realización de audiovisuales. En la actualidad cualquiera puede tomar una cámara doméstica, filmar escenas y hasta concebir un videoclip que no necesariamente posee los valores artísticos a los que cierto número de sus realizadores aspira.

Y he aquí uno de los peligros de esa manifestación: la libertad con que cualquier persona puede dirigir un audiovisual y proclamarse artista, haciendo gala de una chabacanería inaceptable o recurriendo a lugares comunes muy del gusto de quienes conciben la cubanía como un estereotipo y se regocijan en asociarla con los “almendrones” y las mulatas.

Sin embargo, el equilibrio que Orlando Cruzata, creador de los Premios Lucas al videoclip cubano, ha sabido imprimir a su programa de televisión semanal, nos lleva a un balance más positivo que negativo en lo que se nos ofrece para la promoción de un tema, un artista o una agrupación.

Creo que esta última es la principal función de esta manifestación visual: promover la música; pero si a ello se añade una vocación artística verdadera, el saldo resultará superlativamente superior en el empeño de comunicar. Lo demostró Fernando Pérez, el notable cineasta cubano, con su incursión sorpresiva en este género cuando realizó la Canción fácil de Marta Valdés, con la presencia y la voz de la extraordinaria Haydée Milanés.

Como Fernando hay muchos otros. Podríamos citar al propio Cruzata, a Manolo Ortega o a Joseph Ros, algunas de las figuras del clip que en los últimos años se han destacado por una obra cuyos valores agregados al de la promoción satisfaría a cualquier espectador exigente.

Con sus venturas y desventuras, no se puede negar que Lucas ha conseguido calar en la preferencia de los jóvenes y adolescentes cubanos, con una manera fresca y novedosa de hacer televisión, más allá de la presencia de los videoclips que trasmite. [Por: Marilyn Bobes]

Ampliar la noticia.

Fuente: La Jiribilla. 9 de marzo de 2017

No responses yet